Header

Pollo a la mantequilla. Receta india

Pollo a la mantequilla. Receta india

La primera vez que probé el pollo a la mantequilla fue en Tokyo, en un restaurante llamado Malika, cerca de donde nos quedamos casi siempre que vamos allá. Enseguida se convirtió en una de mis recetas preferidas de la comida india y a cada rato lo hago en casa, pero no había podido fotografiarla.

Y todo sucede por alguna razón. Hasta ahora no había encontrado las cazuelitas que aparecen en la foto y que tan bien le vienen a este plato. Las compré recientemente en Gran Canaria en una tienda llamada Rocasa, en la que paré mientras hacía un recorrido por el casco histórico de Las Palmas con mi colega bloguera Debora Macía Suárez, del blog Mi toque en la cocina, que les recomiendo de todo corazón, porque ella cocina muy bien y hace recetas deliciosas de todas partes del mundo que ilustra con muy buenas fotos.

Los que me siguen en las redes ya seguro sabían que me pasé unos días por Canarias. El trabajo de antes y después de las vacaciones y ellas mismas me han mantenido un poco alejada del blog durante un mes. Ahora estoy agarrando otra vez impulso y pronto espero compartir con ustedes algunos platos que descubrí en Canarias y contarles de mis aventuras por allá.

Hoy vamos con este delicioso pollo a la mantequilla, que da para 4 y está inspirado en una receta del libro Cocina india. Lleva muchos ingredientes pero es bastante fácil de hacer, a pesar de que lleva una hora. El sabor es fabuloso. Eso sí, un poco picante.

Pollo a la mantequilla

Ingredientes

6 contramuslos de pollo sin piel ni hueso
1 cdta de jengibre fresco rallado
1 diente de ajo rallado
2 cdtas de garam masala
2 cdtas de cilantro molido (coriander powder)
1 cdta de pimienta de cayena
1 cdata de semillas de comino
3 cardamomos verdes
3 granos de pimienta negra
1 cdta de sal
1/2 taza de yogurt griego
2 cdas de salsa de tomate

1 1/4 barra (150 g) de mantequilla
1 cda de aceite vegetal
1/a cebolla blanca grande picadita

2/3 de taza (150 ml) de agua
2 hojas de laurel
1/2 taza de leche evaporada o de nata líquida ligera
Cilantro picadito

Pollo a la mantequilla (Butter Chicken)

Preparación

Corta el pollo en cubitos del tamaño de un bocado. Mezcla el resto de los ingredientes del primer grupo y cubre completamente el pollo para que se impregne bien con esta salsa.

Derrite la mantequilla a fuego medio en una cazuela mediana. Añade inmediatamente el aceite para que no se queme la mantequilla y agrega la cebolla, cubriéndola con la mantequilla y friéndola hasta que comience a dorarse, unos 6-7 minutos removiendo seguido.

Agrega el pollo y saltéalo durante 7-8 minutos.

Adiciona el agua y las hojas de laurel. Cocina durante 30 minutos, moviendo cada 2 o 3 minutos para que no se pegue la salsa en el fondo.

Incorpora la leche evaporada y remueve vigorosamente. Sigue cocinando otros 10-15 minutos, hasta que tenga el espesor deseado. Debe quedar espesa para que puedas disfrutarlo bien con un naan bien calentico.

Retira los cardamomos, el laurel y los granos de pimienta. Remueve otra vez vigorosamente antes de servir. Adorna con el cilantro picadito.

La salsa es fabulosa, puedes pasarle el naan al fondo de la cazuela y de los platos sin pena.

¿Has probado este plato? ¿Te atreves a prepararlo en casa?

 

Lobster rolls de Anthony Bourdain

Lobster rolls de Anthony Bourdain

Desde Navidad tenía marcados los Loobster Rolls de Anthony Bourdain en su nuevo libro, Appetites Cookbook, que fue el regalo de uno de mis primos el pasado diciembre, pero me puse a mirar y a mirar y la verdad que se me antojaban montón de recetas para el reto Cooking the Chef de este mes que como ya estarán adivinando, tiene de estrella a este chef newyorquino.

Aparte de como cocina o de sus programas – No Reservations y Parts Unknown-, me encanta como escribe. Disfruté tanto Confesiones de un chef (Chef Confidential) y he disfrutado tanto en este libro su modo de dar las instrucciones y sugerir modos de preparar o utensilios que debes incorporar a tu cocina.

Este Lobster Roll es estilo New England. Aunque este sándwich es usualmente asociado con el estado de Maine -estado famoso por sus langostas-, es original de Conneticut. En general, es muy popular en el noreste de Estados Unidos y me ha recordado mucho los inicios de Anthony Bourdain en Cape Cod. Nada, las que uno se va armando en la cabeza. Supuestamente el sándwich original es con mantequilla y el que es con mayonesa se llama Lobster Salad Roll, cosa que el chef resuelve de un tirón poniéndole mantequilla al pan de hot god con que se sirve. Y yo lo apoyo.

Lobster rolls de Anthony Bourdain

Por mi parte, compré unos paquetes de pedazos de langosta que hasta ahora me han resultado maravillosos para tostones rellenos o pizza, pero que se pusieron demasiado chiquitos como para este plato. De todos modos, el sabor me encantó.

Otra variación de mi parte, fue ponerle por encima en el momento de servirlo una sazón que compré en Phillips, un sitio que me encanta comer en el aeropuerto de Newark (New Jersey) en lugar de semillas de apio que recomendaba el chef. Allí me he comido unos Lobster Rolls maravillosos. De lo poco rico que te encuentras en los aeropuertos de por acá. También tienen unos crab cakes gloriosos.

Y antes que me siga desviando, vamos con la receta, que da para 4 sándwiches.

Ingredientes

1 cda de sal
2 libras de masas de langosta
1 taza de mayonesa (hecha en casa o comprada hecha)
1 palo de apio (celery en inglés)
2 ramitas de estragón (tarragon en inglés), sólo las hojas, picaditas
1 o 2 cdtas de jugo de limón
Pimienta negra recién molida
4 cdas de mantequilla
4 panes de hot dog

Lobster Rolls

Preparación

Pon a hervir agua con sal y cocina en ella las masas de langosta 2 o 3 minutos, dependiendo del tamaño. No cocinar más porque se pone gomosa. Escurrir y dejar que se refresque.

Mientras, has la mayonesa si has decidido usar mayonesa casera y corta el apio en cuadritos de medio centímetro.

Una vez frescas las masas de langosta, agrega la mayonesa hasta cubrir bien cada pedazo. Agrega luego el apio (yo guardé un poquito para adornar), el estragón y el jugo de limón. Yo le puse sólo una cucharadita de limón pero por la mayonesa que usé, bien espesa y con poca acidez, decidí ponerle la otra. Ponle la pimienta y rectifica la sal. Tapa y guarda en el refri hasta que vayas a armar los sándwiches.

Calienta el grill o una sartén grande y ponle mantequilla a los panes por dentro. Colócalos con la parte de la mantequilla hacia abajo en el grill hasta que se doren y se tuesten un poco. No necesitas virarlos.

Reparte la langosta entre los 4 panes, adorna con los cubitos de apio reservados. En mi caso le puse también la sazón de Phillips.

Bourdain recomienda acompañarlos con una cerveza Narragansett bien fría. Yo, pues lo que tenía a en el refri era Peroni y me supo de maravilla.

Puedes ver más de la vida de Anthony Bourdain y el resto de las recetas del reto aquí.

Paletas de mousse de café bombón

Paletas de mousse de café bombón

Desde el principio les advierto que si hacen estas paletas de mousse de café bombón se van a comer como tres de un tirón. Quedan espumosas por fuera y más heladas en el centro, se te derriten muy rico en la boca y tienen un sabor espectacular.

Si eres de los que comes mucho helado de un tirón viendo una peli, pues desde ya te digo que te olvides de hacer paletas y pongas la mezcla en un molde metálico de esos de hornear y luego te sientes con todo para ti frente a la tele. No exagero. Así de rico queda.

En fin, mejor lo hacen un día que tengan visita y así se reparten mejor las calorías y sorprenden a sus amistades o familiares con un postre delicioso.

El café bombón es café servido con leche condensada en vez de azúcar. Me encanta pero no suelo darme el gusto seguido porque es bastante dulce.

La inspiración para estas paletas de mousse de café bombón llegó a mí a través de un recetario de Hola, pero usé la técnica de adicionar gelatina sin sabor del helado de malta que tal vez ya muchos por acá han probado.

Helado de café bombón

Ingredientes

1 cda de gelatina sin sabor
3 cdas de agua
2 cdas de café instantáneo
1 lata de leche condensada de 14 oz (400 g)
1 lata de leche evaporada de 12 oz (350 g) bien fría

Preparación

Antes que nada, les recomiendo que pongan la leche evaporada en el congelador aproximadamente 1 hora antes de hacer la receta, para que al batirla monte mejor y más rápido.

Pon la leche condensada en un bol.

Disuelve la gelatina al baño María con las 3 cucharadas de agua. Añade el café instantáneo y deja que se disuelva también. Añade a la leche condensada y mezcla bien. Reserva.

Bate la leche evaporada en el KitchenAid o con unas varillas eléctricas hasta que monten. Adiciónala con cuidado a la mezcla de leche condensada con café, poco a poco y con movimientos envolventes, en unas 3 a 5 tandas, usando unas varillas manuales.

Puedes distribuir la mezcla en un par de moldes para cupcakes y meterlas en el congelador o ponerla en un molde metálico y taparlo con papel film. Si te decides por las paletas, una vez pasada una hora en el congelador, ponle los palillos. En ambos casos, déjalo 6 horas o de un día para otro en el congelador.

Mouse helado de café bombón

Para sacar las paletas del molde, coloca la bandeja para cupcakes dentro de una bandeja con agua caliente de la llave.

Las paletas se sirven (y se comen) de inmediato. El helado en el molde es más fácil de manejar y debes dejarlo un par de minutos fuera antes de servirlo para que entre mejor el cucharon para helados.

En casa nos quedamos locos con estas paletas de mousse de café bombón. Espero las disfrutes mucho también y te invito a compartirla en tus redes para que tus amigos también la prueben.