Header

Fettuccine con camarones

Fettuccine con camarones

Fettuccine con camarones

Para hacer esos fettuccine con camarones usé una pasta hecha con espinacas, pero puedes hacerlo con la pasta plain de siempre. En cuanto a la forma, esta receta pega también con linguine o spaguetti. Es ideal para los días entre semana. Requetefácil, deliciosa y rápida.

Puedes usar camarones crudos y no te lleva mucho más tiempo. Crudos o precocinados, debes asegurarte que están desvenados y si han estado congelados, dejar que se descongelen bien, escurrirlos y secarlos con un paño o papel toalla.

El peperoncini le da un picantico suave y sabroso. No es más que esos chili flakes que ponen en las mesas de las pizzerías para que te eches a tu gusto.

El secreto para no comer tanto cuando haces una pasta tan rica es cocinar 100 g por persona como hacen muchos italianos. Si no, difícil no repetir. Puedes comerte antes un plato de ensalada si crees que no va a ser suficiente. Esta da para 4 raciones.

Fettuccine con camarones listos en 15 minutos

Fettuccine con camarones listos en 15 minutos

 

Ingredientes

400 g de fettuccine
Sal
1 lb. de camarones precocinados
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
3 dientes de ajo machacados
1 pizca de peperoncini (red chili flakes)
Pimienta
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina la pasta según las instrucciones del fabricante.

Mientras tanto, calienta el aceite de oliva en un wok o una sartén honda a fuego medio-alto y agrega el ajo machacado y el peperoncini. Remueve y saltea unos 30 segundos. El ajo desprenderá su aroma delicioso. Añade los camarones, salpimienta y saltea unos 3 minutos. Si usas camarones crudos, hasta que cambien de color.

Añade la cucharada de mantequilla y revuelve. Si las pastas no están listas, retira del fuego y reserva.

Cuando estén las pastas cocinadas y escurridas, échalas en el sartén y mézclalas bien con los camarones y su salsita de ajo, de modo que las pastas se impregnen de su sabor tan delicioso y se cubran con la grasita.

Sirve inmediatamente.

Te invito a seguir mi carpeta de pastas en Pinterest, en la que comparto no sólo mis recetas, sino las que veo por ahí que me gustan.

Arroz a las hierbas

arroz a las hierbas

Arroz a las hierbas

Te presento la nueva guarnición favorita de mi esposo, este arroz verde o arroz a las hierbas que ha calificado de gourmet. Me he anotado 100 puntos con esta está receta que había prometido en el pollo relleno del post anterior.

Puedes hacerlo con arroz de grano largo o jazmín, pero si lo haces con basmati redoblarás el placer, te lo aseguro.

Este arrocito queda con un color precioso y un sabor muy suave. Es ideal para acompañar pollo o pescado. También es genial para comer con un curry tailandés como este de camarones. ¡Hasta solo es maravilloso! Se hace en un dos por tres. Sólo necesitas tener en casa una batidora o un procesador de alimentos.

Aunque muchas veces te digo que puedes sustituir las hierbas frescas por secas, este no es el caso. Te recomiendo dentro de lo posible sembrar en casa tus hierbas y si compras grandes cantidades en el mercado, el mejor modo de conservarlas es envolviéndolas en papel toalla y colocándolas en un pozuelo con tapa.

Otro consejo por si se te marchitan las hierbas es ponerlas en agua helada para que retomen su frescura y textura.

No demoro más esta delicia que da para 4 y está en menos de media hora.

Arroz a las hierbas

Ingredientes

2 tazas de arroz basmati
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de perejil
1/4 de taza de hojas de cilantro
1/4 de una cebolla blanca picada toscamente
2 cebollinos (la parte verde)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina el arroz basmati según las instrucciones del paquete. No le pongas sal ni grasa.

Pon los ingredientes que siguen, exceptuando la mantequilla, en la batidora o el procesador de alimentos. Prueba de sal y rectifica de ser necesario.

Una vez listo el arroz, pásalo a una fuente y mézclalo bien con la mantequilla y la salsa verde, de modo que el color quede parejo.

Sirve al instante.

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Este lunes es feriado y el domingo fue un poco raro. Suele pasar cuando hay puente. Quería ir a dar una vuelta, pero al final nos quedamos en casa haciendo esas tareas inevitables de fin de semana (por fin quité el arbolito). De pronto paré porque me entraron ganas de cocinar y me inspiré con estos contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon acompañados de arroz verde.

Pueden hacer esta receta con pechugas también, aunque les advierto que seguro será más jugosa con los contramuslos. Le recomiendo comprarlos sin piel ni hueso para que no pasen trabajo.

El arroz verde con el que lo serví era una delicia. Mi esposo está fascinado con su olor y sabor y será la próxima receta que comparta con ustedes. Ahora vamos con el pollo.

Ingredientes

4 contramuslos (encuentros) sin hueso ni piel
Sal
Pimienta
4 palitos de queso Gouda ahumado*
4 palitos de queso Gorgonzola*
4 palitos de queso Mozzarella*
4 palitos de queso de cabra*
12 tiras de bacon
3/4 de taza de aceite vegetal

*Los palitos de queso son de 2 pulgadas (5 cm) de largo y media pulgada (poco más de 1 cm) de ancho.

Pollo relleno con cuatro quesos y bacon

Preparación

Limpia bien la grasa de los contramuslos. Deben quedar como bisteques de aproximadamente 1/2 pulgada de grosor (poco más de 1 centímetro). Te quedarán como 4 bisteques de pollo.

Coloca transversalmente en el centro de cada bistec 1 palito de queso de cada uno y enróllalos.

Cubre cada rollito con bacon, primero con una tira que tape las puntas para que no se salga mucho el queso cuando se derrita; y luego con otras dos que le den la vuelta en el mismo sentido que has enrollado el pollo. No necesitas ponerle un palillo ni amarrarlas, se queda bien pegado el bacon.

Calienta el aceite en una cazuela mediana o un sartén hondo y ponlo a fuego medio. Fríe el pollo 10 minutos por cada lado. Cuando esté listo, colócalo sobre papel toalla para escurrir el exceso de grasa.

No queda nada grasoso, pero si quieres ponerlos al horno en vez de freírlos, colócalos en una bandeja untada de aceite en spray y con el horno precalentado a 400⁰F (200⁰C) cocínalos 25 a 30 minutos, hasta que el bacon esté doradito.

Otras ideas que puedes aplicar a esta receta son adobar el pollo con otras especias y/o con antelación. También puedes ponerle naranja agria, o combinar el queso con ciruelas secas si te gusta el contraste dulce-salado.

¿Cómo te animas a hacerlo?

pollo relleno