Header

Blog Archives

Marmitako

Esta campaña ha sido compensada por Collective Bias,Inc. y su anunciante. Todas las opiniones son sólo mías. #40DaysOfFlavor #Clamato #CollectiveBias #ad

Marmitako

Este año voy incorporar a nuestro menú de Cuaresma el marmitako, un plato típico del País Vasco que he probado últimamente en el restaurante de los bajos de la oficina y me encanta. Es como un guiso de pescado con papas. Por supuesto que he preparado mi propia versión de el marmitako y le he puesto Clamato además del tomate picadito.

Así es la vida. A veces hago un Cubanito (un trago cubano) con salsa de tomate y hoy he usado Clamato para la comida y me encantó el resultado. El jugo lo compre en Walmart este fin de semana y se fue reduciendo según se cocinaba este plato, y agarrando el sabor del resto de los ingredientes. Quedó una salsita espesa y deliciosa. Éxito total la incorporación de Clamato al guiso.

clamato-tienda

En mi país era imposible planear las comidas de la Cuaresma, pues teníamos que comer lo que apareciera en cualquier época del año. También era casi prohibido ir a la iglesia. Los demás te miraban mal y en casa de mi madrina los santos estaban escondidos en un cuartico al que sólo podía pasar la familia. Por suerte eso ha cambiado.

Cuando llegué a Estados Unidos, mi ex vecino Héctor me enseñó a guardar las costumbres de estas jornadas y como él vivía sólo y casi siempre comía con nosotros, juntos hacíamos comidas acordes a nuestros compromisos para cada año. Ahora en casa el pescado está entre nuestras comidas todo el año, pero durante la Cuaresma comemos más seguido y me gusta siempre incorporar nuevos platos de diferentes culturas, además de hacer los tradicionales, como el escabeche o el bacalao a la vizcaína, para celebrar en familia. También estos días preparamos muchos platos vegetarianos.

El marmitako que les traigo hoy da para 3 y está listo en 45 minutos aproximadamente.

ingredientes

Ingredientes

3 cdas de aceite de oliva
1 cebolla mediana en ruedas
2 filetes de atún
2 dientes de ajo machacados
1 tomate pelado y picadito
1 hoja de laurel
2 cdas de perejil picadito, separadas
3 tazas de Clamato
1 pizca de pimienta de Cayena
12 papas amarillas pequeñas
Sal
Pimienta
1 pimiento rojo asado

Marmitako

Preparación

Corta el atún en tacos del tamaño de las papas. Salpimienta.

atun

Calienta el aceite a fuego medio en una cazuela y añade los aros de cebolla. Sofríe a fuego medio, hasta que las cebollas estén tiernas, unos 5-7 minutos.

cebolla

Mientras tanto, pela las papas.

Agrega a la cazuela el atún y rehoga. Adiciona el ajo, el laurel, la mitad del perejil, el Clamato y la cayena.

todo

Incorpora las papas. Asegúrate que todo queda cubierto. Cocina 30-35 minutos, hasta que las papas estén tiernas.

tapado

Agrega los pimientos en tiritas y cocina unos 3-5 minutos. Adorna con el resto del perejil.

mermitako terminado

¿Tú con qué lo servirías? ¿Con pan o con arroz blanco acabadito de hacer?

¿Usas jugos para cocinar? ¿Me compartes tu receta?

Pimientos rellenos con atún

Pimientos rellenos con atún

Adoro los pimientos asados desde antes de probarlos. El olor que despiden cuando los estás cocinando es uno de mis preferidos y me gusta como traspasa cocina y se adueña de toda la casa. Rellenos me fascinan y se prestan muchísimo para usar restos de una comida anterior. Puedes ponerles picadillo mezclado con arroz, sobras de pastas pequeñas tipo orzo, enchilado de camarones o cangrejo, ropa vieja… La lista sería interminable. De momento, vamos con estos rellenos de atún.

A mí me ha dado por usar los pimientos mini, también llamados de la Florida, en lugar de los de toda la vida porque son muy dulces y las porciones menores; además de que se pueden servir también de finger food o en medio de un plato de ensalada. El relleno de esta receta da para 6 de estos pimientos pequeños o 3 medianos, da para 6 comensales, lleva 45 minutos y es deliciosa también al día siguiente a temperatura ambiente.

Algunos tomates marinados  vienen suaves y listos para usar. De no ser así, hidrátalos 20 minutos antes de usarlos y escúrrelos bien antes de cortarlos.

Si prefieres usar atún en aceite en lugar de en agua, reserva un poco del aceite de la lata o el frasco y úsalo en vez del aceite de oliva.

Ingredientes

6 pimientos mini
2 latas de 5 oz (142g) de atún en agua
2 cucharadas de alcaparras (capers) enjuagadas y escurridas
2 cucharadas de tomates marinados (sundried tomatoes) picadito
3 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta
¼ de taza de queso mozzarella rallado

Pimientos rellenos con atún

Preparación

Corta los pimientos a la mitad transversalmente, retira las venas y las semillas. Lávalos bien y ponlos a escurrir.

Mezcla el atún con las alcaparras, el tomate y 2 cucharadas de aceite de oliva. Ponle pimienta al gusto.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Rellena las mitades de pimientos con la mezcla con atún. Si alguna de las tapas no se queda derecha, córtale un pedacito de la base para que no se viren, con cuidado de no abrirles un hueco.

Con la cucharada de aceite restante, unta el fondo de una bandeja resistente al horno y pincela la parte de debajo de los pimientos. Coloca los pimientos rellenos en una bandeja resistente al horno, cúbrelos con papel aluminio y hornéalos 25 a 30 minutos en el centro del horno. Luego destápalos, distribuye el queso mozzarella sobre ellos y regrésalos al horno para gratinarlos. El horno debe estar en función broil,  a 500⁰F (260⁰C) y con el calor por encima.

Sírvelos acabados de hacer como tapa o acompañados de ensalada. O déjame tu sugerencia en los comentarios para la próxima vez que los haga.

¡Buen fin de semana!

Pescado rebozado sin gluten ni lactosa

 

Pescado rebozado saludable

Esta receta de pescado rebozado sin gluten ni lactosa está basada en una que encontré en un libro de la editorial Parragón llamado Pescado y Marisco que compré hace tiempo en Barnes & Noble. Cambie la leche por leche de almendras, la harina de trigo por harina sin gluten y bueno, le dejé la mantequilla y el aceite para freír el pescado porque la verdad que este plato no queda nada mantecoso; y si lo acompañas con vegetales hervidos, tendrás una comida sanísima en minutos.

Lo preparé con swai, que es una especie de pez gato importado de Vietnam que venden a muy buen precio por acá y es muy resultón. Puedes usar también con basa, lenguado o tilapia. Con pescado fresco mucho mejor. El nuestro era congelado.

Para cocinar los vegetales, herví las papitas y las ruedas de zanahoria en agua con sal 10 minutos a fuego medio, agregué las flores de brócoli y seguí cocinando otros 4 minutos y luego escurrí todo.

Ingredientes

2 filetes de pescado sin piel ni espinas
Sal
Pimienta
1/3 de taza de leche de almendras
1/3 de taza de harina sin gluten
2 cdas de mantequilla sin sal
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1 cda de perejil fresco picadito
2 rodajas de limón o jugo de limón

Pescado rebozado sin gluten, huevos ni lactosa

Preparación

Salpimienta el pescado.

Echa la leche en una bandeja en la que no se derrame y la harina en otra. Pasa el pescado por la leche y luego por la harina. En el segundo paso presionas un poco y luego sacudes con cuidado para que no te quede exceso de harina.

Calienta la mantequilla y el aceite a fuego medio-alto en una sartén y fríe los filetes rebozados 3 minutos por cada lado. Deben quedar dorados por fuera y jugosos por dentro. Cuando estén listos, los pones sobre papel toalla para que escurran la grasa. Importante, víralos sólo una vez.

Sírvelo con el perejil picadito por encima y exprímele un poco de jugo de limón.

Acompáñalo con los vegetales hervidos, puré de papa, o ensalada.