Header

Blog Archives

Boniato acaramelado

Boniato acaramelado

La receta de boniato acaramelado se la debo a una de mis seguidoras hace bastante tiempo y un par de semanas atrás he tenido la suerte de encontrar la receta en un libro de recetas fáciles para bento boxes.

Quedan deliciosos, blanditos por dentro y crujientes por fuera. La cobertura de caramelo acentúa la textura y resalta el sabor del boniato. Aunque es una receta asiática, a los latinos nos encanta. Yo la probé por primera vez en Japón. La siguiente foto es del puesto donde los compré en Sugamo, una parte de Tokyo a la que llaman el Harajuku de las personas mayores.

En esta zona hay muchísimos comercios llenos de artículos útiles para los de la tercera edad. Nos contaron que se debe a que allí se encuentra el templo Kouganji, famoso porque la gente acude ahí a “limpiarse” de las enfermedades. También le llaman Togenuki Jizo, pues tiene una estatua de esta Bodhisattva que ayuda a curar las enfermedades.

Boniato acaramelado en Sugamo

La estatua se encuentra frente al templo y siempre hay cola para lavarla con unas pequeñas toallas que ofrecen ahí mismo. Este ritual es el que supuestamente aleja las enfermedades. Los devotos lavan sobre todo las partes de su cuerpo que coinciden con sus partes con problemas de salud.

Fuimos allá y dimos un paseo muy agradable además de encontrarnos muchas cositas curiosas para la casa y una tetera preciosa que todavía conservamos. También comimos un helado de sésamo riquísimo y por supuesto, pedimos por nuestra salud y la de nuestros mayores en el templo.

En cuanto a los boniatos, no me imaginé nunca que el caramelo se preparara con aceite. Ya les digo cómo prepararlos.

Para 4 porciones.

Boniato acaramelado - Receta

Ingredientes

1 boniato americano (el naranja) de 300 g (10 o aproximadamente)
1/2 litro de aceite vegetal + 2 cdas para el caramelo
4 cdas de azúcar blanca
1 cdta de semillas de sésamo negras (opcional)

Preparación

Pela el boniato y córtalo en porciones alargadas y gorditas, como que fueras a hacer papas fritas a la española. Ponlo en remojo en agua durante 10 minutos para que conserven su color.

Mientras tanto, calienta el aceite a 325⁰F (160⁰C). Yo lo hice en una freidora.

Escurre los boniatos y sécalos con papel toalla. Fríelos en el aceite caliente hasta que floten. Deben quedar sumergidos en el aceite. El proceso dura unos 10 minutos. Retíralos del aceite y colócalos sobre papel toalla para eliminar el exceso de grasa.

En una cazuela mediana de fondo no muy estrecho o en una sartén que no sea muy ancha, pon el azúcar con mezclada con 2 cucharadas de aceite. Caliéntalo a fuego medio hasta que el azúcar se deslía y comience a hacer burbujas.

Echa los boniatos en el caramelo, todos a la vez y revuelve para que se cubran con el caramelo. Sirve en 4 porciones e inmediatamente ponle el sésamo encima porque luego no se le pega tan bien.

Espera a que se refresquen un poquito, pues pueden quemarte la boca al morderlos. Se puede comer de postre o de merienda.

Boniatillo con coco / Coconut Boniatillo

This is a compensated campaign in collaboration with California Sweetpotatoes and Latina Bloggers Connect. Scroll down for the English version. Esta es una campaña en colaboración con California Sweetpotatoes y Latina Bloggers Connect pero todas las opiniones y la receta son mías.

Boniatillo con coco

Hace poco me enteré que en inglés se le llamaba al boniato americano sweetpotato en una sola palabra. Yo juraba que era separado, pero ahora que lo sé tiene todo el sentido del mundo, pues en realidad no es una papa, sino un vegetal con diferentes nutrientes, bajo en carbohidratos y con muchas vitaminas y minerales, que puedes usar tanto para recetas dulces como saladas.

En Cuba nunca conocí este boniato color naranja que es más común en Estados Unidos, pero lo he adoptado encantada de la vida y lo comemos seguido en casa, ya sea simplemente hervido con mojo por encima, frito, en puré, con risotto o asado. Hace poco me decidí a probarlo en una receta típica cubana, el boniatillo con coco, un dulce que a mi abuela que quedaba como las diosas.

Tanto el boniatillo como el coco se cultivaban en la isla en la que nací desde los tiempos Precolombinos, pero no sabría decirles desde cuándo se comenzó a preparar este postre en mi país. Lo que si estoy segura que le agradaría a Ochún, nuestra Virgen de la Caridad del Cobre, patrona nacional, por su color y por sus ingredientes. A ella se lo quiero dedicar, para dale las gracias por permitirme llegar en su día, el 8 de septiembre, a las costas de Estados Unidos después de tres días en el mar.

hacer el boniatillo

Es una receta facilísima de preparar y muy económica, que da para 8 raciones. Queda con un sabor delicadísimo. No sólo les va a encantar sino que no van a poder parar de comer.

Ingredientes

2 libras de boniatos California Sweetpotatoes
2 tazas de dulce de coco en almíbar (de conserva o hecho en casa)
2 yemas de huevo
¼ cdta. de sal
Canela en polvo a gusto

Preparación

Lava los boniatos con un cepillo y córtalos en ruedas de 1 pulgada (2.3 cm) de ancho. Colócalos en una cazuela con agua que los cubra y cocínalos durante media hora, hasta que estén tiernos. La cáscara se le despegará casi completamente cuando estén listos. Escúrrelos y quítales la cáscara. Pásalos por la KitchenAid o el procesador de alimentos junto a las yemas de huevo. Estas se cocinarán con el calor de los boniatos y le darán la textura adecuada. Agrega el dulce de coco y la sal y sigue batiendo hasta formar una masa homogénea. Sírvelo en cuencos o copas de acuerdo a las raciones y espolvoréalo con canela con ayuda de un colador.

coconut boniatillo

Did you know that Sweetpotato is not only grammatically correct but a way to remain us that it isn’t a potato that all. Actually, it is a very different kind of vegetable low in carbs, high in vitamins and minerals, and ridiculously tasty.

The Sweetpotato is so versatile that it can be eat in savory and sweet recipes. At home, we had it in all possible ways; baked, mashed, steamed, pureed roasted, grilled, and even on risottos. But the California Sweetpotatoes I received for this post are the best I ever seen and tried, that’s why I decided to make with them on one of my Granma’s classic recipes, coconut boniatilloo. The flavor of this boniatillo made with #CaBatata was very delicate, and instantly became our own classic boniatillo at home. The Cuban-American boniatillo con coco.

CaBatata

California sweetpotatoes are grown in the sand, rather than the dirt, and are naturally sun-cured on the vine before harvest so that they last longer in the store and in your kitchen. The process from plant to table is all done by hand, which leads to beautiful shapes and skin textures with less scarring that can result from a mechanical process.

With deep roots that extend back several generations. John Bettencourt Avila (1865-1937), a Portuguese-American who settled in Merced County, California has been called the father of the Sweetpotato industry. Most California Sweetpotatoes are still family grown on legacy farms in Merced and surrounding counties.

California sweetpotatoes have bold flavor on their own and also pair beautifully with just about any flavor combination. But let’s go to the boniatillo recipe, simple, easy to prepare, and incredibly good.

Ingredients

2 pounds of California Sweetpotatoes
2 cups of Cuban grated coconut in heavy syrup
2 egg yolks
¼ teaspoon of salt
Ground cinnamon to taste

Directions

Wash the sweetpotatoes with a brush and cut into 1 inch wheels. Place them in a saucepan with water to cover. Cook for half an hour, until tender. They will peel off by their self almost completely when ready.

Drain and peel the sweetpotaotes while still hot. Mash them using a KitchenAid or a food processor along with the egg yolks. The heat of the sweetpotatoes will cook the eggs, and the eggs will give the mashed vegetable the right texture. Add the grated coconut with all the syrup and the salt. Continue beating until smooth. Serve in bowls or cups according to the portions. Sprinkle with cinnamon using a colander.