Header

Blog Archives

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Cariñosamente le decimos chicharrones thai a este stir-fry tailandés con chicharrones que aprendí a hacer con mi amigo Enrisco en New Jersey. A él le queda más rico que a nadie, incluso más sabroso que el que pedido luego en algunos restaurantes. Es una pena que no sepa cómo se llama el plato en tailandés. Si alguien sabe, se agradece que dejen un comentario.

Yo he tratado de imitarlo y ya lo he hecho un par de veces con éxito, pero no había podido tomarle foto hasta ahora y no tenía mucha albahaca para ponerle, pero ponle bastante porque le da un sabor delicioso y si consigues albahaca tailandesa dulce, mucho mejor.

Da para 3 y está listo en media hora aproximadamente.

Ingredientes

1 ½ lbs de chicharrones
Sal
1 cda de aceite vegetal
5 diente de ajo picaditos
½ pimiento rojo cortado en tiritas
½ cebolla blanca picadita
3 cdas de salsa de tomate
1 cda de salsa soy oscura (dark soy sauce)
2 cdas de salsa soya
1 cda de salsa de ostras (oyster sauce)
2 cdas de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
1 taza de albahaca
1 hojas de cilantro, para adornar
Sriracha al gusto

chicharrones thai

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Preparación

Corta los chicharrones tamaño bocado y sálalos ligeramente.

Calienta un sartén o wok a fuego alto y agrega la cucharada de aceite vegetal. Adiciona los chicharrones y cocínalos hasta que se doren y estén crujientes. Es muy probable que tengas que tapar el sartén porque salpican bastante y puede quemarte la manteca caliente. Ten mucho cuidado.

Retira los chicharrones una vez dorados y ponlos sobre papel toalla para que escurran la grasa. Sueltan bastante grasa. Deja sólo un par de cucharadas de grasa en el sartén y el resto puedes guardarla para otra receta.

Baja el fuego a medio y agrega el ajo y el pimiento. Saltea unos 30 segundos, hasta que el ajo libere su aroma. Adiciona la cebolla y póchala unos 8 minutos, hasta que comience a caramelizar. Añade la salsa de tomate y sofríe un par de minutos más.

Devuelve los chicharrones al sartén y agrega las salsas de soya, la salsa de ostras, la salsa de pescado y el azúcar. Ponle la Sriracha que desees. Mezcla bien todo y cocina unos 4-5 minutos. Cuando se seque, añade la albahaca y envuelve los chicharrones con ella, cocinando otro minuto.

Sirve con arroz blanco y adorna con hojas de cilantro.

También puedes ponerle unas hojitas de menta.

Si en tu casa no todos toleran el picante, no le pongas mucha Sriracha y deja que luego cada cual le ponga al gusto.

Esta receta me recordó mucho la de Enrisco y con ella introduje la salsa de ostras y la salsa soya oscura en el que es ahora mi modo de preparar los chicharrones thai.

Otras recetas de Enrisco que les encantarán:

Sé que muchos de ustedes estaban esperando que publicara este post después de una foto que compartí en mi pérfil personal. Compártanla ahora en sus redes para guardarla y probarla.

Machuquillo. Receta cubana.

Machuquillo

Machuquillo. Receta cubana.

En Cuba hay diferentes formas de mezclar plátanos machos con carne de cerdo, empellas, chicharrones o simplemente manteca de cerdo y ajo. El fufú, el caricato, el matajíbaro y la receta que nos ocupa hoy, el machuquillo. En estas variantes, se pueden usar plátanos verdes, pintones o maduros, que serán hervidos, fritos, o combinación de ambos.

El machuquillo suele hacerse con plátanos verdes. Se puede servir en forma de pastel, colocando la mezcla de plátanos con carne, empellas o chicharrones en un cuenco que le dará forma y que luego voltearemos, en bolitas, o tal cual. A mí me encanta hacerlo con tostones de plátanos pintones. Las bolitas no quedan de un color tan lindo, pero el contraste que le da el dulzor de los plátanos medio maduros a este plato, me fascina.

El plátano es muy popular en todo el Caribe. En Colombia se preparan unas bolitas similares y les llaman marranitos. De las islas no podemos dejar fuera el mofongo puertorriqueño ni el mangú dominicano. Y cómo no mencionar el bolón de verde ecuatorianos, preparados con queso.

Es que se me hace la boca agua de recordar todas esas delicias. Vamos con el rico machuquillo en forma de bolitas, que son riquísimas para picar en una fiesta con unas cervecitas bien frías.

Machuquillo. Receta cubana

Machuquillo. Receta cubana

Ingredientes

2 plátanos pintones
2 tazas de aceite vegetal
1 taza de masas de cerdo fritas (la receta aquí), chicharrones o empellas
2 dientes de ajo grandes
2 cdas de aceite de oliva o de manteca de cerdo
Sal
1 cdta de jugo de limón
Rodajas de limón

Preparación

Pela los plátanos. El mejor modo es cortando la cáscara a lo largo por el lomo y de ahí sacas la corteza tirando hacia ambos lados. Una vez pelados, pica los plátanos transversalmente en 5 pedazos cada uno y ponlos a freír en aceite. No hay que calentar el aceite previamente. Cuando comiencen a dorarse, retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel toalla. Luego machácalos con una tostonera o poniéndolos dentro de un pedazo de papel y aplastándolos con una lata de conservas o la parte de abajo de un cuenco. Vuelve a freír los plátanos. Esta vez con la manteca caliente, un par de minutos por cada lado, hasta que estén tostados.

Calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva o la manteca de cerdo. Retíralo del fuego y añade el ajo picadito o machacado. Deja reposar unos minutos para que el aceite adquiera el aroma del ajo.

Muele bien los plátanos y la carne en una máquina de moler o un procesador de alimentos. Agrega el aceite con los ajos y el limón. Ponle sal al gusto. Mezcla bien todo y ve haciendo bolitas de unos 3-4 centímetros (1.5 pulgadas). Sírvelas con unas rodajas de limón por si alguien le quiere ponerle más jugo al machuquillo.

Papas Medianoche

Papas medianoche

La inspiración para estas papas medianoche vino de un libro que hace años añoraba tener y que compré en una librería cerca del hotel en que me quedé en Madrid el mes pasado. Se trata de 1,069 recetas de Karlos Arguiñano.

Sigo a este cocinero en las redes sociales y veo su programa online seguidito. Me encanta su forma de ser. Adoro sus recetas sin complicaciones (o al menos él hace que las vea de ese modo) y su sentido del humor. El libro es una joya. Me pongo a leerlo como si fuera uno novela (es que me falta un tornillo) y voy marcando montón de hojas. Ya hicimos la semana pasada una sopa de higaditos de pollo fácil y deliciosa. Ahora han sido estas papas, que no más leer la receta pensé: ¿y si les pongo lechón asado y recreo los ingredientes del Medianoche?

El Madianoche es un sándwich cubano hecho con un pan suave y dulce que dentro tiene jamón, queso suizo y carne de cerdo asada. Con las papas la combinación también ha sido un éxito, aunque se me ablandaron un poquito más de lo debido, no las pude picar muy finitas, se me rompieron algunas y no ha quedado tan perfecto el plato. Eso sí, de sabor, 100 puntos; y de dificultad, cero –debo decir, a pesar de mi metedura de pata.

Compré una cajita de carne asada que sólo hay que calentar en el microondas, pero sería mucho mejor con unas lascas de pernil asado en casa, por lo que es perfecto para aprovechar las sobras de carne de cerdo de las fiestas a base de comida cubana.

Esta receta da para 4 y está lista en 35-40 minutos aproximadamente.

Papas medianoche

Ingredientes

4 ó 5 papas medianas
Sal
3 cdas de mantequilla
4 ó 5 lascas de jamón serrano dulce o tipo York
4 ó 5 lascas de queso Suizo
1 lb de carne de cerdo asada
Pimienta

Preparación

Hierve las papas en agua con sal, unos 20-25 minutos, hasta que estén tiernas, pero no tanto como las mías. Escúrrelas y córtalas en rodajas finas (las mías un poco gruesas).

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Unta de mantequilla un molde o una cazuela resistente al horno. Cubre el fondo con rodajas de papas, ponle encima las lascas de jamón, las de queso y la carne. Ponle pimienta al gusto. Coloca otra tapa de papas y el resto de la mantequilla cortada en cubitos.

Hornea 5 minutos. Adorna con unas ramitas de perejil o cilantro.

Sirve caliente. El queso estará derretido y se estirará como el de una pizza al servirlo. Mmmmm