Header

Blog Archives

Ensalada de habichuelas

Ensalada de habichuelas

Cómo preparar ensalada de habichuelas

La ensalada de habichuelas siempre me recuerda a mi abuelo. Nos encantaba a todos en mi familia, pero a él especialmente. Aunque en sus últimos años él comió bastante y a veces cuando lo llamaba se me quejaba de que mi abuela y mi tía le daban habichuelas todos los días. Es que tenía problemas de azúcar y no había gran variedad de verduras a pesar de que mi familia es de un pueblo pequeño cerca del campo. Pero así es Cuba.

Yo la quería poner esta ensalada en mi libro de comida cubana y al final no quedó. Desde hace rato quería ponerla en el blog, pues he escuchado decir a mucha gente que las compra de latas con tal de no pasar trabajo haciéndola y sinceramente, no da mucho trabajo y la de la lata aunque sea baja en sal, siempre es menos sana. Es preferible comprarla congelada.

A mí me gusta prepararla con anticipación para que agarre el sabor de la cebolla, que debe ir bien finita, si la pueden cortar con una mandolina, mucho mejor.

En mi país le decimos habichuelas, pero en otros lugares se conocen también como vainitas, judías verdes, ejotes, chauchas y porotos verdes. Son bajas en calorías y ricas en fibra, vitamina C y antioxidantes. Si estás a dieta, esta ensalada es ideal para tu rutina. Puede guardarse en el refri de un día para otro.

Ingredientes

1/2 lb. de habichuelas
1/2 cebolla blanca o morada
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
1 cdta de vinagre de jerez o de manzana
Sal
Pimienta

Cóomo cocinar habichuelas

Ensalada de habichuelas

Preparación

Primero lavamos bien las habichuelas y le cortamos las punticas. Es bien poquito lo que se le corta y con unas tijeras, lleva poco tiempo.

Luego tenemos que blanquear las habichuelas. Por si no lo sabes, este es un proceso en el que se cocinan las verduras en agua caliente y luego se ponen en agua helada para parar su cocción. Varía según lo que queremos cocinar. Este método permite que las verduras mantengan sus propiedades y además que no pierdan la textura.

En el caso de las habichuelas, una vez el agua hierva, se cocinan 4 minutos aproximadamente. Mientras, preparamos un cuenco grande con agua a temperatura ambiente y le adicionamos unos cubitos de hielo.

Una vez listas las habichuelas, las escurrimos, las ponemos en el agua helada un minuto y las volvemos a escurrir. Este mismo método uso para cocinar el brócoli y queda delicioso.

Dejamos que se refresquen las habichuelas en un cuenco o una fuente mientras cortamos la cebolla en juliana bien finita. La adicionamos.

Batimos el resto de los ingredientes hasta que el aceite emulsione. Agregamos el aderezo a la ensalada y bañamos bien las habichuelas y la cebolla con este. Dejamos reposar al menos unos 15-20 minutos.

¿Qué comida te gustaría acompañar con esta ensalada? A mí me parece que va con todo, lo mismo con pescado, que con carne roja, pollo o hasta con arroz amarillo.

Machuquillo. Receta cubana.

Machuquillo

Machuquillo. Receta cubana.

En Cuba hay diferentes formas de mezclar plátanos machos con carne de cerdo, empellas, chicharrones o simplemente manteca de cerdo y ajo. El fufú, el caricato, el matajíbaro y la receta que nos ocupa hoy, el machuquillo. En estas variantes, se pueden usar plátanos verdes, pintones o maduros, que serán hervidos, fritos, o combinación de ambos.

El machuquillo suele hacerse con plátanos verdes. Se puede servir en forma de pastel, colocando la mezcla de plátanos con carne, empellas o chicharrones en un cuenco que le dará forma y que luego voltearemos, en bolitas, o tal cual. A mí me encanta hacerlo con tostones de plátanos pintones. Las bolitas no quedan de un color tan lindo, pero el contraste que le da el dulzor de los plátanos medio maduros a este plato, me fascina.

El plátano es muy popular en todo el Caribe. En Colombia se preparan unas bolitas similares y les llaman marranitos. De las islas no podemos dejar fuera el mofongo puertorriqueño ni el mangú dominicano. Y cómo no mencionar el bolón de verde ecuatorianos, preparados con queso.

Es que se me hace la boca agua de recordar todas esas delicias. Vamos con el rico machuquillo en forma de bolitas, que son riquísimas para picar en una fiesta con unas cervecitas bien frías.

Machuquillo. Receta cubana

Machuquillo. Receta cubana

Ingredientes

2 plátanos pintones
2 tazas de aceite vegetal
1 taza de masas de cerdo fritas (la receta aquí), chicharrones o empellas
2 dientes de ajo grandes
2 cdas de aceite de oliva o de manteca de cerdo
Sal
1 cdta de jugo de limón
Rodajas de limón

Preparación

Pela los plátanos. El mejor modo es cortando la cáscara a lo largo por el lomo y de ahí sacas la corteza tirando hacia ambos lados. Una vez pelados, pica los plátanos transversalmente en 5 pedazos cada uno y ponlos a freír en aceite. No hay que calentar el aceite previamente. Cuando comiencen a dorarse, retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel toalla. Luego machácalos con una tostonera o poniéndolos dentro de un pedazo de papel y aplastándolos con una lata de conservas o la parte de abajo de un cuenco. Vuelve a freír los plátanos. Esta vez con la manteca caliente, un par de minutos por cada lado, hasta que estén tostados.

Calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva o la manteca de cerdo. Retíralo del fuego y añade el ajo picadito o machacado. Deja reposar unos minutos para que el aceite adquiera el aroma del ajo.

Muele bien los plátanos y la carne en una máquina de moler o un procesador de alimentos. Agrega el aceite con los ajos y el limón. Ponle sal al gusto. Mezcla bien todo y ve haciendo bolitas de unos 3-4 centímetros (1.5 pulgadas). Sírvelas con unas rodajas de limón por si alguien le quiere ponerle más jugo al machuquillo.

La cocina cubana de Vero en Despierta América

Hoy me voy a California a disfrutar de la compañía de mis colegas blogueras en We All Grow y los dejo con un #TBT y esta visita a Despierta América la semana pasada, para hacer fricasé de pollo de mi libro La cocina cubana de Vero. Una de las recetas preferidas en casa que espero les guste. Además, fue un placer prepararlo con la ayuda de Carla y Francisca. Divertidísimo.