Header

Blog Archives

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

¿Se acuerdan de los coquitos acaramelados? Eso parecen estas albóndigas de pollo en salsa Buffalo que he preparado especialmente para el Super Bowl pero que si le agarran la vuelta, estoy segura que se convertirán en una tapa frecuente para ver cualquier deporte o llevar a cualquier fiesta.

Lleva muchos ingredientes pero la receta es nada complicada. Ya verán.

En ella mezclo los sabores de Cuba, Puerto Rico, México y Estados Unidos. Es un plato bastante sano, si tenemos en cuenta que las albóndigas se hacen al horno y que puedes elegir un picadillo de pollo bajo en grasas.

Pero sin culpas, que el Super Bowl es una vez al año.

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

La salsa queda glaseada, brillosa y pegajosa. En inglés esta receta se llamaría Sticky Buffalo Chicken Meatballs o algo por el estilo.

Da para 16 albóndigas del tamaño de una pelota de golf.

Ingredientes

Para el sofrito crudo:
10 hojas de culantro
2 dientes de ajo
1/2 cebolla morada mediana
1/2 pimiento rojo
1 ají cubanelle
1 ají cachucha
1 cdta de comino en polvo
1 cdta de pimentón dulce

Para las albóndigas:
1 lb de picadillo de pechuga de pollo
1 taza de panko
1 huevo
1/3 de taza de sofrito crudo
1/2 cdta de sal
2 cdas de aceite (el que quieras)

Para la salsa Buffalo:
2/3 de taza de salsa Buffalo (yo usé Frank’s)
1/2 taza de azúcar moreno
El jugo de una lima (el limón verde)

Para la salsa de blue cheese:
1/2 taza de blue cheese desmoronado
2 cdas de crema mexicana
2 cdas de agua

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Preparación

Pon todos los ingredientes del sofrito crudo en la batidora, el procesador de alimentos o el NutriBullet y has una pasta con ellos. No vas a usar todo. Así que mezcla 1/3 de taza con el picadillo de pollo, el panko, la sal y el huevo. El mejor modo de hacerlo es con las manos. Asegúrate de que las tienes limpias. Reserva el resto para otra receta. Puedes usarlo en un guiso, una sopa o un potaje.

Pon las 2 cucharadas de aceite en un cuenco del que se te sea fácil tomarlo para untarte las manos con él, pues cada 3 albóndigas más o menos te debes engrasar las manos para darle forma sin que te peguen en las manos y para que queden parejitas.

Precalienta el horno a 450⁰F (230⁰C).

Cubre una bandeja resistente al horno con papel aluminio o con uno de esos pliegos de silicona que se usan para el horno. Ve haciendo albóndigas del tamaño de una pelota de golf y colocándolas en la bandeja. Hornea 10 minutos.

Mientras tanto, haz la salsa. Une todos los ingredientes en una sartén o una cazuela mediana y los cocina a fuego medio unos 10 minutos. El azúcar debe desleírse totalmente y la salsa debe reducirse casi a la mitad.

Cuando estén las albóndigas y la salsa se encuentre en su punto (más o menos coinciden), echa las albóndigas en la cazuela. Cocina unos 4-5 minutos, moviendo la cazuela con fuerza para que las albóndigas se vayan volteando y cubriéndose con esa salsita Buffalo mejorada, rica y pegajosa. Traten de no mover las albóndigas o háganlo con cuidado para que no se maltraten, aunque no son fáciles de romper.

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Quedan jugosas por dentro con ese sofrito crudo y pegajosas por fuera, aunque no se pegan entre ellas.

Por último bate los ingredientes de la salsa de blue cheese que es lo mejor que se ha inventado junto con el apio para acompañar lo que cocines con salsa Buffalo. Si no tienes crema mexicana, te recomiendo esta otra forma de preparar la salsa.

Si tienen dudas con algunos utensilios e ingredientes, pueden consultar mis recomendaciones en Amazon.

Comparte esta receta en tus redes para que la tengas a mano el domingo.

¿Te gusta el fútbol americano o sólo la fiesta, los comerciales, la música, los amigos y la comida del Gran Juego?

Sándwich de pollo estilo asiático

Sándwich de pollo estilo asiático

El 7 de febrero es el Superbowl y siempre me invento una receta para esta fecha en que suele comerse sobre todo sándwiches, pizza, guacamole, alitas de pollo, entre otros platos. El año pasado hice las fritas cubanas para aprovechar y tomar la foto de esta receta para mi libro y esta vez les traigo un sándwich de pollo estilo asiático con col morada encurtida.

Unté el pan de gochujang (pasta de chile coreana) y le quedó tan pero tan bueno. Esto lo hice porque venían unos amigos con su niño y me imaginé que el nene no comía picante, pero dependiendo de los comensales, puedes agregar el picante a la carne cuando la cocines. Un toque de chile le vendrá de maravilla a este pollito ripiao’ (pulled chicken en inglés), que queda con un sabor dulcecito, que marida de maravilla con el ácido del encurtido.

La receta da para unos 12 sándwiches, lleva unos 45 minutos de preparación y mínimo esfuerzo. Luego, a la hora de la fiesta, cada cual que se arme su sándwich y tú a disfrutar. Al menos a mí, es lo que me gusta de este día, pasarla rico con los amigos, porque de fútbol americano no entiendo nada.

Ingredientes

4 nectarinas
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
6 contramuslos de pollo sin hueso ni piel
1 pechuga de pollo sin hueso ni piel
1/2 taza de salsa teriyaki
1/4 de taza de salsa soya
1/4 de taza de salsa de naranja
1 pizca de chile
1 taza de agua

12 panecillos suaves
Encurtido de col morada (la receta aquí)
Cilantro picadito

Sándwich de pollo estilo asiático

 

Preparación

Pela las nectarinas y córtalas en cubitos de poco menos de 2 cm. Calienta una cazuela a fuego algo, añade el aceite y dora la fruta.

Incorpora los siguientes 7 ingredientes, tapa la cazuela y cocina durante 25 minutos, hasta que el pollo esté blandito. Retira la cazuela del fuego y coloca lo pedazos de pollo en una bandeja. Desmenúzalos con la ayuda de 2 tenedores y devuélvelo a la cazuela. Sigue cocinando otros 10 minutos. Si se ha secado la salsa, ponle otro poquito de agua. El objetivo es que el pollo agarre más sabor y el color de la salsa.

Una vez se haya secado casi toda la salsa, el pollo estará listo para preparar los sándwiches.

 

NBC

Hoy les tengo 2 noticias, que me siento supercontenta y honrada de estar en la lista de las blogueras latinas a las que debes prestar atención en el 2016 según de NBC. Pasen a ver el artículo para que conozcan a mis maravillosas colegas blogueras.

Y que el sábado 6 de febrero a las 6:30PM es el lanzamiento oficial de La cocina cubana de Vero en una de mis librerías favoritas, Books & Books (265 Aragon Ave. Coral Gables, FL 33134). Los espero por allá para dedicarles el libro y pasarla bien. Tengo una sorpresita y me acompañará mi querida y admirada Raquel Roque, autora de Cocina cubana: 350 recetas criollas y Cocina latina: El sabor del mundo latino.

books and books

portada

Alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl

Alitas de pollo y Old Bay

Seguimos con el pollo. Esta vez con alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl. Nunca me imaginé que iba a comer alitas. Es un gusto adquirido en Estados Unidos, donde son super-populares. Mis abuelas y mi madre sólo las usaban para hacer sopas y caldos. Hace poco me contaba una amiga que su suegra, que vive en Cuba, le había preguntado si les iba muy mal, y la razón era que cada vez que hablaban por teléfono le decía “aquí, bien, reunidos con unos amigos comiendo alitas de pollo y tomando unas cervezas”. Jajajajaja.
 
Las alitas, junto a las pizzas y los chips, es de las comidas que más se consumen el día del Super Bowl, que es la final del fútbol americano. Ya seguro han leído en otros post que yo no entiendo el juego, pero me encanta la fiesta alrededor del evento, así que preparo tapas ricas para ese día, como estas alitas, que es muy económica y lleva poco trabajo.
 
La sazón  Old Bay es una mezcla de hierbas y especias que se comercia en Estados Unidos desde 1939 y sigue siendo muy popular, sobre todo combinada con cangrejos, camarones o pescados, pero va muy bien con pollo, hamburguesa, ensalada, papas fritas y palomitas de maíz. Contiene mostaza, paprika, sal de apio, laurel, pimienta negra y roja, canela, clavos, nuez moscada, cardamomo y jengibre. Yo la había visto muchísimo en el mercado pero no la probé hasta que me la recomendó uno de mis amigos de Facebook, Dorven. Desde entonces no falta en mi despensa.
 
Ingredientes
 
20 alitas de pollo (1 1/2 lb)
El jugo de medio limón
2 cdas de Old Bay
1/2 taza de harina
Aceite para freir
1 limón en octavos
Perejil para adornar
 
Preparación
 
Pica las alitas a la mitad. Quítale las puntas y las articulaciones. Adóbalas con 1 cucharada de Old Bay y el jugo de limón. Déjalas reposar 20 minutos.

Une la harina con la otra cucharada de Old Bay y rebosa levemente las alitas con esta mezcla para freírlas en aceite bien caliente -si usas la freidora eléctrica, ponla a 375 °F (190 °C)- hasta que estén doradas y bien cocinadas, aproximadamente 15 minutos. Ponlas a escurrir sobre papel toalla antes de servirlas con las cuñas de limón y un poco de perejil bien picadito.

Alitas de pollo para el super bowl