Header

Blog Archives

Quesadillas con pisto y salchichas

quesadillasH

Quesadillas de pisto y salchichas

Ustedes se preguntarán de dónde he sacado estas raras quesadillas con pisto y salchichas… Pues de Japón. Durante nuestras pasadas vacaciones en Tokio quedamos con nuestra amiga Marcela en Daikanyama, una parte de la ciudad que no conocíamos de los viajes anteriores.

Es un barrio muy lindo, de clase alta, con boutiques y restaurantes bastante caros. Nuestra amiga nos había citado ahí para que conociéramos la librería Sutaya. Genial elección. Llegué y no quería irme.

sutaya2

Librería Sutaya, Daikanyama, Tokio

Me contaron que esta cadena se dedicaba hace unos años a la renta de videos y que cuando el negocio se vino abajo allá, como en casi todas partes del mundo, se diversificaron. Ahora venden libros, música, revistas, películas, papelería y mucho más; además de contar con un café a su lado. La tienda a la que fuimos era una especie de Barnes & Noble por el concepto, más con un look muy moderno. Estaba dividida en 3 edificios, muy cerca uno del otro, y entre ellos plantas y mesitas (pueden ver algunas fotos aquí). Una atmósfera muy relajada. Y la sección de libros de cocina era enoooorme e incluía algunas conservas, salsas, dulces y utensilios, todo situado al lado de los libros que tocaban el tema relacionado con ellos. Nada más me compré tres libros… se los juro! Y los tres son de cocina… Sorpresa!

sutaya

Sutaya Daykanyama

Siempre que voy de viaje paso por una o varias librerías y paso en ellas bastante tiempo. Al fin y al cabo, de los libros se ha comido en casa por más de 20 años. El caso es que pasamos tanto rato en la librería, que decidimos comer en este barrio y el sitio más aconsejable y barato era una cafetería llamada Little Mermaid, pues teníamos que salir casi que corriendo para otra parte de la ciudad y no podíamos quedarnos por mucho rato. Era la hora del almuerzo y casi todo lo que ofrecían en este sitio era dulce, así que atacamos unas quesadillas de 200 yenes ($1.60) para satisfacer el ansia de comida salada. La verdad es que no nos gusta comer comida occidental allá, pues queremos aprovechar al máximo cada comida japonesa que podamos. Cuando lo hemos hecho, hemos notado que aunque los nipones no son nada fieles a los sabores extranjeros y hace su propia versión de las recetas, les quedan buenísimas y le aplican siempre la suavidad de sus sabores.

Así terminamos probando unas quesadillas nada japonesas y nada mexicanas, parecidas a estas, que según mi esposo yo he mejorado un poco. Pruébenlas, que no se van a arrepentir. Se hacen en pocos minutos con un poco de pisto que les quede de otra comida o que preparen expresamente para ellas y luego usen en otras cosas (ver algunas ideas en este post).

quesadillaV

Quesadillas con pisto y salchichas

Ingredientes

Para dos quesadillas (1 ración)

2 tortillas mexicanas de maíz pequeñas
2 cucharadas colmadas que queso mozarella rallado
2 cucharadas de pisto a la Vero (la receta aquí)
1 salchicha (depende del tamaño)
Salsa picante para acompañar (opcional)

Preparación

Calienta el comal o una sartén a fuego medio y calienta las tortillas un poco, para que no se cuarteen cuando vayas a doblarlas.

Agrega una cucharada de queso a cada tortilla, una cucharada de pisto y unas 4 o 5 rueditas de salchicha. Dobla la tortilla para formar la quesadilla y sigue calentándola unos 3 o 4 minutos más por cada lado.

Sirve con pisto, con pimientos asados o con tu salsa picante preferida. Si no te gusta el picante, te las comes sin él, como las comimos nosotros en Tokio. Quedan tan ricas y con un sabor tan delicado.

Pronto sigo con más aventuras de Japón. En estos días estoy en las finales de mi libro y apenas me queda tiempo para dormir. Mándenme un poquito de fuerzas, por favor.

Trifle de cerezas

Trifle

Trifle de cerezas. #cookingthechef

El trifle es un postre típico de la cocina inglesa que lleva bizcocho, frutas y natilla. Sus versiones más modernas incluyen también crema montada y esta de Jamie Olvier que he preparado la verdad que me recuerda más al tiramisú que al postre inglés. Bizcochos savoiardi, queso mascarpone y limoncello… ustedes me dirán. Amantes de las cerezas… ¿Están listos para disfrutar esta maravilla?

El caso es que queda hermoso, rico y refrescante. Encontré la receta en el libro Las comidas en 30 minutos de Jamie cuando estaba tratando de decidir qué hacer para el reto Cooking the chef de este mes. Me decidí por el Cuscús con pollo y tzatziki (que ya alguno de ustedes ha preparado) en ese momento, pero dejé algunas recetas marcadas en los libros de este chef, entre ellas estaba este postre delicioso. Jamie la hizo con frambuesa y yo con cerezas, pero pueden prepararlo con la fruta que les plazca.

Se monta rapidísimo, no lleva horno y da para 10 o 12 raciones. Es mejor prepararlo de un día para otro.

Ingredientes

3 naranjas
2.25 oz (75 ml) de limoncello (si quieres hacerlo casero, aquí la receta)
100 g de bizcochos tipo savoiardi (lady fingers)
250 g (8 o 9 oz) de mascarpone
2 cdas de azúcar glas y más para espolvorear
3.25 oz (100 ml) de leche desnatada (yo usé 2%)
1 limón (de los amarillos)
1 cdta de extracto de vainilla
30 a 40 cerezas
Chocolate amargo para rallar al gusto

Trifle de Jamie Oliver

Preparación

Quítale las semillas a las cerezas. Para esto venden un aparatico chulísimo que hace la tarea muy fácil y sirve además para quitarle las semillas a las aceitunas, pero se puede hacer con un absorbente o popote.

Exprime las naranjas y cuela el jugo. Mézclalo con el limoncello en la fuente en la que vayas a preparar el dulce. Comprueba el dulzor y que no quede con mucho sabor a alcohol. Coloca los bizcochos en el líquido, en una sola capa, cubriendo el fondo del recipiente. No tienen que quedar bien pegados, pero sí lo suficientemente cerca para que luego cuando se hinchen con el líquido quede una capa compacta.

En un cuenco (yo lo hice en la KitchenAid para montarlo un poco) une el mascarpone con el azúcar. Agrega la ralladura de la piel del limón, el jugo de una de sus mitades y la vainilla. Cuando todo esté bien integrado, extiende la mezcla sobre los bizcochos usando una espátula.

Ponle encima las cerezas y rállale chocolate al gusto. Tapa la fuente con papel film y mete al refri al menos 4 horas.

En el momento de servirlo, espolvoréalo con una cucharada de azúcar glas.

Dije que para 10 o 12… pues no sé… tal vez para 6… depende si logran servirse sólo una vez. Este es uno de los gusticos que me doy ahora los fines de semana. Un gustazo, más bien. Disfruten mucho.

Tacos asiáticos de portobello

Tacos asiáticos con Portobello

Hace un par de semanas que fui a Nueva York de trabajo y aproveché para pasar unos días de vacaciones antes con mis amigos. Todos los años me toca ir a una feria que casi siempre hacen en esta ciudad en un centro de convenciones donde la comida es horrible pero esta vez encontré algo que me gustaba, unos tacos asiáticos de portobello.

Les he cambiado el nombre, porque los que lo vendían le llamaban tacos japoneses vegetarianos. También hacían de berenjena japonesa y de boniato americano, que pronto quiero recrear en casa como he hecho con estos.

Es una receta vegetariana saludable y fácil de hacer. Con dos de estos tacos para mí ya tienes la comida resuelta y hasta con uno si luego te comes una taza de frutas.

Tacos asiáticos con Portobello #comidaVegetariana

Ingredientes

Para dos tacos
2 hongos portobello
Sal
Pimienta
1 taza de lechuga bien picadita
1 cda de albahaca fresca picadita
2 tortillas de harina medianas o 4 pequeñas
1/3 de pepino, cortado en semiruedas finitas
Furikake del tipo que tengas

Para el aderezo:
½ cda de aceite de oliva o vegetal
½ cdta de vinagre de arroz
Sal
1 pizca de shichimi togarashi (mezcla de especias japonesa)
Un par de gotas de aceite de sésamo (puede ser picante y no usar togarashi)

Preparación

Lava bien los hongos y sécalos con cuidado. Córtalos en tiritas del ancho de tu dedo y cocínalos unos 7-8 minutos fuego medio en una sartén antiadherente. Salpimiéntalos.

Bate los ingredientes del aderezo hasta que emulsione y baña con este la lechuga a la vez que la mezclas con la albahaca.

Calienta las tortillas en un comal o en el microondas.

Monta el taco colocando los hongos, la lechuga y el pepino. Espolvorea a gusto con el furikake y enróllalos como prefieras.