Header

Blog Archives

Muffins de Ricotta, fresa y limón

Muffins de ricotta fresa y limon

Estos muffins de ricotta, fresa y limón eran originalmente un plum cake que vi en un blog italiano llamado Dolci Creazioni. La foto era preciosa y la mezcla de ingredientes sonaba a gloria. La guardé en mi Pinterest para hacerla luego y en el momento de preparar la receta me acordé de unos moldes o tacitas para cupcakes que compré la pasada primavera y todavía no había usado. Ya saben, esa mala maña de acumular props que tenemos los amantes de la cocina… y me dispuse a hacer muffins.

Si hacen el plum cake el corte es espectacular. Sólo tienen que engrasar un molde rectangular para colocar en este la masa y darle 45 a 50 minutos en el horno (más tiempo que a los muuffins). Me imagino que debe quedar divino también en un molde de bundcake pues la masa es muy consistente. Tengan en cuenta que esta receta no lleva aceite, mantequilla ni margarina. El sabor es algo de otro mundo, fresquísimo y no muy dulces. Los pedazos de fresas dentro del muffin se derriten con el calor y quedan que parece mermelada. Difícil comerse uno nada más. Salen 12 bien grandotes.

Los invito a comenzar la primavera con esta maravillosa receta. Aquí en la Florida estamos en plena temporada de fresas, están a buen precio y sabrosas. Los que viven en Miami o estén de paso pueden aprovechar para ir a recogerlas a varios sitios en Homestead, Kendall y Perrine. A mí me encanta ir a Knaus Berry Farm.

Si te gustan los postres con ricotta, no te pierdas tampoco la tarta al limoncello.

Muffins de Ricotta, fresa y limon

Ingredientes

2 ½ tazas (300g) de harina
1 ¼ tazas (300g) de queso Ricotta fresco
1 ½ tazas (300g) de azúcar
1 cdta de polvo para hornear
1 limón, la ralladura y el jugo
3 huevos, separados las yemas de las claras
1 pizca de sal
250 g (8 o 9 medianas) de fresas +6 para decorar
Azúcar glas para decorar

Muffins de Ricotta

Preparación

Media hora antes saca los huevos para que se pongan a temperatura ambiente y coloca la Ricotta en un colador para que drene.

Mientras tanto, tamiza la harina con el polvo para hornear. Reserva. Coloca los papelitos o tacitas para cupcakes en el molde.

Una vez drenada la Ricotta, pásala por el mismo colador y mézclala con el azúcar y la ralladura de limón hasta formar una crema, unos 4 o 5 minutos, a mano, con unas varillas. Agrega las yemas y sigue batiendo para incorporarlas a la mezcla. Adiciona la harina con los polvos para hornear y sigue batiendo. Según lo espesa que esté, agrega todo el jugo del limón o parte de este.

Monta las claras con la pizca de sal con ayuda de un batidor eléctrico. Yo lo hice en la KitcheAid unos 5 minutos a velocidad medio-alta. Mientras tanto, corta las 8 o 9 fresas en pedazos de 1 centímetro.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Incorpora las claras montadas a la masa con una espátula, con movimientos envolvente, para que no se bajen. Adiciona las fresas picaditas. Reparte la masa en los moldes.

Hornea 30-35 minutos. No quedan dorados arriba, pero no los sigan horneando mucho más tiempo, que la masa se pone dura.

Cuando estén listos, colócalos sobre una parrilla y deja que se refresquen. Pueeds comprobarlo introduciendo un palillo de dientes en el centro de uno de los muffins.

Sírvelos con azúcar glas por encima y corta el resto de las fresas para adornar o ponerlos a un lado.

Madalenas irlandesas de manzana / Irish Apple Muffins

Scroll down for the English version.

Madalenas Irlandesas de manzana - La cocina de Vero

Este año para celebrar San Patricio, he decidido hacer un dulce y nada mejor que unas madalenas de manzana, inspiradas en el clásico cake de manzana irlandés. Cuenta la leyenda que el propio Santo plantaba manzanos y bueno, como cuando piensas en Irlanda, piensas en él, en lo guapos que se ven los hombres con faldas, en cerveza negra, el whisky y el Baileys. Pensando y pensando decidí ponerle un poco de este último a mi receta. Si no quieres usar alcohol, puedes sustituirlo por leche.

En Cuba les decíamos pancakes a las madalenas, pero en algún momento de mi vida que no puedo precisar, comencé a decirles muffins o madalenas, para no enredarme con la noción de pancakes que tenía el resto de mundo. No sé ustedes, pero yo las prefiero a los cupcakes, definitivamente. Es cierto que no quedan tan bonitas, pero es que casi siempre termino desechando la parte de arriba de los cupcakes, a no ser que sea merengue italiano. Además, me encanta comerme las madalenas acabaditas de hacer con café con leche o té a cualquier hora del día. Claro, que si no es suficiente para ti el Baileys que llevan, puedes acompañarlos de un poquito de esta crema irlandesa con hielo cuando ya estén más fresquitos. Si aguantas, porque con el olor que desprenden, dan ganas de atacarlas.

Pensé que me saldría una docena de madalenas, pero sólo me salieron 9 y más me vale que no repita la receta para ver si me salen 12, que no he podido parar de comer estas.

Ingredientes

1 manzana
1 taza de harina leudante
1 cdta. de canela en polvo
1 pizca de sal
1/3 de taza de azúcar glas
6 cdas de mantequilla sin sal en pomada
2 huevos
2 cdas. de Baileys

Para el streusel:
4 cdas de mantequilla sin sal
1/2 taza de harina leudante
1/3 de taza de azúcar glass

Preparación

Primero prepara el streusel, mezclando con los dedos la mantequilla y la harina, hasta que parezca migas de pan. Añade el azúcar e incorpórala con un tenedor.

Pela la manzana, retírale el centro, córtala en ruedas finitas y luego en pedacitos 3/4 de pulgada (1.5 cm).

Precalienta el horno a 350°F (180°C) y pon los papelillos de cupcakes en el molde.

Une la harina con la sal y la canela y pásalo todo por un colador.

Bate el azúcar con la mantequilla en pomada hasta que se ponga clara. Yo lo hice con un batidor de globo manual en un par de minutos. Agrega un huevo, sigue batiendo. Incorpora la mitad de la harina batiendo suavemente, luego el otro huevo, el resto de la harina, y finalmente el Bailyes. Ve poniendo un poquito en cada molde sin llegar hasta la mitad. Coloca unos pedacitos de manzana en cada uno sin llegar al tope y termina con una cucharada del streusel. Ten en cuenta que el streusel va crecer.

Hornea durante 20-23 minutos. Comprueba que están listas introduciendo un palillo en el centro de una de ellas. Debe salir limpio.

Y ahora, cuéntame si celebras San Patricio y en qué piensas tú cuando de Irlanda se trata.

Irish Apple Muffins - La cocina de Vero

This year, I decided to make a dessert to celebrate Saint Patrick, and nothing better than apple muffins, inspired by the classic Irish apple cake. Legend has it that the Saint himself planted apple trees.

When you think about Ireland, you think about him, about how handsome men in skirts can be, dark beer, whiskey, Baileys… Thinking about this last one, I decided to put some of it to my recipe. If you do not want to use alcohol, you can use milk as in the original apple cake recipe.

I definitely prefer muffins to the cupcakes. They aren’t as pretty, but I always end up discarding the top of the cupcakes, unless they come with Italian meringue. Also, I love to eat the muffins straight from the oven, at any time of the day, with latte or tea. Of course, you can have these with Baileys when they are not too warm, if the two tablespoons I’ve added to the recipe are not enough for you.

I thought I would make a dozen muffins, but only got 9, and I better don’t try again because has been tough to stop eating these.

Ingredients

1 apple
1 cup self-rising flour
1 tsp. cinnamon
1 pinch of salt
1/3 cup confectioners’ sugar
6 tbsp. unsalted butter, room temperature
2 eggs
2 tbsp. Baileys

For streusel:
4 tbsp. butter
1/2 cup self-rising flour
1/3 cup confectioners’ sugar

Method

Let’s prepare the streusel first. Mix the butter and flour using your fingertips until it resembles breadcrumbs. Add the sugar and incorporate it with a fork.

Core the apple, cut into thin slices, and then into small pieces 3/4 inch.

Preheat oven to 350°F and place the cupcakes molds in pan.

Sift flour, salt and cinnamon into a bowl.
Beat the sugar with the butter until it becomes light. I did it manually in a couple of minutes. Add an egg, continue beating. Incorporate half of the flour gently, then the second egg, the remaining flour and finally the Baileys. Pour a generous spoon in each mold without reaching halfway. Place a few pieces of apple in each one without reaching the tops. End with a spoonful of streusel. Note that the streusel will rise.

Bake for 20 to 23 minutes. Check if they are ready by inserting a toothpick in the center of one of them. It should come out clean.

Now, tell me if you celebrate St. Patrick and what do you think about when it comes to Ireland.

Madalenas-Irlandesas-de-manzana-Irish-Apple-Muffins

Muffins de chocolate de AnitaCocinitas

muffins1

Esta receta la he tomado de uno de los blogs que sigo y recomiendo, AnitaCocinitas. Ella a su vez la había encontrado en otros blogs que sigue. En estos días he disfrutado muchísimo sus recetas de Halloween, todas ingeniosas y divertidas. Creo que para el cookout de comida española voy a hacer estas croqueticas de chorizo, también de su blog.
El domingo elegí el ingrediente de esta semana. Seguía en lo de los alimentos contra el cáncer y estaba entre la col y el chocolate. De cabezona, y dejándome llevar por la tentación me decidí por el chocolate, cuando sabía que seguramente terminaría haciendo un dulce, que como ya les he comentado, no son mi fuerte. Pero había encontrado una receta de fudge infalible.
Mientras escribía sobre los beneficios del chocolate según el libro Receta con los alimentos contra el cáncer, me enteré que al mezclar el chocolate con la leche, disminuye la absorción de este y el fudge llevaba leche, así que me puse a buscar otra receta, que además debía llevar ingredientes que ya tenía en casa… Pasé un par de horas buscando en libros y en la red y me decidí por esta. Con tanta suerte me puse que hasta me sirve de receta de Halloween, pues los cociné en unos papelillos que me quedaron de otros muffins que llevé a mis colegas de la oficina la semana pasada para la fiesta de brujas.
Mi versión tiene nueces acarameladas en el tope, que por cierto, son parte también de los alimentos que ayudan a prevenir y a combatir el cáncer. Además, con el caramelo quedan medio anaranjadas.
Esta recetas da para 12 muffins y lleva casi 1 hora. Me encantan porque no son muy dulces y la panetela se desbarata en la boca. He cambiado las medidas a la americana.
Ingredientes
2 oz de maizena
3 cdas. soperas de cacao puro en polvo sin azúcar (Valor)
3.5 oz de azúcar moreno
3.5 oz  de azúcar blanca
8 oz de agua
2.5 oz de mantequilla
2.5 oz de aceite
4.5 oz de chocolate negro
2 cdtas. de extracto de vainilla
2 huevos
4.5 oz de harina
2 1/2 cdtas. de polvo Royal
Para las nueces caramelizadas
1 taza de nueces
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de agua
1 limón
2 hojas de albahaca fresca

Preparación

Precalienta el horno a 450⁰F.
Pica el chocolate negro en trocitos.
Tamiza la harina y el polvo para hornear. Puedes ponerlos juntos.
En un cuento, mezcla la maicena, el cacao, el azúcar y el agua. Pásalo a un caldero y colócalo en el fogón a fuego medio. Mueve hasta que se espese. Retíralo del fuego.
Añade la mantequilla y los trocitos de chocolate negro. Mezcla hasta que se fundan bien.
Incorpora el aceite, la vainilla y un huevo. Cuando esté todo bien mezclado, adiciona el otro huevo y sigue batiendo. Luego añade la harina y el polvo para hornear.
Termina de mezclar bien y colócalo en los moldes para muffins con ayuda de una cuchara de madera.
Hornea durante 25 minutos o hasta que le introduzcas un palillo de dientes a los muffins y salga limpio.
Sácalos y deja que se refresquen. Mientras vas a preparar las nueces caramelizadas.
Extrae el jugo del limón. En un calderito, pon a hervir todos los ingredientes menos las nueces, como si fueras a hacer almíbar. Cuando comience a espesarse, adiciona las nueces partidas y mueve hasta que estén en un caramelo no muy espeso. Con una cuchara de madera, coloca un montoncito de esta mezcla sobre cada muffin.

Tips

Puedes espolvorear los muffins con azúcar de confección, como hizo AnitaCocinitas o usar el tope de tu preferencia. Las nueces caramelizadas son un tope un poco crujiente para unos muffins que se deshacen en la boca, pero el encuentro de los dos sabores, vale la pena.
Se ahorra tiempo haciendo la mezcla en un procesador de alimentos.