Header

Blog Archives

Stir-Fry de tofu y vegetales

Stir-Fry de tofu y vegetales 1

Stir-Fry de tofu y vegetales

Llega el domingo y tú con ganas de comer unos fideos chinos salteados con vegetales. Te vas al mercado a buscar los ingredientes que te faltan, regresas a casa con tremendo embullo y descubres que el tofu que habías comprado se te vence hoy y que tienes un poco de arroz cocinado en un pozuelo. Los fideos tendrán que esperar. Toca stirfry de tofu y vegetales. Al menos seguimos en la onda comida china.

Muchos dicen que el tofu no sabe a nada, pero lo que tal vez no saben es que si lo adobas un rato, toma el sabor que quieras.

Para preparar la receta de hoy, debes escurrirlo unos 30 minutos y adobarlo otra media hora, así que aunque este plato se cocina en minutos, debes empezar a preparar condiciones una hora antes.

Se puede hacer más o menos picante, o simplemente dejar la Sriracha para cuando los platos estén servidos, que cada cual le ponga a su gusto. Da para 2.

La técnica de adobar carnes o tofu agregando maicena a la marinada es fabulosa. Le da un brillo precioso a las carnes. Pueden ver una receta de los principios del blog en que la aplico a un stir-fry de pollo. Aunque la foto es feísima, se puede apreciar lo hermoso que queda.

Ingredientes

Para marinar el tofu:
1/3 de taza de caldo vegetal
2 cdas de salsa soya
2 cdtas de maicena
1 cda de azúcar glas
1/4 cdta de hojuelas de chile

Para el Stir-Fry:
10 oz de tofu firme
1 taza de flores de brócoli
1 cebolla morada mediana
1/2 pimiento rojo
5 champiñones grandes
1 zanahoria
2 dientes de ajo grandes
3 cebollinos
4 cdas de aceite de maní (cacahuate)
2 cda de salsa soya
1 cda de Sriracha

Stir-Fry de tofu y vegetales

Stir-Fry de tofu y vegetales

Preparación

Como comentaba al principio, esta receta empieza una hora antes.

Escurre el tofu, envuélvelo en un paño limpio o en papel toalla y ponlo en un plato. Ponle otro plato por encima y déjalo escurrir 30 minutos.

Corta el tofu en cuadritos del tamaño de un bocado. Mezcla los ingredientes de la marinada y adoba el tofu. Ponlo en el refrigerador otra media hora.

Mientras, corta los vegetales. Las flores de brócoli, la cebolla morada, el pimiento rojo y los champiñones deben quedar del tamaño de un bocado; y la zanahoria, córtala en palitos. Pica bien finito los cebollinos y machaca el ajo.

Cuando pase la media hora de adobo del tofu, calienta una sartén o un wok a fuego alto y agrega la mitad del aceite de maní. Añade el tofu con el adobo y cocínalo hasta que se dore, unos 3-4 minutos en los que debes mover la sartén con fuerza para que se vaya volteando.

Retira el tofu de la sartén y resérvalo en un sitio en el que se mantenga caliente. Limpia la sartén con un pedazo de papel toalla (yo uso una pinza de cocinar para esto y seguro me ha evitado alguna quemadura) y ponla a calentar otra vez con el resto del aceite.

Añade el ajo y los cebollinos. Sofríe 30 segundos, hasta que el ajo desprenda su aroma. Adiciona los vegetales. Saltea durante 5-6 minutos, moviendo la sartén a cada rato. Agrega el tofu y las dos cucharadas de salsa soya batidas con la Sriracha. Si no te gusta muy picante, deja la Sriracha fuera de la receta y que cada cual se ponga la cantidad que desee en el plato. Sigue cocinando un par de minutos más para que se seque y se impregne el picante.

Sirve bien caliente con arroz blanco.

Les dejo otra receta divina con tofu aquí.

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Aprecio muchísimo cuando mis amigos van de viaje y me traen de regalo comida. Hace poco, una amiga me obsequió un paquetico de hongos marinados a la japonesa. Era pequeñito y me quedé con ganas de más, así que me puse a tratar de imitar la receta y después de un par de veces logré que quedaran igualitos.

Mi esposo me ayudó traduciendo algunas recetas de libros de cocina y revistas en japonés que compré en nuestro viaje más reciente a Tokyo. Sí, tal es el vicio que tengo de comprar libros de recetas.

En Japón se acostumbra a servir montón de cosas que vas comiendo a la vez, picando de cada plato y de cada cuenco, en lugar de servir un primer plato, un segundo plato, etc… Sólo el postre se sirve separado. Estos hongos marinados a la japonesa son divinos para cualquier comida, lo mismo como complemento de un theishoku (la típica completa japonesa servida en una bandeja con arroz, pescado o carne, sopa y tsukemono) que para comer solitos con arroz. La última vez que los hice lo serví con soboro.

Ten en cuenta que se preparan con 1 hora de antelación, pero lleva poco tiempo hacerlos. Los ingredientes son bastante fáciles de encontrar.

Se pueden guardar de un día para otro y da para 4 raciones si los comes solos y hasta para 8 servido como acompañante.

Hongos marinados a la japonesa

Perfectos para acompañar muchas comidas asiáticas.

Ingredientes

1 paquete de 8 oz de hongos shiitake
1 paquete de 8 oz de champiñones
1 paquete de 5-6 oz de hongos shimeji o white beech
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2 cdas de aceite vegetal
1 pizca de rueditas de chile seco
Sal
Pimienta
3 cdas de salsa soya
2 cdas de vinagre de arroz
Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lava los hongos y sécalos con cuidado. Corta los shiitake a la mitad, los champiñones en 3 o 4 rueditas cada uno y separa los shimeji de la base y entre ellos.

Corta la sebolla en juliana y el ajo en rueditas.

Calienta el aceite en un sartén y añade el ajo y las rueditas de chile seco. Cocina unos 30 segundos, hasta que comience a desprender el aroma fantástico del ajo. Incorpora los hongos y saltéalos unos 3 minutos. Salpimiéntalos. Cuando comiencen a soltar líquido, añade la cebolla y saltea otros 2-3 minutos.

Vierte en una fuente o un plato grande y báñalo con la salsa soya mezclada con el vinagre. Ponle aceite de oliva al gusto. Deja reposar 1 hora.

Sírvelos a temperatura ambiente.

¿Verdad que es facilísimo de hacer?

Soboro. Receta japonesa

Soboro-don Receta japonesa

Prepara el soboro en casa. Pocos ingredientes y mucho sabor.

En casa lo llamamos muchas veces picadillo japonés, pero el nombre de esta receta casera japonesa es soboro o soboro-don. Lo de don, alude a la forma de servirlo en un cuenco con arroz y sobre este: el domburi.

En el blog tengo otras recetas de donburi que te pueden gustar, una con pollo y berenjenas y otra con unos chicharrones estilo Okinawa. Esta última lleva tiempo prepararla, pero vale la pena. Es una delicia.

El soboro me encanta para llevarlo de almuerzo al trabajo y a los niños les fascina también. Puedes servirlo en forma de timbal y agregar huevos revueltos, tanto en capas, como dividiendo la parte superior del domburi con la carne a un lado y picadillo en el otro.

El método lo puedes usar para cocinar pollo o pescado. El soboro está listo en unos 5 minutos. Es requetesencillo y muy económico. De esas cosas que comen los japoneses en casa pero nunca te encuentras en los restaurantes japoneses en Occidente.

El sake para cocinar y el mirin se consiguen en casi todos los mercados actualmente, pero siempre tienes la opción de visitar un grocery de productos asiáticos donde seguro son más baratos y de mejor calidad.

Soboro

Soboro. Una receta casera japonesa que se prepara en 5 minutos.

Ingredientes

1 lb de picadillo de res
1/4 de taza de sake para cocinar
3 cdas de mirin
3 cdas de salsa soya oscura (dark soy sauce)
1 cebollino (la parte verde) para adornar

Preparación

Calienta un wok o un sartén grande a fuego alto y cocina el picadillo hasta que cambie de color, unos 3 minutos, mientras lo rompes en pedazos para que no se haga pelotas. El mejor modo de lograrlo para mí es usando 4 palitos chinos para cocinar. Son como los que se usan para comer, pero grandes. Los venden baratísimos en las tiendas de productos asiáticos.

Agrega el sake y sigue cocinando hasta que se evapore, menos de 2 minutos. Añade el mirin y la soya y cocina aproximadamente otros 2 minutos, hasta que el picadillo quede casi seco.

Sirve en un cuenco sobre arroz japonés calentico y adorna con el cebollino picadito.

Lo acompañamos con unos hongos marinados. Delicioso y sencillo. Espero les guste mucho el soboro. En casa es un clásico y me saca de muchísimos apuros.