Header

Blog Archives

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Aprecio muchísimo cuando mis amigos van de viaje y me traen de regalo comida. Hace poco, una amiga me obsequió un paquetico de hongos marinados a la japonesa. Era pequeñito y me quedé con ganas de más, así que me puse a tratar de imitar la receta y después de un par de veces logré que quedaran igualitos.

Mi esposo me ayudó traduciendo algunas recetas de libros de cocina y revistas en japonés que compré en nuestro viaje más reciente a Tokyo. Sí, tal es el vicio que tengo de comprar libros de recetas.

En Japón se acostumbra a servir montón de cosas que vas comiendo a la vez, picando de cada plato y de cada cuenco, en lugar de servir un primer plato, un segundo plato, etc… Sólo el postre se sirve separado. Estos hongos marinados a la japonesa son divinos para cualquier comida, lo mismo como complemento de un theishoku (la típica completa japonesa servida en una bandeja con arroz, pescado o carne, sopa y tsukemono) que para comer solitos con arroz. La última vez que los hice lo serví con soboro.

Ten en cuenta que se preparan con 1 hora de antelación, pero lleva poco tiempo hacerlos. Los ingredientes son bastante fáciles de encontrar.

Se pueden guardar de un día para otro y da para 4 raciones si los comes solos y hasta para 8 servido como acompañante.

Hongos marinados a la japonesa

Perfectos para acompañar muchas comidas asiáticas.

Ingredientes

1 paquete de 8 oz de hongos shiitake
1 paquete de 8 oz de champiñones
1 paquete de 5-6 oz de hongos shimeji o white beech
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2 cdas de aceite vegetal
1 pizca de rueditas de chile seco
Sal
Pimienta
3 cdas de salsa soya
2 cdas de vinagre de arroz
Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lava los hongos y sécalos con cuidado. Corta los shiitake a la mitad, los champiñones en 3 o 4 rueditas cada uno y separa los shimeji de la base y entre ellos.

Corta la sebolla en juliana y el ajo en rueditas.

Calienta el aceite en un sartén y añade el ajo y las rueditas de chile seco. Cocina unos 30 segundos, hasta que comience a desprender el aroma fantástico del ajo. Incorpora los hongos y saltéalos unos 3 minutos. Salpimiéntalos. Cuando comiencen a soltar líquido, añade la cebolla y saltea otros 2-3 minutos.

Vierte en una fuente o un plato grande y báñalo con la salsa soya mezclada con el vinagre. Ponle aceite de oliva al gusto. Deja reposar 1 hora.

Sírvelos a temperatura ambiente.

¿Verdad que es facilísimo de hacer?

Pasta con crema de champiñones

Pasta con crema de champiñones

Esta vez hice la pasta con crema de champiñones usando farfalle, pero también puedes usar otros tipos de pasta como ziti, rigatoni o penne. Farfalle quiere decir mariposa en italiano y me encanta la palabra y que juegue con la forma de la pasta.

Si quieres bajarle un poco las calorías a este plato, sustituye la crema de leche (heavy cream) por leche evaporada. Si deseas incorporar más fibra a tu plato, usa pasta integral. Y si no tienes champiñones a mano, puedes usar secos e hidratarlos unos 20 minutos antes de comenzar a cocinar en un poquito de agua tibia. Yo suelo tener siempre setas secas en casa. Vienen de lo mejor para risottos.

Hoy comparto contigo uno de mis platos favoritos de pasta. Si te gustan las setas, estoy segura que llegará a tu casa para quedarse. También puede que te guste esta receta parecida que incorpora Gorgonzola y aceite con trufas.

Da 2 raciones y está lista menos de media hora.

Pasta con champiñones

Ingredientes

2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/4 de cebolla picadita
1 taza de champiñones picaditos
Pimienta
Sal
1/3 de taza de crema de leche (heavy cream)
1/2 cubito para sopa de fungi porcini (opcional)
200 g de farfalle
Queso parmesano rallado

Preparación

Calienta una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla picadita y rehoga unos 5-7 minutos, hasta que esté tierna. Mientras tanto, pica los champiñones.

Incorpora los champiñones, salpimienta y saltea otros 5 minutos, hasta que comiencen a dorarse.

Agrega la crema, en la que previamente habrás disuelto el medio cubito de sopa, y baja el fuego a medio-bajo. Cocina de ese modo 10 minutos.

Calienta el agua para la pasta y cocínalas 2 minutos menos de lo que digan las instrucciones del fabricante. Escúrrelas y añádelas a la cazuela con la crema de champiñones. Mezcla bien y cocina otros 2-3 minutos, hasta que la pasta se impregne bien de la crema.

Sirve caliente. Ponle pimienta fresca y espolvoréale queso parmesano por encima.

Espero te guste como a mí. Ya me contarás.