Header

Blog Archives

Mini pizza cuatro quesos

pizzaready
En los días que se avecinan van a salir varias recetas con el ingrediente de la semana próxima, el queso azul, después del embullo de mis amigos en Facebook.
Casi siempre cocino solamente un plato con el ingrediente elegido, pero ya tengo recetas de Ailyn y de Marga.
Hoy comienzo con una mía, esta mini pizza sencillísima y rápida de hacer. Incluyo fotos del paso a paso. Sólo lleva 20 minutos de preparación.
Mi amiga Niurki es experta haciendo la masa de pizza y mi primo dice que en Publix venden una masa lista para cortar y estirar que es divina, pero yo casi siempre me voy con los crusts de Boboli -más que nada por comodidad. Los tienen gorditos y finitos, de trigo y de harina, de 8” y de 12”; todos vienen listos para ponerle los ingredientes y hornear la pizza.  
Ingredientes

2 Boboli 2 Mini 8″ Italian Pizza Crusts, 10 oz.

Aceite de oliva

Albahaca en polvo
Pimienta negra recién molida
1 ramita de albahaca fresca
30g aproximadamente de cada uno de los siguientes quesos: azul, de cabra, mozzarella y brie
Preparación
Precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit.
Unta ligeramente los dos mini-crusts con aceite de oliva. El mejor modo es con tus dedos.
Pon los crusts en un plato o tabla, con la parte que tiene como pedacitos de queso en la masa hacia arriba.
Pica el queso brie y el mozzarella en lasquitas y colócalas uniformemente encima de la masa. Has lo mismo con el queso azul y el de cabra desmenuzados. Espolvorea ligeramente con la albahaca en polvo y cocina en el horno por 15 minutos.
Cuando las saques del horno, échale la pimienta recién molida, adorna con hojitas de albahaca y la pícala en 3 o 4 cuñas.
Se puede acompañar con alguna ensalada.
Tips
Según el paquete de Boboli, la pizza se deja en el horno por 8 o 10 minutos, pero a mí me gusta ligeramente tostada y por eso la dejo 5 minutos más. 

Pasta de bocaditos

Bocaditos de pasta
Esta pasta rara vez falta en una fiesta de cumpleaños en Miami. Se come con galleticas saladas o con pan dulce pequeño (hawaiano). La más rica del mundo la hacía mi padrino cuando yo era chiquita. Recuerdo que le quedaba de color mostaza. Pero él ya no está y nunca nos pasó la receta.
Este es un plato cubano muy fácil de preparar. Muchas veces mis amigos de otros países me preguntan cómo se hace, así que aquí les va mi receta.
Ingredientes
2 laticas de jamón del diablo
1 paquete de 8 onzas de queso crema
1 ají pimiento rojo asado
1/3 taza de mayonesa
2 pepinillos encurtidos pequeños
1/2 cdta. de mostaza
tabasco
pimienta

Preparación

Picar el ají y los pepinillos en cuadritos bien chiquitos. Reservar.
Mezclar el jamón y el queso crema hasta que no queden trozos grandes de queso.
Añadir el resto de los ingredientes y revolver bien hasta crear una pasta homogénea. Echarle ua pizca de pimienta negra molida y unas gotas de tabasco a gusto.
Servir en un cuenco mediano acompañado de galletas saladas, o picar los panecillos hawaianos a la mitad, untando el centro de abundante pasta y colocar en una bandeja.
Tips
Deja el queso crema fuera del refrigerador un rato, para que tome la temperatura ambiente, y será más fácil mezclarlo con el jamón.

Onigiri de salsa soya

Si vas de vacaciones a Japón, una de las comidas más baratas son los onigiri (bolitas de arroz). Para mi, dos o tres onigiri, acompañados de alguna bebida, es un almuerzo delicioso, sobre todo en el verano. Valen $1.50 aproximadamente y los venden en todos los supermercados y konbini (convenience store). Pero si quieres hacerlos en tu casa, te recomiendo comenzar por el onigiri de salsa soya.

IMG_5719

                                   
El konbini es una de las tantas maravillas japonesas que sientes que te hacen la vida fácil a cada minuto. Hay uno a cada paso y en ellos puedes comprar cualquier cosa; comida hecha y precocida; todo tipo de bebidas, incluyendo el sake y el shōchū (aguardiente japonés); revistas, medias, camisas, lapiceros, corbatas, cuadernos, sombrillas, cigarros; lo que se te ocurra y lo que no.

Hay muchísimos tipos de onigiri, rellenos con infinitos condimentos, envueltos en algas, fríos y calientes. Este es uno de los más fáciles y rápidos de hacer. Aunque la preparación se ve larga, es muy sencillo. Y va dedicada a Vera, que quiere aprender a cocinar comida japonesa.

IMG_7097

Ingredientes

2 tazas de arroz japonés cocido
1/4 taza de salsa soya
1 pizca de sal
1 cda. de aceite de sésamo
Preparación
El arroz debe estar tibio. Frío es difícil de amoldar y caliente no lo puedes tocar.

Pon dos tazas de agua tibia en una fuente o recipiente en el que puedas mojarte las manos. Disuelve una pizca de sal en el agua.

Mójate las manos. Coloca en una de ellas un poco del arroz cocido del tamaño de tu palma, ve presionándolo para que quede compacto y moldeando el onigiri en forma circular o triangular, como prefieras.
Con dos tazas de arroz cocido puedes hacer cuatro bolitas. Antes de cada una, moja tus manos con el agua tibia salada. Ve colocándolas en un plato o bandeja.
Calienta un sartén a fuego medio, unta el fondo con aceite de sésamo hasta que este también se caliente. Baja la intensidad de la candela a medio-baja. Coloca los onigiris.
Pasados unos dos minutos, la parte en contacto con el sartén estará un poquito tostada, parecido a la raspa. Voltéalos y con una brocha, unta de salsa soya el lado que ha quedado hacia arriba. Presiona las bolitas de arroz contra el fondo del caldero con ayuda de una espumadera. Pasados dos minutos, vira otra vez las bolitas y unta el otro lado con soya.
Ve volteando las bolitas cada dos o tres minutos y presionándolas de vez en cuando con la espumadera hasta que pasen 15 minutos.
Tips
Recuerda que el arroz japonés debe cocinarse sin sal ni grasa.
Quedan riquísimos también si untas los onigiri con una mezcla de pasta de miso, cebollinos finamente picados y sake.