Header

Blog Archives

Empanadas de camarones

Empanadas de camarones

Te cuento cómo terminé haciendo empanadas de camarones con un toque de aquí y otro de allá. El tipo de recetas que me gusta. Aunque no reniego de la comida auténtica, pero todo a su momento.

Desde que una de mis colegas llevó empanadas chilenas de camarones a la oficina, yo quería hacerlas y le pregunté la receta. Luego las pedí en un restaurante chileno en el que cocinan muy rico y seguí deseando hacerlas en casa. Pasaron los meses y compré unas masitas de empanadas en un mercado argentino, terminé sazonando los camarones a mi gusto recordando el sabor de las chilenas; además de ir mezclando quesos más que usar el que me recomendaban.

En la foto se ven medio vacías, pero no se sentían así al comerlas. El queso se había derretido en un punto perfecto y había tomado parte de la sazón que le había puesto a los camarones.

De todos modos, puedes hacerlas más apretaditas si deseas. Seguramente usarás menos masas. Te recomiendo contar los camarones a la mitad o en tres con una tijera y te será más fácil cerrar la empanada.

Como hay que dejar enfriar los camarones, puedes cocinarlos con anticipación. Incluso desde el día anterior.

También puedes hacer tu propia masa. Yo como estoy enamorada de las Salteñas, no me he puesto nunca a probar hacer mi propia masa. A ver si un día me decido.

Salen 18 empanadas con los ingredientes que siguen y están listas en 1 hora aproximadamente si ya tienes listos y refrescados los camarones.

Empanadas de camarones

Ingredientes

1/4 de cebolla morada
1/4 de pimiento rojo
3 dientes de ajo
2 tiras verdes de cebollino
2 cdas de aceite de oliva
1 lb de camarones precocidos
Sal
Pimienta
1/2 cdta de sazón Old Bay picante, pimentón, paprika o merkén
1 taza de queso Mozarella rallado
1 taza de queso Muester rallado
18 masitas de empanada congeladas
1 huevo

Preparación

Corta bien chiquitico la cebolla, el pimiento y el ajo. Pica en rueditas finitas los cebollinos.

Calienta una sartén a fuego medio y añade el aceite de oliva y lo que acabas de picar. Baja el fuego a medio-bajo y cocina removiendo a cada rato durante 10 minutos. Sin apuro, para que todo caramelice bien.

Sube el fuego al máximo. Debes haber escurrido y secado bien con anterioridad los camarones. Agrégalos, salpimiéntalos y sazónalos con el picante que vayas a usar. Yo le puse el Old Bay picante.

Pasa los camarones a un cuenco y deja que se enfríen.

Mientras, descongela las masitas de empanada.

Una vez frescos los camarones, mézclalos con los dos quesos.

Precalienta el horno a 375⁰F (190⁰C). Es lo que decía mi paquete de empanadas.

Ve rellenando las empanadas colocando 3-4 camarones dentro y suficiente queso. Ciérralas con tu repulgue preferido o con ayuda de un molde o un tenedor. Colócalas en una bandeja resistente al horno.

Bate el huevo y pinta las empanadas de camarones con este usando una brochita de silicona.

Hornea 20-25 minutos, hasta que las empanadas estén doraditas.

Empanadas de camarones

Ponlas a refrescar unos minutos sobre una parrilla para evitar quemarte al morderlas.

Pueden acompañarlas con una salsa picante o de cilantro y por supuesto, con un vinito blanco frío o cerveza.

Ideales para llevar a una fiesta, a la playa o un picnic -ahora que se acerca la primavera.

Si quieres otras recetas de empanadas puedes consultar estas uruguayas con carne, unas mexicanas con chorizo, estas cubanitas con picadillo y maduros fritos, o estas con atún sazonadas a la española.

 

Tarta pascualina

Tarta pascualina-La cocina de veroHay muchos tipos de tarta Pascualina. La original parece ser con espinaca o acelgas y huevo, pero muchas variantes incluyen calabaza y algunas hasta remolacha. Esta mía no sé bien dónde situarla, porque hasta el momento en que me di cuenta que se me iba a echar a perder un poco de calabaza que tenía picada en el refrigerador y decidí hacerla, sólo la había comido en un sitio Argentino cerca de mi oficina que se llama Punto Sur y había leído una receta hacía como un año; así que el proceso es pura intuición. Para colmo, como no soy muy buena decorando, corté el pedazo de hojaldre que eliminé en los borders con un molde en forma de trébol y se lo puse en medio. Pero bueno, ustedes la pueden decorar como más les guste.
Esta tarta es original de italia y típica de la época de Pascuas. Es muy popular en Sudamérica.
Usando mis medidas pueden comer 4-8, depende si la comen sóla o la acompañas de una ensalada, por ejemplo. Por supuesto también depende de cuánto comen los que estén presentes para devorarla. Para hacerla usé un molde de pie de 9 pulgadas (23 cm).
Ingredientes
1 caja de masa para tartas (pie crust) de Pillsbury – trae 2 masas de 12 pulgadas
2 tazas de calabaza butternut picada en cubitos de 1 pulgada (3 cm)
1 paquete de 10 oz (284 g) de espinacas congeladas
1 taza de queso mozzarella semiseco rallado
1/2 taza de crema (heavy cream)
1 huevo + huevo batido para pintar
Sal
1 pizca de nuez moscada
Preparación
Saca las masas del congelador 30-40 minutos antes de montar la tarta.
La espinaca la cociné según las instrucciones del paquete, agregando 2 cucharadas de agua y poniéndola en un cuenco por 6 minutos en el microondas. A mitad del tiempo paré para removerla. Cuando estén listas, escúrrele bien el agua.
Para cocinar la calabaza, ponla en una cazuela con agua que la cubra durante 15-20 minutos a fuego medio-alto. Pínchalas con un tenedor para asegurarte que está tierna.
Deja que tanto la calabaza como las espinacas se refresquen un poco.
Precalienta el horno a 425 °F (220 °C).
Cubre el fondo y los lados del molde con una de las masas. Cubre el fondo de la masa con un poco de queso. Agrega la mitad de las espinacas, la calabaza, otro poco de queso, el resto de la espinaca, el resto del queso y la crema mezclada con el huevo, una pizca de sal y la nuez moscada. Cubre con la otra tapa, corta la masa que te sobre con una tijera y sella los bordes haciendo presión con tus dedos, dándole la forma que prefieras. Pinta la tarta con un poco de huevo batido usando una brochita. Decórala si lo deseas, pero no dejes de hacerle unos cortes arriba para que “respire”.
Pon la tarta al horno 20 minutos. Al cabo de ese tiempo, a mí se me estaban dorando demasiado los bordes, así que los cubrí con papel de aluminio y la horneé otros 20 minutos.
Deja que la tarta se refresque y se asiente antes de cortarla.
Tips
Nosotros la comimos al día siguiente de prepararla. Guardarla en el refrigerador afectó un poco el look de la masa pero no el sabor de la tarta. Antes de comerla, la dejamos a temperatura ambiente un rato para que se le fuera el frío y la consumimos sin calentar ni nada. Divina.
Puedes menos calabaza y más espinacas.
Buen fin de semana a todos.
corte-tarta pascualina-la cocina de vero