Header

Blog Archives

Orzo con camarones y pesto

Orzo con camarones y pesto

Hace poco en el mercado, miraba revistas mientras estaba en la cola para pagar y vi un orzo con camarones y pesto. Ya me tocaba casi pagar y no tuve tiempo de mirar la receta. Tampoco llevé la revista porque tenía en casa dos revistas más de comida por leer, pero sí me llevé la imagen grabada en mi cabeza y me inventé este plato.

El orzo es una pasta en forma de grano de arroz que es ideal para hacer ensaladas y también da para un risotto.

Con camarones y pesto queda deliciosa. Si le agregas algunos vegetales de estación como los guisantes y las habichuelas, que además acentúan el verde que ya el pesto le ha dado a la pasta, entra muy bien por los ojos y se llena de frescura.

Orzo con camarones y pesto

No me pude resistir a ponerle aguacate, pues no las comimos al tiempo. Y hubiéramos estado retratándola toda la tarde si no hubiera sido el hambre, pues nos pareció tan hermosa la bandeja así con todo.

Te recomiendo que hagas bastante porque la verdad que es difícil parar y si te queda luego, se puede comer hasta fría y es igualmente delicioso. Puedes hacer el pesto tradicional con albahaca si no te gusta el cilantro o si te parece muy atrevido.

Da para 4-6 raciones y demora poco más de media hora.

Orzo con camarones y pesto

Ingredientes

1 taza de orzo
1 taza de petit pois (guisantes), pueden ser congelados
1 taza de habichuelas (judías verdes)
2 cdas de mantequilla sin sal
16 a 20 camarones limpios y precocinados
1 aguacate
Hojas de albahaca para adornar

Para el pesto de cilantro:
1 taza de cilantro
1.5 cdas de piñones
1 diente de ajo
1/2 taza de queso parmesano
1/2 cdta de limón
Sal
Pimienta
1/2 taza de aceite de oliva

Preparación

Cocina el orzo según las instrucciones del paquete. Debe quedar al dente.

Aunque la pasta no se enjuaga para platos calientes, sí que la enjuago para las ensaladas. Escurre el orzo y luego enjuágalo con agua a temperatura ambiente. Escúrrelo otra vez.

Cocina los petit pois y las habichuelas en agua hirviendo con un poco de sal durante 5 minutos. Escúrrelos y ponlos en agua con hielo 1 minuto para parar la cocción. Vuélvelos a escurrir.

Lava los camarones, escúrrelos y sécalos con papel toalla.

Pon a derretir la mantequilla a fuego medio. Sube el fuego a casi el máximo y añade los camarones. Salpimiéntalos. Si puedes usar sal gruesa y pimienta fresca, mejor. Ya estos estaban cocinados, así que fue sólo dorarlos un poquito.

Para hacer el pesto, coloca el cilantro, los piñones y el ajo en un procesador de alimentos. Bate. Agrega el queso y sigue triturando. Adiciona el limón, una pizca de sal y otra de pimienta. Y sin dejar de batir, vierte el aceite poco a poco para que se mezcle bien y emulsione.

A mí me quedó la mitad del pesto y luego lo usé para tostadas y sándwiches. Si te decides a preparar bastante orzo, tal vez no te sobre.

Orzo con camarones y pestoPon la mitad del pesto sobre el orzo y mezcla hasta que toda la pasta tome el color verde de la salsa. Incorpora las verduras. Esparce la pasta en el fondo de la bandeja o de platos individuales y sirve sobre ellas los camarones y las lascas de aguacate. Adorna con unas hojas de albahaca.

Parecen muchos pasos pero todo es muy simple y el resultado es una pasta deliciosa y refrescante, ideal para la primavera o el verano, que se puede servir de entrante en pequeñas porciones o un buen plato de plato principal ligero.

Orzo con camarones y pesto

Si te gustó esta pasta, no dejes de compartirla en tus redes sociales. Muchas gracias,

Pesto de berro

Pesto de berro

El 23 de diciembre llegué a casa con tremenda hambre. Lamenté mucho todo el día estar en la oficina en lugar de preparando la comida del 24, pero cuando toca, toca. Estaba loca por ponerme a adobar la carne de cerdo y hacer la crema de vié, así que lo mejor era salir pronto de la cena. Se me ocurrió hacer un pesto de berro, que era de lo poco que tenía en la nevera, pues el 25 nos íbamos a España y nos habíamos estado terminando toda la comida antes del viaje. El resultado fue fantástico y tenía muchas ganas de compartirlo en el blog.

Mi hermanita Isbel, que me acompañaba, quedó encantada y eso que no le gusta el berro (watercrest). La verdad es que el berro no le gusta a muchos, pero en casa nos encanta y no es como para dejarlo a un lado, por los beneficios que trae para nuestra salud. Es rico en hierro, calcio, magnesio y vitaminas como la C, la E y la B1. Contiene una sustancia llamada beta-caroteno que ayuda a mantener la piel saludable y fresca, además de ayudarnos a conservar una buena visión. También es buenísimo para el embarazo pues contiene ácido fólico. ¡Y hasta para la resaca dicen que es bueno un jugo con berro! Si eres de los que no te gusta, dale una oportunidad a tu paladar con este pesto que te traigo hoy. Si no te atreves pero quieres probar hacer pesto en casa, en el blog tengo la receta del original (con albahaca y piñones), de perejil, de kale y de tomates secos marinados.

Pesto de berro

Ingredientes

3 cdas de piñones (pine nuts en inglés)
1 diente de ajo grande
3 tazas de berro bien lavado
1/2 taza de queso parmesano
1/3 de taza de aceite de oliva virgen extra
1/2 cdta de jugo de limón
Sal
Pimienta

Preparación

Tuesta los piñones. Puede ser en una bandeja al horno a 350⁰F (180⁰C) durante 10 minutos o en una sartén a fuego medio-bajo el mismo tiempo. Pásalos a otro recipiente y deja que se enfríen.

Coloca los piñones tostados en el procesador de alimentos y tritúralos. Incorpora el ajo y el berro y sigue triturando. Agrega el queso y mezcla bien. Con el procesador andando, añade el aceite poco a poco y luego el jugo de limón. Ponle sal y pimienta al gusto.

Recomiendo servir el pesto con una pasta que tenga ranuras, como los rottini o las conchitas, porque así se pega más a ella y sabe mejor el plato. Si te sobra, puedes guardarlo en un recipiente de vidrio con tapa durante una semana y usarlo en sándwiches o pescado.

Pesto de berza con linguini

Pasta con pesto de berza

Como les contaba el día de las quesadillas con berza, los paquetes que compro son grandísimos y a veces he tenido que tirar a la basura un poco por mi manía de no repetir las comidas. Hasta que hace poco se me ocurrió que si hago pesto con perejil, espinacas o arúgula, tal vez quedaba rico con berza. No me equivoqué, quedó delicioso el pesto de berza con linguini , aunque con un sabor muy característico, a berza, que es un poquito amarga. Para los que no la han probado, el sabor recuerda al de las espinacas. Se le llama también col rizada.

Otro ingrediente que quería aprovechar era un pedazo de queso griego que llevaba un tiempito en el refri y lo incorporé al pesto. Y ya que me estaba alejando tanto del pesto original, decidí ponerle nueces. Quedó tan rico, que espero todos estos productos vuelvan a coincidir en mi cocina para volver a prepararlo.

El linguini es una pasta plana como el fetuchini, pero más finita; aunque no llega a ser tan finita como el espagueti. En muchos países se conocen como tallarines. La receta lleva menos de media hora y da para dos, pero te sobrará más de una taza de pesto que luego puedes usar en otra pasta, usar en sándwiches o hamburguesas, servir con papas hervidas o combinar con un queso para untar y servir con unas galletas.

Ingredientes

200 g de linguini
1/2 taza de guisantes (petit pois) congelados
Sal

Para el pesto:
4 tazas de berza (kale) sin compactarlas
1/2 taza de queso griego seco
1/4 de taza de nueces peladas
1 diente de ajo grande
1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta

Preparación

Para preparar el pesto, tritura las nueces y el ajo en el procesador o la batidora. Agrega queso y sigue triturando. Luego la berza, hasta que quede una pasta verde arenosa. Añade entonces el aceite, poco a poco. Ponle sal y pimienta a gusto.

Hierve las pastas según las instrucciones del paquete. Cuando le falten un par de minutos para estar listas, añade los guisantes en el agua hirviendo. Escurre bien todo y mezcla con unas 3 cucharadas de pesto. Sirve caliente.

Tips

El pesto dura más de un mes en el refrigerador conservándolo en un frasco de cristal bien tapado. El aceite de oliva debe cubrir toda la mezcla de ingredientes.

¿Te gustó? No olvides compartirlo con tus amigos usando los botones al final del post.