Header

Blog Archives

Mermelada de frutos del bosque, naranja y tomillo

El fin de semana pasado estaba desocupando el refri antes de ir al mercado y vi que algunas frutas ya nos estaban tan frescas. Yo había estado tres días fuera y bajó en consumo. Entonces decidía hacer una mermelada y como me gusta ponerle algo de hierbas aromáticas me fui al portal a buscar unas ramitas de tomillo. Miré entonces un frasco que tengo para poner la mermelada en la mesa y vi una rodaja de naranja… Lo que faltaba para terminarme de inspirar a crear esta mermelada de frutos del bosque, naranja y tomillo que no podemos parar de comer.

La naranja tampoco estaba radiante, por lo que en vez de ponerle ralladura, que le debe quedar muy rica, corté unos pedazos de la corteza con cuidado que no le quedara nada de la parte blanca y al final los retiré, pero les recomiendo que prueben a hacerla con ralladura de naranja. Y me cuentan que tal. Yo al seguro la hago así la próxima vez.

No queda muy dulzona esta mermelada. A mí me encantó así, tiene un sabor muy fresco y no es nada empalagosa. Podría comérmela solita cucharada a cucharada, pero la he servido con queso curado de cabra, manchego, con galletas saladas y de fondo de un vasito de yogurt griego. También puedes servirla con quesada o con tostadas francesas.

Da 1 taza y media y es ideal para regalar a los amigos. Una vez que haces mermelada en casa, es difícil comerse las demás, se los juro.

Demora un poquito, pero como se remueve a cada rato, puedes ir adelantando otras cosas mientras tanto.

Ingredientes

1 taza de fresas en trozos
1 taza de moras (blackberries)
1/2 taza de arándanos (blueberries)
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de jugo de naranja
1 pedazo de cáscara (corteza) de naranja
Varias (Unas 3 o 4) ramas de tomillo (thyme)

Preparación

Coloca todos los ingredientes en una cazuela mediana y cocina a fuego medio-alto removiendo un par de veces hasta que hierva.

Baja el fuego a casi el mínimo y cocina durante 1 hora, removiendo a cada rato. En la segunda media hora, ve aplastando las frutas con un majador de papas a cada ratico. Siempre remueve después de usar el majador para que no se te pegue al fondo.

Aunque pasada una hora tal vez te parezca que no está lo suficientemente dulce o que le falta un poco para alcanzar la textura adecuada, no te excedas con el azúcar ni sigas cocinando mucho más porque cuando se enfríe estará perfecta y no le faltará nada.

Por cierto, no es nada ácida a pesar de las frutas que lleva.

Cuando esté lista, retira la cáscara de naranja y las ramitas de tomillo.

Si te gusta esta mermelada, seguro te gustará también la de melocotón con jengibre y cúrcuma que preparé hace un tiempo. Guarda ambas en tu Pinterest para que las pruebes sin falta.

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

mermelada-de-melocoton-con-jengibre-y-curcuma

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Si te gustó la mermelada de arándanos con caña santa (lemongrass) y tomillo, esta mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma te va a encantar también. Se sale de lo común y el resultado es de vicio, una mermelada nada empalagosa y especiada, ideal para comer con un queso de sabor medio como el de cabra o para simplemente untar con ella una tostada o unas galletas y acompañarla con tu té favorito.

Ya va terminando la temporada de melocotones, así que aprovecha y pruébala lo antes posibles. Para hacer esta mermelada yo usé unos bien maduros.

El jengibre y la cúrcuma son sumamente beneficiosos para nuestra salud. El primero es bueno para la digestión, actúa como analgésico y desinflamatorio. La segunda es anticancerígena y ambos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esta receta da como taza y media de mermelada. Puede durar un mes bien tapada y guardada en el refrigerador. Esto sin complicarse con esterilizar y sellar, etc…

Ingredientes

6 melocotones bien maduros
½ taza de azúcar
Jugo de medio limón
1 cdta de jengibre rayado
1 pizca de sal
1 cdta de cúrcuma en polvo

mermelada-de-melocoton

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Preparación

Corta los melocotones en cuartos y retira la piel y las semillas.

Corta los cuartos a la mitad y ponlos en una cazuela con todos los ingredientes menos la cúrcuma en polvo. Cocina a fuego medio hasta que hierva y luego baja la candela a casi el mínimo y cocina durante 30 minutos. Revuelve a cada rato con una cuchara de madera, para que no se pegue al fondo de la cazuela. Si se le hace espuma, retírala con cuidado usando una espumadera.

Deja que se refresque unos 5 minutos y pásala por la batidora o el procesador de alimentos para que quede con una textura uniforme. Agrega la cúrcuma en polvo y revuelve para que se incorpore totalmente a la mermelada.

Puedes probar el azúcar por si quieres echarle más, pero recuerda que sólo cuando está fría la mermelada se sabe cuan dulce ha quedado. Puedes poner un poquito en el refrigerador a ver qué tal.

Mientras, deja enfriar totalmente la mermelada a temperatura ambiente antes de ponerla en un frasco de cristal con tapa y meterla al refrigerador.

Si necesitas ponerle más azúcar, agrégala con un poquito de jugo de limón y cocina la mermelada otros 20 minutos.

Queda con un color precioso. Ten en cuenta que es difícil parar de comer esta mermelada y se generoso y compártela con tus amigos cuando la hagas. Es un buen regalo.

Lemon Curd / Crema de limón

Scroll down for the English version.

lemon curd

No tengo tantos dulces en mi blog y como me lo piden tanto, estoy tratando de superarlo. Eso sí, no de comérmelos. Casi siempre terminan en la oficina, en casa de mis padres o en los pozuelos de mis amigos. Entre los que ya forman parte de mi recetario está el cheesecake de limón y kiwi que no lleva horno. Es de los preferidos de los seguidores de Facebook y en casa también. Es que queda tan lindo y tan rico. Uno de sus ingredientes principales es la cuajada o crema de limón (lemon curd), que es lo endulza y le da el sabor a limón. Aunque es algo muy común en los mercados de Estados Unidos, en muchos países no lo venden y hace rato andaba buscando una receta casera para compartir con ustedes. Ha quedado tan sabroso que me va a ser difícil volver a comprar la de conserva.

Las cremas de frutas se preparan también con naranja, lima, mandarinas y frutas del bosque. Su jugo y, en el caso de los cítricos, la ralladura de su cáscara, suelen mezclarse  con azúcar y luego con huevo; pero haciendo mis investigaciones para prepararla en casa, me enteré que quedaba mucho más cremosa con mantequilla y decidí incorporarla.

Estas cremas quedan más parecidas a una natilla que a una mermelada y aunque generalmente se comen con tostadas o galletas, son ideales para rellenar bizcochos, hacer helados o para acompañar el yogurt. Con esta receta obtendrás 2 tazas y está lista en media hora.

Ingredientes

1 taza de azúcar blanca
2 limones amarillos (lemon), su ralladura  y su jugo (1/3 de taza de jugo aproximadamente)
7 cdas de mantequilla (casi la barrita entera)
4 huevos medianos

Preparación

Echa el azúcar, la ralladura de limón y el jugo de limón en un cuenco resistente al fuego o en una cazuelita pequeña (yo usé lo segundo y la puse dentro de un sartén) y ponlo a cocinar al baño María a fuego medio, hasta que se disuelva el azúcar, unos 5 minutos. Ve sacando lascas de mantequilla y agrégalas una a una, a medida que se van derritiendo, mientras no paras de remover con una cuchara de madera, otros 5 minutos. Retira el cuenco o cazuelita del fuego.

Bate los huevos e incorpóralos a la mezcla. Vuelve a poner la cazuelita al baño María a fuego medio-bajo y sigue cocinando otros 15-18 minutos, removiendo constantemente con la cuchara de madera, hasta que cuaje, como si fuera una natilla.

Vierte la crema de frutas en un cuenco fresco y tápalo con papel film (nylon) para que no se haga una capa dura encima mientras se refresca. Una vez se le vaya el calor, puedes ponerla en otro envase y guardarla en el refrigerador. Yo la hice hace dos semanas y está superfresca. Debe durar al menos un mes.

crema de limon - lemon curd

Once you try homemade lemon curd, you hardly will buy it at the supermarket ever again. It tastes so different, so fresh and so “real”.

You can also prepare curds with orange, lime, and tangerines. Their juice and zest, is usually mixed with sugar and later with eggs. But, when I was trying to choose my way of doing it, I read curds can be creamier if you incorporate butter to the ingredients, so I decided to give it a try. It works fantastically.

Curds can be consumed like jams, but their texture is more like custard. You can enjoy them by just spreading some over a toast or on top of yogurt, but they can also be part of cakes and ice creams.

This recipe is ready in a half of hour, and you get 2 cups of it

Ingredients

1 cup white sugar
2 lemons, its zest and juice (1/ 3 cup juice approximately)
7 tbsp butter (almost the entire stick)
4 medium eggs

Method

Mix sugar, lemon zest and lemon juice in a fireproof bowl or small casserole, and double boil (bain marie) over medium heat until sugar dissolves, about 5 minutes. Cut the butter in small pieces and add them one by one, as they melt. Keep stirring all the time with a wooden spoon, for another 5 minutes. Remove the bowl or casserole from heat.

Wisk eggs and stir into the mixture. Double boil again over medium- low heat for 15 to 18 minutes, still constantly stirring with wooden spoon, until set like custard.

Pour the curd into a fresh bowl and cover it with plastic wrap, so it doesn’t get a hard layer on top while cooling. Once fresh, you can transfer it into another container and store in the refrigerator. It last for a month, if you don’t eat it first.

Esta es mi propuesta de la semana para Viernes de recetas económicas. Los invito a leer las propuestas de mis compañeras, listadas abajo.

 

get the InLinkz code