Header

Pasta al horno con camarones

Pasta al horno con camarones

Hace unos días me puse a ver una serie de comida de la Costa Amalfitana y alguien habló de que ya no era pecado mortal para algunos en Italia mezclar pescados y mariscos con queso. Tal vez eso era lo que tenía en mente cuando hice esta pasta al horno con camarones.

Es básicamente una receta de macaroni & cheese con sabores delicados. Si quieres darle un toque más pronunciado tal vez sería buena idea aromatizar el aceite en el que vas a hacer los camarones con ajo y peperoncini, pero en mi caso, quería sentir el sabor de los hongos que he usado.

Tanto el hongo shiitake como el shimeji son muy aromáticos y aportan umami a esta receta, al igual que las chalotas. Combinan tan bien con la bechamel que casi que me pongo a hacer croquetas en lugar de la pasta; pero quería tener la comida lista pronto, así que esas croquetas fueron pospuestas.

Pasta al horno con camarones

Si no encuentras estos hongos puedes usar champiñones y regresar a la idea del ajo y el peperoncini en el aceite. Creo que quedaría muy rica también la pasta al horno así.

Esta receta da para 2 personas y está lista en 1 hora aproximadamente.

Ingredientes

1/3 de taza de hongos shiitake secos
1 taza de leche
1 hoja de laurel
3 cdas de mantequilla
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 chalotas bien picaditas, separadas
2 cucharadas de harina de trigo
3 cdas de queso Parmesano rallado
Sal
1 pizca de pimienta
1 pizca de nuez moscada
200 g de pasta (usé penne rigatte)
1/2 taza de hongos shimeji oscuros (brown beech)
12 camarones
1 cdta de panko o de pan rallado

Pasta al horno con camarones

Preparación

Pon a hidratar los hongos shiitake en agua tibia. Estarán tiernos en 20 minutos.

Calienta la leche a fuego bajo con la hoja de laurel. No debe hervir.

Derrite 2 cucharadas de mantequilla con 1 de aceite de oliva en una cazuela mediana y agrega una de las chalotas picaditas. Saltea a fuego medio durante 5-6 minutos. El aceite evita que la mantequilla se queme. Agrega la harina y mézclala bien para hacer la bechamel. Cocínala durante 2 minutos.

Retira el laurel de la leche y ve añadiéndola en 3 partes a la mezcla con harina, para hacer una bechamel. Cada vez debe quedar libre de grumos. Ponle el queso parmesano, la pizca de pimienta, la de nuez moscada y sal al gusto.

Si te queda muy espesa la bechamel, ponle un poco del agua en que remojaste los shiitake. Remueve bien. Retira la cazuela del fuego y tápala con papel film para que no se ponga dura la salsa en la superficie. Reserva.

Pon a calentar agua para cocinar la pasta y mientras seca los shiitake y córtalos en pedazos de 1 centímetro. Lava bien los hongos brown beech y córtale la parte de abajo del tallo que suele ser a la que se le queda más tierra. Escurre bien los camarones, sécalos con papel toalla y salpimiéntalos.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Pasta al horno con camarones

Cocina la pasta -que debe quedar al dente, pues luego se sigue cocinando en el horno- según las instrucciones del fabricante.

Mientras, pon a derretir la cucharada de mantequilla y la de aceite que te quedaban en una sartén. Incorpora la otra chalota picadita y los shiitake. Cuando estén pochaditos, unos 5 minutos más tarde, sube el fuego y añade los camarones y los hongos shimeji. Saltea removiendo a cada rato. Rapidito, que los camarones no pueden cocinarse mucho, es sólo para que cambien de color.

Una vez lista la pasta, escúrrela y agrégala a la cazuela con la salsa bechamel. Adiciona también los camarones y el resto de lo que has preparado en la sartén. Mezcla bien todo y viértelo en una sartén de hierro o en una fuente resistente al horno. Espolvorea el panko por encima.

Hornea 20 minutos y luego aplica el broil unos 5 minutos.

Sirve de inmediato.

Si te ha gustado, compártela en tus redes sociales para tenerla a mano cuando quieras prepararla.

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Esta ensalada de piña es muy sencilla y es común servirla en los bento boxes de los niños en Japón, pero le encanta a personas de todas las edades.

Es muy refrescante y se puede comer a cualquier hora del día e incluso como postre. Sólo tienes que tener en cuenta que debes dejar el queso crema un rato afuera con antelación para que esté a temperatura ambiente al momento de preparar la receta.

Aunque esta ensalada se puede comer acabada de hacer, yo prefiero ponerla en el refrigerador un par de horas para que se fusionen bien los sabores.

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Los ingredientes que emplearemos casi siempre los tenemos en casa.

Aquí les va la receta, rapidita y fácil, que ando entre dos viajes y no hay para más de momento. Disfrútenla mucho. Da para 4. Pueden usar piña natural o en conserva. Si usan en conserva, traten de comprar la que viene en su jugo y no en almíbar.

Ingredientes

2 ruedas de piña
1/2 manzana mediana
1/4 de barra (60g) de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente
2 cdas de yogurt griego

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Preparación

Corta la piña en cubitos de 1 a 1.5 centímetros (1/2 a 3/4 de pulgada). Quítale el centro a la manzana y corta la mitad que vas a usar en cuadritos del mismo tamaño de la piña.

Combina el queso crema a temperatura ambiente con el yogurt griego. Puede hacerse con un tenedor o en el procesador de alimentos. Sólo asegúrate que no le queden grumos.

Agrega las frutas y mezcla bien.

Refrigera tapada un par de horas.

Sirve fría y adorna con una hoja de menta o albahaca para darle alegría al plato.

Guárdala en tu Pinterest para que la prepares en estos días de fiesta y si te gustan las ensaladas con frutas, te recomiendo mi ensalada fría cubana. La puedes encontrar aquí o en mi libro La cocina cubana de Vero.

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Espero diciembre les traiga muchas alegrías. Este año se ha ido volando y ha estado lleno de terribles episodios. Ojalá podamos tener un respiro en sus finales.

 

Alambre de pavo

Alambre de pavo

Una de mis celebraciones favoritas durante el año es Thanksgiving pero me cuesta que mi familia coma pavo y siempre sobra muchísimo. Hoy les traigo un alambre de pavo para aprovechar esas sobras con las que muchas veces no sabemos qué hacer.

A los caribeños casi siempre nos gusta más hacer carne de cerdo y a otros les gusta tanto el pavo que lo repiten en Navidad. Por si acaso, aquí les dejo una receta de pavo que hice para Baby Center y una de cerdo asado en cazuela por si repiten esta carne para fin de año.

El alambre es muy común en las taquerías mexicanas. Lo probé por vez primera cuando conocí a mi esposo y siempre me trae muy buenos recuerdos. Según el libro La gran cocina mexicana, es un plato original de Sonora, uno de los estados con mayor producción de carne mexicana y su nombre alude a las brochetas con que solían prepararse, aunque en muchas ciudades se prepara a la plancha o en un sartén, como este que les traigo.

Alambre de pavo

Se puede hacer desde cero pero yo suelo hacerlo más con las pechugas de pollo al horno que hacemos cada semana. También puedes hacerlo de carne de res o carne de cerdo. A estos dos últimos, no dejo de ponerle el chorrito de salsa inglesa que lleva la receta. Suele servirse con guacamole.

Este plato da para 6-8 tacos.

Ingredientes

1 1/2 taza de carne de pavo cortada en cubitos del tamaño de un bocado
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento amarillo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla morada
1 taza de queso Mozzarella semiseco rallado
1 taza de queso Cheddar o Pepper jack rallado
Tortillas para servir
Tu salsa mexicana preferida

Cómo preparar alambre

Preparación

Corta los pimientos y la cebolla en cuadritos tamaño bocado, similar al tamaño de los cubitos de pavo. Colócalos con el pavo en una sartén a fuego medio. Mezcla y ve calentando poco a poco, moviendo a cada rato durante 8-10 minutos. No hace falta ponerle grasa porque los pimientos y la cebolla irán soltando su jugo y no se pega, además transfieren ese jugo a la carne de pavo o si lo hacen con pechuga de pollo, también.

Baja el fuego a casi el mínimo, espolvorea el queso por encima y tapa durante 2-3 minutos.

Calienta las tortillas mientras tanto y resérvalas para que mantengan calientes.

Coloca porciones del alambre en las tortillas y ponle por encima tu salsa favorita.

Tacos de alambre de pavo

¿Qué te parece? ¿Hay otras recetas mexicanas que te interesa aprender a hacer?