Header

Blog Archives

Cake de calabaza / Spice Pumpkin Cake

Scroll down for the English version.

Cake-de-calabaza

Si estás complicado a última hora con qué preparar para la fiesta de Halloween, te recomiendo esta panetela, bizcocho o cake de calabaza. Se prepara en unos minutos y ya luego el horno se ocupa del resto. Sería ideal hornearlo la noche anterior y dejarlo refrescarse durante la madrugada para que los sabores se asienten. Queda mojadito y delicioso.

Mi molde no es nada monstruoso ni tiene forma de calabaza, pero bueno, este dulce, por sus sabores, también puedes llevarlo a la oficina o a la escuela de los niños para celebrar el Día de las brujas, prepararlo en Acción de Gracias, o un día de otoño cualquiera para el desayuno o la merienda pues va de maravilla con un café con leche o una taza de té.

Si no puedes conseguir la caja de mezcla para cake con especias, usa tu receta de cake básica y le agregas canela, clavos, jengibre y nuez moscada en polvo.

Ingredientes

1 caja de Spice Cake Mix (usé Duncan Hines)
1 lata de 15oz (425g) de puré de calabaza
1/2 taza o un puñado de nueces picadas
1 cdta. de extracto de vainilla

Para completar la receta del cake necesitas:
3 huevos grandes
1 taza de agua
1/3 de taza de aceite vegetal

Preparación

Precalienta el horno a 350°F (180°C).

Engrasa un molde grande.

Has la mezcla del cake como indica la caja. Añade el puré de calabaza, las nueces y la vainilla. Suavemente incorpóralos a la masa hasta formar una masa homogénea. Se puede hacer con una mezcladora eléctrica o a mano.

Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 1 hora o 70 minutos. Para comprobar que está listo, introduce un palillo de diente en el centro del cake y este debe salir limpio.

Pon el molde sobre una parrilla y deja que se refresque durante media hora antes de desmoldarlo.

Puedes espolvorearlo con azúcar glas si lo deseas y también servirlo tibio con helado de vainilla.

Después de 24 horas, mejor guardarlo en el refrigerador, pues es un cake muy húmedo.

spice-pumpkin-cake

This cake can be prepared in a few minutes. It’s moist and delicious; recommended for you Halloween Party, Thanksgiving, or coffee time during the fall.

Ingredients
1 box of Spice Cake Mix (I used Duncan Hines)
1 can 15oz (425g) pumpkin puree
1/2 cup or a handful of chopped walnuts
1 tsp. vanilla extract

To complete the cake recipe you need:
3 large eggs
1 cup water
1/3 cup vegetable oil

Directions

Preheat oven to 350°F (180°C).

Grease a large cake mold.

Follow the recipe on the cake mix box to make the dough. Add pumpkin puree, walnuts and vanilla. Gently stir into the dough. It can be done with an electric mixer or by hand.

Pour into pan and bake for 1 hour or 70 minutes. To verify that it is ready, insert a toothpick in center of the cake and it should come out clean.

Place the pan on a rack and let cool for half an hour before unmolding.

You can sprinkle it with powdered sugar and serve it warm with vanilla ice cream.

After 24 hours, better to keep it in the refrigerator, since this is a very moist cake.

Ensalada de quinoa y calabaza / Quinoa and Butternut Salad

Scroll down for the English version.

ensalada-de-quinoa-y-calabaza

Esta ensalada de quinoa y calabaza es una de esas recetas que surgen cuando no tienes idea de cómo darle vida a dos ingredientes que quieres unir y comienzas a abrir la despensa y el refrigerador y a preguntarles a ambos qué tienen para ayudarte. La despensa me dio una lata de frijoles negros, el refri unos rabanitos y perejil, y tal vez porque había hecho salmón al miso el fin de semana, en mi cabeza se armó la mezcla del aliño que le dio el toque final.

Le había pedido a mi marido que fuera adelantando la cena y cocinara la quinoa y la calabaza. La calabaza era hervida, pero creo que la próxima vez la cocino al horno, pues debe quedar más durita por fuera y me evitaría saltearla. Además, es muy fácil poner la calabaza cortada en cubitos 30 minutos al horno a 400°F (200°C) rociadas con sal y una mezcla de aceite de oliva y aceite de sésamo.

De cualquier modo, quedó con un contraste de texturas muy rico, un sabor espectacular con ese aliño japonés y un look muy otoñal.

Da para 4 raciones y está lista en poco más de media hora contando el tiempo que empleas en cocinar la quinoa y la calabaza.

Ingredientes

2 tazas de quinoa cocinada
1 ½ taza de cubos de 1 pulgada (2.5 cm) de calabaza hervida
1 lata de 15 oz de frijoles negros
6-8 rabanitos
1/2 cdta de perejil seco o 1 cda de perejil fresco picadito
1 cda de aceite de sésamo

Aliño:
1/2 cdta de miso rojo
1 cdta de ponzu
1 cdta de salsa soya
1 cdta de vinagre de arroz
1/4 cdta. de aceite de sésamo
1/2 cdta. de aceite de maní
1 cdta. de azúcar glas

Preparación

La quinoa la cocinarás según las instrucciones del fabricante. La calabaza, cortada en cubos de 1 pulgada (2.5 cm) en agua abundante con un poquito de sal durante 15-20 minutos.

Escurre, enjuaga y vuelve a escurrir bien los frijoles. Lava bien los rabanitos y córtalos en rueditas finitas, preferiblemente usando una mandolina.

Si decides hornear la calabaza, te saltas este paso: calienta la cucharada de aceite de sésamo en un wok o una sartén grande y saltea los cubitos de calabaza durante 4-5 minutos, moviéndolos para que se sellen por todas partes y no se te rompan luego al mezclar la ensalada.

Mientras se refresca la calabaza, mezcla bien los ingredientes del aliño, asegurándote que se disuelve la pasta de miso.

Une todo en un bowl y listo. Servir a temperatura ambiente. Yo le puse a esta unos pedazos de calabacín salteados que me habían quedado del almuerzo.
También puedes prepararla con antelación, ponerla en el refrigerador y servirla fría.

quinoa-and-butternut-salad

This quinoa and butternut salad is one of those recipes that arise when you want to put together two ingredients and start asking your pantry and your refrigerator for help. One gave me a can of black beans, and the other radishes and parsley. Perhaps because I made miso salmon (recipe coming soon) on the weekend, a miso dressing came later to my mind to give an oriental final touch to the dish.

I think next time I prepare this plate, I will add the butternut squash roasted instead of boiled, so the cubes get a little bit harder on the outside. If you want to do it like that, just preheat the oven at 400° F, and bake 1 inch cubes tossed with some salt, and a mix of olive and sesame oils for 30 minutes.

The salad came out rich in flavors and textures, with a spectacular Japanese touch, and a beautiful autumnal look. It serves 4, and is ready in about a half an hour, counting the time you spend on cooking the quinoa and pumpkin.

Ingredients

2 cups cooked quinoa
1 ½ cups of boiled 1 inch cubes of butternut squash
1 15 oz can of black beans
6-8 radishes
1/2 tsp dried parsley or 1 tbsp chopped fresh parsley
1 tbsp sesame oil

Dressing:
1/2 tsp red miso
1 tsp ponzu
1 tsp soy sauce
1 tsp rice vinegar
1/4 tsp. sesame oil
1/2 tsp. peanut oil
1 tsp. icing sugar

Directions

Cook the quinoa according to the manufacturer’s instructions. Cut the pumpkin into 1 inch cubes, and cook them in plenty of water with a little salt for 15-20 minutes.

Drain, rinse, and drain well again the beans. Thoroughly wash the radishes and cut into thin slices, preferably using a mandolin.

If you decide to bake the squash, you skip this step: heat the tablespoon of sesame oil in a wok or large skillet and sauté the squash cubes for 4-5 minutes, moving them once in a while to be sealed on all sides, so they don’t get broken when you toss the salad .

While the squash is cooling, mix the dressing ingredients well, making sure the miso paste is dissolved.

Toss everything in a bowl. Serve at room temperature. At the end I added some leftovers of zucchini from my lunch.

You can also prepare it in advance, save it in the refrigerator, and serve it cold.

Flan de calabaza / Pumpkin Flan

Flan de calabaza - Pumpkin Flan - La cocina de Vero

¿Ya tienes planeada la comida para tu Día de Acción de Gracias? Yo no lo tengo muy claro, pero creo que haré este flan de calabaza.

Estoy un poco atrás con la planificación de mi menú, pues en noviembre tengo muchísimo trabajo en la editorial y ahora mismo estoy en medio de la Feria del libro de Miami. Por suerte hoy nos dijeron que el próximo miércoles sólo trabajaremos media jornada en la oficina. Me puse tan feliz, así tendré más tiempo para preparar parte de la comida con antelación, como este flan, que me gusta hacerlo de un día para el otro.

El Thanksgiving de este año en casa será muy latino. Yo me empeño en hacer pavo, pero a mi familia le gusta más comer lechón asado con congrí y prefieren un flan a un pie de calabaza. Este año toca a su manera y les voy a preparar este flan de toda la vida, al que me gusta ponerle un chorrito de anís del mono, una bebida que le encantaba a mi abuelito en esta época de fiestas que se avecina.

Es una receta muy económica y fácil de preparar. Puedes sustituir la calabaza natural por puré de calabaza si lo deseas. También puedes añadirle un queso crema o coco rallado.

Ingredientes

1 calabaza butternut pequeña
1 lata de 14 oz (397 g) de leche condensada
1 lata de 12 oz (354 ml) de leche evaporada
4 huevos
1 cdta de vainilla
1 cdta de jengibre en polvo
1 cda de anís del mono
1 taza de azúcar blanca (para el caramelo)

Preparación

Para hacer el caramelo, pon el azúcar a fuego bajo-medio en una cazuelita durante 10-12 minutos. Puedes agregarle un par de cucharadas de agua para que no quede amarguito y sea más claro. A mi marido le encanta el caramelo amarguito, así que lo hice sólo con azúcar. Cubre el molde del flan con el caramelo.

Pela la calabaza, córtala en cubitos de 1 pulgada (2.5 cm) y cocínala durante 20 minutos a fuego medio, hasta que esté tierna. Has con ella un puré (me dio 2 tazas) y mézclala con la leche evaporada y los huevos batidos. Pasa el resultado por el colador y mézclalo con el resto de los ingredientes. Vierte el resultado en el molde.

Precalienta el horno a 350°F (180°C) antes de hacer el puré y pon dentro una bandeja con 1 pulgada de agua (2.5 cm). Coloca el molde con la mezcla para el flan dentro de la bandeja y cocina durante 1 hora, destapado. Introduce un palillo de dientes en el flan para comprobar que está listo. Debe salir limpio.

Deja que se refresque antes de ponerlo a enfriar en el refrigerador al menos dos horas antes de desmoldarlo y servirlo.

Pumpkin Flan - La cocina de Vero

Do you already plan your menu for your Thanksgiving? I haven’t, but I know it will be Latino, and it will include this pumpkin flan.

I’m a little behind with my menu planning, because in November I have a lot of work in the office. I’m in the middle of the Miami Book Fair now, and after Thanksgiving I have to go to Guadalajara for another book fair. Luckily, today we were said that next Wednesday the office will close at 2:00 PM. Can you imagine how relieve that make me feel? That means I’ll have more time to prepare part of the Thanksgiving meal in advance, as this flan that I like to prepare the day before.

It is a very inexpensive and easy to prepare recipe. You can replace the natural pumpkin with canned pumpkin puree if you want to, and also add a bar of cream cheese or shredded coconut.

For those that don’t know  anís del mono (literally anisette of the monkey), it is a Catalonian trade mark of anisette that has been used in pastries since the nineteenth century.

Ingredients

1 small butternut squash
1 can of 14 oz. (397 g) sweetened condensed milk
1 can of 12 oz. (354 ml) evaporated milk
4 eggs
1 tsp. vanilla
1 tsp. ground ginger
1 tbsp. of Anís del mono
1 cup white sugar (for the caramel)

Method

To make the caramel, put the sugar to low-medium heat in small pot for 10-12 minutes. Cover the inside of the flan mold with it.

Peel the pumpkin, cut into cubes of 1 inch (2.5 cm) and cook for 20 minutes over medium heat, until tender. Puree the pumpkin (gave me 2 cups) and mix with the evaporated milk and the eggs, beaten. Sieve and mix with the remaining ingredients. Pour the result into the mold.

Preheat oven to 350°F before making the puree and place in a shallow pan with 1 inch of water (2.5 cm). Place the mold with the flan mixture into the pan and cook for 1 hour, uncovered. Insert a toothpick into the flan to ensure it is ready. It should come out clean.

Let it refresh before putting it in the refrigerator at least two hours before unmolding and serving.