Header

Blog Archives

Alambre de pavo

Alambre de pavo

Una de mis celebraciones favoritas durante el año es Thanksgiving pero me cuesta que mi familia coma pavo y siempre sobra muchísimo. Hoy les traigo un alambre de pavo para aprovechar esas sobras con las que muchas veces no sabemos qué hacer.

A los caribeños casi siempre nos gusta más hacer carne de cerdo y a otros les gusta tanto el pavo que lo repiten en Navidad. Por si acaso, aquí les dejo una receta de pavo que hice para Baby Center y una de cerdo asado en cazuela por si repiten esta carne para fin de año.

El alambre es muy común en las taquerías mexicanas. Lo probé por vez primera cuando conocí a mi esposo y siempre me trae muy buenos recuerdos. Según el libro La gran cocina mexicana, es un plato original de Sonora, uno de los estados con mayor producción de carne mexicana y su nombre alude a las brochetas con que solían prepararse, aunque en muchas ciudades se prepara a la plancha o en un sartén, como este que les traigo.

Alambre de pavo

Se puede hacer desde cero pero yo suelo hacerlo más con las pechugas de pollo al horno que hacemos cada semana. También puedes hacerlo de carne de res o carne de cerdo. A estos dos últimos, no dejo de ponerle el chorrito de salsa inglesa que lleva la receta. Suele servirse con guacamole.

Este plato da para 6-8 tacos.

Ingredientes

1 1/2 taza de carne de pavo cortada en cubitos del tamaño de un bocado
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento amarillo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla morada
1 taza de queso Mozzarella semiseco rallado
1 taza de queso Cheddar o Pepper jack rallado
Tortillas para servir
Tu salsa mexicana preferida

Cómo preparar alambre

Preparación

Corta los pimientos y la cebolla en cuadritos tamaño bocado, similar al tamaño de los cubitos de pavo. Colócalos con el pavo en una sartén a fuego medio. Mezcla y ve calentando poco a poco, moviendo a cada rato durante 8-10 minutos. No hace falta ponerle grasa porque los pimientos y la cebolla irán soltando su jugo y no se pega, además transfieren ese jugo a la carne de pavo o si lo hacen con pechuga de pollo, también.

Baja el fuego a casi el mínimo, espolvorea el queso por encima y tapa durante 2-3 minutos.

Calienta las tortillas mientras tanto y resérvalas para que mantengan calientes.

Coloca porciones del alambre en las tortillas y ponle por encima tu salsa favorita.

Tacos de alambre de pavo

¿Qué te parece? ¿Hay otras recetas mexicanas que te interesa aprender a hacer?

Arroz frito con kimchi

arroz frito con kimchi

Un plato vegetariano delicioso: Arroz frito con kimchi

Siempre tengo un frasco de kimchi en el refri. Me encanta consumirlo como complemento de las comidas, hacer quesadillas o este arroz frito con kimchi tomado del blog Herbivoracious, que se ha convertido en un éxito tal en casa.

En el post dedicado a este plato, Michael, autor del libro del mismo nombre del blog, explica que en vez de acompañar el arroz con revoltillo, como suele hacerse en el arroz frito chino, ha puesto un huevo frito blandito, para romperlo y mezclarlo con el arroz. Es una maravilla así. No dejen de ponérselo si hacen esta receta. Yo he preferido esta vez un huevo frito duro.

Si quieres aprender las diferentes formas de freir huevos, puedes consultar este post.

El kimchi es una comida fermentada de origen coreano hecha de vegetales. Hay muchas variedades, dependiendo de la región y de la estación en que se prepara,  pero casi todos incluyen col, rábano y pepino; y se sazonan con jengibre, salsa de pescado y de camarones, salmuera y ajo. Puede ser más o menos picante. Yo lo compro hecho en un mercado de productos asiáticos.

Como en todo arroz frito, deben usar arroz del refrigerador, que les haya sobrado de una comida anterior, de lo contrario quedará hecho una pasta. Si no tienen, cocínenlo unas 4 o 5 horas antes de comenzar a preparar este plato y lo ponen ese tiempo en su refrigerador.

Esta receta da para 2 si se va a comer como único plato en una comida y está lista en menos de 15 minutos.

arroz frito con kimchi

Arroz frito con kimchi

Ingredientes

2 cdas de aceite vegetal
2 dientes de ajo, picados en rueditas finitas
2 cebollinos cortados en rueditas
3/4 de taza de vegetables o de tofu extrafirme escurrido, cortado en cuadritos pequeños
3 tazas de arroz cocinado y del refrigerador
3/4 de taza de kimchi, muy bien escurrido
1/2 cdta de aceite de sésamo
3/4 cdtas de sal Kosher (opcional)
2 huevos fritos

Preparación

Precalienta un sartén grande o un wok con la candela al máximo. Agrega el aceite vegetal, el ajo y la parte blanca de los cebollinos que has cortado más grandes y saltea 20-30 segundos.

Incorpora el tofu o los vegetales. Baja el fuego a medio y sofríe hasta que se doren los cubitos del ingrediente elegido, unos 5 minutos.

Mientras, pica el kimchi en tiras finas en caso de que los pedazos de vegetales sean muy grandes. Si el arroz está muy pegado, rompe un poco las bolas con un tenedor.

Adiciona el arroz y ve cubriéndolo con el aceite, moviendo constantemente a medida que lo vas desgranando y dorando. Mientras más doradito, mejor.

Añade el kimchi y el aceite de sésamo y sigue sofriendo y moviendo otro minuto. Rectifica la sal. Apaga el fuego y déjalo reposar mientras fríes los huevos. Conserva el calor muy bien y no se te va a enfriar.

Sirve en cuencos o platos hondos, con el huevo frito encima y adorna con el verde de los cebollinos.

Tips

Lo he preparado con vegetales y con tofu extrafirme. Ambas versiones son deliciosas. Puedes usar vegetales que te hayan sobrado de otra comida. En ese caso, adiciónalos al final con el kimchi y el aceite de sésamo. El tofu debe ser al menos firme, para que no se te descomponga.

Si tienes tiempo de escurrir el tofu antes, ponlo unos 20 minutos dentro de un paño y colócale un plato encima.

Si el kimchi no es lo suficientemente picante para tu gusto, adiciona Gochujang (pasta de coreana) o shriracha.

10 formas de usar las sobras de pollo

sobras de pollo

El pollo es una de las carnes más socorridas, no es caro y es saludable. En casa consumimos bastante y a veces hasta cocinamos una cantidad grande de pechugas el sábado o el domingo para tenerlas a mano entre semana. Estas son algunas de las 10 formas de usar las sobras de pollo en mi casa. Me encantaría saber cómo las usas tú, que siempre viene bien variar los platos de nuestras cocinas.

Aquí en Estados Unidos en muchos mercados venden pollos enteros asados de $5 a $7 y es muy común comprar uno antes de llegar a casa, sobre todo cuando se nos hace tarde y no queremos llegar a comenzar a cocinar. Nos comemos un pedazo y luego no sabemos qué hacer con el resto. Aquí también vienen al caso estas 10 variantes que espero te ayuden en tu día a día.

Pizza-buffalo-de-pollo

1 – Ensalada – Entero o cortado en cuadritos, especial para una ensalada Caesar o la famosa Waldorf.

2 – Pies, empanadas o quiches – Si ya tienes el pollo cocinado y compras la masa hecha, pueden estar listos en media hora y son ideales para comer con ensalada de lechugas durante el verano o los brunchs del fin de semana. Yo hago uno pasando el pollo por el procesador y me quito unos cuantos minutos de encima de cortarlo; pero mi preferido es una receta turca llamada pilaf con velo.

3 – Pizza – combinándolo con tus ingredientes favoritos puedes crear una pizza con salsa Alfredo o Buffalo.

Croquetas de pollo

4 – Croquetas – Una de las formas en que más lo usaba mi abuelita. Y mi amiga Isbel las hace de muerte lenta. No te puedes perder su receta.

5 – Causa limeña – Las causas son divinas con pescados y mariscos, pero mi madre no los come y prefiero preparársela con pollo.

causita

6 – Pastas – A mí no me gusta mucho ponerle pollo a las pastas, pero si es en una ensalada fría con macarrones, me la como toda. Para la pasta Alfredo, que tanto le gusta a todos, les recomiendo esta receta light.

7 – Cuscús – Este es mi nuevo vicio ya sea en las noches o para llevar al trabajo. Adoro el cuscús, sobre todo porque está listo para comer en 5 minutos. Le pongo vegetales y pollo por encima y a disfrutar de un plato colorido y delicioso en menos de 1/4 de hora.

8 – Sándwiches – Le pones un poco de pesto tradicional o el de tomates marinados a un pan italiano, agregas lechuga, queso mozzarella y pollo y voilà! ¡Tremendo sándwich!

pesto de tomates secos

9 – Comida mexicana – En unos tacos con vegetales salteados, tostadas con lechuga y crema por encima, quesadillas con salsa de melocotón o de mango a un lado, enfrijoladas y enchiladas. Muchísimas opciones deliciosas. Moraleja, siempre ten pollo, tortilla y salsa en el refrigerador.

10 – Arroz frito – Tanto las sobras de pollo como las de carne, son buenísimas para juntar con sobras de arroz y preparar una comida china casera en minutos, mucho más sana y deliciosa que la que encargamos.