Header

Blog Archives

Arroz frito con kimchi

arroz frito con kimchi

Un plato vegetariano delicioso: Arroz frito con kimchi

Siempre tengo un frasco de kimchi en el refri. Me encanta consumirlo como complemento de las comidas, hacer quesadillas o este arroz frito con kimchi tomado del blog Herbivoracious, que se ha convertido en un éxito tal en casa.

En el post dedicado a este plato, Michael, autor del libro del mismo nombre del blog, explica que en vez de acompañar el arroz con revoltillo, como suele hacerse en el arroz frito chino, ha puesto un huevo frito blandito, para romperlo y mezclarlo con el arroz. Es una maravilla así. No dejen de ponérselo si hacen esta receta. Yo he preferido esta vez un huevo frito duro.

Si quieres aprender las diferentes formas de freir huevos, puedes consultar este post.

El kimchi es una comida fermentada de origen coreano hecha de vegetales. Hay muchas variedades, dependiendo de la región y de la estación en que se prepara,  pero casi todos incluyen col, rábano y pepino; y se sazonan con jengibre, salsa de pescado y de camarones, salmuera y ajo. Puede ser más o menos picante. Yo lo compro hecho en un mercado de productos asiáticos.

Como en todo arroz frito, deben usar arroz del refrigerador, que les haya sobrado de una comida anterior, de lo contrario quedará hecho una pasta. Si no tienen, cocínenlo unas 4 o 5 horas antes de comenzar a preparar este plato y lo ponen ese tiempo en su refrigerador.

Esta receta da para 2 si se va a comer como único plato en una comida y está lista en menos de 15 minutos.

arroz frito con kimchi

Arroz frito con kimchi

Ingredientes

2 cdas de aceite vegetal
2 dientes de ajo, picados en rueditas finitas
2 cebollinos cortados en rueditas
3/4 de taza de vegetables o de tofu extrafirme escurrido, cortado en cuadritos pequeños
3 tazas de arroz cocinado y del refrigerador
3/4 de taza de kimchi, muy bien escurrido
1/2 cdta de aceite de sésamo
3/4 cdtas de sal Kosher (opcional)
2 huevos fritos

Preparación

Precalienta un sartén grande o un wok con la candela al máximo. Agrega el aceite vegetal, el ajo y la parte blanca de los cebollinos que has cortado más grandes y saltea 20-30 segundos.

Incorpora el tofu o los vegetales. Baja el fuego a medio y sofríe hasta que se doren los cubitos del ingrediente elegido, unos 5 minutos.

Mientras, pica el kimchi en tiras finas en caso de que los pedazos de vegetales sean muy grandes. Si el arroz está muy pegado, rompe un poco las bolas con un tenedor.

Adiciona el arroz y ve cubriéndolo con el aceite, moviendo constantemente a medida que lo vas desgranando y dorando. Mientras más doradito, mejor.

Añade el kimchi y el aceite de sésamo y sigue sofriendo y moviendo otro minuto. Rectifica la sal. Apaga el fuego y déjalo reposar mientras fríes los huevos. Conserva el calor muy bien y no se te va a enfriar.

Sirve en cuencos o platos hondos, con el huevo frito encima y adorna con el verde de los cebollinos.

Tips

Lo he preparado con vegetales y con tofu extrafirme. Ambas versiones son deliciosas. Puedes usar vegetales que te hayan sobrado de otra comida. En ese caso, adiciónalos al final con el kimchi y el aceite de sésamo. El tofu debe ser al menos firme, para que no se te descomponga.

Si tienes tiempo de escurrir el tofu antes, ponlo unos 20 minutos dentro de un paño y colócale un plato encima.

Si el kimchi no es lo suficientemente picante para tu gusto, adiciona Gochujang (pasta de coreana) o shriracha.

10 formas de usar las sobras de pollo

sobras de pollo

El pollo es una de las carnes más socorridas, no es caro y es saludable. En casa consumimos bastante y a veces hasta cocinamos una cantidad grande de pechugas el sábado o el domingo para tenerlas a mano entre semana. Estas son algunas de las 10 formas de usar las sobras de pollo en mi casa. Me encantaría saber cómo las usas tú, que siempre viene bien variar los platos de nuestras cocinas.

Aquí en Estados Unidos en muchos mercados venden pollos enteros asados de $5 a $7 y es muy común comprar uno antes de llegar a casa, sobre todo cuando se nos hace tarde y no queremos llegar a comenzar a cocinar. Nos comemos un pedazo y luego no sabemos qué hacer con el resto. Aquí también vienen al caso estas 10 variantes que espero te ayuden en tu día a día.

Pizza-buffalo-de-pollo

1 – Ensalada – Entero o cortado en cuadritos, especial para una ensalada Caesar o la famosa Waldorf.

2 – Pies, empanadas o quiches – Si ya tienes el pollo cocinado y compras la masa hecha, pueden estar listos en media hora y son ideales para comer con ensalada de lechugas durante el verano o los brunchs del fin de semana. Yo hago uno pasando el pollo por el procesador y me quito unos cuantos minutos de encima de cortarlo; pero mi preferido es una receta turca llamada pilaf con velo.

3 – Pizza – combinándolo con tus ingredientes favoritos puedes crear una pizza con salsa Alfredo o Buffalo.

Croquetas de pollo

4 – Croquetas – Una de las formas en que más lo usaba mi abuelita. Y mi amiga Isbel las hace de muerte lenta. No te puedes perder su receta.

5 – Causa limeña – Las causas son divinas con pescados y mariscos, pero mi madre no los come y prefiero preparársela con pollo.

causita

6 – Pastas – A mí no me gusta mucho ponerle pollo a las pastas, pero si es en una ensalada fría con macarrones, me la como toda. Para la pasta Alfredo, que tanto le gusta a todos, les recomiendo esta receta light.

7 – Cuscús – Este es mi nuevo vicio ya sea en las noches o para llevar al trabajo. Adoro el cuscús, sobre todo porque está listo para comer en 5 minutos. Le pongo vegetales y pollo por encima y a disfrutar de un plato colorido y delicioso en menos de 1/4 de hora.

8 – Sándwiches – Le pones un poco de pesto tradicional o el de tomates marinados a un pan italiano, agregas lechuga, queso mozzarella y pollo y voilà! ¡Tremendo sándwich!

pesto de tomates secos

9 – Comida mexicana – En unos tacos con vegetales salteados, tostadas con lechuga y crema por encima, quesadillas con salsa de melocotón o de mango a un lado, enfrijoladas y enchiladas. Muchísimas opciones deliciosas. Moraleja, siempre ten pollo, tortilla y salsa en el refrigerador.

10 – Arroz frito – Tanto las sobras de pollo como las de carne, son buenísimas para juntar con sobras de arroz y preparar una comida china casera en minutos, mucho más sana y deliciosa que la que encargamos.

 

Tacu tacu

Tacu tacu #RecetaPeruana

Cuando me enteré que este mes en el reto de Cooking the Chef teníamos a Gastón Acurio me puse contentísima pues la comida peruana es de mis preferidas y él es su más famoso representante. Me propuse probar un plato que nunca hubiera comido o preparado y buscando en el perfil de Facebook de este gran cocinero  encontré consejos para hacer Tacu tacu, que es un plato que siempre me había provocado mucha curiosidad.

Acurio aseguraba que el mejor tacu tacu se hace con frijoles canarios y seco (guiso peruano) del día anterior. Los frijoles canarios en casa nos fascinan; así que pronto cociné un paquete y dejé el resto para el día siguiente. Por otro lado, hacía unos días había comprado todos los ingredientes para hacer carne con papas a la cubana y cambié  el rumbo para hacer el seco. Pero antes de todo, me fui a comer un tacu tacu a un restaurante peruano, para saber que sabores y texturas debía esperar pues debe quedar un poco durito por fuera pero no tanto que quede tieso. Además, debe quedar cremoso por dentro.

Más adelante les pongo la receta de seco en el blog, pues no me gustó cómo quedaron las fotos. De momento les dejo el enlace a un guiso de carne que publiqué en Baby Center y al lomo saltado. Ambos pueden acompañar el tacu tacu, así como unos mariscos o un pescado en salsa; y hasta un huevo frito y unas tajadas de aguacate.

Les recomiendo usar una sartén o una cazuelita pequeña para preparar este plato que da para 3 y está listo en unos minutos, pues aprovecha sobras de arroz blanco y frijoles ya cocinados.

Tacu tacu #Peru

Ingredientes

1 ½ taza de arroz blanco cocinado
2 tazas de frijoles canarios según esta receta
Sal
½ cdta de pasta de ají amarillo peruano
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
3 cdas de salsa del seco de carne o de este guiso (sin llegar a hacerlo papilla)
Para ponerle encima: seco, el guiso del renglón anterior o lomo saltado

Preparación

Bate 1 de las tazas de frijoles en el procesador de alimentos o en una licuadora y mézclalo luego con la otra taza. Rectifica la sal, agrega la pasta de ají amarillo y vuelve a removerlos. Añade el aceite de oliva y la salsa del seco (guiso) y sigue removiendo. Separa el resultado en 3 raciones.

A fuego medio, calienta una sartén pequeña y con ayuda de una espátula, acomoda bien una de las raciones de la mezcla de arroz y frijoles. Tápalo y cocina durante 5 a 7 minutos, de modo que quede un poco tostado por debajo pero se mantenga cremoso por dentro. Debe quedar frágil, así que ten cuidado al voltearlo sobre un plato. Más bien ponle el plato donde lo vas a servir encima a la sartén y entonces voltéalo, como si fuese una tortilla.

Sírvelo con las sobras  del seco o el lomo saltado por encima. Lo puedes adornar con pimientos o con cebollas moradas previamente aliñadas en limón y sal.

Pueden ver todas las recetas del reto aquí.

ctc1