Header

Blog Archives

Frijoles canarios

Frijoles canarios. Receta peruana

Los frijoles canarios los conocí en Veracruz una vez que fui a visitar a mi esposo cuando éramos novios y él vivía allá. Ninguno de los dos los habíamos visto o probado antes, pero desde entonces están entre nuestros preferidos. Aquella vez los preparé a mi manera pero luego he ido experimentando con diferentes recetas peruanas hasta encontrar mi preferida, que esta que les traigo hoy. Me encanta el sabor que les da el tocino ahumado. Da para 4 raciones si los sirves solos y para 6 si los sirves de guarnición. Facilísima de preparar.

Estos frijoles son de color amarillo y se cultivan en las costas norte y sur de Perú. En Miami los consigo secos en una tienda especializada en productos sudamericanos, pero también los puedes encontrar enlatados. Como cualquier frijol, puedes ahorrar tiempo al cocinarlos poniéndolos en remojo la noche antes. Yo los pongo de una vez en la olla de presión y en 40 o 45 minutos ya están listos para comer.

Ingredientes

15 oz (425 g) de frijoles canarios
2 cdas de manteca de cerdo o aceite vegetal
½ cebolla blanca, picadita
½ taza de bacon o tocino ahumado picadito
2 dientes de ajo
1 tomate mediano, picadito
1 cda de salsa de tomate
1 cda de pasta de culantro o 2 hojas de culantro frescas
Sal

Frijoles canarios #ComidaPeruana

Preparación

Lava los frijoles y ponlos en la olla de presión con bastante agua (tres veces por encima de la altura que alcanzan los frijoles en la olla) a fuego medio-alto. Deja que la olla pite 25 minutos y mientras prepara la sazón.

Sofrié la cebolla y el ajo en la manteca a fuego medio unos 5 minutos. Agrega el tocino ahumado y sigue cocinando otros 5 minutos, hasta que esté medio dorado. Añade el tomate, la salsa de tomate, la pasta de culantro y sigue cocinando un par de minutos. Si usas culantro fresco, adiciónalo a los frijoles una vez destapes la olla.

Vierte el sofrito en los frijoles, ponles sal a gusto y deja que se cocinen otros 15-20 minutos a fuego medio, hasta que se espesen a tu gusto.

Puedes servirlos tal cual con pan o con arroz blanco, aguacate (palta) y tu carne favorita.

Ensalada de quinoa / Quinoa Salad

Ensalada de quinoa - La cocina de Vero

La quinoa se ha puesto de moda por ser un alimento muy completo, que contiene proteínas, hierro y potasio; así como en las dietas libres de gluten. Seguro ya muchos por acá la han probado o tienen planes de hacerlo.

Yo siempre había comprado la quinoa amarilla clara y ni sabía que existían otras hasta hace poco, pero uno amigo muy querido y seguidor de la página del blog en Facebook, Edgard, me había hablado de la quinoa negra. Luego, casualmente, la encontré en HomeGoods. Su textura y tamaño son los mismos de la quinoa que había comido siempre, pero tiene un sabor más pronunciado, que me gustó mucho. No es necesario que hagas esta receta con quinoa negra, puedes disfrutarla igual con la de toda la vida.

Esta ensalada está inspirada en una que vi en un libro de recetas que me compré en Japón en una tienda de libros usados, en un barrio divino llamado Jimbocho que está lleno de librerías de  todo tipo en las que me encanta perderme cada vez que voy a Tokyo.

La quinoa a veces la venden lavada y a veces no. Mira bien el paquete antes de comenzar a preparar este plato que da para 4 y está listo en 50 minutos.

Ingredientes

1 taza de quinoa negra (o la que tengas a mano)
1 ají pimiento verde
1 lata de 15 oz de frijoles carita
1 lata de 15 oz de maíz
6-7 rábanos
1 cebollino
1/3 de taza de aceite de oliva virgen extra
1 limón, su jugo y 1 cdta de su ralladura
1/2 cdta de azúcar morena
2 cdtas de crema de rábano picante (horseradish cream)

Preparación

Lava y escurre bien la quinoa.

Hierve dos tazas de agua en una cazuela mediana, agrega la quinoa, baja el fuego al mínimo y tápala. En 15 minutos habrá absorbido toda el agua y estará lista. Ponla en un colador para que se refresque y suelte cualquier poquito de agua que pueda haberle quedado.

Mientras tanto, pica el ají y el cebollino en pedazos pequeños, enjuaga y escurre los frijoles y el maíz y corta el rábano en rueditas finita.

Ve preparando también la vinagreta con el aceite, el limón, el azúcar y la crema de rábano. Sólo debes poner todos los ingredientes en un cuenco pequeño y batirlos hasta que emulsione.

Cuando la quinoa esté fresca, únela con lo que has cortado y escurrido. Aderézala con la vinagreta. Puedes servirse lo mismo como entrante o como plato principal.

¿Has probado la quinoa? ¿Cómo la preparas?

Quinoa Salad - La cocina de Vero

Quinoa has become a fashionable food in the last years, because it is very complete food, high in protein, iron and potassium, as well as very suitable for gluten -free diets. Besides that, it cooks in only 15 minutes, and can be combined with almost everything. Have you tried it?

I had always bought the regular quinoa and didn’t know there was something like black quinoa until recently. A good friend, cook, and follower of the blog, Edgard, told me about it. A few days later I found it in HomeGoods like it was waiting for me to try it. Its texture and size are the same as the quinoa I had always eaten, but it has a more pronounced flavor, which made me fall in love immediately. Anyhow, there is no need to make this recipe with black quinoa, you can enjoy it with the one you have on hand.

This salad is inspired by one I saw in a cookbook that I bought in Japan in a second hand bookstore, at one of my favorites Tokyo’s neighborhoods called Jimbocho, which is full of bookstores of all kinds. I love to get “lost in translation” there every time I visit Japan.

Quinoa sometimes is sold pre-washed and sometimes not. Look at the package to find out before preparing this dish that serves 4 and is ready in 50 minutes.

Ingredients

1 cup black quinoa (or you have on hand)
1 green pepper, chopped
1 – 15 ounces can of black-eyed beans, rinsed and drained
1 – 15 ounces can of sweet corn, rinsed and drained
6-7 radishes, sliced mandoline thin 
1 scallion, chopped
1/3 cup extra virgin olive oil
1 lemon, juice and 1 tsp. of its zest
1/2 tsp brown sugar
2 tsp horseradish cream

Method

Rinse the quinoa under cold running water. Drain it.

Boil two cups of water in a medium saucepan, add the quinoa, reduce the heat to low and cover. Simmer for 15 minutes, until water is absorbed. Put it in a colander for it to cool slightly and release any water it may still have.

Meanwhile, prepare the vinaigrette with olive oil, lemon, sugar, and horseradish cream by just whisking all the ingredients in a small bowl until emulsified.

When the quinoa is cool, place it in a big bowl with the chopped and drained ingredients. Toss it gently with the vinaigrette.

I hope you can enjoy this healthy recipe. If you haven’t taste quinoa, go for it. It can be found almost everywhere nowadays, even in big supermarkets like Costco.

Tallarines a la huancaína

salsa huancaina con tallarines

La salsa huancaína, una de las más conocidas recetas de la cocina peruana, se prepara en unos minutos y tal vez la has probado con papas hervidas, pero pueden hacerse también tallarines a la huancaína con ella o usarla como dip para mojar yuquitas o boniatos fritos. Yo no sabría decirles con qué me gusta más. Es simplente deliciosa.

Hay muchas versiones sobre su origen y el modo de prepararla. Todo parece indicar que su nombre se refiere a la ciudad de Huancayo; rica en leche, quesos y papas. A la hora de prepararla unos la prefieren más picante que otros; algunos le ponen rocoto en vez de ají; agua mineral en lugar de leche; ajo, cebolla o ninguno de los dos; galleta molida para espesarla; y así sucesivamente. En la cocina cada maestro tiene su librito, como dice el dicho. Uno va probando y probando hasta que llega el momento que da con el sabor o la textura que andaba buscando. Yo un buen día probé hacerla con queso feta y desde entonces, ese es el que uso. Por suerte o por desgracia, no tengo una suegra al lado que tire de mis orejas por estar haciendo cambios a un plato tradicional. Espero la disfruten tanto como yo.

Esta receta da para 4 y está lista en 15 minutos, de los cuales 10 o 12 son para hervir las pastas.

Necesitas una batidora o un minipiper para batir los ingredientes de la salsa.

Es importante limpiar bien los ajíes para que no quede muy picante la salsa. Con dos ajíes limpios no se siente mucho el picante, pero si no estás segura de poderlo comer así o de dárselo a los niños, usa sólo la mitad.

Ingredientes

Para la salsa:
2 ajíes peruanos, sin semillas ni venas, picadito (o 1 cda de pasta de rocoto)
1 diente de ajo, machacado o cortado en rueditas
5 oz de queso feta, desmoronado
1/2 taza de aceite vegetal + 2 cdas
1/3 de taza de agua mineral

Para los tallarines:
400 g de fetuchini
2 cdas de sal
Hojitas de perejil (para adornar)
Pimienta negra fresca (opcional)

Preparación

Pon a calentar agua en una caldera grande. Cuando esté hirviendo agrega la sal y las pastas. Cocina según las instrucciones del paquete. En mi caso, fueron 12 minutos.

Calienta 2 cucharadas de aceite vegetal en un sartén. Agrega el ajo y el ají y saltéalos 1 minuto a fuego medio. Retira la sartén del fuego.

Vierte el queso y el agua en la batidora, agrega el ají y el ajo salteados y tritura bien todo. Sin parar la batidora, ve añadiendo el aceite poco a poco, en un hilito, hasta que emulsione. Cuando esté lista la salsa, ponla en el refrigerador.

Escurre las pastas y colócalas en un cuenco grande. Incorpora la salsa, mezcla bien y divídela en cuatro platos. Adórnalos con las ramitas de perejil; y si gustas, espolvoréale pimienta negra molida.

Este plato es decilcioso con lomo saltado. Pueden ver la receta aquí.

conlomosaltado