Header

Blog Archives

Flan de piña

flan-de-pina

Flan de piña

Hace rato que estaba por hacer un flan de piña, pues el de naranja siempre es un éxito asegurado en casa y me encanta el sabor afrutado en la textura sedosa de los flanes. Al fin y al cabo, el flan es uno de esos postres favoritos de casi todo el mundo y con este vas a ver que también triunfarás.

Puedes batir la piña o no. Si no la bates, el corte no será impecable, pero tampoco es un desastre y vas a disfrutar los pedacitos de fruta dentro del flan, lo cual no es usual más tiene su magia.

Yo ya he terminado mis viajes este año y me estoy alistando para pasar estas navidades en casa, descansando y organizando. Seguramente estaré posteando más o al menos preparando recetas para compartir con ustedes en 2017 ¿Qué planes tienen ustedes? Ya me contarán. De momento me voy al flan.

Ingredientes

3/4 de taza de azúcar
1 lata de 14 oz (400g) de leche condensada
1 lata de 20 oz (570g) de piña triturada (Crushed Pineapple) en su jugo
6 huevos
1 pizca de sal

flan-de-pina

Flan de piña

Preparación

Vierte el azúcar en una cazuela mediana o en el molde del flan si este es resistente al fuego. Derrítela a fuego medio durante unos 10-15 minutos, hasta que esté a punto y baña las paredes del molde con el caramelo.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Aunque la piña está triturada, puedes pasarla con su jugo por la batidora para que quede aún más pequeña (ver introducción).

Bate los huevos con la leche condensada, agregándolos uno a uno y luego incorpora la piña y su jugo. Vierte en el molde acaramelado, tápalo y hornea al baño María durante hora y media. Normalmente le doy al flan sólo 1 hora, pero con este me toma un poquito más. Puedes comprobar si está listo introduciendo un palillo de dientes en el centro. Debe estar limpio al sacarlo.

Una vez listo el flan, deja reposar el molde sobre una parrilla durante al menos media hora. Desmolda y enfría unas 3 horas.

Espero este postre se convierta también en uno de tus favoritos.

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

mermelada-de-melocoton-con-jengibre-y-curcuma

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Si te gustó la mermelada de arándanos con caña santa (lemongrass) y tomillo, esta mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma te va a encantar también. Se sale de lo común y el resultado es de vicio, una mermelada nada empalagosa y especiada, ideal para comer con un queso de sabor medio como el de cabra o para simplemente untar con ella una tostada o unas galletas y acompañarla con tu té favorito.

Ya va terminando la temporada de melocotones, así que aprovecha y pruébala lo antes posibles. Para hacer esta mermelada yo usé unos bien maduros.

El jengibre y la cúrcuma son sumamente beneficiosos para nuestra salud. El primero es bueno para la digestión, actúa como analgésico y desinflamatorio. La segunda es anticancerígena y ambos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esta receta da como taza y media de mermelada. Puede durar un mes bien tapada y guardada en el refrigerador. Esto sin complicarse con esterilizar y sellar, etc…

Ingredientes

6 melocotones bien maduros
½ taza de azúcar
Jugo de medio limón
1 cdta de jengibre rayado
1 pizca de sal
1 cdta de cúrcuma en polvo

mermelada-de-melocoton

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Preparación

Corta los melocotones en cuartos y retira la piel y las semillas.

Corta los cuartos a la mitad y ponlos en una cazuela con todos los ingredientes menos la cúrcuma en polvo. Cocina a fuego medio hasta que hierva y luego baja la candela a casi el mínimo y cocina durante 30 minutos. Revuelve a cada rato con una cuchara de madera, para que no se pegue al fondo de la cazuela. Si se le hace espuma, retírala con cuidado usando una espumadera.

Deja que se refresque unos 5 minutos y pásala por la batidora o el procesador de alimentos para que quede con una textura uniforme. Agrega la cúrcuma en polvo y revuelve para que se incorpore totalmente a la mermelada.

Puedes probar el azúcar por si quieres echarle más, pero recuerda que sólo cuando está fría la mermelada se sabe cuan dulce ha quedado. Puedes poner un poquito en el refrigerador a ver qué tal.

Mientras, deja enfriar totalmente la mermelada a temperatura ambiente antes de ponerla en un frasco de cristal con tapa y meterla al refrigerador.

Si necesitas ponerle más azúcar, agrégala con un poquito de jugo de limón y cocina la mermelada otros 20 minutos.

Queda con un color precioso. Ten en cuenta que es difícil parar de comer esta mermelada y se generoso y compártela con tus amigos cuando la hagas. Es un buen regalo.

Smoothie de dos colores

Smoothie de dos colores

Smoothie de dos colores

El verano sigue que no dan ganas de salir a la calle y el cuerpo me pide mucha fruta. A veces se me va la mano comprando el fin de semana y termino congelando algunas. De este modo se conservan muy bien y no pierden sus propiedades. Este smoothie de dos colores lo hice con mangos y frutos del bosque (berries) que ahora están en temporada, pero fueron congeladas.

Lo que permite que se queden las dos capas de diferentes colores separadas es precisamente usar frutas congeladas. Aunque debo agregar que si los quieres mezclar en un bol, puede ser muy divertido.

Las frutas congeladas las batí en un Nutribullet con los yogures de Cacique, que son de alta calidad y tienen un sabor a frutas auténtico. Tienen que probarlos.

ingredientes1

Prueba los Yogurt Smoothies de Cacique

Estos yogures son muy cremosos, ricos en proteínas (tienen 8 g), calcio (25% de lo que necesitas diario) y probióticos. Además son bajos en calorías y colesterol; y a no ser que compres los que vienen con cereal, son también libres de gluten.

Las frutas usadas en este smoothie de dos colores y muchos sabores increíbles son ricas en calcio, potasio, vitamina C y antioxidantes. Tanto el mango como los frutos del bosque te ayudan a eliminar las toxinas y limpiar tu organismo. El mango también tiene vitamina E, por lo que es magnífico para el cuidado de la piel y el cabello.

Para los que no están acostumbrados a tomar este tipo de smoothies, llenan muchísimo. A veces me hago uno enorme para el almuerzo y me llena toda la tarde.

Esta receta da para 2 vasos medianos y se prepara en 5 minutos.

ingredientes

Cacique Yogurt Smoothies

Ingredientes

Para el smoothie de mango:
1 taza de mango congelado
1 Cacique® Yogurt Smoothie – Piña Colada

Para el smoothie de frutos del bosque:
1 taza de frutos del bosque congelados (arándanos, frambuesas y moras)
Cacique® Yogurt Smoothie – Strawberry (fresas)

Para adornar:
Fresas y cubitos de mango frescos

Preparación

Recomiendo sacar las frutas del congelador 5 minutos antes para que sea más fácil batirlas.

Batir el primer grupo de ingredientes y llenar dos vasos hasta la mitad.

Batir el segundo grupo de ingredientes y llenar la otra mitad del vaso.

batidos

Batidos para el Smoothie de dos colores.

Poner las fresas y el mango en los absorbentes o en unos palillos y adornar los vasos.

También puedes servir este smoothie en un bol mezclando los sabores y colores. Queda chulísimo adornado con semillas de chía y frutas como fresas, plátano, mango, kiwi o melocotones.

¿Listos para probar un #CaciqueInstaSmoothie?

smoothie bol

Smoothie bowl