Header

Blog Archives

Pasta al horno con camarones

Pasta al horno con camarones

Hace unos días me puse a ver una serie de comida de la Costa Amalfitana y alguien habló de que ya no era pecado mortal para algunos en Italia mezclar pescados y mariscos con queso. Tal vez eso era lo que tenía en mente cuando hice esta pasta al horno con camarones.

Es básicamente una receta de macaroni & cheese con sabores delicados. Si quieres darle un toque más pronunciado tal vez sería buena idea aromatizar el aceite en el que vas a hacer los camarones con ajo y peperoncini, pero en mi caso, quería sentir el sabor de los hongos que he usado.

Tanto el hongo shiitake como el shimeji son muy aromáticos y aportan umami a esta receta, al igual que las chalotas. Combinan tan bien con la bechamel que casi que me pongo a hacer croquetas en lugar de la pasta; pero quería tener la comida lista pronto, así que esas croquetas fueron pospuestas.

Pasta al horno con camarones

Si no encuentras estos hongos puedes usar champiñones y regresar a la idea del ajo y el peperoncini en el aceite. Creo que quedaría muy rica también la pasta al horno así.

Esta receta da para 2 personas y está lista en 1 hora aproximadamente.

Ingredientes

1/3 de taza de hongos shiitake secos
1 taza de leche
1 hoja de laurel
3 cdas de mantequilla
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 chalotas bien picaditas, separadas
2 cucharadas de harina de trigo
3 cdas de queso Parmesano rallado
Sal
1 pizca de pimienta
1 pizca de nuez moscada
200 g de pasta (usé penne rigatte)
1/2 taza de hongos shimeji oscuros (brown beech)
12 camarones
1 cdta de panko o de pan rallado

Pasta al horno con camarones

Preparación

Pon a hidratar los hongos shiitake en agua tibia. Estarán tiernos en 20 minutos.

Calienta la leche a fuego bajo con la hoja de laurel. No debe hervir.

Derrite 2 cucharadas de mantequilla con 1 de aceite de oliva en una cazuela mediana y agrega una de las chalotas picaditas. Saltea a fuego medio durante 5-6 minutos. El aceite evita que la mantequilla se queme. Agrega la harina y mézclala bien para hacer la bechamel. Cocínala durante 2 minutos.

Retira el laurel de la leche y ve añadiéndola en 3 partes a la mezcla con harina, para hacer una bechamel. Cada vez debe quedar libre de grumos. Ponle el queso parmesano, la pizca de pimienta, la de nuez moscada y sal al gusto.

Si te queda muy espesa la bechamel, ponle un poco del agua en que remojaste los shiitake. Remueve bien. Retira la cazuela del fuego y tápala con papel film para que no se ponga dura la salsa en la superficie. Reserva.

Pon a calentar agua para cocinar la pasta y mientras seca los shiitake y córtalos en pedazos de 1 centímetro. Lava bien los hongos brown beech y córtale la parte de abajo del tallo que suele ser a la que se le queda más tierra. Escurre bien los camarones, sécalos con papel toalla y salpimiéntalos.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Pasta al horno con camarones

Cocina la pasta -que debe quedar al dente, pues luego se sigue cocinando en el horno- según las instrucciones del fabricante.

Mientras, pon a derretir la cucharada de mantequilla y la de aceite que te quedaban en una sartén. Incorpora la otra chalota picadita y los shiitake. Cuando estén pochaditos, unos 5 minutos más tarde, sube el fuego y añade los camarones y los hongos shimeji. Saltea removiendo a cada rato. Rapidito, que los camarones no pueden cocinarse mucho, es sólo para que cambien de color.

Una vez lista la pasta, escúrrela y agrégala a la cazuela con la salsa bechamel. Adiciona también los camarones y el resto de lo que has preparado en la sartén. Mezcla bien todo y viértelo en una sartén de hierro o en una fuente resistente al horno. Espolvorea el panko por encima.

Hornea 20 minutos y luego aplica el broil unos 5 minutos.

Sirve de inmediato.

Si te ha gustado, compártela en tus redes sociales para tenerla a mano cuando quieras prepararla.

Fettuccine con camarones

Fettuccine con camarones

Fettuccine con camarones

Para hacer esos fettuccine con camarones usé una pasta hecha con espinacas, pero puedes hacerlo con la pasta plain de siempre. En cuanto a la forma, esta receta pega también con linguine o spaguetti. Es ideal para los días entre semana. Requetefácil, deliciosa y rápida.

Puedes usar camarones crudos y no te lleva mucho más tiempo. Crudos o precocinados, debes asegurarte que están desvenados y si han estado congelados, dejar que se descongelen bien, escurrirlos y secarlos con un paño o papel toalla.

El peperoncini le da un picantico suave y sabroso. No es más que esos chili flakes que ponen en las mesas de las pizzerías para que te eches a tu gusto.

El secreto para no comer tanto cuando haces una pasta tan rica es cocinar 100 g por persona como hacen muchos italianos. Si no, difícil no repetir. Puedes comerte antes un plato de ensalada si crees que no va a ser suficiente. Esta da para 4 raciones.

Fettuccine con camarones listos en 15 minutos

Fettuccine con camarones listos en 15 minutos

 

Ingredientes

400 g de fettuccine
Sal
1 lb. de camarones precocinados
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
3 dientes de ajo machacados
1 pizca de peperoncini (red chili flakes)
Pimienta
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina la pasta según las instrucciones del fabricante.

Mientras tanto, calienta el aceite de oliva en un wok o una sartén honda a fuego medio-alto y agrega el ajo machacado y el peperoncini. Remueve y saltea unos 30 segundos. El ajo desprenderá su aroma delicioso. Añade los camarones, salpimienta y saltea unos 3 minutos. Si usas camarones crudos, hasta que cambien de color.

Añade la cucharada de mantequilla y revuelve. Si las pastas no están listas, retira del fuego y reserva.

Cuando estén las pastas cocinadas y escurridas, échalas en el sartén y mézclalas bien con los camarones y su salsita de ajo, de modo que las pastas se impregnen de su sabor tan delicioso y se cubran con la grasita.

Sirve inmediatamente.

Te invito a seguir mi carpeta de pastas en Pinterest, en la que comparto no sólo mis recetas, sino las que veo por ahí que me gustan.

Curry tailandés de camarones y piña

curry-tailandes-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

El curry tailandés es de mis favoritos, ya sea con pollo, pescado, cerdo o sólo vegetales, pero este curry con camarones y piña queda para limpiar el plato como sea con tal de no dejar ni una gotica de esta salsa tan rica. ¡Y los colores! ¿Son fabulosos, verdad?

Si quieres comer algo diferente este Viernes Santo, anímate a preparar esta receta, que vas a quedar encantado y tu familia también. La hice el domingo para un grupo de amigos y disfrutamos de lo lindo. No le digas a nadie, pero todos repetimos. No estaba tan picante. Creo que para la próxima le pongo otro poquito de pasta de curry rojo.

Si eres amante del curry, te puede gustar también el japonés y te recomiendo la receta de Katsu-karē.

Esta receta da para 6 y está lista en media hora.

Ingredientes

2 latas de 400 g leche de coco tailandesa
2 cdas de pasta de curry rojo tailandés
1 1/2 cda de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
2 ramas de albahaca tailandesa fresca o 1 cdta seca
1 pedacito de citronella (lemongrass)
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 taza de cubitos de piña, puede ser fresca o en conserva
1 lata de 5oz de raíces de bambú (bamboo roots)
1 1/2 lbs de camarones cocidos
1 rama de albahaca fresca o de cilantro para adornar
1 ají picante rojo

curry-tailandes-con-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

Preparación

Bate las latas de leche de coco antes de abrirlas. Vierte la leche de ambas en una cazuela. Caliéntala a fuego medio. Cuando empiece a hervir, separa un cucharón de leche y mézclalo con la pasta de curry hasta que esta se disuelva bien. Regresa la leche con curry a la cazuela.

Añade la salsa de pescado, el azúcar, la albahaca y la citronella. Baja el fuego a medio-bajo y ve cortando los pimientos en cuadritos del tamaño de un bocado. Agrégalos al curry junto a la piña y las raíces de bambú. Sigue cocinando unos 15-20 minutos, hasta que la salsa se espese y cambie de color. De un tono naranja más blanquecino, pasará a un naranja más fuerte.

Adiciona los camarones y cocínalos unos 3 minutos. Retira la rama de albahaca y la citronella.

Pasa el curry a una fuente y adórnalo con hojas de albahaca o de cilantro y el ají picante cortado en rueditas.

Sírvelo caliente, acompañado de arroz basmati.

Atento con los camarones. Deben estar frescos o bien descongelados. Yo usé camarones cocidos, pero puedes usar crudos (limpiándolos bien previamente) y cocinarlos unos 5 minutos, hasta que cambien de color.

¿Y tú que vas a preparar este Viernes Santo?