Header

Blog Archives

Garbanzos con bacalao y espinacas

garbanzos-con-bacalao-y-espinaca

En Semana Santa siempre veo garbanzos con bacalao y espinacas por doquier en las redes sociales. Este plato se prepara mucho en España durante esos días. Yo siempre lo iba dejando para después y pasaron unos cuantos años antes que me decidiera a hacerlo.

Lo hice por fin este fin de semana. Después de mirar en internet y en los libros decidí prepararlos a mi manera. Confieso que me arrepiento de no haberlos hecho antes. Biggggg time! Casi tanto como de haber postergado por años ir a Italia. No tengo perdón.

¡Y tan fáciles de hacer!

Eso sí, ten en cuenta que tienes poner el bacalao en remojo con 1 o 2 días de antelación y cambiarle el agua unas 3 o 4 veces, manteniéndolo siempre en el refri.

Los garbanzos los puedes poner en remojo la noche anterior y luego cocinarlos menos, pero yo prefiero la olla de presión.

Da para 4 raciones.

garbanzos-con-bacalao-y-espinacas

Ingredientes

12 oz (350 g) de bacalao desalado
14 oz (400g) de garbanzos
Sal
1 hoja de laurel
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
1/2 cebolla amarilla, picadita
3 tazas de espinacas
2 huevos duros

Preparación

Pon los garbanzos en la olla de presión con abundante agua (4 veces el volumen de los garbanzos). Cocínalos a fuego medio-alto durante 40 minutos después que la olla comience a pitar. Retíralos del fuego.

Hierve los dos huevos. Yo los hiervo 5 minutos y luego tapo el caldero y los dejo reposar en el agua caliente otros 5 minutos, ya fuera del fuego.

Cuando se le vaya la presión a la olla, regrésala a la candela, esta vez con el fuego medio. Ponle sal al gusto (no te pases que le vas a poner bacalao) y la hoja de laurel. Los vas a cocinar durante 15 minutos antes de agregar el resto de los ingredientes.

Mientras tanto, calienta agua y luego hierve en ella el bacalao (recuerda que lo debes dejar en remojo con antelación) de 5 a 8 minutos, dependiendo de su grosor. Escúrrelo y desmenúzalo.

Calienta el aceite a fuego medio, dora en este los dientes de ajo enteros y luego retíralos. Añade la cebolla y saléala durante 5 minutos, hasta que se ponga transparente.

Vierte la cebolla en la olla. Añade el bacalao y las espinacas. Cocina durante 5 minutos.

Retira la hoja de Laurel y añade los huevos duros. Sirve bien caliente.

Se los recomiendo mucho para estos días fresquitos en Miami y ya bastante fríos en otras regiones del Hemisferio Norte. Aunque la verdad, como siempre digo, una buena garbanzada viene bien haya frío o calor.

Crema de maíz y papa

crema-de-maiz-y-papa

Crema de maíz y papa

Confieso que me hace feliz el verano. Y no, no me he vuelto loca y sé bien que Miami se la pasa en esta estación el año entero; sin embargo, algo cambia en su luz y en el vapor que te ataca cuando sales del aire acondicionado y en mi interior brota cierta alegría. No hay mucho más que explicar y no hay que esperar el solsticio de verano el 21 de junio. Ya llegó el verano y con este el maíz, que hace unos días les sugería en una pasta fácil y deliciosa, y hoy en esta crema de maíz y papa.

En inglés se llama Corn Chowder. Es una versión muy popular del New England Clam Chowder, en la que se sustituyen las almejas por maíz. Se prepara con el maíz americano, ese dulce con el que no puedo preparar tamales ni frituras cubanas, pero que igual me encanta, aunque sea sólo asado con un poquito de sal.

Esta receta da para 2 y está lista aproximadamente en una hora.

Ingredientes

4 mazorcas de maíz amarillo dulce
2 papas rojas grandes
1/2 cebolla blanca
1 palito de apio (celery) y sus hojas
2 dientes de ajo
2 cdas de aceite vegetal
1 cda de mantequilla
4 tazas de caldo vegetal o caldo de pollo
1 pizca de paprika
Sal
1 ají rojo en rueditas, para adornar, puede ser picante o no
1 rama de cilantro, separadas las hojas, para adornar

crema-de-maiz

Crema de maíz y papa – Corn Chowder

 

Preparación

Pon a precalentar el horno a 350⁰F (180⁰C). Mientras, limpia bien el maíz y envuelve cada mazorca, por separado, en papel aluminio. Coloca el maíz envuelto en una bandeja resistente al horno y ásalo durante media hora.

Ve picando bien la cebolla, el apio (las hojas no) y el ajo. Pelas las papas y córtalas en cubos de 4 cm.

Derrite la mantequilla en una cazuela mediana y mézclala con el aceite. Sofríe la cebolla con el ajo y el apio a fuego medio unos 5 minutos. Agrega las hojas del apio, las papas y el caldo. Tapa la cazuela y cocina durante 20 minutos más o menos, hasta que las papas estén tiernas.

Cuando el maíz esté listo, deja que se refresque un poco y retira los granos de maíz de la mazorca con un cuchillo. Te dará como 3 tazas. Separa media taza del resto.

Retira las hojas de apio de la cazuela donde cocinaste las papas y pasa el contenido de la cazuela a la batidora con las 2 tazas y media de maíz. Si está muy espesa la crema, puedes agregar un poquito de agua o leche.

Vierte la crema en la cazuela para calentarla unos 3 minutos, ponle la paprika y sal al gusto. Agrega la media taza de granos de maíz que habías separado.

Sirve caliente y adorna con las rueditas de ají y las hojas de cilantro.

Puedes adornar también con cebollinos o con bacon picadito.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas esta crema para el verano?

corn-chowder-crema-de-maiz

Crema de maíz y papa. Especial para el verano.

Puré de malanga

Puré de malanga

El puré de malanga está ligado a los recuerdos de mi infancia y la de muchos cubanos o hijos de cubanos que viven en sitios donde se cultiva o se puede comprar esta vianda. Aunque de mayores lo seguimos consumiendo también, algunos sólo cuando se enferman del estómago, pues es muy recomendable para estos casos.

En inglés la malanga se llama taro root y en Latinoamérica se conoce como mangareto, tiquisque, otó, ocumo, yautía y uncucha. Se puede comer hervida con un mojo de ajo por encima, frita en rueditas, en frituras, en crema o en puré como el que traigo hoy, así como formando parte de los potajes o en puré con frijoles negros.

A los niños se les puede dar a partir de los 9 meses. Yo tengo una prima que le daba a su hijo desde los 3 meses y jamás tuvo problemas. Según las madres cubanas nada hace a un niño tan fuerte como la malanga, pues es rica en vitamina C, hierro y potasio, sin embargo, siempre se le debe preguntar al pediatra.

Esta receta da para 3 y se prepara en poco más de media hora. Yo a la mía le puse por encima enchilado de cangrejo, pero solo es superdelicioso. El sabor de la malanga es único y no necesita de muchos ingredientes para reinar en tu mesa.

Puré de malanga

Ingredientes

3 malangas medianas
1½ taza de leche
2 cdas de mantequilla
2 oz de queso crema
Sal

Preparación

Pela las malangas y córtalas en rueditas de un dedo de ancho. Ponlas en una cazuela con abundante agua y cocínalas hasta que estén blanditas, 20-25 minutos a fuego alto.

Calienta la leche.

Saca las malangas del agua con una espumadera (para que se escurran) y ponlas en la batidora o en el procesador de alimentos con el resto de los ingredientes. Si está muy espesa puedes agregar otro poquito de leche o agua de la misma en que has hervido la vianda.

Al momento de servirla también se le puede poner por encima un chorrito de aceite de oliva o unos cubitos de jamón.

Para una versión light o para veganos, sustituye la leche por agua, de la misma en la que has hervido las malangas.