Header

Blog Archives

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Este jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre lo preparé para la cena de Noche Vieja y mi familia lo adoró. Es una receta que les recomiendo guardar en su Pinterest o imprimir para que la prueben sin falta. Ya que ahora me imagino que el jamón de Navidad es historia. En Estados Unidos tocaría ya para la Pascua.

Yo aproveché para matar varios pájaros de un tiro. En casa había antojos de jamón glaseado, quería otra carne para la cena y se avecinaba el reto Cooking the Chef y tocaba preparar una receta para el 5 de enero.

La chef elegida este mes es Donna Hay, a pesar de haber publicado más de 25 libros, de tener programas de televisión y su propia revista, no la conocí hasta hace unos meses, cuando la compañía para la que trabajo, Penguin Random House, compró Ediciones B. Aunque es un fondo que conozco bastante, me puse a estudiarlo con más calma y me tropecé con Donna. Quedé encantada y me puse a seguirla en sus redes sociales. Este jamón de hecho, lo tenía guardado con la ilusión de probarlo. Ya tenía comprada la mermelada de naranja y todo.

Si quieres saber más de Donna y ver el resto de las recetas de Cooking the chef este mes, pueden visitar esta página.

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Cuando estaba preparando el glaseado me tropecé con los pedazos de confitura de naranja y pensé que debí haberla triturado en la batidora, pero terminaron dándole un lindo toque a la presentación. La receta original de Doonna la pueden ver aquí.

Me parecía demasiado líquido para el jamón; sin embargo, el resultado fue perfecto. Al menos ayudó a que no quedara seco por dentro. Sinceramente, apenas he hecho jamón otras dos veces y ambas hace bastante tiempo. No me di cuenta que mi jamón era mucho más pequeño y le di con todo. Va tal cual lo hice. Y con la pena de todo el glaseado que se me ha quedado y que está de película. Tal vez le quede bien por encima a un queso brie calentico. Se aceptan ideas… pues me han quedado casi dos tazas. Dicho esto, tengan en cuenta que necesitan una bandeja onda resistente al horno para hacer esta receta.

Mi jamón ya venía con los cuadritos de encima marcados y con las lascas marcadas a cierta profundidad, por lo que no pude lograr el efecto diamante de la Hay. Tampoco le quité la corteza, más creo que igual se le ven lindos los clavos. Ojo: advierte a tus comensales que deben sacarlos antes de comer porque les puede estropear el sabor de la comida masticar uno de ellos. Le pasó a uno de mis primos y se sentía trasladado al dentista.

Da para 8 raciones.

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

 

Ingredientes

1½ tazas (510 g) de mermelada de naranja
1 pedazo de jengibre de 6 cm (2.5 pulgadas)
1 diente de ajo
2 tazas (350 g) de azúcar moreno
3 tazas (750 ml) de agua
2 cdas de mostaza Dijon
¼ de taza (60 ml) de Bourbon
1 jamón de 3 lb (sin hueso) (yo usé Applewood de Boar’s Head)
Clavos de olor enteros, para decorar

Preparación

Precalienta el horno a 350°F (180°C). Pon el jengibre, el ajo, la mostaza y un poco de las 3 tazas de agua en la batidora y tritura. Échalo con el resto del agua, la mermelada y el azúcar en una cazuela mediana a fuego medio y déjalo hervir 15 minutos removiendo a cada rato. Retira del fuego y añade el bourbon.

Mientras tanto, coloca los clavos de olor en el jamón.

Coloca el jamón en una bandeja profunda ligeramente engrasada y échale el gaseado por encima. Cocina durante una hora y cada 15 minutos le pones por encima un poco del glaseado hasta que esté dorado y brillante.

Puede servirse con un poco del glaseado a un lado.

Ya el reto cumple 3 años el mes que viene. A ver que sorpresa nos trae la celebración. De momento celebremos el Año Nuevo. ¡Muchas felicidades, salud y comidita rica en este 2018!

 

Lomo de cerdo con mostaza y miel

Lomo de cerdo con mostaza y miel

Facilísimo y delicioso.

Espero pasaran una linda Navidad y fin de año. Nosotros hemos estado en casa tranquilos, recogiendo y descansando. Para despedir el 2016 hice este lomo de cerdo con mostaza y miel, delicioso y muy fácil. El horno se ocupa prácticamente de todo.

Se los recomiendo mucho para fiestas o cuando tengan invitados. Y si les gusta el cerdo menos cocinado, le dan unos 15-20 minutos menos en el horno. Yo tenía visita y no me quise arriesgar. Este estaba muy tierno.

El sabor era delicado pero delicioso. Está inspirado en un plato que vi en uno de los recetarios de Hola. La de la revista era con una paleta de cerdo sin hueso y no llevaba romero. A mí es que el romero con cerdo me encanta y además tengo una planta en el patio y siempre ando loca por usarlo.

Esta receta da para 8 (pensando en 2 ruedas de lomo por persona) y está lista en 1 hora y 45 minutos.

Déjenle la grasa que tiene el lomo por fuera, que le da mucha vista y es de las partes más sabrosas en este plato.

Lomo de cerdo con mostaza y miel

Ingredientes

1 lomo de cerdo de 5 lb.
Sal
Pimienta
1/4 de taza de miel de abejas
1/4 de taza de mostaza Dijon con granos
2 ramas de tomillo (1 para adornar)
1 rama de romero
7 dientes de ajo grandes
3 cdas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Precalienta el horno a 320⁰F (160⁰C).

Salpimienta el lomo de cerdo. Cubre el fondo de una bandeja resistente al horno con una cucharada de aceite de oliva.

Mezcla bien la miel y la mostaza y unta el lomo por todos lados con el resultado. Colócalo en la bandeja. Báñalo con las otras dos cucharadas de aceite. Ponle por encima y por los lados la mitad del tomillo, así como el romero y los dientes de ajo enteros. Hornea 1 hora y media.

Deja refrescar unos 10 minutos ya fuera del horno, para que te salga la carne parejita al cortarla. Adorna con el resto del tomillo.

Ideal para acompañar con verduras hervidas, papas fritas, arroz de coliflor o un risotto.

¡Feliz 2017!

Crema bombón

Crema bombon

Crema bombón para #SanValentin

La Navidad pasada, me llegó a última hora mi adorada Isbel, mi sista. Muchos piensan que de verdad es mi hermana y las primeras en creerlo somos nosotras mismas. El 23 nos pusimos a adobar la carne de cerdo y preparamos esta crema de vié con chocolate que bautizamos crema bombón por su ingrediente principal, su sabor y porque es una delicia.

Todo el que pasó y la probó quedó encantado. Hoy la repito para compartir con mis amigos por San Valentín. Es un regalo perfecto para la ocasión. En estos tiempos en que a veces no sabemos qué regalar, es un detalle que demos algo hecho por nosotros mismos.

Te garantizo que con este licor, vas a quedar de maravillas con tus seres queridos. Además, se prepara rapidito y los ingredientes que lleva, se suelen tener en casa.

Debe hacerse con un día de antelación y ponerse a enfriar. Da para 1 litro.

crema-bombon

Cremosa y deliciosa, con el sabor de los bombones.

Ingredientes

1 taza de agua
1 taza de azúcar
4 oz de chocolate de repostería sin azúcar
1 palito de canela
2 huevos
1/2 cdta de sal
1 lata de leche condensada
1 taza de ron blanco
1/4 de taza de coñac
1 cdta de extracto de vainilla

Preparación

Pica el chocolate en pedazos pequeños y colócalo en una cazuela mediana con el agua, el azúcar y la canela. Ponlo a fuego medio unos 10-15 minutos, para hacer un almíbar grueso y que el chocolate se derrita. Revuelve la mezcla con una espátula por si queda algún trocito de chocolate sin derretirse. Retira del fuego la cazuela y deja que se refresque uno 10-15 minutos.

Bate los huevos con la sal en una batidora durante 2 minutos. Sin apagar la batidora, solo quitando la tapita del centro de la tapa grande, añade la vainilla, la leche condensada, el ron y el coñac. Retira la canela del almíbar con chocolate. Aún con la batidora funcionando, vierte la mezcla con chocolate en ella y sigue batiendo durante 2 o 3 minutos, hasta que esté bien cremosa.

Colócala en una o dos botellas con ayuda de un embudo y enfríala bien antes de servir.

Esta receta está basada en la crema de vié, un ponche que se acostumbra a tomar en Cuba en Navidad y en cumpleaños o bodas. Delicioso también como aperitivo o de chupito al final de la comida.

¡Feliz San Valentín!