Header

Frijoles negros

Frijoles negros

Este es un plato sin el que muchos cubanos no pueden vivir. He escuchado a algunos pedir frijoles negros para mojar lo mismo un arroz con pollo, que un plato de espaguetis,  o uno de harina de maíz.

A mí me encanta con arroz blanco desgranado -si es posible, acabadito de hacer-, y a veces me como una cucharadita cuando saco un poco que me ha sobrado de la nevera. Así fríos, son riquísimos. Y por supuesto, para hacer moros y cristianos.

Cómo dice el dicho, cada maestro tiene su librito. Hay quien echa todo en la olla desde el inicio, otros ponen el comino en el sofrito, etcétera, pero casi todas tienen en común que llevan casi una hora de preparación, a pesar de ser muy fáciles.

Ingredientes

1 libra de frijoles negros
1 ½ cdas. de sal
1 cda. de comino molido
1 cda. de vinagre blanco
1 cdta. de azúcar blanco
1 ají verde
1 cebolla mediana
1 ají rojo asado, en conserva
2 hojas de culantro
4 o 5 dientes de ajo medianos
¼ de taza de aceite de oliva extra virgen

Preparación

Coloca la libra de frijoles en una olla de presión y añade dos litros de agua. Tápalos y cocínalos a fuego alto. Cuando la olla comience a pitar, baja el fuego a medio-alto y cocina por 25 minutos.

Mientras se cocinan los frijoles, pica la cebolla y el ají en pedazos pequeños, y machaca el ajo en un mortero con media cucharada de sal (para que no salte).
En un sartén, vierte el aceite, añade la cebolla y el ají. Sofríe por un par de minutos o hasta que comience a oler. Agrega el ajo y mezcla bien. Sofríe otro minuto. Retira del fuego y resérvalo.

Ya blandos los frijoles, sigue cocinándolos a fuego medio, dejando la olla destapada. Echa el sofrito a la olla, y también el azúcar, el culantro y el resto de la sal (a gusto).
Cuando comiencen a cuajar, incorpora el vinagre y el comino, revuelve bien, baja la candela casi al mínimo, agrega el ají rojo en conserva entero, tápalos (sin presión) y déjalos así por otros 10 minutos.

Tips

Si quieres los frijoles para hacer congrí, ablándalos por 20 minutos solamente y no dejes que se te pongan tan espesos.

A mi madrina le gustaba ponerle chorizo, queda sabroso, pero los prefiero sin carne. Si quieres ponerle, hazlo después que estén blandos los frijoles, porque si no se desbaratan.

Si quieres usar frijoles de lata, puedes seguir esta misma receta sin el primer párrafo de la preparación usando 4 latas de frijoles negros sin sazonar.

Mollete con tortilla

iphone-7-30-11471

El nombre de la receta puede sonar raro a un mexicano, pero aclaro, me refiero a tortilla de huevo.
 
La primera vez que “choqué” un mollete fue de casualidad. Llegué temprano a Ciudad México y quería desayunar algo leve y sin mucho picante. Era una de las primeras veces que visitaba ese país y todavía no estaba acostumbrada a su rica comida. Le pregunté a la camarera de uno de los restaurantes del aeropuerto que era un mollete y se quedó callada. Entonces cometí el error que comenten muchos extranjeros en ese país, tomar la iniciativa. Pregunté si era una torta (un bocadillo en mexicano) y ella me dijo que sí. Cuando me lo trajo, no sabía cómo comerme aquel pan embarrado de frijoles. Ahora me encanta desayunar con molletes.
 
Esta receta es para dos personas y lleva unos 10 minutos de preparación.
Ingredientes
 
1 baguette mediano
4 huevos
1 pizca de sal
1 cda. de aceite
1 cebolla pequeña picada en tiras finas
4 cdas. de queso rallado
4 cdas. de frijoles refritos
1 cdta. de salsa Valentina
 
Preparación
 
Calienta los frijoles refritos por 30 segundos en el microondas  y déjalos reposar ahí dentro.
Pica el baguette en dos, a lo largo y horizontalmente, y coloca por separado ambas partes en una sartén previamente calentada a fuego medio por 6 minutos (tres por cada lado).
Mientras se calienta el pan, en una sartén pequeña, calienta el aceite, añade las cebollas y saltéalas por dos minutos. Luego vierte los huevos batidos con la sal y has una tortilla. Pícala en franjas más o menos del ancho del baguette.
Toma el pan caliente, embarra una de las tapas con los frijoles refritos, esparce el queso sobre ellos, luego coloca las franjas de tortillas, coloca la otra tapa de pan, y pica el mollete a la mitad para que te queden las dos porciones.
Servir con salsa aparte (opcional).
 
Tips
 
Puedes usar frijoles refritos de lata o hacer una pasta con sobras de frijoles negros o colorados.
Algunos prefieren hornear el pan con los frijoles y el queso, pero he comprobado que con la tortilla acabadita de hacer, el queso se derrite inmediatamente.
La salsa Valentina se puede comprar en el mercado Presidente. Si no la encuentras puedes usar salsa de chips o pico de gallo (pronto viene la receta).
Puedes añadir unas lascas de jamón o chorizo y queda divino.

Espagueti carbonara

pasta carbonara

Existen muchas versiones de cómo cocinar el espagueti carbonara, un plato que dicen es de origen romano. Este modo es para mí el más fácil y está listo en 15 minutos. Da para 4 raciones. 

Las yemas de huevo se cocinan con el calor de las pastas recién hechas y cubren las pastas a modo de una salsa muy espesa y deliciosa. No deben quedar pedazos de huevo cocinado como si fuera revoltillo.

Esta receta la aprendí a hacer definitivamente con una amiga que vive en Grosetto, en La Toscana y la receta es de su suegro, que es de la Puglia, el tacón de la bota a la que se asemeja mi querida Italia.

Ingredientes

4 yemas de huevos grandes
1/4 cdta. de pimienta
1 y media cdta. de sal
4 cdas. de queso parmesano rallado
4 tiras de bacon o tocino
1 paquete de 1 libra (450 g) de espagueti
 
Preparación
 
Poner a hervir 6 litros de agua en un caldero grande y cocínala según las instrucciones del paquete. Usa 1 cucharadita de sal para el agua.
Mientras, calienta una sartén a fuego medio y coloca en ella las tiras de bacon o tocino. Cocínalas durante cinco minutos, volteándolas a cada rato, y cuando estén listas, colócalas sobre papel toalla para eliminar un poco la grasa. Córtalas en tiritas.
Bate las yemas en un tazón con el queso parmesano, media cucharadita de sal y la pimienta.

Cuando las pastas estén al dente, escúrrelas, devuélvelas al caldero y únelas con la mezcla de yemas con queso y el bacon. 

Servir inmediatamente.

 
espagueti carbonara
Tips
 
Es más fácil cortar el bacon con una tijera de cocina.
Puedes guardar las claras para una hacer una tortilla con ellas o puedes usarlas para hacer unos merenguitos cubanos.