Header

Blog Archives

Barritas de limón y arándanos

barritas de limon y arandanos

Barritas de limón y arándanos

Cuando saqué del molde la tarta que luego cortas para convertirla en barritas, se me rompió. De errores también está lleno el camino de la cocina y la única forma de salvarnos de ellos es no cocinar. Ya saben que es raro el día que yo no cocino y que para mí no hay nada como la comida casera. Estas barritas de limón y arándanos no serán las más bellas que has visto, pero sí las más ricas que podrías probrar.

Las he hecho muchísimas veces, siempre sin arándanos, y nunca las había podido retratar. Y es que se hacen tan rápido que es uno de esos postres que preparo a última hora muchos fines de semana cuando tengo visita, a veces cuando ya está listo el resto de la comida, y vuelan.

Estas barritas son muy vistosas y la combinación de sabores es divina. La parte superior queda que parece cuajada de limón, los arándanos revientan suavemente en tu boca y la costra de abajo es gloriosa como pudieran ser las galletas de mantequilla más sabrosas que te hayas comido. Es difícil comerse sólo una. Más bien dan ganas de comerse de una sentada las 16 que salen con esta receta. Si la culpa te invade puedes hacer 24 pequeñas barritas, lo cuál sería genial de fingerfood en una fiesta, pero igual te vas a comer dos tres, te lo advierto.

Ingredientes

2 tazas de harina
1/2 taza de azúcar glas
2 barritas (1 taza) de mantequilla sin sal, ya en pomada
1 pizca de sal
4 huevos
1 1/2 taza de azúcar
1/3 de taza de jugo de limón (unos dos limones)
1/4 de taza de harina
La ralladura de un limón
1 taza de arándanos (blueberries)
Azúcar glas para adornar (opcional)

barritas de limon

Barritas de limón

Preparación

Importante: antes de exprimir los limones, rállalos.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C). Cubre un molde rectangular de 13 X 9 pulgadas (31 X 23 cm aproximadamente) con papel encerado.

Para hacer la masa de las barritas, o sea, la parte de abajo, mezcla los cuatro primeros ingredientes con una batidora eléctrica tipo KitchenAid a velocidad medio-baja hasta que quede una masa compacta. También puedes hacerlo en el procesador de alimentos con cuidado de no pasarte batiendo. Echa la masa en el molde forrado, presionando hacia el fondo y asegurándote que quede todo cubierto y más o menos a la misma altura. El mejor modo es con las manos, pero puedes hacerlo con una espátula.

Hornea 25 minutos. Hasta que comience a dorarse. Retira el molde del horno y déjalo reposar sobre una rejilla.

Bate los huevos con el azúcar y el jugo de limón. Agrega el cuarto de taza de harina y la ralladura de limón. Vierte la mezcla sobre la masa que habías horneado, riega sobre ella los arándanos con cuidado no te salpiques y hornea otros 20 minutos.

Coloca el molde sobre una rejilla y deja que se refresque al menos unos 20 minutos. Retira el papel del molde. Ponlo sobre una superficie plana y corta en barritas. Servir a temperatura ambiente.

También pueden servirse frías. Prepáralas con antelación. Duran hasta 3 días en el refri, pero en este caso debes dejar que se refresquen otro poquito.

Si te gustan las recetas con limón vas a adorar también esta pasta.

barritas

Barritas de limón y “blueberries”

Espagueti al limón

Espagueti al limon

Espagueti al limón. Mucho sabor y pocos ingredientes. Listo en 15 minutos.

La solución de última hora para tu cena el Viernes Santo, una comida rápida para salir en 15 minutos de la cocina, un almuerzo refrescante un día de playa, un plato económico con ingredientes que casi siempre tenemos en casa, algo genial para tu Lunes sin carne. Todas esas calificaciones van con este espagueti al limón que les traigo hoy. Es una receta típica de la Costa Amalfitana y les sorprenderá por su sabor tan divino,  a pesar de su sencillez.

No hace falta ni ponerle queso.

En Cuba le decimos limones a los de todos colores y tamaños, así que aclaro que el que llevan estos espaguetis es el amarillo. El peperoncini (guindilla, ají picante) puede ser fresco o seco. Yo siempre tengo en casa del seco. Sí, esos chili flakes que siempre hay en las pizzerías. Ah, y muy importante, traten de usar un aceite de oliva de calidad y si pueden rallen el ajo, aunque también lo pueden picar bien chiquito.

Esta receta es para 2 y está lista en 15 minutos. Básicamente, demora el tiempo en que se cocina la pasta.

Espagueti al limon

Espagueti al limón, delicioso, económico y rápido.

Ingredientes

200 g de espagueti
Sal
1 limón
1 diente de ajo
2 cdas de perejil fresco picadito
1 pizca de peperoncini (guindilla seca, chili flakes)
2 cdas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Pon a hervir agua en una cazuela grande, échale sal al gusto y pon a cocinar los espaguetis según las instrucciones del fabricante.

Ralla el limón con un guayo (rallador) y echa la ralladura en un cuenco. Agrega el ajo bien picadito o rallado, una cucharada de perejil y el peperoncini.

Exprime el limón, cuela el jugo y bátelo con el aceite de oliva hasta que emulsione.

Una vez lista la pasta, escúrrela bien y colócala en el cuenco con la ralladura de limón. Bate un poco más el jugo de limón con el aceite si se han separado y vierte el líquido sobre la pasta. Revuelve bien todo y sirve. Adorna con el resto del perejil.

Lemon Curd / Crema de limón

Scroll down for the English version.

lemon curd

No tengo tantos dulces en mi blog y como me lo piden tanto, estoy tratando de superarlo. Eso sí, no de comérmelos. Casi siempre terminan en la oficina, en casa de mis padres o en los pozuelos de mis amigos. Entre los que ya forman parte de mi recetario está el cheesecake de limón y kiwi que no lleva horno. Es de los preferidos de los seguidores de Facebook y en casa también. Es que queda tan lindo y tan rico. Uno de sus ingredientes principales es la cuajada o crema de limón (lemon curd), que es lo endulza y le da el sabor a limón. Aunque es algo muy común en los mercados de Estados Unidos, en muchos países no lo venden y hace rato andaba buscando una receta casera para compartir con ustedes. Ha quedado tan sabroso que me va a ser difícil volver a comprar la de conserva.

Las cremas de frutas se preparan también con naranja, lima, mandarinas y frutas del bosque. Su jugo y, en el caso de los cítricos, la ralladura de su cáscara, suelen mezclarse  con azúcar y luego con huevo; pero haciendo mis investigaciones para prepararla en casa, me enteré que quedaba mucho más cremosa con mantequilla y decidí incorporarla.

Estas cremas quedan más parecidas a una natilla que a una mermelada y aunque generalmente se comen con tostadas o galletas, son ideales para rellenar bizcochos, hacer helados o para acompañar el yogurt. Con esta receta obtendrás 2 tazas y está lista en media hora.

Ingredientes

1 taza de azúcar blanca
2 limones amarillos (lemon), su ralladura  y su jugo (1/3 de taza de jugo aproximadamente)
7 cdas de mantequilla (casi la barrita entera)
4 huevos medianos

Preparación

Echa el azúcar, la ralladura de limón y el jugo de limón en un cuenco resistente al fuego o en una cazuelita pequeña (yo usé lo segundo y la puse dentro de un sartén) y ponlo a cocinar al baño María a fuego medio, hasta que se disuelva el azúcar, unos 5 minutos. Ve sacando lascas de mantequilla y agrégalas una a una, a medida que se van derritiendo, mientras no paras de remover con una cuchara de madera, otros 5 minutos. Retira el cuenco o cazuelita del fuego.

Bate los huevos e incorpóralos a la mezcla. Vuelve a poner la cazuelita al baño María a fuego medio-bajo y sigue cocinando otros 15-18 minutos, removiendo constantemente con la cuchara de madera, hasta que cuaje, como si fuera una natilla.

Vierte la crema de frutas en un cuenco fresco y tápalo con papel film (nylon) para que no se haga una capa dura encima mientras se refresca. Una vez se le vaya el calor, puedes ponerla en otro envase y guardarla en el refrigerador. Yo la hice hace dos semanas y está superfresca. Debe durar al menos un mes.

crema de limon - lemon curd

Once you try homemade lemon curd, you hardly will buy it at the supermarket ever again. It tastes so different, so fresh and so “real”.

You can also prepare curds with orange, lime, and tangerines. Their juice and zest, is usually mixed with sugar and later with eggs. But, when I was trying to choose my way of doing it, I read curds can be creamier if you incorporate butter to the ingredients, so I decided to give it a try. It works fantastically.

Curds can be consumed like jams, but their texture is more like custard. You can enjoy them by just spreading some over a toast or on top of yogurt, but they can also be part of cakes and ice creams.

This recipe is ready in a half of hour, and you get 2 cups of it

Ingredients

1 cup white sugar
2 lemons, its zest and juice (1/ 3 cup juice approximately)
7 tbsp butter (almost the entire stick)
4 medium eggs

Method

Mix sugar, lemon zest and lemon juice in a fireproof bowl or small casserole, and double boil (bain marie) over medium heat until sugar dissolves, about 5 minutes. Cut the butter in small pieces and add them one by one, as they melt. Keep stirring all the time with a wooden spoon, for another 5 minutes. Remove the bowl or casserole from heat.

Wisk eggs and stir into the mixture. Double boil again over medium- low heat for 15 to 18 minutes, still constantly stirring with wooden spoon, until set like custard.

Pour the curd into a fresh bowl and cover it with plastic wrap, so it doesn’t get a hard layer on top while cooling. Once fresh, you can transfer it into another container and store in the refrigerator. It last for a month, if you don’t eat it first.

Esta es mi propuesta de la semana para Viernes de recetas económicas. Los invito a leer las propuestas de mis compañeras, listadas abajo.

 

get the InLinkz code