Header

Blog Archives

Arroz frito con kimchi

arroz frito con kimchi

Un plato vegetariano delicioso: Arroz frito con kimchi

Siempre tengo un frasco de kimchi en el refri. Me encanta consumirlo como complemento de las comidas, hacer quesadillas o este arroz frito con kimchi tomado del blog Herbivoracious, que se ha convertido en un éxito tal en casa.

En el post dedicado a este plato, Michael, autor del libro del mismo nombre del blog, explica que en vez de acompañar el arroz con revoltillo, como suele hacerse en el arroz frito chino, ha puesto un huevo frito blandito, para romperlo y mezclarlo con el arroz. Es una maravilla así. No dejen de ponérselo si hacen esta receta. Yo he preferido esta vez un huevo frito duro.

Si quieres aprender las diferentes formas de freir huevos, puedes consultar este post.

El kimchi es una comida fermentada de origen coreano hecha de vegetales. Hay muchas variedades, dependiendo de la región y de la estación en que se prepara,  pero casi todos incluyen col, rábano y pepino; y se sazonan con jengibre, salsa de pescado y de camarones, salmuera y ajo. Puede ser más o menos picante. Yo lo compro hecho en un mercado de productos asiáticos.

Como en todo arroz frito, deben usar arroz del refrigerador, que les haya sobrado de una comida anterior, de lo contrario quedará hecho una pasta. Si no tienen, cocínenlo unas 4 o 5 horas antes de comenzar a preparar este plato y lo ponen ese tiempo en su refrigerador.

Esta receta da para 2 si se va a comer como único plato en una comida y está lista en menos de 15 minutos.

arroz frito con kimchi

Arroz frito con kimchi

Ingredientes

2 cdas de aceite vegetal
2 dientes de ajo, picados en rueditas finitas
2 cebollinos cortados en rueditas
3/4 de taza de vegetables o de tofu extrafirme escurrido, cortado en cuadritos pequeños
3 tazas de arroz cocinado y del refrigerador
3/4 de taza de kimchi, muy bien escurrido
1/2 cdta de aceite de sésamo
3/4 cdtas de sal Kosher (opcional)
2 huevos fritos

Preparación

Precalienta un sartén grande o un wok con la candela al máximo. Agrega el aceite vegetal, el ajo y la parte blanca de los cebollinos que has cortado más grandes y saltea 20-30 segundos.

Incorpora el tofu o los vegetales. Baja el fuego a medio y sofríe hasta que se doren los cubitos del ingrediente elegido, unos 5 minutos.

Mientras, pica el kimchi en tiras finas en caso de que los pedazos de vegetales sean muy grandes. Si el arroz está muy pegado, rompe un poco las bolas con un tenedor.

Adiciona el arroz y ve cubriéndolo con el aceite, moviendo constantemente a medida que lo vas desgranando y dorando. Mientras más doradito, mejor.

Añade el kimchi y el aceite de sésamo y sigue sofriendo y moviendo otro minuto. Rectifica la sal. Apaga el fuego y déjalo reposar mientras fríes los huevos. Conserva el calor muy bien y no se te va a enfriar.

Sirve en cuencos o platos hondos, con el huevo frito encima y adorna con el verde de los cebollinos.

Tips

Lo he preparado con vegetales y con tofu extrafirme. Ambas versiones son deliciosas. Puedes usar vegetales que te hayan sobrado de otra comida. En ese caso, adiciónalos al final con el kimchi y el aceite de sésamo. El tofu debe ser al menos firme, para que no se te descomponga.

Si tienes tiempo de escurrir el tofu antes, ponlo unos 20 minutos dentro de un paño y colócale un plato encima.

Si el kimchi no es lo suficientemente picante para tu gusto, adiciona Gochujang (pasta de coreana) o shriracha.

Curry tailandés de camarones y piña

curry-tailandes-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

El curry tailandés es de mis favoritos, ya sea con pollo, pescado, cerdo o sólo vegetales, pero este curry con camarones y piña queda para limpiar el plato como sea con tal de no dejar ni una gotica de esta salsa tan rica. ¡Y los colores! ¿Son fabulosos, verdad?

Si quieres comer algo diferente este Viernes Santo, anímate a preparar esta receta, que vas a quedar encantado y tu familia también. La hice el domingo para un grupo de amigos y disfrutamos de lo lindo. No le digas a nadie, pero todos repetimos. No estaba tan picante. Creo que para la próxima le pongo otro poquito de pasta de curry rojo.

Si eres amante del curry, te puede gustar también el japonés y te recomiendo la receta de Katsu-karē.

Esta receta da para 6 y está lista en media hora.

Ingredientes

2 latas de 400 g leche de coco tailandesa
2 cdas de pasta de curry rojo tailandés
1 1/2 cda de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
2 ramas de albahaca tailandesa fresca o 1 cdta seca
1 pedacito de citronella (lemongrass)
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 taza de cubitos de piña, puede ser fresca o en conserva
1 lata de 5oz de raíces de bambú (bamboo roots)
1 1/2 lbs de camarones cocidos
1 rama de albahaca fresca o de cilantro para adornar
1 ají picante rojo

curry-tailandes-con-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

Preparación

Bate las latas de leche de coco antes de abrirlas. Vierte la leche de ambas en una cazuela. Caliéntala a fuego medio. Cuando empiece a hervir, separa un cucharón de leche y mézclalo con la pasta de curry hasta que esta se disuelva bien. Regresa la leche con curry a la cazuela.

Añade la salsa de pescado, el azúcar, la albahaca y la citronella. Baja el fuego a medio-bajo y ve cortando los pimientos en cuadritos del tamaño de un bocado. Agrégalos al curry junto a la piña y las raíces de bambú. Sigue cocinando unos 15-20 minutos, hasta que la salsa se espese y cambie de color. De un tono naranja más blanquecino, pasará a un naranja más fuerte.

Adiciona los camarones y cocínalos unos 3 minutos. Retira la rama de albahaca y la citronella.

Pasa el curry a una fuente y adórnalo con hojas de albahaca o de cilantro y el ají picante cortado en rueditas.

Sírvelo caliente, acompañado de arroz basmati.

Atento con los camarones. Deben estar frescos o bien descongelados. Yo usé camarones cocidos, pero puedes usar crudos (limpiándolos bien previamente) y cocinarlos unos 5 minutos, hasta que cambien de color.

¿Y tú que vas a preparar este Viernes Santo?

Ensalada de col, pollo y maní

Ensalada de col pollo y maní

Ensalada de col, pollo y maní

Para hacer esta ensalada de col, pollo y maní, me inspiré en una receta que vi el otro día en una revista Bonappetit. Es muy sencilla y el sabor es espectacular. Con decirles que ya la comimos dos veces esta semana. Es que se nos fue la mano con el aderezo, pero voy a mantener las medidas en esta receta porque está buenísimo para otras comidas, unos tacos, por ejemplo.

Mis variaciones a la receta: he cambiado la col Saboya por col morada o lombarda (también la hicimos con col blanca y quedó muy rica) y el pollo de restos de Congee por pollo hecho a la parrilla. En el aderezo usé yogurt griego en lugar de tofu sedoso y pasta de miso rojo en lugar de miso blanco.

Está ensalada es genial para usar las sobras del pollo asado que compramos en los supermercados. Si quieres ver más recetas de cómo aprovechar estas sobras, te invito a pasar por este post.

La col cruda es buenísima para limpiar el intestino pues contiene mucha fibra. Además es rica en vitaminas C y E, hierro, fósforo y ácido fólico. La verde tiene la máxima concentración de nutrientes, así que pueden regresar a la ensalada original.

Esta ensalada da para 2 y está lista en unos minutos.

Ingredientes
Para el aderezo estilo asiático:
6 cdas de kimchi picadito
4 cdas de miso rojo
1/2 taza de yogurt griego
1 cda de vinagre de arroz
1/2 taza de aceite vegetal
Sal

2 filetes de pechuga de pollo cocidos a la plancha
4 tazas de col morada (lombarda)
2 cucharadas de maní (cacahuate)
Cilantro para servir y adornar
4 cdas del aderezo estilo asiático

ensalada de col

Ensalada de col, pollo y maní

Preparación

Primero prepara el aderezo. Bates todo en la batidora hasta que esté bien triturado el kimchi y la mezcla sea cremosa. Comprueba la sal. Dura hasta 4 días si lo guardas en el refrigerador en un recipiente de vidrio con tapa.

Corta la col en pedazos pequeñitos. Pica el pollo en cubitos del tamaño de un bocado o desméchalo si usas pollo asado. Corta toscamente el maní. Mezcla bien todo en una ensaladera y sirve en dos platos. Ponle a cada porción 2 cucharadas del aderezo y unas hojitas de perejil por encima.

¡Listo!

¿Verdad que es requetefácil? Ya me contarás si te gustó.

Hoy en día en muchos mercados puedes encontrar el vinagre de arroz, el miso y el kimchi, pero por si las dudas, siempre puedes visitar un mercado asiático.