Header

Blog Archives

Cocina simbiótica de Miguel Ángel Almodóvar

veronica-comida-simbiotica

Cuando Miguel Ángel Almodóvar me invitó a participar con un menú en su libro más reciente, Cocina simbiótica, no me lo pensé dos veces y me puse a trabajar, a pesar de que estaba a tope con las recetas de mi libro en ese entonces. Conocía ya algunos de sus más de 20 libros y me había encantado Mood Food. La cocina de la felicidad, un proyecto ligado al que hoy les vengo a contar.

Almodóvar es sociólogo, investigador, periodista y divulgador especializado en nutrición y gastronomía que por más de tres décadas ha sido uno de los rostros más populares de la televisión española; así como una voz destacada en las estaciones de radio de España. En Cocina simbiótica, ha reunido a 25 chefs de todo el mundo para crear un recetario sano, saludable y divertido, que excita los sentidos y proporciona energía y placer a nuestro organismo. Y es que sin dudas, somos lo que comemos.

La comida simbiótica no es más que la integración de alimentos probióticos y prebióticos que nutren nuestra flora intestinal y ayudan a mantenernos saludables y a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Hay bacterias dentro de nosotros que debemos cultivar y este libro te enseñará qué alimentos debes consumir para hacerlo bien y beneficiarte de ellas.

miguel angel almodovar

Foto tomada del Facebook del autor.

Entre los alimentos ricos en probióticos se encuentran el yogurt, el kimchi, el kéfir, el miso, los encurtidos y el tempeh. Se aconseja que incluyas siempre alguno en tu dieta y el libro explica los beneficios de cada uno de estos alimentos y te enseña a hacer yogurt y encurtidos caseros.

Algunos alimentos prebióticos son las alubias blancas, los higos secos, la papa, los garbanzos, las lentejas, los pistachos y las almendras. Este grupo particularmente, favorece el crecimiento de bacterias beneficiosas y ayudan a absorver mejor los minerales que necesita nuestro cuerpo. Igualmente el libro explica cómo cada uno de ellos te ayuda a mantener una flora intestinal sana.

Miguel Ángel recomienda que evitemos las harinas procesadas, reduzcamos la cantidad de carne roja que comemos y comamos entre 25 y 20 gramos de fibra diariamente; así como usar siempre aceite de oliva u otro de similar calidad para cocinar.
cocina simbioticaCada uno de los 25 menús cuentan con primer plato, segundo plato y postre. Hay tanto comida sofisticada con presentaciones de ensueño como recetas sencillas y fáciles de montar.  Yo preparé un menú oriental con un twist latino. Consistió en ensalada tibia de coles de Bruselas, chuletas de cerdo al miso y crema helada de mango. Entre los platos que me han cautivado está la crema de berros de el chef francés Stéphane Thoreton, unos patacones (tostones) rellenos de rabo de toro con guacamole de cilantro y trufa negra de los colombianos Jonathan Alejandro Rivero y Laura Viviana Rendón; el flan de huevo y tofu del español David Pérez y su ensalada de remolacha; el tartar de salmón de la también española María de Jesús Gil de Antuñano; las flores de calabaza rellenas de caballa del italiano Massimo di Cencio… La lista sería interminable. Es un libro para comérselo.

 

lomo

Garbanzos al jengibre

garbanzosaljengibre1

Esta receta macrobiótica me la ha dado mi amiga Leonor cuando le conté que el ingrediente de la semana era el jengibre. Es muy fácil y económica. La hicimos entre las dos y nos comimos toda la olla entre 5. Quedaron deliciosos. Lleva casi una hora de preparación porque ablandas los garbanzos con el jengibre, así que esta vez no se vale la lata.
Como siempre, les cuento un poco del ingrediente de la semana en la receta que lo lleva, antes de borrar la información de la columna derecha del blog, que desaparecerá cuando elija el próximo ingrediente. El jengibre se utiliza mucho en la cocina asiática, sobre todo en conserva con vinagre, o simplemente se añade como especia para disimular otros aromas y sabores más fuertes. Es una raíz muy apreciada por su aroma y sabor picante. En la cocina occidental, se usa más en la preparación de dulces y como saborizante principal del ginger ale. Es un efectivo tratamiento contra las náuseas y la gastritis leve. Se utiliza también como expectorante, es estimulante y afrodisiaco.
Ingredientes
1 paquete de garbanzos de 14oz
1 bulbo de jengibre
1 ajo porro o puerro
Sal
Aceite de oliva
Preparación
Pica el bulbo de jengibre en dos y colócalo con los garbanzos y agua en la olla de presión. Ablanda los garbanzos -se cocinan por 40 minutos después que empieza a pitar la olla.
Pica la parte blanca del puerro en rueditas y la parte verde en tiritas finitas para adornar el plato.
Cuando estén blandos los garbanzos, retira el jengibre y déjalos a la candela para que se espesen. Mientras sofríe las rueditas de ajo porro en aceite. Vierte el sofrito en el potaje y ponle la sal a gusto. Deja que se espese hasta que estén en el punto que prefieras.
Sirve adornando con las tiritas de ajo porro.
Tips
Puedes poner los garbanzos en remojo con antelación para disminuir el tiempo de cocción.
Si tu olla es pequeña, ablándalos por 30 minutos, revísalos y si no están ponle un poco de agua tibia y cocina otros 10 minutos.
Si estas apurado y quieres espesar rápido el potaje, puedes batir un poco de garbanzos en un procesador o aplastarlos en un plato.