Header

Blog Archives

Tiramisù

Tiramisù

La primera vez que fui a Italia aprendí a hacer Tiramisù con nuestro amigo Fabrizio en Varese, una ciudad pequeña cerca de Milán. Pasamos unos días inolvidables comiendo rico y paseando con él y Marisela.

La comida italiana está entre mis debilidades. He vuelto a Italia a veces por su comida, entre otras cosas, porque hay miles de razones para visitar a este país.

Este postre no tiene ciencia, pero debes tener en cuenta que el café debe hacerse con antelación para que se enfríe y debes sacar con tiempo los huevos y el queso Mascarpone del refrigerador para que estén a temperatura ambiente en el momento de comenzar a preparar la receta.

También es importante saber que una vez montado el Tiramisù lleva al menos 3 horas en el refrigerador. Si puedes hacerlo de un día para otro, mucho mejor.

Puedes montarlo en un molde mediano o en varias copas, así como jugar con la cantidad de crema de Mascarpone contra bizcochos de acuerdo a las porciones que quieres servir. Esta receta da para 6-8 raciones muy bien servidas. Lo mejor es que no queda tan dulce como los que suelen vender hechos por acá. Si te gustan los dulces bien dulces, ponle un par de cucharadas de azúcar más.

En Italia sirviendo el Tiramisù de Fabrizio

En Italia sirviendo el Tiramisù de Fabrizio

Ingredientes

3 huevos a temperatura ambiente (separadas las yemas da las claras)
2 tazas (16 oz) de queso Mascarpone a temperatura ambiente
2 cdas de azúcar
1 cda de extracto de vainilla (opcional)
12 bizcochos Savoiardi o Lady Fingers
1 taza (8 oz) de café espresso frío o a temperatura ambiente (yo usé café cubano)
1 cda de licor de café (Kahlúa, por ejemplo)
1 cda de chocolate amargo o semiamargo en polvo

Preparación

Separa las yemas de las claras.

Pon a batir las claras en el KitchenAid hasta que estén a punto de nieve.

Mientras, bate el Mascarpone con las yemas, la vainilla y el azúcar hasta que esté bien mezclado. Esto puedes hacerlo a mano o ponerlo en la batidora eléctrica una vez estén listas las claras batidas, que habrás depositado en un cuenco aparte.

Mezcla las claras batidas con la mezcla de Mascarpone con movimientos envolventes. Y con mucha paciencia, para que no se te bajen las claras y quede bien cremosa esta parte tan importante del Tiramisù.

Cubre el fondo de la fuente con un tercio de la crema con Mascarpone.

Coloca el café en un plato hondo bien mezclado con el licor de café. Ve pasando rápidamente los bizcochos por el líquido, por ambos lados, sin dejarlos caer prácticamente, para que no se empapen ni se partan. Ve colocándolos en el molde, sobre el mascarpone hasta formar una capa. Continúa con otro tercio de crema con Mascarpone, el resto de los bizcochos y lo que queda de la crema.

Como les contaba antes, se vale jugar con la cantidad de bizcochos y crema para montarlo. Puedes usar más Savoiardi y cubrir con ellos el fondo del molde o de las copas y hacer sólo dos capas de bizcochos y dos de crema, usando un molde más grande.

Para finalizar, espolvorea el chocolate por encima usando un colador. Tapa y enfría al menos tres horas.

Adornar con virutas de chocolate y/o con unas hojitas de menta. Y comparte en tus redes para guardar esta receta auténtica italiana.

Si te gusta el Tiramisù seguro te gustará también este trifle de cerezas, que ya comienza la temporada de esta fruta.

Tiramisù

Pizza 4 quesos con papas moradas

Pizza 4 quesos con papas moradas.

Desde que fui a Italia la primera vez me enamoré de la pizza de papas y el otro día me dio por hacerla con papas moradas para darle más colorido.

Las papas no pega para nada con salsa de tomate cuando haces una pizza, por lo que hice una mezcla de 4 quesos para poner entre las papas y la masa, más que nada aprovechando poquitos que me quedaban. El toque de gracia se lo ha dado el gorgonzola, así que no dejen de ponerle un poquito del blue cheese que consigan. Aquellos que no pueden ni con el olor de este queso, pueden ponerle queso de cabra o feta.

La masa de la pizza es casera y da para dos pizzas medianas finitas, pero pueden hacerla con una masa lista para hornear que les guste. Si vas a usar una masa precocinada o lista para estirar, sigue leyendo esta receta donde dice ¨los 4 quesos¨, después de la segunda foto de este post.

Para la masa:
2 ½ tazas de harina + ½ taza para espolvorear la superficie y el cuenco
1 paquete de ¼ de oz de levadura superrápida en polvo (highly active yeast)
1 cdta. de sal
1 taza de agua tibia
1 cda. de aceite de oliva
1 cdta. de azúcar

Mezcla la harina con la sal y la levadura. Pon el resultado en un cuenco grande, haciendo una especie cráter de volcán en medio.

Combina el agua tibia con el azúcar y el aceite en una taza. Vierte el contenido de la taza en el cráter y con un tenedor, mezcla bien todo, de afuera hacia adentro, hasta que veas que la masa se despega del cuenco y del tenedor.

Espolvorea una superficie lisa con harina y sobre ella coloca la masa. Comienza a amasar. No debe pegarse en las manos, pero si pasa, sólo espolvorea más harina sobre la masa.

Amasa durante 10 minutos aproximadamente. La masa quedará lisa y suave.

Espolvorea el fondo y las paredes del cuenco con harina, coloca en este la masa y tápala con un paño húmedo. Déjala reposar 1 hora. Su tamaño debe triplicarse.

Lista la masa, precalienta el horno a 400°F (200°C).

Para darle forma a las pizzas, disemina un poco de harina en una superficie plana, pon sobre ella la cantidad de masa que vayas a usar, amásala un par de minutos y luego estírala con el rodillo hasta alcanzar la forma y el grosor deseados -yo suelo hacerlas de 1/4 de pulgada (menos de 1 cm).

Pizza 4 quesos. Receta casera.

Los 4 quesos:
1 taza de queso Ricotta
1 taza de queso mozzarella rallado
¼ de taza de queso parmesano o cotija
¼ de taza de queso Gorgonzola
Sal

Mezcla bien los quesos con una espátula y ponle sal al gusto mientras la masa de la pizza está creciendo.

Para las papas:
10 papitas moradas
1 cda de aceite de oliva virgen extra
1 cdta de romero seco
Sal

Pela las papas mientras la pizza está bajo el paño, córtalas en rodajas finas, como de 2 milímetros, y ponlas en un cuenco con agua para que no se oxiden.

Pizza con papas moradas.

Para montar la pizza:

Unta levemente de aceite la bandeja o las bandejas que vayas a usar. Esta masa da para dos pizzas y la mezcla de quesos también.

Unta la parte superior de la pizza con aceite de oliva y esparce sobre ella la mitad de la mezcla de quesos.

Escurre las papas y sécalas con cuidado. Ponles un poquito de sal, el aceite y el romero y muévelas para que se impregnen de todos los ingredientes. Coloca la mitad de las papas sobre el queso de la primera pizza.

Métela al horno 18-20 minutos, hasta que se dore el borde. Luego hornea la segunda, siguiendo los mismos pasos. Puedes hornear las dos pizzas a la vez, sólo tienes que cambiarlas de posición transcurrida la mitad del tiempo de cocción. También puedes hacer una pizza grandota estirando bien toda la masa.

Yo sé que les va a sonar raro a muchos esto de la pizza de papa. A mí me sonó raro un día, pero desde que la probé es una de mis preferidas. ¿Y la tuya cuál es?

Tarta al limoncello

Tarta al limoncello de Osteria la Chitarra #Napoles #Italia

Como les comenté hace ya un tiempo en mi post sobre Nápoles, la noche antes de regresar a Miami cenamos en la Osteria la Chitarra. La atención fue maravillosa y la comida de las más ricas que he comido en Italia. Su dueña, Anna Maria me dio unas cuantas recetas esa noche, algunas las anoté y esta de la tarta al limoncello que les traigo hoy, me la escribió con su puño y letra.

Esa noche mi esposo y yo compartimos todo. No teníamos mucha hambre pero la carta prometía y queríamos probar unos cuantos platos. Pedimos un antipasto con frittata di cipolle (tortilla de cebolla), bocconcini de fiori di lette (bolitas de queso fresco), salami, verduras y polpettine di pane fritto (croquetas de pan, que luego les enseñaré a hacer también). De primer plato compartimos Paccheri alardiati, paccheri es la forma de la pasta y la salsa estaba hecha con tomates, manteca de prosciutto y Pecorino, una maravilla. De segundo plato compartimos Peperone imbottito al forno, un pimiento rebosado y horneado, relleno con berenjena salteada, alcaparras y queso provolone. Y de postre esta tarta, que la verdad no nos cabía y ni siquiera estaba en el menú por aquel entonces, pero Anna Maria insistió en que la probáramos, pues la había hecho ella, y no pudimos negarnos. Enhorabuena la pedimos. Fue amor a primera cucharada y cuando ustedes la prueben les va a pasar igual. Ya algunos amigos la han probado en casa y uno de ellos le puso Tarta di Dio (Tarta de dios).

comida-osteria-chitarra

Importante, hacerla con margarina y no con mantequilla. Una hora antes de comenzar a preparar la tarta, saca del refri la margarina y los huevos.

Si tienes unas varillas eléctricas o una KitchenAid, esta tarta se prepara bastante rápido. Da para 12 raciones y se sirve tibia. Puedes calentarla al día siguiente poniéndola unos 3 minutos al horno a 350⁰F (180⁰C). Dura hasta 1 semana si una vez fresca la guardas tapada el refrigerador.

Tarta al limoncello

Ingredientes

1 cda de mantequilla o aceite en espray para engrasar el molde
8 bizcochos savoiardi (los que se usan para el tiramisú)
4 huevos
300 g de azúcar
250 g de harina
100 g de margarina a temperatura ambiente
1 cdta de polvo para hornear
1 shot de limoncello
750 g de queso Ricotta fresco (de pote)

Tarta al limoncello  #RecetaItaliana

Preparación

Engrasa un molde desmontable con mantequilla o aceite en espray.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Tritura los bizcochos y resérvalos, dividiéndolo en dos porciones iguales.

Separa las yemas de las claras de huevo. Monta las claras, batiéndolas unos 5 minutos a velocidad medio-alta y resérvalas.

Bate las yemas con la mitad del azúcar hasta que comiencen a cambiar de color -o sea, a ponerse blanco. Agrega la harina, la margarina, el polvo para hornear y la mitad del limoncello. Mezcla bien todo a velocidad media. Agrega las claras montadas con movimientos envolventes. Queda una masa bastante espesa. Divídela a la mitad.

En un cuenco, mezcla la Ricotta con el resto del azúcar y del limoncello.

Llegó el momento de montar la tarta. Cubre el fondo del molde con una de las mitades de la masa con harina, espolvorea sobre esta una de las mitades de bizcocho triturado, añade la mezcla con ricotta en una capa uniforme pero sin llegar a las paredes del molde. Agrega el resto de los bizcochos y la otra mitad de la masa.

Hornea 55 a 60 minutos.

Coloca el molde sobre una parrilla unos 15 minutos para que se refresque un poco la tarta. Retira entonces el aro del molde desmontable. Sirve tibio. Puedes espolvorearlo con cristales de azúcar amarillos y/o azúcar glas.

Si vas a recalentarlo luego, calienta solamente lo que vayas a comer.

P.D. Anna Maria, grazie mile per questa torta maravillosa.

conAM1

Con Anna Maria.