Header

Blog Archives

Arroz al horno estilo Valencia

arroz al horno 22

Esta receta de arroz al horno estilo Valencia me llegó desde España hace unos meses, con fotos del paso a paso y todo, de parte de Paqui RG, una fan del blog en Facebook. Esperé a comprar unas buenas morcillas para hacerla y bueno, se quedó en casa desde entonces porque es una receta maravillosa que nos llegó al alma, sí señor.

La hice un día que había tremendo calor y lo disfrutamos un montón, pero es sin dudas una receta cargadita, como para un día frío. Se las recomiendo para el fin de semana. Da para 4 personas y se cocina en el horno, como indica su nombre, en una cazuela de barro, aunque yo lo hice en una de cerámica y no me quejo.

Le he escrito a Paqui varias veces para contarle cuánto nos gustó, pero no he tenido noticias de ella. A veces los mensajes en Facebook caen en una bandeja de spam que muchos ni sabemos que existe. Ojalá ella algún día lea este post que escribo agradecidísima de su receta.

Ingredientes

400 gr de arroz redondo, tipo Valencia
800 ml de caldo de cocido, carne o ave
300 g de costillas de cerdo, troceadas
1 lata de 15 oz (200 g) de garbanzos, enjuagados y escurridos
4 tiras de panceta, cortada en tacos
4 morcillas
2 papas
2 tomates
1 cabeza de ajo
Azafrán o colorante alimentario, que se lo añades al caldo.
Pimentón de la Vera
Aceite de oliva virgen extra
Sal

arroz al horno - valencia

Preparación

Quítale a la cabeza de ajo la piel de afuera, sin pelar los dientes de afuera y déjala entera. Pela las papas y córtalas a la francesa ni muy finas ni muy gordas.

Pon a calentar el aceite de oliva en una sartén y pon el ajo en medio. Añades las papas y espolvoréalas con un poquito de sal, cuando estén blanditas las colocas en la cazuela de barro o cerámica. Deja la cabeza de ajo en la sartén y ve dándole vueltas para que se ablande poco a poco.

Corta los tomates en 3 rodajas cada uno y las pones en la sartén, cocinándolas unos 3 minutos por cada lado. Apártalas y resérvalas junto las papas. Incorpora los trozos de costilla a la sartén y dóralas. Según le des vuelta a la carne, le sigues dando vueltas a la cabeza de ajo. Reserva la carne. Dora y reserva también la panceta y luego las morcillas. Ve poniendo todo en el recipiente de barro.

Ve calentando el caldo con dos vasos de agua en una cazuela.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Si el aceite de la sartén se ha puesto muy sucio, cuélalo y devuélvelo a la sartén. Caliéntalo y adiciona el arroz y el pimentón en medio, para que no se requeme y se ponga amargo. Dale un par de vueltas al arroz para mezclarlo con el pimentón y que se ponga brilloso. Pásalo a la cazuela de barro y agrega el caldo hirviendo y los garbanzos. Rectifica la sal y coloca el recipiente en el horno.

Hornea unos 20-25 minutos, hasta que el líquido sea absorbido por el arroz. Cuando esté listo, apaga el horno y deja reposar la cazuela dentro, unos 5 minutos.

No es necesario acompañarlo con nada, pero una ensalada le puede ir bien para refrescar.

arroz1

Pueden ver la receta tal y como me la dejó Paqui, con todas sus fotos, aquí

Tamales de queso fresco y chorizo

This post is part of a compensated campaign in collaboration with Latina Bloggers Connect and Cacique, but the recipe and the opinions are mine. / Este post es parte de una campaña en colaboración con Latina Bloggers Connect y Cacique, pero todas las opinions y la receta son mías.

Tamales-Dia-De-Los-Muertos

Los tamales son unas de las ofrendas más frecuentes para obsequiar a los seres queridos que ya no están con nosotros en el Día de los muertos. Esta fiesta, que celebra la vida de aquellos es una de las tradiciones más lindas de México; aunque también se celebra en otros países de América Central y en algunas comunidades de Estados Unidos.

La celebración comienza el 1ro. de noviembre y concluye al día siguiente. Los tamales, las enchiladas, el pan de muertos, el tequila, flores, crucifijos, agua y las famosas calaveritas de azúcar, se colocan en un altar junto a fotos de nuestros muertos y objetos que le pertenecieron. También se llevan este tipo de ofrendas a los cementerios y se come y se bebe en el cementerio o en casa junto a nuestros seres queridos, los vivos y los muertos.

Para todos van estos tamales de queso y chorizo al estilo mexicano. La presentación recrea unos que me comí en Texas el año pasado, con pesto, crema y semillas, de los que quedé enamorada. Le puse queso fresco a la masa porque es uno de mis ingredientes favoritos y le da tremenda suavidad a los tamales. Así que no dejen de agregar queso fresco a sus tamalitos.

Cuando fui a comprar los ingredientes me crucé con el chorizo de Cacique, que es un producto que hace poco comenzaron a vender por acá y a última hora decidí agregarlo a los tamales. Ay, es que me encanta juntar chorizo y queso.

pesto1

Para el pesto de cilantro:
1/3 de taza de nueces
1 diente de ajo
1 taza de cilantro
1/3 de taza de queso Parmesano
½ taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta

Para el relleno:
2 cdas de manteca de cerdo
1 cebolla mediana, picadita
½ ají verde, picadito
1 chile ancho remojado con antelación
½ taza de salsa de tomate
1 chorizo Cacique de 10 oz
10 oz de queso blanco Cacique

Para la masa:
250g (8 oz, 1 taza) de manteca de cerdo
500 g (1 lb, 4 tazas) de harina para tamales
½ taza de caldo de pollo
1 cdta de polvos para hornear (tipo Royal)
1 cdta de sal
16-18 hojas de maíz

Para servir:
Pesto del inicio
Crema mexicana Cacique
Nueces picaditas

relleno1

Preparación

Si no encuentras hojas de maíz frescas, puedes comprar secas y ponerlas en remojo en un caldero grande 1 hora antes de armar los tamales.

Mientras tanto, puedes preparar el pesto en el procesador de alimentos. Tritura las nueces, añade el cilantro y el ajo. Sigue triturando. Agrega el queso, una pizca de sal y otra de pimienta, y ve echándole el aceite poquito a poco con el procesador todavía funcionando. Reserva.

Para hacer el relleno, calienta un sartén grande a fuego medio y derrite en este la manteca. Adiciona el ají y la cebolla picaditos. Saltea durante 5 minutos y ponle el chile. Sigue sofriendo un par de minutos más y adiciona la salsa de tomate. Sofríe unos 3 minutos y vierte el chorizo. Mezcla bien todo, baja el fuego a bajo-medio, tapa el sartén y deja que se cocine unos 15 minutos. Reserva.

Cuando tapes el sartén con el relleno, puedes comenzar a hacer la masa para los tamales. Bate la manteca hasta que se ponga esponjosa (yo lo hice en el KitchenAid durante unos 3 minutos a velocidad media). Añade la harina y los polvos para hornear, el caldo de pollo, el queso fresco mexicano y la sal. Sigue batiendo y mezclando durante 5 minutos a velocidad media. Al principio, pasa la espátula para que no se te queden restos en las paredes del bowl. Para comprobar que la masa está lista, has una bolita y ponla en un vaso con agua. Debe flotar.

Pon a hervir bastante agua en una cazuela grande que tenga tapa.

Para armar los tamales, escurre y seca las hojas de maíz. Corta en tiritas un par de ellas para amarrarlos en los bordes. En cada hoja entera, unta un par de cucharadas de masa haciendo una hendidura en medio. Pon una cucharada colmada del relleno en medio y cierra el tamal y amárralo por los extremos como si fuera un caramelo. Si las hojas están pequeñas, usa dos para un tamal, pues deben quedar bien cerrados.

Ponle un poco de sal al agua hirviendo de la cazuela y baja el fuego a medio-alto. Coloca los tamales verticalmente en el agua, tapa la cazuela y cocínalos 50 minutos a 1 hora. La masa debe desprenderse fácilmente de la hoja cuando estén listos.

Para servirlos, corta la hoja de tamal transversalmente y empuja los bordes del tamal para que se abra. Ponle por encima salsa pesto, crema mexicana Cacique y nueces picaditas al gusto.

Queso-Chorizo-Tamales

Tamales are one of the most frequent gifts to the loved ones who are no longer with us on the Day of the Dead offerings. This celebration is one of the most beautiful traditions of Mexico; some Central America countries, and in some communities in the United States.

The celebration begins on November 1st and ends the next day. Tamales, enchiladas, tequila, flowers, crucifixes, water, and the famous sugar skulls are placed on an altar with photos of our dead love ones, as well and objects that belonged to them.

Queso fresco and chorizo together is one of my favorite combinations, so I decided to give to my tamales these flavors. The cheese also adds softness to the tamales, so don’t forget to add some to yours. The presentation recreates one I ate in Texas last year, with pesto, cream cheese and nuts, which I fall in love with.

For the cilantro pesto:
1/3 cup walnuts
1 clove of garlic
1 cup cilantro
1/3 cup Parmesan cheese
½ cup extra virgin olive oil
Sal
Pepper

For the filling:
2 tbsp. lard
1 medium onion, chopped
½ green pepper, chopped
1 chile ancho, soaked in advance
½ cup tomato sauce
1 10 oz Chorizo Cacique
10 oz queso blanco Cacique

For the dough:
1 cup pork lard
4 cups flour for tamales
½ cup chicken broth
1 tsp baking powder
1 tsp salt
Corn husks 16-18

To serve:
Pesto (ingredients above)
Mexican Crema Cacique
Chopped walnuts

hacerlamasa

Directions

If you cannot find fresh corn husks, you can buy them dry and soak in a large pot 1 hour before assembling the tamales.

Meanwhile, you can prepare the pesto in the food processor. Grind the walnuts, add cilantro and garlic. Keep grinding. Add cheese, a pinch of salt and a pepper, and the oil pouring slowly with the processor still running. Reserve.

To make the filling, heat a large skillet over medium heat and melt in the lard. Add chilies and chopped onion. Sauté for 5 minutes and add the chili. Continue to sauté a few more minutes and add the tomato sauce. Sauté about 3 minutes and add the chorizo. Mix everything well, reduces heat to medium-low, cover the pan and let it cooks about 15 minutes. Reserve.

To make the dough for tamales, beat lard until it becomes fluffy (I did on the KitchenAid for about 3 minutes on medium speed). Add flour, baking powder, chicken broth, Mexican Cheese and salt. Continue mixing for 5 minutes at medium speed. To verify that the dough is ready, make a small ball and place in a glass of water. It should float.

Boil enough water in a large saucepan with a lid.

armar-tamal-1

To assemble the tamales, drain and dry the corn husks. Cut into strips a couple of them to tie tamales around the edges. Spread a couple of tablespoons of the dough on a husk, making a slit in the middle. Put a heaping tablespoon of the filling in the middle, close the tamale, and tie the ends like a candy. If the husks are small, use two for tamale, since they must be tightly closed.

Put a little salt to the boiling water pot and reduce heat to medium-high. Place the tamales vertically in the water, cover the pan and cook 50 minutes to 1 hour. The dough should be easily detached from the husks when they are ready.

To serve, cut the husk and pushed the edges tamale. Put over pesto sauce, Mexican crema and chopped walnuts to taste.

tamales-de-chorizo-y-queso

Ideas para celebrar el campeonato con los amigos – #Ad

Esta es una campaña en colaboración con Crest y Latina Bloggers Connect pero mis opiniones no han sido influenciadas por terceros.

celebratecloser

¿Ustedes andan tan pegados como yo con el campeonato de fútbol? Ha sido un torneo raro, en el que los favoritos de muchos de nosotros se han ido a casa antes de los esperado, pero así y todo la gran mayoría seguimos pegados a la tele todavía, por lo que te les sigo trayendo ideas para celebrar el campeonato con los amigos o la familia. Si tu selección todavía sigue “viva” mejor, más lejos llega tu equipo, más cerca estás.

Mis padres en estos días han estado fuera del país, por lo que los fines de semana me reunido con los amigos a ver los juegos. Entre semana siempre estoy loca porque llegue la hora del almuerzo para ir con mis colegas a algún sitio en que podamos verlos. Si llevo almuerzo, los veos en la computadora o en el comedor de la oficina, donde por suerte tenemos un televisor.

Entre mis amigos, familiares y compañeros de trabajo algunas veces coincidimos con los equipos que nos gustan, pero otras somos contrarios. Eso no logra separarnos y juntos seguimos celebrando y gritando gooooooool cuando anotan los nuestros. Nos abrazamos, saltamos, hacemos algo para quitarnos el nerviosismo, entre juego y juego prendemos el fogón para preparar algo de comer, nos bajamos un pote de helado, nos mandamos mensajes por las redes sociales, o nos tiramos una foto para tener un recuerdo de cómo celebramos unidos.

Uno de los mejores compañeros del fútbol es la parrilla. Una tele afuera o que se vea por la ventana, un par de ventiladores y alguna bebida refrescante y la fiesta está servida.

choripan y salsas

Ya saben que me encanta mezclar sabores de todas partes, así que para que nadie se enoje, hago platos que tengan de aquí y de allá, así cada uno se lleva un buen recuerdo. Como este choripan argentino, que acompaño con una salsa mexicana y otra española. Los chorizos se hacen rapidísimo en la parrilla y el riesgo de perderse un gol es poco. Las salsas las puedes preparar con antelación.

Para el pico de gallo, cortas tomate, cebolla, cilantro y si te apetece, jalapeños sin semillas y venas. Le pones sal, un poco de limón, y listo. La salsa verde clara es un alioli rápido que se prepara en un mortero machacando un puñado de perejil con un diente de ajo y agregando luego unas tres o cuatro cucharadas de mayonesa.

maiz asado

El maíz demora un poco más en la parrilla si lo envuelves en papel aluminio, como una media hora, pero no da trabajo extra. Le pones sal gruesa y mantequilla sin sal a las mazorcas, las cubres con papel y cocinándolas quince minutos por cada lado, quedan deliciosas.

Para refrescar, les recomiendo una receta que me enseño una amiga de Colombia que se no tiene ciencia y además es buena para la resaca (o el guayabo, como dice ella) al día siguiente. Sólo tienes que combinar medio litro de la soda llamada Colombiana con una y media o dos cervezas claras. Es opcional ponerle dentro unas ruedas de limón o naranja, pero les da su toque de sabor y aporta algo a la presentación. Para que no quede espumosa, inclina la jarra en la que vas a prepararla a la hora de echar en ella la soda o la cerveza, y para mantenerla fría y evitar que se ponga aguada ponle dentro un ziploc con hielo.

refajo colombiano

Pero… ¿se imaginan ustedes que en uno de esos abrazos multitudinarios de gooooooool alguien tuviera mal aliento? ¿Terrible, no?. La verdad que en mi caso, siempre prefiero que me lo adviertan si alguien lo notara. Me muero de la pena con estas cosas, pero es mejor que me lo digan y tal vez por eso no me da pena decirle a alguien si se lo noto. Claro que debemos hacerlo con la mayor delicadeza posible para que la gente no se sienta mal.

Una buena recomendación en estos casos son los tubos de pasta Crest Complete Multi-Benefit Deep Clean que combinan el poder de blanquear tus dientes y eliminar cualquier tipo de mancha con el sabor refrescante de los enjuagues Scope. Además, te ayuda a combatir las caries y a prevenir el sarro.

La pasta Crest Complete Multi-Benefit Deep Clean te da la seguridad de sentirte protegido a la vez que sientes tu boca fresca por bastante tiempo, dos veces más que cualquier otra pasta dental. Así que pégate más a los tuyos y dile adiós al temor de gritar gooooooooool en la cara de ese amigo hincha de tu equipo o del contrario en los juegos por venir porque no sabes cómo anda tu aliento. #CelebrateCloser sin miedo y recuerda guardar esa foto para que en cuatro años la puedan disfrutar juntos y a ver que tal le va a cada equipo entonces. Para probarlo, haz click aquí y podrás ahorrar hasta $2.00 en la próxima compra de Crest en tu mercado favorito.

Ojalá nunca te toque a ti el mal aliento ni decírselo a alguien cercano, pero por si acaso, comparte mi post y/o este vídeo, que nunca sabes a quien le va a tocar.