Header

Blog Archives

Sopa de pollo para el corazón partío / Chicken Soup for The Broken Heart

Scroll down for the English version.

Sopa de pollo rápida y saludable - La cocina de Vero

La semana pasada se ha anunciado la venta de la empresa en la que he trabajado por casi 20 años. Hace rato sabíamos que esto podía suceder en cualquier momento, pero no por eso ha dejado de romperme el corazón la noticia. Para darme consuelo he preparado esta sopa de pollo rapidita, llena de corazones, que simbolizan el apoyo y el cariño que me han brindado en estos días mis clientes y amigos. Espero que el cambio sea para bien y también que ninguno de ustedes esté pasando por un mal momento.

En Cuba solemos ponerle fideos a la sopa de pollo y todos sabemos que los caldos quedan siempre mejor si la carne que usas para hacerlos está pegada a un hueso, pero esa ya sería otra receta. Hoy vamos con esta sopa express y saludable, para levantar los ánimos. Da para 6 y está lista en 45 minutos.

Igredientes

1 pechuga de pollo, cortada en cubos de 1 pulgada (2.3 cm)
2 papas medianas, en cubos de 1.5 pulgadas (4 cm)
1/2 cebolla, bien picadita
2 palitos de apio, en rueditas
1 taza de zanahorias baby cortadas a la mitad, o 2 zanahorias medianas en ruedas
1 atado de par de ramas de perejil
2 litros de agua
3 cdas de salsa de tomate sin sal
2 tazas (150 g) de pastas en forma de corazón, o la que tengas a mano
1/2 cdta de comino en polvo
1/2 cdta de orégano seco
1 hoja de laurel
Sal
Pimienta

Preparación

Pon agua a hervir y agrega los primeros 6 ingredientes. Cocina durante 20 minutos a fuego medio-alto, hasta que el pollo esté tierno. Aunque estés apurado, no la pongas con el fuego al máximo para que el caldo quede claro. Si  te hace espuma, sácala con un cucharón.

Añade el resto de los ingredientes y salpimienta. Está listo en 10 minutos aproximadamente, dependiendo del tiempo de cocción de la pasta. Retira la hoja de laurel y el atado de perejil antes de servir.

Unas goticas de limón o de picante tipo Tabasco, le vienen de maravilla.

Healthy Express Chicken Soup - La cocina de Vero

Last week came out the announced of the sale of the company where I’ve working for almost 20 years. We knew for a while that this could happen at any time, but anyhow, it broke my heart. To give me consolation I have prepared this comforting chicken soup filled with hearts, symbolizing the support and love they my clients and friends have given me these days. Hopefully the change is for the better, and any of you is in the middle of a painful situation.

In Cuba we usually add noddle to the chicken soup, and we all know that the broth comes more flavorful if we use a meat attached to a bone, but that would be a different recipe. Today we’re cooking a Express Healthy Chicken Soup, to lift the spirit. It serves 6, and is ready in 45 minutes.

Ingredients

1 chicken breast cut into 1-inch cubes
2 medium potatoes cut into 1.5 inches cubes
1/2 onion, finely chopped
2 stalks celery in slices
1 cup halved baby carrots, or 2 medium carrots on wheels
1 bunch of parsley
2 litres of water
3 tbsp. unsalted tomato sauce
2 cups (150 g) heart-shaped pasta (or the one you have handy)
1/2 tsp ground cumin
1/2 tsp dried oregano
1 bay leaf
Salt
Pepper

Method

Boil the water and add the first 6 ingredients. Cook for 20 minutes, until chicken is tender. Add remaining ingredients, and salt & pepper.

The soup will be ready in about 10 minutes, depending of the cooking time of the pasta. Remove bay leaf and parsley before serving.

Adding a few drops of lemon juice or Tabasco to the soup will make it even better.

 

Crema de calabaza y manzana / Butternut and Apple Bisque

Crema de calabaza y manzana - La cocina de Vero

Aunque las temperaturas por acá siguen siendo altas, se siente el cambio de tiempo y corre un fresquito rico. Me dan ganas de comer cremas y sopas casi todos los días. Por suerte, porque se me ha caído la corona de un implante y me han puesto un temporal mientras tanto, que me lo estoy cuidando como si fuera de oro con tal de no tener que ir al dentista una vez más, pues tengo muchísimo trabajo en la oficina y cada minuto vale el doble.

Cuando comencé a cocinar esta crema, tenía en mente una con calabaza y mantequilla de salvia que es un clásico de la casa, pero según se ablandaba al calabaza, fui cambiando de idea y terminé adicionando a la mezcla una manzana con la que pretendía adornar el plato, cocinando unas tiras de bacon hasta que se tostaron y poniendo comino y chipotle. Seguro a ustedes les pasa también en sus cocinas, que se ponen a improvisar y terminan haciendo un plato completamente diferente.

Con esta receta, te prometo que conquistarán a todo el que la pruebe. Da para tres, está lista en poco más de media hora y queda que es casi un puré. El dulce de la calabaza y la manzana contrasta con los sabores de las especias y el bacon salado. Por último llegará el cilantro picadito para dar la estocada final y dejar a todos rendidos a tus pies. Ya me contarás cuando la pruebes.

Ingredientes

1 calabaza butternut mediana, cortada en cuadritos de 1 pulgada (2.5 cm)
1 puerro sólo la parte blanca
2 cdas de mantequilla sin sal
1 manzana tipo Gala, en cuadritos de menos de 1 pulgada (2 cm)
3 tazas de caldo de pollo
1 pizca de chipotle en hojuelas
1/2 cdta de comino molido
1/2 taza de crema
Sal
Pimienta

Para adonar:
3 tiras de bacon
1 cda de cilantro picadito

Preparación

Corta la parte blanca del puerro a la mitad transversalmente y luego en semirueditas finitas. Saltéalo en una cucharada de mantequilla derretida a fuego medio en una cazuela mediana. Añade la calabaza picadita y el caldo de pollo. Tapa la cazuela y cocina durante 20-25 minutos, hasta que la calabaza esté tierna.

Mientras tanto, corta el bacon en pedazos pequeñitos y ponlo a cocinar en una sartén. En otra sartén, derrite la cucharada de mantequilla que te quedaba y agrega la manzana y una pizca de sal, saltéandola hasta que comience a dorarse.

Una vez esté blanda la calabaza, ponla con caldo y todo en la batidora y agrega las manzanas. Hazlas puré y si queda muy espesa, puedes agregar otro poquito de caldo de pollo. Vierte la crema en la cazuela e incorpora la crema, el comino y el chipotle. Salpimienta. Caliéntala a fuego bajo-medio unos 3-5 minutos.

Sírvela adornada con el bacon y el cilantro como aparece en la foto.

Tips

El chipotle lo puedes eliminar si no te gusta el picante o para las porciones de los niños. Al final siempre puedes poner el picante a un lado y que cada uno se sirva a gusto.

Si no quieres ponerle bacon, no batas la manzana, dórala un poquito más y úsala para decorar el plato. Esto vale también para versión vegetariana, en cuyo caso puedes usar caldo vegetal en lugar de caldo de pollo.

Otro cambio que puedes hacer para disminuir las calorías es usar leche evaporada en lugar de crema.

¿Te gustó? Yo estoy pensando seriamente en que sear el primer plato en la cena de Acción de gracias de este año.

Butternut Squash and Apple Bisque - La cocina de Vero

While temperatures here in Miami remain in the 80’s, you can feel a chilly breeze at nights. I love to have cream and soups at this time of the year. Lucky I to have these cravings now that I’m missing an implant crown and I have put a temporary meantime.

When I started cooking this cream, I had in mind one with pumpkin and sage butter that we love at home, but as the pumpkin soften, I changed my mind and ended up adding to the mix an apple with which I planned to garnish the dish , cooking bacon strips until crunchy, and putting some cumin and chipotle flakes . I’m sure this kind of changes goes on at your kitchen too. One start cooking something, then bizarre ideas come to your mind, you make a couple of improvisations, and end up doing a completely different dish. Do you?

With this recipe, I promise you will conquer everyone who tastes it. Its ready in 40 minutes, serves 3, and its texture is very similar to a puree. The sweetness of the pumpkin and apple contrasts with the flavors of the spices and the salty bacon. To give the final blow, add some minced cilantro, and have everybody surrendered at your feet. Try it!

Ingredients

1 medium butternut squash, diced 1 inch
1 leek, whites only
2 tablespoons unsalted butter
Type 1 Gala apple, diced less than 1 inch
3 cups chicken broth
1 pinch of chipotle flakes
1/2 tsp. ground cumin
1/2 cup heavy cream
Salt
Pepper

To garnish:
3 strips of bacon
1 tbsp. chopped cilantro

Method

Cut the white part of the leek in half crosswise and then in thin semicircles, sauté with a tablespoon of melted butter in a medium saucepan on medium heat. Add the pumpkin and chicken broth. Cover the pan and cook for 20-25 minutes, until squash is tender.

Meanwhile, cut the bacon into tiny pieces and put to cook in a skillet. In another skillet, melt the remaining butter and add the apple and a pinch of salt, sauté until it begins to brown.

Once the squash is tender, put it in a blender with all the broth and the apples from the skillet. If it is too thick, you can add ¼ cup of chicken broth. Pour the puree into the pan and incorporate the heavy cream, cumin and chipotle, salt and pepper to taste. Return the pan to the stove on low-medium heat for 3-5 minutes.

Serve garnished with bacon and cilantro as shown in the photo.

Tips

Eliminate the chipotle if you do not like spicy food or if you will serve the cream to your children.

If you do not want to add bacon, do not beat the apple, let it be golden brownish, and use it to garnish the plate. This is also applies to a vegetarian version, in which case you can use vegetable broth instead of chicken broth.

Another change you can do to cut calories is to use evaporated milk instead of heavy cream.

Did you like it? I am seriously thinking to serve this cream as a starter on Thanksgiving dinner this year .

Miso ramen. Un ramen no tan instantáneo

misoramen
El ramen es un fideo de origen chino hecho con harina de trigo y aunque hay muchas versiones sobre cuando llegó a Japón, es una de las comidas más populares de este país hoy en día. Hay tiendas (pequeños restaurantes) especializados sólo en este tipo de sopa con sabores y variadades incontables, pues casi cada zona del país lo prepara de un modo diferente. Cuando fuimos a Japón en la primavera visitamos el museo de ramen de Yokohama y sinceramente, no sabía cuál pedir ni a cuál de las tiendas entrar. Los olores de los establecimientos competían entre sí.

También aprovechamos nuestra estancia para probar algunos ramen instantáneos, pues son mucho más ricos y variados de los que venden acá. En casa nos gusta mucho, pero la verdad no nos llaman la atención los instantáneos que venden en los grandes supermercados y trato de comprar al menos el congelado que venden en las tiendas asiáticas. Lo que pasa es que son más las ganas de tomar esta sopa que las visitas que hago a esas pequeñas tiendas, por lo que muchas veces uso los fideos de los paquetes de ramen instantáneo que consigo hasta en la farmacia a muy buen precio; y desecho  el paquete de sazón (que trae que tiene muchísima sal). Lo combino con ingredientes que normalmente mantengo en casa y la diferencia es inmensa. Termina siendo sólo un poquito más trabajoso pero mucho más rico; y el costo del plato no sube demasiado.

museo yokohama

Preparar un ramen como dios manda, puede llevar horas y horas, por eso los caldos luego saben a gloria. Una de las formas más fáciles de prepararlo es el miso ramen, que combina la popular sopa miso, que seguro muchos de ustedes conocen ya, con estos fideos. Y si le agregas unos cubitos de tofu, tendrán un plato con proteína para una cena ligera deliciosa cualquier noche entre semana.

Tal vez hay algunos ingredientes que no conozcan, por lo que al final incluiré un pequeño glosario que incluye links a fotos de los productos. La receta luce larga, sin ambargo es muy sencilla. Este ramen está listo en 15 minutos y da para dos. El secreto para que queden perfectos es que una vez los escurras después de cocinados, los coloques en una vasija de agua helada y los enguagues bien antes de volverlos a escurrir, así paras la cosión y evitas el exceso de harina en el caldo.

Ingredientes

2 paquetes de ramen instantáneo tipo Maruchan
1 cda de algas wakame secas
12 a 14 cubitos de tofu semifirme de 2/3 de pulgada (2 cm aproximadamente)
3 tazas de dashi (ver abajo)
1 cebollino, picadito en rueditas
1 cda de pasta miso roja
1/2 cda de pasta miso blanca
1/2 cda de mirin
1 1/2 cda de salsa soya

Para el dashi:
3 tazas de agua
1 1/2 cda de Hon-dashi (granulado)

menu museo de ramen

Preparación

Pon a hervir agua abundante y cocina en ella el ramen según las instrucciones del paquete (unos 3 minutos casi siempre) removiendo a cada rato para despegar los fideos.

Mientras tanto, pon las algas wakame en un poco de agua para que se hidraten durante 5 minutos y luego las escurres bien.

Prepara un cuenco grande con agua helada.

Cuando estén los fideos, escúrrelos bien con ayuda de un colador, vierte el contenido en el cuenco con agua fría, enjuága bien los fideos metiendo tus manos en el agua y vuélvelos a escurrir. Distribuye a partes iguales en dos cuencos grandes. Te debe sobrar espacio en ellos para echar luego el caldo.

Pon a hervir las 3 tazas de agua para el dashi. Cuando esté lista, añade el granulado para dashi y disuelve bien. Baja la candela a media. Cuando vuelva a hervir, echa un poco del caldo en una taza y disuelve en este las pastas de miso. Vierte el miso en la sopa y cuando vuelva a hervir, adiciona el mirin y la soya. Deja cocinar otro minuto para que se mezcle bien todo.

Vierte el caldo en los cuencos con el ramen, agrega las algas y el tofu. Adorna con el cebollino.

ramen museo de yokohama

Glosario

Algas wakame: es un vegetal del mar muy beneficioso para la salud. Se dice que ayuda a bajar de peso y que te pretege del cáncer. Se recomienda mucho en la dieta de mujeres cuando están embarazadas o lacatando, pues tiene mucho calcio. La pueden encontrar en paquetes como este.

Dashi: es un caldo base de la comida japonesa que se prepara con algas kombu y Katsoubushi (copos de bonito). Pero puedes prepararlo mucho más rápido si usas Hon-Dashi, que es un concentrado granulado que puedes comprar en frascos como este o en cajas.

Miso: que yo sepa existe en tres variedades, negro, rojo y blanco. El blanco es el de sabor más suave. Todos son salados y se preparar fermentando semillas de soya con cereales y sal marina. Aunque viene empacado de otras formas, lo más común es encontrarlo así. Se recomienda su consumo para restablecer la flora intestinal y tiene muchas proteínas.

Mirin: es una especie de sake (vino) con bajo contenido de alcohol y un poco dulce. Constituye uno de los condimentos esenciales de la comida nipona y se compra en botellas como esta.

Espero disfrutaran este ramen y me despido con un itadakimasu (especie de buen provecho en japonés).