Header

Blog Archives

Comida saludable lista para llevar en 7-Eleven

Este post ha sido patrocinado por 7-Eleven y Latina Bloggers Connect para la campaña #7EFresh pero las opiniones son mías.

7eleven

Me ha encantado enterarme que ahora puedo comprar comida saludable lista para llevar en 7-Eleven. Es una de mis Konbini Stores (Convenience Store) preferidas cuando viajamos a Japón y queremos comer algo rico y rápido para seguir disfrutando de las vacaciones, pero aquí en Estados Unidos casi nunca iba porque no me quedaba cerca ninguna de sus tiendas.

Sin embargo, camino de la nueva ofi tengo un 7-Eleven y se ha convertido en mi gasolinera y en el sitio en el que compro almuerzo o desayuno cuando no me da tiempo a prepararlos en casa. Sobre todo el almuerzo, porque el desayuno casi siempre me lo prepara mi esposo, pero el otro día salí a la carrera y dejé el sándwich en casa y nada, paré en mi kombini a comprarme este delicioso y saludable sándwich de huevo que me recordó muchísimo los de Japón y que disfruté en mi escritorio con una taza de te verde y mi vista hasta los Everglades desde el piso 20.

desayuno

Si me siguen en Instagram, ya habrán notado que estoy tratando de comer más saludable. Básicamente, como entre semana bastante frutas y ensaladas (algunas veces les pongo la receta con la foto) con proteína y meriendo entre las comidas principales frutos secos o yogurt con frutas. Los fines de semana como lo que se me antoje y hago algún postre bien sabroso. Estoy muy satisfecha con este modo de alimentarme, sobre todo porque las ensaladas y las frutas vienen de maravilla con el calorsote que está haciendo. Además ya me sirve alguna ropa que no podía usar hace un tiempo.

almuerzo

Este almuerzo que compré ayer en 7-Eleven se ajustaba a mi nuevo plan y lo he comprado en la mañana porque después de las fiestas del fin de semana celebrando el 4 de julio y la visita familiar el domingo, no quedó nada para llevarme a la ofi. Una comida completa y todo fresquito.

Y es que estos productos frescos de 7-Eleven son preparados diariamente, 365 días del año, en cocinas locales y entregados en sus tiendas. Tienen sándwiches, ensaladas, frutas enteras y cortadas en pedacitos, parfaits de yogurt con frutas frescas y granola, humus, pita, wraps, queso cortado en cubitos o en palitos, huevos hervidos y vegetales frescos. Todo a muy buenos precios.

7 eleven collage 1
sandwiches

7-Eleven tiene su base en Dallas, Texas y es una de las 100 empresas que en 2014 empleó más hispanos en Estados Unidos. Cada año en sus tiendas, venden más de 170,000 sándwiches, 71 millones de bananas, 13.3 millones de manzanas, 13.6 millones de frutas ya cortadas y 2.8 millones de parfaits de yogurt. Si quieres saber más sobre ellos te invito a visitar su web y a seguirlos en Facebook, Twitter e Instagram.

Aprovecha su menú fresco y saludable también para llevar a casa si se te hizo tarde para cocinar, así como para la playa, los picnics, las meriendas y los viajes por carretera este verano.

This is a compensated campaign in collaboration with 7-Eleven and Latina Bloggers Connect. All opinions are my own.

Barritas de cereal / No Bake Cereal Bars

Este post está patrocinado por Collective Bias y Quaker, pero la receta y todas las opiniones son mías./ This post is sponsored by Collective Bias and Quaker, but the recipe and all opinions are mine. #LoveMyCereal #QuakerUp #CollectiveBias

barritas-de-cereal

Ya hoy vuelvo a la oficina y a mi rutina de meriendas entre las comidas, que si me faltan pongo el grito en el cielo. Siempre me llevo de la casa frutas, yogurt, chocolates, semillas varias o barritas. Así que cuando Collective Bias me pidió que usara los cereales de Quaker para preparar una receta, no me lo pensé dos veces y mezclé varios de esos ingredientes para hacer mis propias barritas de Quaker Life, un cereal riquísimo que descubrí e Walmart gracias a este encargo. No es muy dulce y su tostado es muy ligero. Me lo comería hasta sólo.

Aproveché y usé los poquitos de muchas cositas que me quedaban de las fiestas, todo comprado en Walmart también: dátiles, malvaviscos, pistachos y las ricas naranjitas que me encantan desde chiquita y le han dado tremendo colorido.

Today I go back to the office and my snacks between meals are back to. I always bring to work fruits, yogurt, chocolate, nuts or bars from home. So when Collective Bias asked me to use Quaker cereals to prepare a recipe, I did not think twice and mixed several of these ingredients to make at home this Quaker Life Cereal Bars. I put on them a little bit of everything I got at Walmart during the Holidays: dates, marshmallows, pistachios and naranjitas. The cereal can be found at Walmart too.

walmart

Las naranjitas son un gusto que comparto con mi mami, una de esas golosinas “antiguas” a las que ahora los niños no le hacen mucho caso, pero como nosotras las comíamos en Cuba y luego desaparecieron, nos pusimos muy felices de encontrarlas en Miami y a cada rato nos damos el gusto de comernos un paquetico.

Estas barritas tienen diferentes texturas y sabores, las naranjitas y los malvaviscos son la parte más suave y también la más dulce, junto a los dátiles, que es lo más dulce de todo, pero otro de esos ingredientes que me corren por las venas, de tanta nostalgia que sentían por ellos mis abuelos cuando también desaparecieron de nuestra mesa en la isla. Los pistachos y el cereal son el lado tostado y medio salado. El chocolate blanco une todo esto y al ponerle un yogurt, deja de ser tan dulce y le da suavidad tanto a las barritas en sí como al sabor en general.

Lo mejor de todo es que esta maravilla se prepara en 10 minutos y no lleva horno ni nada. Sólo necesitas un molde de los que se usan para brownies de 8×8 pulgadas (20.5 cm) y papel encerado. El molde puede ser de metal o de vidrio.

Naranjitas are a pleasure that I share with my mom, one of those “old” goodies children do not pay much attention to now; but, as we ate them in Cuba when I was little, we´re always happy to find them in Miami.

These bars have different textures and flavors, naranjitas and marshmallows are the softest part and also the sweetest, along with the dates, which are very sweet. Pistachios and Quaker cereal are crunchy, and they are somehow the salty part of these bars. White chocolate embraces all these ingredients, and adding yogurt to it, gives softness to both, sticks itself and its flavors.

Best of all is that bars are prepared in 10 minutes and are oven free. You just need a mold like the one used to make brownies (8×8 inches) and parchment paper.

quaker

Ingredientes

Mantequilla, aceite vegetal o aceite en spray para engrasar el molde
12 oz (340g) de chocolate blanco para postres
1/3 de taza de yogurt
1 taza de Quaker® Life
1/3 taza de dátiles, picaditos y sin hueso
1/2 taza de naranjitas, cortadas en tres
1/2 taza de malvaviscos pequeños, si son de colores mejor
1/2 taza de pistachos pelados

Ingredients

Butter, vegetable oil or cooking spray oil to grease the mold
12 oz (340g) white chocolate dessert
1/3 cup yogurt
1 cup Quaker® Life
1/3 cup dates, pitted and chopped
1/2 cup naranjitas, cut in three pieces
1/2 cup mini marshmallows, better if different colors
1/2 cup shelled pistachios

Preparación

Engrasa el molde y cubre su interior con papel encerado, dejando un par de pulgadas de papel hacia arriba para luego sacar fácilmente la barra.

forrar

Corta el chocolate en pedazos de ser necesario y colócalo en una cazuela mediana a fuego medio. Cuando comience a derretirse, remuévelo con una espátula. Estará listo en unos 7 u 8 minutos. También puedes derretirlo en el microondas en intervalos de 30 segundos y removiendo cada vez que pares.

Una vez derretido el chocolate, añade el yogurt y bate constantemente con la espátula para que no se formen grumos. En 1 minuto tendrás una mezcla homogénea. Agrega entonces el resto de los ingredientes, mézclalos y distribúyelos bien. Vierte en el molde empapelado y acomódalo con la espátula para que quede parejo arriba. Dale un par de golpes al molde contra la meseta o encimera para que no quede aire en medio de esta gran barra.

paso a paso

Pon el molde en el refrigerador al menos 2 horas o de un día para otro. Una vez solidificado, retira el papel con la barra del molde y córtala en barritas del tamaño que prefieras. A mí me salieron 12. Colócalas en un recipiente con tapa y guárdalas en el refrigerador otra vez. Duran hasta 1 semana.

desmoldar

Directions

Grease the pan and cover it inside with parchment paper, leaving a couple of inches of paper up, in order to easily remove the bar when ready.

Cut the chocolate into pieces if , and place it in a medium saucepan over medium heat. When it begins to melt, stir with a spatula. It will be ready in about 7 or 8 minutes. You can also melt it in the microwave in 30 second intervals, stirring each time you stop.

picar

Once the chocolate melted, add yogurt and stir constantly with the spatula to avoid lumps. In 1 minute you will have a homogeneous mixture. Add the remaining ingredients. Mix well. Pour into the mold give it e a few punches to the mold against the countertop to avoid air holes in the middle of the bar.

Put the mold in the refrigerator for at least 2 hours or overnight. Once the bar is solidified, remove the paper along with the bar from the mold, and cut into bars the size you prefer. I got 12 bars.
Place in a covered container and store in the refrigerator. They last up to 1 week.

¿Y tú qué sueles merendar? / Which are your favorite snacks?

barritas-almacenar

Madalenas irlandesas de manzana / Irish Apple Muffins

Scroll down for the English version.

Madalenas Irlandesas de manzana - La cocina de Vero

Este año para celebrar San Patricio, he decidido hacer un dulce y nada mejor que unas madalenas de manzana, inspiradas en el clásico cake de manzana irlandés. Cuenta la leyenda que el propio Santo plantaba manzanos y bueno, como cuando piensas en Irlanda, piensas en él, en lo guapos que se ven los hombres con faldas, en cerveza negra, el whisky y el Baileys. Pensando y pensando decidí ponerle un poco de este último a mi receta. Si no quieres usar alcohol, puedes sustituirlo por leche.

En Cuba les decíamos pancakes a las madalenas, pero en algún momento de mi vida que no puedo precisar, comencé a decirles muffins o madalenas, para no enredarme con la noción de pancakes que tenía el resto de mundo. No sé ustedes, pero yo las prefiero a los cupcakes, definitivamente. Es cierto que no quedan tan bonitas, pero es que casi siempre termino desechando la parte de arriba de los cupcakes, a no ser que sea merengue italiano. Además, me encanta comerme las madalenas acabaditas de hacer con café con leche o té a cualquier hora del día. Claro, que si no es suficiente para ti el Baileys que llevan, puedes acompañarlos de un poquito de esta crema irlandesa con hielo cuando ya estén más fresquitos. Si aguantas, porque con el olor que desprenden, dan ganas de atacarlas.

Pensé que me saldría una docena de madalenas, pero sólo me salieron 9 y más me vale que no repita la receta para ver si me salen 12, que no he podido parar de comer estas.

Ingredientes

1 manzana
1 taza de harina leudante
1 cdta. de canela en polvo
1 pizca de sal
1/3 de taza de azúcar glas
6 cdas de mantequilla sin sal en pomada
2 huevos
2 cdas. de Baileys

Para el streusel:
4 cdas de mantequilla sin sal
1/2 taza de harina leudante
1/3 de taza de azúcar glass

Preparación

Primero prepara el streusel, mezclando con los dedos la mantequilla y la harina, hasta que parezca migas de pan. Añade el azúcar e incorpórala con un tenedor.

Pela la manzana, retírale el centro, córtala en ruedas finitas y luego en pedacitos 3/4 de pulgada (1.5 cm).

Precalienta el horno a 350°F (180°C) y pon los papelillos de cupcakes en el molde.

Une la harina con la sal y la canela y pásalo todo por un colador.

Bate el azúcar con la mantequilla en pomada hasta que se ponga clara. Yo lo hice con un batidor de globo manual en un par de minutos. Agrega un huevo, sigue batiendo. Incorpora la mitad de la harina batiendo suavemente, luego el otro huevo, el resto de la harina, y finalmente el Bailyes. Ve poniendo un poquito en cada molde sin llegar hasta la mitad. Coloca unos pedacitos de manzana en cada uno sin llegar al tope y termina con una cucharada del streusel. Ten en cuenta que el streusel va crecer.

Hornea durante 20-23 minutos. Comprueba que están listas introduciendo un palillo en el centro de una de ellas. Debe salir limpio.

Y ahora, cuéntame si celebras San Patricio y en qué piensas tú cuando de Irlanda se trata.

Irish Apple Muffins - La cocina de Vero

This year, I decided to make a dessert to celebrate Saint Patrick, and nothing better than apple muffins, inspired by the classic Irish apple cake. Legend has it that the Saint himself planted apple trees.

When you think about Ireland, you think about him, about how handsome men in skirts can be, dark beer, whiskey, Baileys… Thinking about this last one, I decided to put some of it to my recipe. If you do not want to use alcohol, you can use milk as in the original apple cake recipe.

I definitely prefer muffins to the cupcakes. They aren’t as pretty, but I always end up discarding the top of the cupcakes, unless they come with Italian meringue. Also, I love to eat the muffins straight from the oven, at any time of the day, with latte or tea. Of course, you can have these with Baileys when they are not too warm, if the two tablespoons I’ve added to the recipe are not enough for you.

I thought I would make a dozen muffins, but only got 9, and I better don’t try again because has been tough to stop eating these.

Ingredients

1 apple
1 cup self-rising flour
1 tsp. cinnamon
1 pinch of salt
1/3 cup confectioners’ sugar
6 tbsp. unsalted butter, room temperature
2 eggs
2 tbsp. Baileys

For streusel:
4 tbsp. butter
1/2 cup self-rising flour
1/3 cup confectioners’ sugar

Method

Let’s prepare the streusel first. Mix the butter and flour using your fingertips until it resembles breadcrumbs. Add the sugar and incorporate it with a fork.

Core the apple, cut into thin slices, and then into small pieces 3/4 inch.

Preheat oven to 350°F and place the cupcakes molds in pan.

Sift flour, salt and cinnamon into a bowl.
Beat the sugar with the butter until it becomes light. I did it manually in a couple of minutes. Add an egg, continue beating. Incorporate half of the flour gently, then the second egg, the remaining flour and finally the Baileys. Pour a generous spoon in each mold without reaching halfway. Place a few pieces of apple in each one without reaching the tops. End with a spoonful of streusel. Note that the streusel will rise.

Bake for 20 to 23 minutes. Check if they are ready by inserting a toothpick in the center of one of them. It should come out clean.

Now, tell me if you celebrate St. Patrick and what do you think about when it comes to Ireland.

Madalenas-Irlandesas-de-manzana-Irish-Apple-Muffins