Header

Blog Archives

Crema helada de lentejas

Crema helada de lentejas #CookingTheChef

Este mes he llegado justico al reto Cooking the chef, con la crema helada de lentejas de Samantha Vallejo-Nágera, más conocida como Samantha de España.

Samantha era completamente desconocida para mí hasta el día de recibir el email tan esperado cada mes sobre el chef del que estaremos cocinando y probando recetas ya más de 100 blogueras. Me encantó su historia personal. Mientras estudiaba paisajismo descubrió su vocación culinaria y hoy por hoy maneja una empresa de catering, es presentadora de un programa de cocina y bloggera gastronómica. Sus pasiones son la alimentación sana, el deporte, las redes sociales y la naturaleza. Su cocina tiene una base tradicional con toques de comida internacional. Personalmente, me identifiqué mucho con sus recetas y me costó mucho elegir una porque todas me parecían ingeniosas, fáciles y me daban ganas de probarlas.

Al final me decidí por esta crema de lentejas porque tenía todos los ingredientes ya en casa y porque me recordó que cuando yo era chica y mi mamá sacaba los frijoles negros del refrigerador para calentarlos, yo le robaba un par de cucharadas y los saboreaba muchísimo. En fin, que me ganó el recuerdo de la infancia ligado con curiosidad y me encantó el resultado. Ya con el calor que está haciendo en Miami, no viene nada mal un vasito de lentejas frías.

Le hice algunos cambios, entre ellos cambiar la crema de leche (heavy cream) por leche de almendra, pero pueden ver la receta original aquí y de ahí enlazar otras recetas de esta chef española.

La Capicola es un embutido italiano un poco picante, puedes usar en su lugar Prosciutto o Jabugo, como en el plato de Samantha.

Comienza la receta con unas cuantas horas de antelación pues aunque se prepara en poco más de media hora, debe pasar al menos un par de horas en el refri para servierla bien fría. Da para 4.

ctc1

Ingredientes

1 taza (190 g) de lentejas
½ taza de jamón en cubitos de 1 cm
1 papa pequeña
¼ de una cebolla blanca grande
1 zanahoria pequeña
1 hoja de laurel pequeña
1 cucharada de salsa de tomate
1 taza (250 ml) de leche de almendras sin azúcar
Sal
Pimienta
Aceite de oliva
Crema agria (sour cream) (opcional)
2 lonchas de Capicola

Crema helada de lentejas de Samantha Vallejo-Nájera

Preparación

Ponemos las lentejas en una cazuela mediana a grande con el jamón, la papa en cuartos, la cebolla cortada toscamente, la zanahoria en 4 trozos, la cucharada de salsa de tomate y la hoja de laurel. Añadimos 1 litro y medio de agua y las cocinamos a fuego medio 35 minutos aproximadamente, hasta que las lentejas y las verduras se ablanden.

Retiramos la cazuela del fuego, echamos las lentejas en un bol de cristal o una sopera y las dejamos enfriar. Retiramos la hoja de laurel.

Trituramos las lentejas incorporando la leche de almendra. Salpimentamos y colocamos un par de horas en el refrigerador.

Servimos la sopa fría con un chorrito de aceite de oliva y unas tiritas muy finas de Capicola.

Pueden ver el resto de las recetas del reto aquí.

Tacu tacu

Tacu tacu #RecetaPeruana

Cuando me enteré que este mes en el reto de Cooking the Chef teníamos a Gastón Acurio me puse contentísima pues la comida peruana es de mis preferidas y él es su más famoso representante. Me propuse probar un plato que nunca hubiera comido o preparado y buscando en el perfil de Facebook de este gran cocinero  encontré consejos para hacer Tacu tacu, que es un plato que siempre me había provocado mucha curiosidad.

Acurio aseguraba que el mejor tacu tacu se hace con frijoles canarios y seco (guiso peruano) del día anterior. Los frijoles canarios en casa nos fascinan; así que pronto cociné un paquete y dejé el resto para el día siguiente. Por otro lado, hacía unos días había comprado todos los ingredientes para hacer carne con papas a la cubana y cambié  el rumbo para hacer el seco. Pero antes de todo, me fui a comer un tacu tacu a un restaurante peruano, para saber que sabores y texturas debía esperar pues debe quedar un poco durito por fuera pero no tanto que quede tieso. Además, debe quedar cremoso por dentro.

Más adelante les pongo la receta de seco en el blog, pues no me gustó cómo quedaron las fotos. De momento les dejo el enlace a un guiso de carne que publiqué en Baby Center y al lomo saltado. Ambos pueden acompañar el tacu tacu, así como unos mariscos o un pescado en salsa; y hasta un huevo frito y unas tajadas de aguacate.

Les recomiendo usar una sartén o una cazuelita pequeña para preparar este plato que da para 3 y está listo en unos minutos, pues aprovecha sobras de arroz blanco y frijoles ya cocinados.

Tacu tacu #Peru

Ingredientes

1 ½ taza de arroz blanco cocinado
2 tazas de frijoles canarios según esta receta
Sal
½ cdta de pasta de ají amarillo peruano
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
3 cdas de salsa del seco de carne o de este guiso (sin llegar a hacerlo papilla)
Para ponerle encima: seco, el guiso del renglón anterior o lomo saltado

Preparación

Bate 1 de las tazas de frijoles en el procesador de alimentos o en una licuadora y mézclalo luego con la otra taza. Rectifica la sal, agrega la pasta de ají amarillo y vuelve a removerlos. Añade el aceite de oliva y la salsa del seco (guiso) y sigue removiendo. Separa el resultado en 3 raciones.

A fuego medio, calienta una sartén pequeña y con ayuda de una espátula, acomoda bien una de las raciones de la mezcla de arroz y frijoles. Tápalo y cocina durante 5 a 7 minutos, de modo que quede un poco tostado por debajo pero se mantenga cremoso por dentro. Debe quedar frágil, así que ten cuidado al voltearlo sobre un plato. Más bien ponle el plato donde lo vas a servir encima a la sartén y entonces voltéalo, como si fuese una tortilla.

Sírvelo con las sobras  del seco o el lomo saltado por encima. Lo puedes adornar con pimientos o con cebollas moradas previamente aliñadas en limón y sal.

Pueden ver todas las recetas del reto aquí.

ctc1

Torrejas de panetonne

Torrejas-de-panettone-horizontal

Estas torrejas de panetonne primera vez que las hago y me dieron ganas de irme al mercado a comprar todos los panetonnes que todavía quedan por ahí, ahora a mitad de precio, para repetirlas unos cuantos fines de semana.

Antes de seguir, quería disculparme por la lentitud del blog durante el último mes y por tenerlo desconectado el fin de semana. Por suerte ya se ha arreglado el problemita. Habrán notado que se navega mucho más rápido en la web y que volvieron a llegar emails con las notificaciones de las recetas nuevas que he ido publicando.

Este postre que les traigo hoy ha sido elaborado para el reto Cook the Chef, que han organizado mis amigas blogueras españolas Aisha y April.

ctc1

Al chef seleccionado este mes lo conocí por mi esposo, que me contó de su programa Pesadilla en la cocina, comparándomelo con Restaurant: Impossible, que transmite en Estados Unidos el Food Network y cuyo presentador es el chef Robert Irvine. Luego lo he visto muchas veces en videos de la tele española en internet y había leído sobre su trayectoria como uno de los pioneros de la comida fusión en España.

En realidad hice dos platos de su libro Pesadilla en la cocina. Uno fue el ajo blanco, que me quedó demasiado espeso, aunque riquísimo y las fotos espectaculares; y el otro, las torrejas o torrijas, que más bien están inspiradas en una de sus recetas pues le he hecho varios cambios. El chef las preparó con pan de Viena y yo con panetonne, que era una de sus sugerencias al final de la página. Tenía un panetonne casi entero que quedó de la Navidad y se conservaba de maravillas. Como ya el panetonne es bastante dulce, no le puse azúcar a la leche, más bien una pizca de sal. No encontré en qué momento se le ponía la canela en polvo y no me daba como para usarla, por lo que quedó fuera; y por último, le puse Frangélico en lugar de Brandy.

En España se suelen preparar las torrejas en Semana Santa pero en Cuba las comíamos en cualquier época del año y a cualquier hora del día. Es uno de mis postres preferidos y estas son de las mejores que me he comido. La textura del panetonne y las frutas secas que tenía dentro resultaron perfectas. Fue difícil comerme una sola. Además, en el libro que les mencioné las habían servido con helado, algo que jamás me había pasado por la cabeza para acompañar una torreja y que al menos a estas le quedó divino.

torrejas-de-panetonne-vertical

Ingredientes

¾ de un panetonne grande (10 rebanadas)
1 litro de leche
1 pedazo de canela en rama
1 pedazo de cáscara de 1 limón
1 pedazo de cáscara de 1 naranja
3 huevos
Aceite para freír
300 ml de agua
¾ de taza (100g) de azúcar
100 ml de Frangélico
Helado de vainilla (opcional)

Preparación

Pon a hervir la leche con la canela y los pedazos de cáscara de los cítricos. Cuélala y pásala a un cuenco ancho en el que puedas luego sumergir las rebanadas de panetonne. Deja que se refresque un poco.

Corta el panetonne en rebanadas de 2 centímetros de ancho y bate los huevos en otro cuenco ancho. Pon a calentar el aceite en una sartén a fuego medio alto, no mucho para que no se te quemen luego las torrejas.

Si ya la leche se ha enfriado un poco, ve pasando las rebanadas de panetonne por la leche, luego por el huevo y finalmente las vas friendo en tandas de 2 o tres, dependiendo del tamaño de la sartén. Es suficiente unos 2 o 3 minutos por cada lado. Colócalas en un recipiente en el que luego puedas verter el almíbar.

Para hacer el almíbar, une el agua con el azúcar y el Frangélico en una cazuela mediana y déjalo que hierva un par de minutos. Vierte el almíbar sobre las torrejas y deja que se empapen de ella antes de servirlas acompañadas de una bola de helado a los que se animen a probar la combinación, porque solas son suficientes tanto en tamaño como en sabor.