Header

Blog Archives

Flan de piña

flan-de-pina

Flan de piña

Hace rato que estaba por hacer un flan de piña, pues el de naranja siempre es un éxito asegurado en casa y me encanta el sabor afrutado en la textura sedosa de los flanes. Al fin y al cabo, el flan es uno de esos postres favoritos de casi todo el mundo y con este vas a ver que también triunfarás.

Puedes batir la piña o no. Si no la bates, el corte no será impecable, pero tampoco es un desastre y vas a disfrutar los pedacitos de fruta dentro del flan, lo cual no es usual más tiene su magia.

Yo ya he terminado mis viajes este año y me estoy alistando para pasar estas navidades en casa, descansando y organizando. Seguramente estaré posteando más o al menos preparando recetas para compartir con ustedes en 2017 ¿Qué planes tienen ustedes? Ya me contarán. De momento me voy al flan.

Ingredientes

3/4 de taza de azúcar
1 lata de 14 oz (400g) de leche condensada
1 lata de 20 oz (570g) de piña triturada (Crushed Pineapple) en su jugo
6 huevos
1 pizca de sal

flan-de-pina

Flan de piña

Preparación

Vierte el azúcar en una cazuela mediana o en el molde del flan si este es resistente al fuego. Derrítela a fuego medio durante unos 10-15 minutos, hasta que esté a punto y baña las paredes del molde con el caramelo.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Aunque la piña está triturada, puedes pasarla con su jugo por la batidora para que quede aún más pequeña (ver introducción).

Bate los huevos con la leche condensada, agregándolos uno a uno y luego incorpora la piña y su jugo. Vierte en el molde acaramelado, tápalo y hornea al baño María durante hora y media. Normalmente le doy al flan sólo 1 hora, pero con este me toma un poquito más. Puedes comprobar si está listo introduciendo un palillo de dientes en el centro. Debe estar limpio al sacarlo.

Una vez listo el flan, deja reposar el molde sobre una parrilla durante al menos media hora. Desmolda y enfría unas 3 horas.

Espero este postre se convierta también en uno de tus favoritos.

Curry tailandés de camarones y piña

curry-tailandes-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

El curry tailandés es de mis favoritos, ya sea con pollo, pescado, cerdo o sólo vegetales, pero este curry con camarones y piña queda para limpiar el plato como sea con tal de no dejar ni una gotica de esta salsa tan rica. ¡Y los colores! ¿Son fabulosos, verdad?

Si quieres comer algo diferente este Viernes Santo, anímate a preparar esta receta, que vas a quedar encantado y tu familia también. La hice el domingo para un grupo de amigos y disfrutamos de lo lindo. No le digas a nadie, pero todos repetimos. No estaba tan picante. Creo que para la próxima le pongo otro poquito de pasta de curry rojo.

Si eres amante del curry, te puede gustar también el japonés y te recomiendo la receta de Katsu-karē.

Esta receta da para 6 y está lista en media hora.

Ingredientes

2 latas de 400 g leche de coco tailandesa
2 cdas de pasta de curry rojo tailandés
1 1/2 cda de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
2 ramas de albahaca tailandesa fresca o 1 cdta seca
1 pedacito de citronella (lemongrass)
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 taza de cubitos de piña, puede ser fresca o en conserva
1 lata de 5oz de raíces de bambú (bamboo roots)
1 1/2 lbs de camarones cocidos
1 rama de albahaca fresca o de cilantro para adornar
1 ají picante rojo

curry-tailandes-con-camarones

Curry tailandés de camarones y piña

Preparación

Bate las latas de leche de coco antes de abrirlas. Vierte la leche de ambas en una cazuela. Caliéntala a fuego medio. Cuando empiece a hervir, separa un cucharón de leche y mézclalo con la pasta de curry hasta que esta se disuelva bien. Regresa la leche con curry a la cazuela.

Añade la salsa de pescado, el azúcar, la albahaca y la citronella. Baja el fuego a medio-bajo y ve cortando los pimientos en cuadritos del tamaño de un bocado. Agrégalos al curry junto a la piña y las raíces de bambú. Sigue cocinando unos 15-20 minutos, hasta que la salsa se espese y cambie de color. De un tono naranja más blanquecino, pasará a un naranja más fuerte.

Adiciona los camarones y cocínalos unos 3 minutos. Retira la rama de albahaca y la citronella.

Pasa el curry a una fuente y adórnalo con hojas de albahaca o de cilantro y el ají picante cortado en rueditas.

Sírvelo caliente, acompañado de arroz basmati.

Atento con los camarones. Deben estar frescos o bien descongelados. Yo usé camarones cocidos, pero puedes usar crudos (limpiándolos bien previamente) y cocinarlos unos 5 minutos, hasta que cambien de color.

¿Y tú que vas a preparar este Viernes Santo?

Camarones salteados con piña y mango

Camarones salteados con piña y mango

Miren que me gustan los camarones. Y pensar que los vine a comer bastante grande, a pesar de vivir en una isla. Pero ya saben, Cuba se las trae cuando de absurdos se trata y también se las trae para mezclar sabores ricos. De esas mezclas deliciosas es que van estos camarones salteados con piña y mango, inspirados en una receta que leí hace un tiempo en un libro de cocina cubana que me encontré en la Feria de Guadalajara.

El mango es una de mis frutas preferidas y va muy bien con la comida salada. Lo mismo la piña, que además es muy rica al grill o salteada. Ambos me encantan en ensaladascurrys tailandeses o en estos pinchos que hizo mi amiga Pilar. Creo que por esto último me llamó la atención la receta, que no llevaba nada de picante, pero para mí ese fue el toque de gracia. Al que no le guste comer picante, que lo elimine y al que le guste, que lo disfrute en este plato tan fácil de hacer, que da para 6 raciones y está listo en 15 minutos.

Si les gustan los camarones tanto como a mí, les recomiendo probar también los camarones a la guayaba y el arroz con camarones de Laylita. Entre las recetas con picante, estas tostadas mexicanas con salsa de chipotle o los camarones a la diabla. Ya me dirán cuál les gusta más. Yo todavía no me decido.

Camarones salteados con piña y mango

Ingredientes

1 ½ lb de camarones limpios
Sal
Pimienta
2 cdas de aceite vegetal
1 cebolla blanca mediana, picadita
3 dientes de ajo, picaditos
1 taza de trozos de piña
1 taza de trozos de mango (1 mango mediano)
½ taza de vino seco o vino blanco de cocinar
1 pizca de guindilla o peperoncini
1 cda de perejil picadito

Preparación

Escurre bien los camarones y salpimiéntalos.

Calienta el aceite en una cazuela o una sartén grande y saltea los camarones a fuego alto. Rapidito, hasta que cambien de color nada más. Retíralos con una espumadera y resérvalos.

Agrega a la cazuela la cebolla y el ajo y baja el fuego a medio, unos 5 minutos. Adiciona los dados de piña y mango y saltea otros 2 minutos. Échale el vino y revuelve. Cuando este se reduzca a la mitad, sube el fuego otra vez, incorpora los camarones con la guindilla y la mitad del perejil. Revuelve bien todo y cocina por 1 o 2 minutos. Una vez listo, espolvoréalo con el resto del perejil.

Se puede comer sólo, como tapa, o servir con arroz blanco acabadito de hacer.

Creo que este será el último post antes de irme de vacaciones. Pero de todos modos, estaré en las redes sociales, así que nos vemos a diario.