Header

Blog Archives

Hamburguesas de cordero

Hamburguesas de cordero

Hace unos años en casa hacíamos unos cookouts fabulosos y cada mes cocinábamos comida de un país diferente. En el cookout de comida turca, mi amiga Leo hizo unas albóndigas con semillas de calabaza y canela que vivirán siempre en mi mente de tan deliciosas. Ellas han inspirado estas hamburguesas de cordero que hoy les traigo, junto a algunas consultas en libros de recetas.

La idea de ponerle chile pasilla vino de una receta que había guardado en mi Pinterest. Había comprado unos en Kalustyan’s la última vez que fui a Nueva York. Es una tienda divina donde puedes encontrar todas las especias, arroces, semillas, té, harinas y legumbres que puedas imaginar.

Fui sin necesitar nada y salí con una bolsa que luego me costó acomodar en mi maleta llena de libros y papeles de trabajo. Pero este chile lo puedes encontrar en muchos mercados hoy en día.

La salsa de yogurt con cilantro es un homenaje a una mucho más rica que prepara mi amigo Enrisco cuando hace su pollito halal, del que espero un día la receta. Lo malo que tiene es que vas poniendo otro poquito de salsa, más arroz para balancear, otra hamburguesa para el arroz que te queda, y así sucesivamente… porque queda tan rico este plato que no puedes parar.

Para 10 hamburguesas de cordero pequeñas. También puedes usar la receta para hacer albóndigas y sólo cambias la forma. Ambas puedes servirlas con pita y salsa de yogurt si las prefieres en lugar del arroz.

Hamburguesas de cordero

Ingredientes

1/2 chile pasilla tostado y triturado
3 cdas de piñones tostados
1/4 cebolla morada
1/2 taza de hojas de cilantro
1/4 taza de hojas de menta
1 lb de picadillo de cordero
1 cda comino en polvo
1 cda de orégano seco
1 cda de perejil seco
Sal
1/2 taza de panko
1 huevo
2 cdas de harina
1/4 de taza de aceite vegetal

Para la salsa
1/2 taza de yogurt griego
1/4 taza de cilantro picadito
1/4 cda de chile pasilla (opcional, puedes reservarlo del primer grupo de ingredientes)
Sal

Hamburguesas de cordero

Preparación

Tuesta a fuego lento el chile pasilla picado toscamente y tritúralo luego en un molinillo o en un mortero. Tuesta también los piñones del mismo modo, a fuego lento unos 10 minutos, removiendo a cada rato para que queden tostados parejo. Ponlos a refrescar.

Pasa la cebolla y el cilantro por el procesador de alimentos o la batidora. También puedes picarlo bien chiquito. Añádelo al picadillo en un cuenco mediano y adiciona el resto de los ingredientes del primer grupo. Mezcla bien con las manos limpias. Puedes usar guantes de cocina si lo deseas. Al final adiciona los piñones tostados.

Separa la masa en dos porciones iguales y de cada una saca 5 porciones con las que harás bolitas de 4-5 centímetros que luego aplastarás convirtiendo en hamburguesas (más bien sliders) de 5-6 centímetros.

Calienta el aceite vegetal en una sartén a fuego medio y fríe las hamburguesas 4-5 minutos por cada lado, hasta que se doren.

Mientras se hacen las hamburguesas puedes mezclar los ingredientes de la salsa de yogurt, a la que pondrás sal al gusto.

Sirve las hamburguesas con arroz jazmín o basmati y la salsa a un lado, para que cada cual le ponga a su gusto.

El tomate lo he servido tal cual, pero en este plato viene muy bien cortarlo en cuartos y ponerlo unos minutos al grill.

Las albóndigas de mi amiga Leo las puede ver aquí.

¿Crees que vas a repetir como nosotros?

Calamares a la parrilla con salsa verde

Calamares a la turcaEste plato exquisito lo preparó Niurki en el cookout de comida turca pero la receta me la pasó hace poco, un día que se me metió entre ceja y ceja hacerlo otra vez con unos calamares que compré (ya limpios) en una tienda asiática cerca de casa.  Es ideal como meze (tapa) o como plato principal para una cena ligera en las noches de verano. La receta se ve un poco larga, pero es sencillísimo de preparar.

Ingredientes
2 libras de calamares limpios
1 taza de aceite de oliva
2 cdas jugo de limón
2 dientes de ajo, machacados
2 cdas de orégano fresco, picadito
2 cdas de perejil italiano, picadito, para adornar
2 limones picados en cuartos, para adornar
Sal
Pimienta negra fresca
Para la salsa verde:
4 filetes de anchoa, escurridos
1 cda de alcaparras
1 diente de ajo, machacado
1/4 de taza de perejil italiano, picado
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de menta
2 cdtas de vinagre de vino
3 cdas de aceite de oliva extravirgen
1 cdta de mostaza Dijon
 calamares de niurki en adoboPreparación
Enjuaga los calamares y escúrrelos. Córtalos en ruedas de 1 pulgada (2.5 centímetros)  y colócalos en un cuenco grande. Agrega el aceite, el jugo de limón y el orégano. Mezcla bien para que los calamares se mojen con el aliño y deja reposar al menos 30 minutos.
Mientras tanto, pon en un procesador de alimentos las anchoas, las alcaparras, el ajo, el perejil, la albahaca y la menta. Bate bien y vierte la salsa en un cuenco. Échale el vinagre, el aceite y luego la mostaza, mientras vas moviendo y mezclando bien. Salpimienta.
Precalienta la parrilla.
Escurre los calamares y ponlos en la parrilla en pequeños grupos, cocinándolos 2 minutos por cada lado. Cuando estén listos ponlos en una fuente, espolvoréalos con sal y el perejil reservado para adornar, échale por encima la salsa verde y ponle a un lado los cuartos de limón.
Tips
Ten pan a mano para la salsita que quede en la fuente.

Pilaff con velo

pilaf con velo

Esta es una receta de Anatolia, que se come tradicionalmente en las bodas turcas. Antiguamente se hacían con perdiz, que simboliza la paz.  En la actualidad se mantienen las almendras y pistachos, que representan los niños; y el arroz, símbolo de abundancia; pero la perdiz se sustituye con pollo y el exterior, que antes se hacía con yufka, por pan de pita u hojaldre.
 
Da para 6-8 comensales y lleva menos una hora de preparación.
 
Debo aclarar que es de los platos más ricos que hemos comido últimamente en casa. Animo a todos a hacerlo. Aunque mis semillas de amapola se me pegaron con los pistachos porque eran para hacer panes. Deben usar unas sueltas.
 
Ingredientes
 
3 cdas. de aceite de oliva
1/2 lb. de pollo desmenuzado, cocinado
2 masas de hojaldre de 12 pulgadas de diámetro
2 cdas. de mantequilla
1 taza de almendras escaldadas
2/3 de taza de pistachos escaldados
1 taza de arroz basmati enjuagado y escurrido
1 cda. de azúcar
3 ¾ de taza de caldo de pollo
1 yema de huevo
Para adornar:
2 cdas. de piñones
2 cdas. de pistachos
2 cdas. de semillas de amapola
1 cda. de mantequilla
pilaf con velo casi
Preparación
En una cazuela a fuego medio, calienta la mantequilla con una cucharada de aceite de oliva y añade los pistachos y las almendras. Sofríe moviendo continuamente uso 3 minutos, hasta que comiencen a dorarse.
Añade el arroz y el azúcar. Cubre bien el arroz con la mantequilla. Añade el caldo y cuando hierva, salpimienta y baja la candela al mínimo. Cocina unos 12-15 minutos, hasta que el caldo se absorba. Puede ser que no esté completamente blandito, pero termina de cocinarse en el horno, dentro de la tarta.
Precalienta el horno a 350° F.
Espolvorea un molde (como  el que usas para las tartas o quiches) de 9 pulgadas con harina y pon en él una de las masas de hojaldre. Rellena el interior con el arroz, presionando con cuidado y dejando espacio para poner el pollo también. Tápalo con la otra masa de hojaldre y sella los bordes embarrando una de ellas con agua, levemente. Con lo que te sobre en el borde, puedes adornar la tarta.
Úntala con la yema de huevo batida, usando una brocha. Y con un cuchillo, has unos cortes pequeños, para que respire el relleno.
Métela al horno 30 minutos o hasta que esté dorada, pero no tanto.
Cuando comience a dorarse, es hora de preparar los adornos extra. Pon a derretir la mantequilla y echa en ella el pistacho, los piñones y las semillas de amapola. Vierte esta mezcla sobre la tarta y ahora sí deja que se dore completamente.
Sirve inmediatamente, cortando cuñas. No se va a regar mucho el arroz.
Tips
Puedes usar pollo que te ha sobrado de una comida anterior, pero cuidado pues si tiene una sazón fuerte, puede robarse la magia de esta tarta. Si es hervido o asado, simple, mejor.
Hasta el otro día no encontraba masa de hojaldre en Miami. Esta la compré en Graziano’s.
pilaf con velo - corte