Header

Blog Archives

Ensalada de lechuga iceberg

ensalada wedge

Ensalada de lechuga iceberg

Hubo un tiempo en que al menos una vez a la semana me pedía ensalada de lechuga iceberg en un restaurante cerca de la oficina. Me encantaba sobre todo por la textura crujiente de esta lechuga. La servían con cebolla morada picada bien finita y un aderezo de queso azul delicioso.

El otro día me dio por hacer una ensalada wedge, que es como se llama en inglés, más tradicional y supersimple; usando un poco de salsa de blue cheese que me había sobrado. A la salsa sólo le puse un poco de agua para que no fuera tan espesa (ver la receta aquí) y el resto fue lavar bien la lechuga, ponerle encima unos tomates cherry cortados a la mitad y cocinar unas cuantas tiras de bacon que luego piqué bien chiquitas para distribuir sobre la ensalada.

Le puedes agregar también cebolla cortada en juliana, bien finita; nueces o almendras, tostadas previamente y picaditas; o algunas hierbas aromáticas como perejil o estragón (tarragon), picaditas también.

Últimamente también he visto servir esta ensalada poniendo la lechuga unos minutos en la parrilla y queda vistosa y sabrosa. Hasta ahora sólo la he comido de este modo fuera de casa. Creo que voy a tratar de hacerla de este modo en el cookout de Memorial Day y les muestro la foto luego.

Ensalada de lechuga iceberg

Ensalada de lechuga iceberg

La lechuga iceberg es la que suelen usar los restaurantes para las hamburguesas o cortada en tiritas finitas para poner en los tacos. Si llevas una dieta baja en carbohidratos la puedes usar como sustituto del pan y la tortilla en estos platos. Envuelves la hamburguesa con tomate, queso y bacon en una de sus hojas y te quedará espectacular. Incluso le puedes poner mayonesa, mostaza y kétchup mezclados si te apetece. No es de las lechugas más nutritivas y tiene más carbohidratos que las demás, pero igual es baja en calorías y aporta vitamina A y K.

En la ensalada que les traigo hoy la lechuga se sirve en porciones grandes (wedges), debe estar fría y hay que lavarla bien antes de servirla. Para ello, le quitas las hojas exteriores y luego cortas el corazón o cogollo. Una vez retirado el corazón, la pones bocabajo bajo el agua y la enjuagas con cuidado, de modo que el agua entre y salga entre las hojas. Luego la escurres bien, la cortas en cuartos y listo. Se sirve como en la foto. Una lechuga da 4 raciones.

¿Viste que fácil? ¿Te animas a prepararla?