Header

Salsa de arándanos rojos

salsa de arandanos rojos

Aunque la salsa de arándanos rojos se prepara fundamentalmente para Acción de Gracias y se sirve con el pavo, se puede hacer cualquier día del año, ya sea usando arándanos secos o congelados, y servirla también con carne de cerdo o pollo. Además es ideal para cubrir un cheesecake, hacer pasteles de hojaldre, servir sobre unas tostadas con queso Gorgonzola o Stilton, mezclarla con otra salsa o combinarla con coles de Bruselas. Yo le puse ayer un poco de salsa a esta receta de coles en lugar de anacardos y nos encantó cómo quedaron.

El hecho de que esta salsa se sirva en la más famosa celebración norteamericana se debe a que los nativos de esta región se la dieron a probar a los colonos ingleses durante su encuentro para celebrar la buena cosecha de 1621 que dio origen a Thanksgiving.

Los arándanos son inicialmente blancos y luego toman una coloración roja intensa preciosa. Son dulces pero bastante ácidos. Uno de sus usos más famosos es para hacer jugo, pues este ayuda a combatir las infecciones urinarias.

La receta que sigue la encontré en la revista Food & Whine y si quieren leerla en inglés pueden verla aquí. Da dos tazas y está lista en aproximadamente media hora.

El oporto es un vino típico de Portugal que se puede comprar en la mayoría de los mercados de Estados Unidos en la sección de vinos.

salsa y pavo

Ingredientes

12 oz de arándanos (cranberries)
1/2 taza de jugo de naranja
1/2 taza de oporto
6 a 8 pedazos de corteza de naranja del tamaño de fósforos comunes
3/4 de taza de azúcar

Preparación

Pon en una cazuela el jugo de naranja, el oporto y las cortezas de naranja y ponlo al fuego a temperatura media-alta hasta que hierva.

Agrega el azúcar y los arándanos y baja la candela a casi el mínimo. Sigue cocinando durante 25-30 minutos, hasta que tenga comience a tener la textura de una mermelada. Me encantó como al principio explotaban suavemente algunas de las frutas.

La salsa se pondrá más espesa cuando se enfríe, así que no la dejes demasiado espesa.

Pásala a un pozuelo de cristal y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Dura hasta dos semanas si la guardas en un recipiente cerrado en el refrigerador.

This entry was posted in 30 minutos o menos, Acompañantes

17 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *