Header

Blog Archives

Ensalada de quinoa y calabaza / Quinoa and Butternut Salad

Scroll down for the English version.

ensalada-de-quinoa-y-calabaza

Esta ensalada de quinoa y calabaza es una de esas recetas que surgen cuando no tienes idea de cómo darle vida a dos ingredientes que quieres unir y comienzas a abrir la despensa y el refrigerador y a preguntarles a ambos qué tienen para ayudarte. La despensa me dio una lata de frijoles negros, el refri unos rabanitos y perejil, y tal vez porque había hecho salmón al miso el fin de semana, en mi cabeza se armó la mezcla del aliño que le dio el toque final.

Le había pedido a mi marido que fuera adelantando la cena y cocinara la quinoa y la calabaza. La calabaza era hervida, pero creo que la próxima vez la cocino al horno, pues debe quedar más durita por fuera y me evitaría saltearla. Además, es muy fácil poner la calabaza cortada en cubitos 30 minutos al horno a 400°F (200°C) rociadas con sal y una mezcla de aceite de oliva y aceite de sésamo.

De cualquier modo, quedó con un contraste de texturas muy rico, un sabor espectacular con ese aliño japonés y un look muy otoñal.

Da para 4 raciones y está lista en poco más de media hora contando el tiempo que empleas en cocinar la quinoa y la calabaza.

Ingredientes

2 tazas de quinoa cocinada
1 ½ taza de cubos de 1 pulgada (2.5 cm) de calabaza hervida
1 lata de 15 oz de frijoles negros
6-8 rabanitos
1/2 cdta de perejil seco o 1 cda de perejil fresco picadito
1 cda de aceite de sésamo

Aliño:
1/2 cdta de miso rojo
1 cdta de ponzu
1 cdta de salsa soya
1 cdta de vinagre de arroz
1/4 cdta. de aceite de sésamo
1/2 cdta. de aceite de maní
1 cdta. de azúcar glas

Preparación

La quinoa la cocinarás según las instrucciones del fabricante. La calabaza, cortada en cubos de 1 pulgada (2.5 cm) en agua abundante con un poquito de sal durante 15-20 minutos.

Escurre, enjuaga y vuelve a escurrir bien los frijoles. Lava bien los rabanitos y córtalos en rueditas finitas, preferiblemente usando una mandolina.

Si decides hornear la calabaza, te saltas este paso: calienta la cucharada de aceite de sésamo en un wok o una sartén grande y saltea los cubitos de calabaza durante 4-5 minutos, moviéndolos para que se sellen por todas partes y no se te rompan luego al mezclar la ensalada.

Mientras se refresca la calabaza, mezcla bien los ingredientes del aliño, asegurándote que se disuelve la pasta de miso.

Une todo en un bowl y listo. Servir a temperatura ambiente. Yo le puse a esta unos pedazos de calabacín salteados que me habían quedado del almuerzo.
También puedes prepararla con antelación, ponerla en el refrigerador y servirla fría.

quinoa-and-butternut-salad

This quinoa and butternut salad is one of those recipes that arise when you want to put together two ingredients and start asking your pantry and your refrigerator for help. One gave me a can of black beans, and the other radishes and parsley. Perhaps because I made miso salmon (recipe coming soon) on the weekend, a miso dressing came later to my mind to give an oriental final touch to the dish.

I think next time I prepare this plate, I will add the butternut squash roasted instead of boiled, so the cubes get a little bit harder on the outside. If you want to do it like that, just preheat the oven at 400° F, and bake 1 inch cubes tossed with some salt, and a mix of olive and sesame oils for 30 minutes.

The salad came out rich in flavors and textures, with a spectacular Japanese touch, and a beautiful autumnal look. It serves 4, and is ready in about a half an hour, counting the time you spend on cooking the quinoa and pumpkin.

Ingredients

2 cups cooked quinoa
1 ½ cups of boiled 1 inch cubes of butternut squash
1 15 oz can of black beans
6-8 radishes
1/2 tsp dried parsley or 1 tbsp chopped fresh parsley
1 tbsp sesame oil

Dressing:
1/2 tsp red miso
1 tsp ponzu
1 tsp soy sauce
1 tsp rice vinegar
1/4 tsp. sesame oil
1/2 tsp. peanut oil
1 tsp. icing sugar

Directions

Cook the quinoa according to the manufacturer’s instructions. Cut the pumpkin into 1 inch cubes, and cook them in plenty of water with a little salt for 15-20 minutes.

Drain, rinse, and drain well again the beans. Thoroughly wash the radishes and cut into thin slices, preferably using a mandolin.

If you decide to bake the squash, you skip this step: heat the tablespoon of sesame oil in a wok or large skillet and sauté the squash cubes for 4-5 minutes, moving them once in a while to be sealed on all sides, so they don’t get broken when you toss the salad .

While the squash is cooling, mix the dressing ingredients well, making sure the miso paste is dissolved.

Toss everything in a bowl. Serve at room temperature. At the end I added some leftovers of zucchini from my lunch.

You can also prepare it in advance, save it in the refrigerator, and serve it cold.

Sopa de papas y quinoa / Quinoa and Potato Soup

sopa de quinoa y papas

La Organización de Naciones Unidas ha declarado 2013 Año Internacional de la Quinoa, este cereal sudamericano que se ha vuelto tan popular últimamente en las dietas vegetarianas por su alto contenido de proteínas. Así que cuando mi excolega Marla, editora de Travel Curious Often, me pidió una receta ecuatoriana para su más reciente Featured Destination, no dudé en cocinar una que incluyera la quinoa. La aprendí con uno otro colega del trabajo, que es ecuatoriano. La oficina, como la ciudad donde vivo, es multicultural.

La palabra quinoa, viene de la traducción al español del quechua kinwa. Los Incas la llamaban “la madre de todos los granos” y era una de sus principales fuentes de alimentación, junto a la papa, que como ya vieron en el título, forma parte también de este delicioso plato, tan común en el menú de la sierra ecuatoriana. Suele comerse en los días fríos, pero con un par de tajadas de aguacate viene bien en cualquier momento. Se prepara en media hora y da para 5-6.

quinoa and potato soup - lacocinadevero

2013 has been declared International Year of Quinoa by the United Nations. This is a cereal that grows in South America’s Andes Mountains and has been gaining popularity lately as a great source of protein for vegetarians. It’s also a great substitute for rice.

The name quinoa comes from the Spanish translation of the Quechua kinwa (pronounced QIN-wah). Some people say it is as good as breast milk. Incas called quinoa “the mother of all grains. Both potatoes and quinoa have been consumed since approximately 5000 B.C. So, with this recipe, you have a meal that has been eaten for thousands of years on a single plate.

Most of the quinoa you find on the markets has been rinsed, but it’s important to check the instructions before you start cooking. If the quinoa has not been rinsed, you will have to wash it thoroughly for several minutes and drain it using either a strainer or cheesecloth.

I used yellow potatoes for this recipe, but you can use a potato that is starchier if you prefer.

This recipe is more common in La Sierra (the mountains) and is a great comfort food when the weather turns chilly. But it also works well for warmer days. Just add a few avocado slices to garnish. Preparation time is 30 minutes and serves 5-6.

Ingredientes

2 cdas de aceite de oliva
1 cebolla blanca grande, picadita
4 dientes de ajo, machacados
1 tomate, pelado, sin semillas y cortado en pequeños cuadros
1/2 cdta de comino molido
1/4 cdta de achiote en polvo
1 de cdta de orégano molido
5-6 papas medianas, peladas y cortadas en cubos de 1 pulgada (2.5 cm)
1 taza de quinoa prelavada
8 tazas (2 l) de agua
1 taza (1/4 de l) de leche
1 cda de mantequilla de maní (peanut butter)
2 tazas de queso fresco, desmenuzado
4 cdas de cilantro, finamente picado
Ramitas de perejil, para adornar
Sal
Pimienta
Aguacate (opcional)

sopa ecuatoriana

Preparación

Calienta el aceite en una cazuela grande y agrega la cebolla, el ajo, el tomate y las especias en polvo. Cocina a fuego medio este sofrito hasta que la cebolla esté tierna, unos 5 minutos.
Añade las papas, la quinoa y el agua. Cocina unos 20 minutos, hasta que las papas estén blanditas, pero sin que se desbaraten.
Adiciona el cilantro, la leche y el maní. Salpimienta. Sigue cocinando otros 5 minutos para que se mezcle bien todo. Si se pone muy espesa, agrégale un chorro de leche y remueve bien otra vez.
Sirve con el queso fresco por encima. Adorna con el perejil y si tienes aguacate, mucho mejor.

Tips

La mayor parte de las veces la quinoa que venden en el mercado ha sido previamente lavada, pero fíjate bien en la etiqueta antes de comenzar a cocinar. Si no está lavada, enjuágala varias veces (cambiando el agua) y escúrrela bien al final.

Ingredients

1 cup of quinoa, rewashed
1 large onion, chopped
4 garlic cloves, crushed
1 peeled and seedless tomato, chopped
½ teaspoon of powdered cumin
¼ teaspoon powdered annatto
1 teaspoon powdered oregano
5-6 medium potatoes, peeled and cut in 1’ cubes
8 cups of water
1 cup of milk
1 tbsp of creamy peanut butter
2 cups of queso fresco, shredded
4 tbsp of fresh, well chopped coriander
Springs of parsley to garnish
2 tbsp olive oil or vegetable oil
Salt and Pepper

Method

Heat the oil in a pot on medium; add onions, garlic, tomatoes, cumin, annatto, and oregano. Mix well and cook 5-6 minutes until the onions are tender.

Add potatoes, quinoa and the 8 cups of water, cook around 20 minutes, until potatoes are tender and quinoa translucent.

Add coriander, milk, and peanut butter, mix well, add salt and pepper, and cook another 5 minutes. If the mixture is thicker than you prefer, add more milk.

Serve hot with 2 tablespoons of queso fresco and 1 parsley sprig per plate.

Quínoa con frijoles negros y cilantro

Quinoa con frijoles negros y cilantro #QueRico

La quínoa o quinua, el ingrediente de esta semana, fue uno de los principales alimentos de los Incas. Es ideal si quieres sustituir el arroz y queda parecido al cuscús. Posee un excepcional equilibrio de proteínas, grasa, aceite y almidón, así como un alto grado de aminoácidos básicos para el desarrollo humano. También es rica en minerales como hierro, calcio y fósforo y vitaminas.  Se puede usar en cocidos, puede añadirse a las sopas, ser usado como cereal, pastas, ensaladas e incluso se fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Molida, se puede utilizar para la elaboración de distintos tipos de panes. Es considerada una planta medicinal por la mayor parte de los pueblos andinos. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias, luxaciones y cosmética. Además forma parte de diversas ceremonias y rituales.

Esta receta es muy sencilla, da para 3 personas y está lista en menos de media hora. La he tomado de Epicurious, una web magnífica llena de recetas deliciosas, que además tiene una aplicación que puedes bajar gratis. Te permite ir haciendo la lista del mercado en base a lo que vas seleccionando, guardar las recetas favoritas en un archivo y enviarlas por correo electrónico, entre otras facilidades.

Ingredientes

1 cda. de aceite vegetal
1 cebolla blanca
1/2 ají rojo
1 taza de quínoa
2 cdtas. de chile en polvo
1/2 cdta. de comino en polvo
1/2 cdta. de sal
1 1/2 taza de agua
1 lata de 15 oz de frijoles negros enjuagada y escurrida
1/2taza de cilantro bien picado dividido a la mitad

Quinoa con frijoles negros y cilantro #Receta

Preparación

Pica bien la cebolla, el ají  y el cilantro.

Escurre el agua de la lata de frijoles, lávalos y vuelve a escurrirlos.

Lava la quínoa y escúrrela 3 veces.

Calienta el aceite en un caldero mediano a fuego medio. Adiciona la cebolla y el ají, sofríe dolos hasta que estén tiernos, unos 5 minutos.

Agrega la quínoa, el chile, el comino y la sal. Incorpora el agua y cuando hierva, tapa el caldero y reduce la candela a bajo-medio y cocina hasta que la quina esté blandita, unos 15 minutos.

Adiciona los frijoles y la mitad del cilantro. Cocina destapado hasta que se consuma todo el líquido, unos 3 minutos.

Sirve en una fuente o en platos individuales y adorna con el resto del cilantro.

Tips

Puedes servirlo con queso cotija o feta, depende con qué vas a acompañarlo.