Header

Blog Archives

Crema de brócoli

Crema de brócoli

En estos días estoy saliendo tardísimo de la oficina y llego a casa muy cansada, por eso estoy publicando tan poco y sólo en español. Casi todas las noches comemos ensaladas, sopas o las dos cosas, algo rápido y fácil de hacer. Esta crema de brócoli la hice para aprovechar un poco de la mezcla de Ricotta y dressing de queso azul que me quedó de la pizza de pollo Buffalo del otro día y me gustó tanto que ya he ido a por más Ricotta y brócoli para repetirla.

Se me ocurrió ponerle furikake de cangrejo de Hakodate para darle colorido y la mezcla de sabores fue un éxito, pero puedes no ponerle o adornarla con una flor de brocoli o con pedazos de bacon crujiente, por ejemplo.

Da para 2 y está lista en media hora. Si usas maicena sin gluten la crema sería gluten free y si usas caldo de vegetales, vegetariana.

Ingredientes

1 puerro, sólo la parte blanca, picadito
2 cdas de aceite de oliva
2 ramilletes de brócoli con su tallo
2 tazas de caldo, puede ser de pollo, carne o vegetales
3/4 de taza de queso Ricotta
1/4 de taza de dressing de queso azul
2 cucharadas de maicena
Sal
Pimienta
Furikake, para adornar

Crema de brócoli

Preparación

Separa las flores de brócoli de los tallos. Si son grandes, con uno de ellos es suficiente para cortar en pedazos pequeños aproximadamente 2/3 de taza.

Pon a calentar el aceite en una cazuela mediana y agrega el puerro. Saltéalo unos 4 o 5 minutos a fuego medio y añade el caldo, una taza de agua y los tallos de brócoli. Cocina durante 5 minutos. Agrega las flores de brócoli y cocina otros 5 minutos.

Mientras tanto, mezcla el queso con el dressing hasta que quede bien cremoso.

Vierte el brócoli cocinado y el caldo en la batidora y tritúralo, separando antes 1/4 de taza del líquido y mezclándolo con la maicena. Devuelve el contenido de la batidora a la cazuela y agrega la mezcla de queso con dressing, revuelve y añade la mezcla con maicena. Salpimienta a gusto y cocina durante 5 minutos, revolviendo constantemente hasta que cuaje. Recifica la sal.

Sirve caliente y adorna con furikake.

Puré San Germán

san german

El puré San Germán no es más que puré de chícharo. En Cuba usualmente se hace con jamón. Bueno, eso cuando había jamón. En mis años de estudiante nos daban tanto chícharo con apenas sal en la beca que terminé odiándolo, pero con los años me he reconciliado con esta legumbre.

En esta receta le puse chuletas ahumadas en lugar de jamón. Da para 4 y lleva 1 hora y 10 minutos de preparación. Puedes hacerlo en menos dejando los chícharos en remojo la noche anterior o usando una olla de presión para cocinarlo.

Por suerte, a la Florida no llegan las olas de frío que ya han comenzado a azotar el resto del país, pero igual refresca un poco y uno se contagia con el espíritu del otoño y el invierno para cocinar en casa sopas y cremas.

Ingredientes

12 oz de chícharos partidos (Green Split Peas)
2 ½ litros de agua
3 chuletas de cerdo ahumadas, sin hueso
½ ají pimiento rojo
1 cebolla blanca pequeña
1 hoja de laurel
Sal

Para adornar:
Perejil picadito
Bacon frito o caramelizado

Preparación

Lava los chícharos y colócalos con el agua, la hoja de laurel y las chuletas en una cazuela grande a fuego medio. Durante la primera media hora, retírale la espuma que se va haciendo arriba con la ayuda de una espumadera. En la segunda media hora, añade el ají y la cebolla cortados toscamente. Retira la hoja de laurel y pasa todo por el procesador, ponle sal al gusto y regrésalo a la cazuela para calentarlo. Cuélalo si lo deseas, pero se puede disfrutar sin colarlo.

Puedes ponerle por encima perejil picadito y/o bacon caramelizado. Servir caliente y acompañar con tostadas.

Puré de frijoles negros

Pure-de-frijoles

El puré de frijoles negros siempre me recuerda mi infancia y es un plato al que recurro a cada rato para aprovechar algún poquito de frijoles que me queda en el refri.

En la comida cubana, los frijoles negros tienen un lugar de honor, se los damos a los niños desde pequeños en puré, se consumen varias veces por semana en cualquier casa y no faltan en nuestra cena de Navidad o de año nuevo, ya sea en potaje o como parte de los moros y cristianos.

A diferencia de otros potajes que llevan carne y viandas, los negros quedan deliciosos con sofrito, comino, un poquito de azúcar y unas hojitas de culantro. Un amigo mío decía siempre que eran los más finos y a la vez los más pobres.

El puré que les traigo hoy se puede hacer más aguadito, o sea, más pegado a una sopa. Está inspirado en la sopa mexicana de frijoles y el chorizo español le da un saborsito inigualable. Debería haber cortado más pequeño el cilantro para que quedara mejor presentada y colocarle unos totopos (tortilla frita) encima para darle un crujiente final. Da para 2-3, dependiendo si sólo sirves este plato o si lo acompañas de otros alimentos.

Ingredientes

3/4 de litro de frijoles negros con caldo como los de esta receta
1/4 de litro de caldo de pollo, de carne o de vegetales
1/4 cdta de comino
1/4 cdta de chile ancho en polvo
1 cda de aceite de oliva
Sal

Para adornar, agregar al gusto:
Queso blanco fresco desmoronado
Chorizo español cortado en rueditas
Cilantro picadito
Tortillas fritas en pedazos (opcional)

pure de frijoles negros

Preparación

Coloca los frijoles y el caldo en una batidora y bátelos hasta formar un puré. Puedes colarlo si quieres, pero a no ser que le vayas a dar a un bebé, no es necesario. Vierte el contenido en una cazuela mediana y agrega el resto de los ingredientes. Rectifica la sal. Caliéntalo a fuego bajo-medio unos 10 minutos, revolviendo a cada rato.

Mientras tanto, calienta un sartén a fuego medio y fríe ligeramente el chorizo en su propia grasa durante unos 5 minutos, moviéndolo a cada rato.

Sirve la sopa caliente y adórnala con el queso, el cilantro y el chorizo.

Tips

Puedes usar frijoles de lata para hacer esta receta, pero te recomiendo escurrirlos, enjuagarlos y escurrirlos, sustituyendo el caldo de los frijoles por caldo de pollo o el que prefieras.

Para los bebés (y los grandulones también) les recomiendo este puré de frijoles negros con jamón y platanitos (banana) que publiqué hace un tiempo en Baby Center.