Header

Blog Archives

Ensalada Caesar

ensalada caesar
La ensalada Caesar fue creada en un sitio que nunca hubiera imaginado por los ingredientes que lleva ni por su nombre, Tijuana. Ya lo había leído en algún momento pero no recuerdo dónde. Ahora lo vuelvo a encontrar en la revista del Food Network de abril, 2013. Según la cual fue creada en 1924 por el chef Caesar Cardini y en sus principios no llevaba anchoas.
Busqué más información en internet y aprendí que Caesar, un inmigrante italiano que tenía restaurantes en San Diego y Tijuana, estaba en contra del uso de las anchoas y que prefería comer esta ensalada con las hojas de lechuga enteras.  Yo me fui con la receta moderna, haciéndole algunos cambios a la de la revista. Confieso que nunca antes había preparado el aderezo en casa y la experiencia ha sido única. Tanto para mí como para mi esposo esta es la primera vez que hemos comido ensalada Caesar de verdad.
Está lista en 35 minutos y da para 4. Viene muy bien para una cena ligera entre semanas.
Ingredientes
4 filetes de anchoas en aceite, escurridos
2 cdas de mantequilla sin sal
2 tientes de ajo, machacados
2 ruedas de pan sour dough
2 cdas de perejil seco
1 huevo grande a temperatura ambiente
2 cdas de vinagre de manzana
1 1/2 cdtas de salsa Worcestershire
1 cdta de jugo de limón
1 cdta de mostaza en polvo
1/2 taza de aceite de oliva
Sal
Pimienta
2 lechugas romanas, cortadas en tiras
1/2 taza de Parmesano Regiano rallado
Preparación
Precalienta el horno a 400°F (200°).
Pon las anchoas en agua 5 minutos, sécalas con papel toalla y córtalas bien, formando una pasta. Resérvala.
Corta el pan en cuadritos.
Mezcla la mantequilla con el ajo en un cuenco que puedas meter al microondas, unos 2 minutos; o en una cazuelita pequeña a fuego medio, unos 5. Pon la mezcla en un cuenco y agrega los pedacitos de pan. Mezcla bien y añade el perejil seco, sal y pimienta. Ponlos en una sola capa en una bandeja forrada con papel aluminio y hornea durante 10 minutos. Luego deja que se refresquen.
Mientras tanto, pon a hervir agua en otra cazuela pequeña y deja caer en ella el huevo con mucho cuidado. Retírala de la candela y cuando pasen 5 minutos escurre el agua y enjuaga el huevo con agua fría. Pártelo y echa su contenido en un bowl grande. Agrega la pasta de anchoas, el vinagre, la salsa Worcestershire, el limón y la mostaza. Bate bien todo y comienza a echar el aceite poco a poco, sin dejar de batir, hasta que emulsione. Salpimienta a gusto.
Agrega las lechugas y un tercio del queso rallado al bowl, mezcla bien con el aderezo. Agrega los tropezones (croutons) y mezcla un poco más. Sirve en 4 platos, adornándolos con el resto del queso.
Con esta receta participo en la sexta semana de las recetas de la Cuaresma. Pasen a ver los platos que han preparado mis compañeras, cuyas fotos con links aparecen al final del post.

Macaroni & Cheese caseros

mac & cheese
Nunca me gustaron los macarrones con queso que vienen en las cajitas, con esos polvos medio raros que adicionas a un poco de leche y más tarde mezclas con las pastas. Me parecía que echaba a perder los coditos. Los comí bastante en un momento de mi vida en que tenía que contar los centavos para comprar cualquier cosa. Además, no podía cocinar en la casa en la que me habían rentado un cuarto porque esa era una de las condiciones para vivir allí: no prender el fogón o hacerlo lo menos posible.
Si haces la receta desde cero no toma mucho más tiempo que los de las cajitas, pero necesitas prender el horno, algo que jamás hice en esa casa. No todo allí fue desagradable, pero no puedo negar que sufría comiendo mal. Casi todos los días, mañana y tarde, metía al microondas una de esas cajitas con comida precocinada que ahora no puedo ni oler.
No hagan caritas, que el plato de hoy es todo menos triste. Puedes disfrutarlo en familia, como en la foto que encabeza este post; prepararlos en un molde individual y servirte una copita de vino para comerlo viendo tu peli favorita si vives solo; o meterlos al horno en pequeños moldes de cupcakes para repartir en una fiesta o simplemente para divertir a tus hijos.
macaroni & cheese
Ingredientes

8 oz de macarrones
5 tiras de bacon, picado en cuadritos
4 cdas de mantequilla sin sal
1 cebolla mediana, bien picadita
2 cdas de harina
3 tazas (24 oz) de leche
1 taza de guisantes en conserva (sweet peas) escurridos
1 ají pimiento en conserva, picado en tiritas y escurrido
1/2 taza de queso Romano o Parmesano rallado
Sal
Pimienta
Pan rallado o panko

Preparación

Precalienta el horno a 450°F (230°C).

Pon a cocinar el bacon en un sartén caliente a fuego bajo-medio y remuévelo a cada rato durante 5 minutos aproximadamente. Cuando se dore, sácalo del sartén y ponlo a escurrir sobre papel toalla para eliminar el exceso de grasa.

Calienta agua para cocinar las pastas según las instrucciones del paquete y cuando estén listas, escúrrelas.
Mientras tanto, derrite 3 cucharadas de mantequilla a fuego medio en una cazuela y agrega la cebolla, sofriendo unos 5 minutos, hasta que la cebolla esté tierna. Agrega la harina y mezcla bien con una cuchara de madera, más o menos 1 minuto. Vierte la leche en la cazuela y sigue removiendo ocasionalmente durante 5 minutos, hasta que comience a espesar la salsa. Adiciona la pasta, el bacon, los pimientos, los guisantes y el queso. Salpimienta, remueve bien y coloca la mezcla en los moldes de cupcakes o el recipiente en el que has elegido hornear la pasta.

Derrite la otra cucharada de mantequilla en un sartén o una cazuela pequeña y agrega el pan rallado. Mezcla bien y cuando comience a dorarse, un minuto más tarde, retíralo del fuego y espolvorea los cupcakes con el pan. Mete al horno los moldes y hornea durante 6 minutos si usas moldes de cupcakes o 10 si usas un recipiente más grande. Puedes hacer ambas versiones, los cupcakes para los pequeños y una porción grande para compartir entre los mayores.

Sirve caliente.

Alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl

Alitas de pollo y Old Bay

Seguimos con el pollo. Esta vez con alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl. Nunca me imaginé que iba a comer alitas. Es un gusto adquirido en Estados Unidos, donde son super-populares. Mis abuelas y mi madre sólo las usaban para hacer sopas y caldos. Hace poco me contaba una amiga que su suegra, que vive en Cuba, le había preguntado si les iba muy mal, y la razón era que cada vez que hablaban por teléfono le decía “aquí, bien, reunidos con unos amigos comiendo alitas de pollo y tomando unas cervezas”. Jajajajaja.
 
Las alitas, junto a las pizzas y los chips, es de las comidas que más se consumen el día del Super Bowl, que es la final del fútbol americano. Ya seguro han leído en otros post que yo no entiendo el juego, pero me encanta la fiesta alrededor del evento, así que preparo tapas ricas para ese día, como estas alitas, que es muy económica y lleva poco trabajo.
 
La sazón  Old Bay es una mezcla de hierbas y especias que se comercia en Estados Unidos desde 1939 y sigue siendo muy popular, sobre todo combinada con cangrejos, camarones o pescados, pero va muy bien con pollo, hamburguesa, ensalada, papas fritas y palomitas de maíz. Contiene mostaza, paprika, sal de apio, laurel, pimienta negra y roja, canela, clavos, nuez moscada, cardamomo y jengibre. Yo la había visto muchísimo en el mercado pero no la probé hasta que me la recomendó uno de mis amigos de Facebook, Dorven. Desde entonces no falta en mi despensa.
 
Ingredientes
 
20 alitas de pollo (1 1/2 lb)
El jugo de medio limón
2 cdas de Old Bay
1/2 taza de harina
Aceite para freir
1 limón en octavos
Perejil para adornar
 
Preparación
 
Pica las alitas a la mitad. Quítale las puntas y las articulaciones. Adóbalas con 1 cucharada de Old Bay y el jugo de limón. Déjalas reposar 20 minutos.

Une la harina con la otra cucharada de Old Bay y rebosa levemente las alitas con esta mezcla para freírlas en aceite bien caliente -si usas la freidora eléctrica, ponla a 375 °F (190 °C)- hasta que estén doradas y bien cocinadas, aproximadamente 15 minutos. Ponlas a escurrir sobre papel toalla antes de servirlas con las cuñas de limón y un poco de perejil bien picadito.

Alitas de pollo para el super bowl