Header

Blog Archives

Pan de plátano y nuez

pan de platano y nueces

Esta receta de pan de plátano y nuez la tenía guardada hace tiempo. Me la dio mi amiga Elis, que un día me mandó una foto de uno que hizo en su casa y me antojó. A su vez una amiga de ella se la había pasado. Y quien sabe si a esa amiga alguien más se la dio… Me encanta ese viajar de las recetas de cocina en cocina y como siguen sumando siempre comensales agradecidos a la cadena. Mi único aporte hoy, fuera de la mano de obra y las fotos, es la decoración del pan.

Este pan es dulce, pero no tanto. Su masa es suave y su sabor delicioso. Les sugiero acompañarlo de té negro o café con leche en el desayuno o la merienda. Aunque da para 10 o 12, tengan cuidado, porque esta tan rico que puede que no llegue ni a 6 raciones. En casa nos comimos una ración el domingo y el resto voló en la oficina el lunes. Todo el mundo lo celebró muchísimo.

Aunque el método original decía que se horneara 45 a 60 minutos, yo le he tenido que dar 70, tal vez porque usé un molde alto y estrecho, tal vez porque cada horno va a su aire… Mejor que compartan la mezcla en 2 moldes rectangulares, así se comen un pan en casa y regalan el otro. A mí me parece que con lo lindo y sabroso que queda, sería un regalo muy lindo para Navidad.

La receta sugiere también hornearlo en un molde circular. En este caso deben chequearlo a los 45 minutos. En la preparación usé la KitchenAid, pero pueden hacerlo a mano sin problema. Una última recomendación, usar aceite de oliva de calidad, si les es posible.

pan de platano y nuez

Ingredientes

Aceite en spray o mantequilla para engrasar el molde
2 tazas de harina
1 cdta de bicarbonato (baking soda)
1/4 cdta de sal
1 huevo
1 taza de aceite de oliva virgen extra
1 taza de azúcar moreno
3 plátanos (bananas, guineos) maduros
3 cdas generosas de yogurt griego
1 chorro de leche
1/2 cdta de extracto de vainilla
1/2 taza de nueces picaditas
Nueces enteras
Chips de platanitos (bananas)

Preparación

Engrasa el molde. Precalienta el horno a 325⁰F (160⁰C).

Mezcla la harina con el bicarbonato y la sal en un bol. Cierne y reserva.

Aparte, bate el aceite con el huevo. Añade el azúcar y sigue batiendo. Incorpora la mezcla de harina. Sigue batiendo. Maja los plátanos y agrégalos a la mezcla. Luego el yogurt, la leche y la vainilla, uniendo bien todo. Por último adiciona las nueces picaditas y bate una vez más para que se distribuyan uniformemente en la masa.

Vierte la mezcla en el molde y decora a tu gusto con las nueces enteras y los chips de platanitos. Bien pegaditas si no quieres que se te separen tanto como a mí.

Hornea durante 60-70 minutos. Para comprobar que está listo, hunde en el centro un palillo de dientes y este debe salir limpio.

Coloca el molde sobre una parrilla y deja que se refresque al menos 10-15 minutos antes de desmoldarlo.

Se conserva muy bien de un día para otro fuera del refri. Una vez lo metas al frío, mejor que sea en un recipiente con tapa o en un nylon.

Espero ustedes también sigan el ciclo de esta receta y la prueben y la compartan con sus amigos y familiares.

Pollo a la guayaba

Polloalaguayaba

La guayaba es una de las frutas preferidas para preparar dulces en mi país y no precisamente pollo, carnes, percados o mariscos. Con ellas hacemos casquitos en almíbar; unas barritas con la textura del membrillo que solemos servir entre dos lascas de queso blanco fresco; y mermelada, tanto líquida para disfrutar con queso, como una más espesa para untar.

Después de hacer los camarones a la guayaba, pensé que podía ponerle un aliño parecido al pollo. Hoy coparto con ustedes este exitazo de receta.

La mermelada de guayaba para untar que he usado para preparar el pollo la pueden comprar en los mercados latinos. Suelen venderla de la marca La Conchita en la sección de mermeladas para el desayuno o la merienda.

Les debo historias de Japón, pero en estos días ando con el cubano revuelto. Sigo en los finales de mi libro de cocina cubana, que ya casi está listo y hasta lo han puesto en preventa en Amazon España. Recuerden que sale primero allá, pues lo publica Anaya, que es una editorial española. Yo estoy emocionadísima y mi cuerpo me pide que ya lo deje volar.

Ingredientes

6 piezas de muslo y contramuslo (encuentros) de pollo sin piel
Pimienta
Sal
4 cucharadas de mermelada de guayaba para untar
2 cucharadas de salsa soya
2 cucharadas de mostaza Dijon
1 cucharada de vinagre de arroz
3 dientes de ajo bien picaditos
2 cucharadas de aceite
1 rama de salvia o de romero

Preparación

Salpimienta las piezas de pollo y colócalas en un cuenco hondo o en una bolsa de congelación tipo Ziploc.

Bate la mermelada, la salsa soya, la mostaza, el vinagre y el ajo. Cubre el pollo con la salsa. Refrigera al menos media hora.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Pasa el pollo a una bandeja resistente al horno y rocíalo con el aceite. Cocina durante 40 minutos, 20 minutos por cada lado. Antes de servir, asegúrate de que no tiene partes rosadas en la carne pegada al hueso.

Adorna con una rama de romero o de salvia. Sirve con arroz blanco y maduros fritos.

Camarones salteados con piña y mango

Camarones salteados con piña y mango

Miren que me gustan los camarones. Y pensar que los vine a comer bastante grande, a pesar de vivir en una isla. Pero ya saben, Cuba se las trae cuando de absurdos se trata y también se las trae para mezclar sabores ricos. De esas mezclas deliciosas es que van estos camarones salteados con piña y mango, inspirados en una receta que leí hace un tiempo en un libro de cocina cubana que me encontré en la Feria de Guadalajara.

El mango es una de mis frutas preferidas y va muy bien con la comida salada. Lo mismo la piña, que además es muy rica al grill o salteada. Ambos me encantan en ensaladascurrys tailandeses o en estos pinchos que hizo mi amiga Pilar. Creo que por esto último me llamó la atención la receta, que no llevaba nada de picante, pero para mí ese fue el toque de gracia. Al que no le guste comer picante, que lo elimine y al que le guste, que lo disfrute en este plato tan fácil de hacer, que da para 6 raciones y está listo en 15 minutos.

Si les gustan los camarones tanto como a mí, les recomiendo probar también los camarones a la guayaba y el arroz con camarones de Laylita. Entre las recetas con picante, estas tostadas mexicanas con salsa de chipotle o los camarones a la diabla. Ya me dirán cuál les gusta más. Yo todavía no me decido.

Camarones salteados con piña y mango

Ingredientes

1 ½ lb de camarones limpios
Sal
Pimienta
2 cdas de aceite vegetal
1 cebolla blanca mediana, picadita
3 dientes de ajo, picaditos
1 taza de trozos de piña
1 taza de trozos de mango (1 mango mediano)
½ taza de vino seco o vino blanco de cocinar
1 pizca de guindilla o peperoncini
1 cda de perejil picadito

Preparación

Escurre bien los camarones y salpimiéntalos.

Calienta el aceite en una cazuela o una sartén grande y saltea los camarones a fuego alto. Rapidito, hasta que cambien de color nada más. Retíralos con una espumadera y resérvalos.

Agrega a la cazuela la cebolla y el ajo y baja el fuego a medio, unos 5 minutos. Adiciona los dados de piña y mango y saltea otros 2 minutos. Échale el vino y revuelve. Cuando este se reduzca a la mitad, sube el fuego otra vez, incorpora los camarones con la guindilla y la mitad del perejil. Revuelve bien todo y cocina por 1 o 2 minutos. Una vez listo, espolvoréalo con el resto del perejil.

Se puede comer sólo, como tapa, o servir con arroz blanco acabadito de hacer.

Creo que este será el último post antes de irme de vacaciones. Pero de todos modos, estaré en las redes sociales, así que nos vemos a diario.