Header

Blog Archives

Curry tailandés verde con pollo

curry tailandes verde con pollo

Curry tailandés verde con pollo

 

Uno de esos días en que me pongo a leer y me olvido del mundo. De pronto me viro en el sofá, miro la hora y me doy cuenta que el hambre asecha. Me paro a mirar el refri y el pantry a ver si me hablan. Voy de uno al otro y descubro en el refri tres filetes de pechuga ya cocinados y un frasco con curry verde. Regreso al pantry y hay leche de coco y arroz basmati. ¡Comida resuelta! El curry tailandés verde con pollo se estará sirviendo en menos de media hora. Pongo a hacer el arroz y mientras hago el plato fuerte.

Las pechugas las cocina mi esposo los domingos o los lunes y las usamos en diferentes recetas durante la semana. Es un adelanto enorme y aseguramos comida sana casera en los días por venir, pues casi siempre salgo bastante tarde del trabajo. Les dejo el link de cómo prepararlas en la lista de ingredientes, pero pueden también cortar unas pechugas crudas en cubitos del tamaño de un bocado y cocinarlos en un poquito de aceite en el momento de hacer este plato.

Si les gustan los currys tailandeses les recomiendo también el de pollo y el de camarones y piña con curry rojo, así como el arroz frito con curry.

Esta receta da para 3.

Curry tailandés verde con pollo

Curry tailandés verde con pollo

 

Ingredientes

3 pechugas de pollo asadas según esta receta
2 cdas de aceite de maní (cacahuates)
1 diente de ajo machacado
1/2 cdta de jengibre rallado
1 cda rasa de pasta de curry verde
1 cdta de salsa de pescado (fish sauce) tailandesa
1 cda de salsa soya
1/4 cdta de aceite de sésamo tostado con chile (opcional)
1 lata de leche de coco de 13.5 oz
1 rama de cilantro + 1 cda de cilantro picadito para adornar los platos
3 hojas de albahaca, preferiblemente tailandesa o una variedad dulce
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento naranja o amarillo
1/2 cebolla blanca

Preparación

Calienta un wok o una sartén grande a fuego alto. Añade el aceite de maní y cuando se caliente, agrega el ajo y el jengibre y saltea unos 30 segundos. Cuando desprendan su aroma, añade la pasta de curry y saltea otros 30 segundos o un minuto, tratando de disolverla en el aceite. Adiciona la salsa de pescado y la salsa soya. Si vas a ponerle aceite de sésamo con chile, este es momento. Mezcla bien y vierte la leche de coco en la sartén. Adiciona también la ramita de cilantro y las hojas de albahaca.

Baja el fuego a medio y cocina la salsa unos 5 minutos. Remuévela un par de veces.

Mientras, corta los pimientos, la cebolla y el pollo en cuadritos del tamaño de un bocado. Luego añádelos a la salsa y cocina otros 5 minutos.

Sirve caliente con arroz basmati acabadito de hacer y adorna con el cilantro picadito.

curry verde con pollo

Curry tailandés verde con pollo

 

Pollo teriyaki

pollo teriyaki receta

Pollo teriyaki

El pollo terikayi es una de esas recetas japonesas que junto al sushi ha tenido más éxito fuera del archipiélago nipón. Sólo que este pollito glaseado con esa salsita tan rica llamada teriyaki es mucho más fácil de hacer.

La salsa es tan sencilla que la única explicación que tengo para que la vendan en frascos es que los ingredientes que lleva a veces no están disponibles en todos los mercados. Aunque tengo que ser sincera, en los últimos años ya es fácil encontrar cualquier cosa en los lugares más recónditos.

Por si te decides a confeccionar la salsa de cero, aquí te va la receta.

Este plato es perfecto para cuando tengas visita. Lo acompañas con arroz japonés y estarás ofreciendo una comida exótica en pocos minutos. Puedes adelantar cocinar el pollo y lo reservas. Luego, poco antes de servir haces la salsa y calientas las piezas dándole el glaseado.

Puedes emplear pechuga también, pero el contramuslo es más jugoso y tiene más sabor.

A los japoneses les gusta dejarle la piel a los encuentros, pero como en los mercados de por la casa cuando venden las piezas de pollo sin hueso le quitan el pellejo me es más fácil usar las piezas limpias. Esta parte también queda a tu elección.

Con esta receta comen 6 personas.

pollo teriyaki

Pollo Teriyaki

Ingredientes

1 1/2 – 2 lbs de contramuslos sin piel ni hueso (unas 6 piezas)
Sal
2 cdas de aceite vegetal

Para la salsa teriyaki:
1/4 taza de salsa soya
2 cdas de mirin
2 cdas de sake
1 1/2 cdas de azúcar glas (confectioners sugar)

Preparación

Abre los contramuslos en forma de filete. Si te quedan muy grandes, puedes cortarlos a la mitad. Ponles sal al gusto. No mucha.

Mezcla los siguientes de la salsa en una taza. Reserva.

Calienta un sartén grande a fuego medio-alto. Añade el aceite y cuando se caliente, cocina los contramuslos 4-5 minutos por un lado y 3-4 minutos por el otro. Retíralos y colócalos en un sitio donde conserven el calor.

Limpia el sartén con papel toalla, retirando todo el aceite y vierte en este la mezcla de la salsa. Sube el fuego al máximo y cuando hierva, cocina durante 1 minuto o tal vez 90 segundos, hasta que la salsa se espese y se ponga brillosa. Añade entonces los pedazos de contramuslo con el jugo que puedan haber soltado y cocínalos un poquito por cada lado, para que la salsa los cubra.

Corta en tiritas de 1.5 – 2 centímetros. Trata de mantener la forma de los filetes de contramuslo para transferirlos al plato y servirlos sobre el arroz.

Puedes servir para acompañar sopa de miso y un encurtido.

¿Viste que fácil? ¿Hay alguna receta japonesa que quieres aprender a hacer en casa? ¿Cuál es tu favorita?

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon

Este lunes es feriado y el domingo fue un poco raro. Suele pasar cuando hay puente. Quería ir a dar una vuelta, pero al final nos quedamos en casa haciendo esas tareas inevitables de fin de semana (por fin quité el arbolito). De pronto paré porque me entraron ganas de cocinar y me inspiré con estos contramuslos rellenos con cuatro quesos y bacon acompañados de arroz verde.

Pueden hacer esta receta con pechugas también, aunque les advierto que seguro será más jugosa con los contramuslos. Le recomiendo comprarlos sin piel ni hueso para que no pasen trabajo.

El arroz verde con el que lo serví era una delicia. Mi esposo está fascinado con su olor y sabor y será la próxima receta que comparta con ustedes. Ahora vamos con el pollo.

Ingredientes

4 contramuslos (encuentros) sin hueso ni piel
Sal
Pimienta
4 palitos de queso Gouda ahumado*
4 palitos de queso Gorgonzola*
4 palitos de queso Mozzarella*
4 palitos de queso de cabra*
12 tiras de bacon
3/4 de taza de aceite vegetal

*Los palitos de queso son de 2 pulgadas (5 cm) de largo y media pulgada (poco más de 1 cm) de ancho.

Pollo relleno con cuatro quesos y bacon

Preparación

Limpia bien la grasa de los contramuslos. Deben quedar como bisteques de aproximadamente 1/2 pulgada de grosor (poco más de 1 centímetro). Te quedarán como 4 bisteques de pollo.

Coloca transversalmente en el centro de cada bistec 1 palito de queso de cada uno y enróllalos.

Cubre cada rollito con bacon, primero con una tira que tape las puntas para que no se salga mucho el queso cuando se derrita; y luego con otras dos que le den la vuelta en el mismo sentido que has enrollado el pollo. No necesitas ponerle un palillo ni amarrarlas, se queda bien pegado el bacon.

Calienta el aceite en una cazuela mediana o un sartén hondo y ponlo a fuego medio. Fríe el pollo 10 minutos por cada lado. Cuando esté listo, colócalo sobre papel toalla para escurrir el exceso de grasa.

No queda nada grasoso, pero si quieres ponerlos al horno en vez de freírlos, colócalos en una bandeja untada de aceite en spray y con el horno precalentado a 400⁰F (200⁰C) cocínalos 25 a 30 minutos, hasta que el bacon esté doradito.

Otras ideas que puedes aplicar a esta receta son adobar el pollo con otras especias y/o con antelación. También puedes ponerle naranja agria, o combinar el queso con ciruelas secas si te gusta el contraste dulce-salado.

¿Cómo te animas a hacerlo?

pollo relleno