Header

Arroz a las hierbas

arroz a las hierbas

Arroz a las hierbas

Te presento la nueva guarnición favorita de mi esposo, este arroz verde o arroz a las hierbas que ha calificado de gourmet. Me he anotado 100 puntos con esta está receta que había prometido en el pollo relleno del post anterior.

Puedes hacerlo con arroz de grano largo o jazmín, pero si lo haces con basmati redoblarás el placer, te lo aseguro.

Este arrocito queda con un color precioso y un sabor muy suave. Es ideal para acompañar pollo o pescado. También es genial para comer con un curry tailandés como este de camarones. ¡Hasta solo es maravilloso! Se hace en un dos por tres. Sólo necesitas tener en casa una batidora o un procesador de alimentos.

Aunque muchas veces te digo que puedes sustituir las hierbas frescas por secas, este no es el caso. Te recomiendo dentro de lo posible sembrar en casa tus hierbas y si compras grandes cantidades en el mercado, el mejor modo de conservarlas es envolviéndolas en papel toalla y colocándolas en un pozuelo con tapa.

Otro consejo por si se te marchitan las hierbas es ponerlas en agua helada para que retomen su frescura y textura.

No demoro más esta delicia que da para 4 y está en menos de media hora.

Arroz a las hierbas

Ingredientes

2 tazas de arroz basmati
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de perejil
1/4 de taza de hojas de cilantro
1/4 de una cebolla blanca picada toscamente
2 cebollinos (la parte verde)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina el arroz basmati según las instrucciones del paquete. No le pongas sal ni grasa.

Pon los ingredientes que siguen, exceptuando la mantequilla, en la batidora o el procesador de alimentos. Prueba de sal y rectifica de ser necesario.

Una vez listo el arroz, pásalo a una fuente y mézclalo bien con la mantequilla y la salsa verde, de modo que el color quede parejo.

Sirve al instante.

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Este lunes es feriado y el domingo fue un poco raro. Suele pasar cuando hay puente. Quería ir a dar una vuelta, pero al final nos quedamos en casa haciendo esas tareas inevitables de fin de semana (por fin quité el arbolito). De pronto paré porque me entraron ganas de cocinar y me inspiré con estos contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon acompañados de arroz verde.

Pueden hacer esta receta con pechugas también, aunque les advierto que seguro será más jugosa con los contramuslos. Le recomiendo comprarlos sin piel ni hueso para que no pasen trabajo.

El arroz verde con el que lo serví era una delicia. Mi esposo está fascinado con su olor y sabor y será la próxima receta que comparta con ustedes. Ahora vamos con el pollo.

Ingredientes

4 contramuslos (encuentros) sin hueso ni piel
Sal
Pimienta
4 palitos de queso Gouda ahumado*
4 palitos de queso Gorgonzola*
4 palitos de queso Mozzarella*
4 palitos de queso de cabra*
12 tiras de bacon
3/4 de taza de aceite vegetal

*Los palitos de queso son de 2 pulgadas (5 cm) de largo y media pulgada (poco más de 1 cm) de ancho.

Pollo relleno con cuatro quesos y bacon

Preparación

Limpia bien la grasa de los contramuslos. Deben quedar como bisteques de aproximadamente 1/2 pulgada de grosor (poco más de 1 centímetro). Te quedarán como 4 bisteques de pollo.

Coloca transversalmente en el centro de cada bistec 1 palito de queso de cada uno y enróllalos.

Cubre cada rollito con bacon, primero con una tira que tape las puntas para que no se salga mucho el queso cuando se derrita; y luego con otras dos que le den la vuelta en el mismo sentido que has enrollado el pollo. No necesitas ponerle un palillo ni amarrarlas, se queda bien pegado el bacon.

Calienta el aceite en una cazuela mediana o un sartén hondo y ponlo a fuego medio. Fríe el pollo 10 minutos por cada lado. Cuando esté listo, colócalo sobre papel toalla para escurrir el exceso de grasa.

No queda nada grasoso, pero si quieres ponerlos al horno en vez de freírlos, colócalos en una bandeja untada de aceite en spray y con el horno precalentado a 400⁰F (200⁰C) cocínalos 25 a 30 minutos, hasta que el bacon esté doradito.

Otras ideas que puedes aplicar a esta receta son adobar el pollo con otras especias y/o con antelación. También puedes ponerle naranja agria, o combinar el queso con ciruelas secas si te gusta el contraste dulce-salado.

¿Cómo te animas a hacerlo?

pollo relleno

Albóndigas a la habanera

albondigas-a-la-habanera

En las 9 mejores fotos de mi Instagram el 2016 salieron estas albóndigas a la habanera que publiqué en esta red social sin incluir la receta y que entre una cosa y otra no había vuelto a hacer en casa. Increíble cómo se va el tiempo de rápido. Pasan las semanas y los meses y de pronto ya estamos en el 2017 y a toda máquina.

El concepto de esta receta es el del picadillo con papas que compartí cuando vino Daisy Ballmajó con el equipo de Rostros de nuestra ciudad a visitarme y juega con el picadillo habanero de mi libro, La cocina cubana de Vero. Otra forma de servir este plato, un poco más trabajosa, pero uno de esos gusticos que los amantes de las albóndigas agradecerán. Al final, mezclar los ingredientes de estas bolitas de carne y hacer las bolitas tomará si acaso 5 minutos y disfrutarán de un nuevo comfort food cubano.

Si no les gusta la comida tan condimentada, les recomiendo eliminar el comino y el pimentón de la salsa y usarlo sólo en las albóndigas.

No se asusten por la lista de ingredientes tan larga. El procedimiento es muy sencillo. Esta receta lleva aproximadamente 45 minutos y da para 6. Les recomiendo acompañarla de arroz blanco acabadito de hacer y plátanos maduros fritos.

albondigas-receta-cubana

Ingredientes

Para las albóndigas:
1 lb de picadillo de res
1/2 lb de picadillo de cerdo
Sal
Pimienta
1/2 cdta de paprika ahumada o pimentón de la Vera
1/2 cdta de ajo en polvo
1/2 cdta de comino molido
1/3 de taza de pan rallado
1 huevo
1/4 de taza de aceite vegetal

Para las papas:
3 papas medianas cortadas en cubitos de 1 pulgada (2.5 cm)
1/2 taza de aceite vegetal

Para la salsa:
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/2 cebolla blanca picadita
1/2 pimiento verde picadito
1/2 pimiento rojo picadito
4 dientes de ajo machacados
8 oz (1 taza) de salsa de tomate
1/2 cdta de comino molido (opcional)
1/2 cdta de paprika ahumada o pimentón de la Vera (opcional)
1 hoja de laurel
8 oz (1 taza) de vino seco o vino blanco
1 puñado de pasas
1 puñado de aceitunas (si son grandes las cortas en rueditas)
Perejil picadito, para adornar

albondigas-habaneras

Preparación

Para hacer las albóndigas, mezcla bien todos los ingredientes menos el aceite y haz bolitas de 1.5 pulgadas. El mejor modo es con las manos, por supuesto bien limpias o con guantes de cocina.
Calienta el aceite y dora las albóndigas. Retíralas con una espumadera para que escurran la grasa y colócalas sobre papel toalla. Resérvalas.

Fríe las papas comenzando con la candela medio-baja y subiendo al final a medio-alta para que se doren un poquito nada más. Escúrrelas con una espumadera y ponlas sobre papel toalla para que escurran bien la grasa. Resérvalas.

Calienta una cazuela mediana a fuego medio y agrega el aceite, la cebolla y los pimientos picaditos. Saltea durante 5 minutos, hasta que la cebolla se ponga transparente. Añade el ajo y sofríe un par de minutos más. Adiciona el comino y el pimentón si vas a usarlos y remueve bien para que no se quemen, que el pimentón se pone amargo, aproximadamente 30 segundos.

Agrega enseguida la salsa de tomate y sofríe 1 o 2 minutos. Incorpora el vino, la hoja de laurel, las albóndigas, las papas fritas, las pasas y las aceitunas. Remueve para mezclar todo, con cuidado para que no se te vayan a romper las papas.

Baja el fuego a medio-bajo y tapa la cazuela. Cocina unos 10 minutos aproximadamente, para que la salsa se espese y los sabores se integren. Puedes darle un poquito más de tiempo (unos 5 minutos más) si prefieres que quede menos salsa.

albondigas-instagram

Si eres fan de las albóndigas te recomiento también estas recetas:

Albóndigas de pavo envueltas en bacon, la foto no favorece para nada a estas albóndigas que saben a gloria.
Albóndigas con semillas de calabaza y canela, otras que la foto no es buena pero el sabor es lo máximo. A ver si las hago pronto y les pongo unas fotos más vistosas.
Albóndigas en curry japonés, otras albóndigas que surgieron recreando una receta tradicional. Si no han probado el curry japonés, se los recomiendo mucho. Diferente y delicioso.