Header

Blog Archives

Brownies de higos

brownies-de-chocolate-1

Brownies de higos

En Japón he comido los higos más sabrosos y más grandes. También he probado manzanas y ajos enormes, si se comparan con lo que venden en los mercados de Miami. Después de eso me da tristeza comprar los higos chiquiticos y nada dulces que venden en los mercados cerca de casa, pero para hacer el brownies de higos: “quedan”, como dicen los Les Luthiers.

Tampoco me voy a quejar mucho, que en Cuba jamás pude comer higos.

A estos higos pequeñitos el horno les sacó su dulzor. El justo para esta masa que no es muy dulce y que se puede servir lo mismo caliente que a temperatura ambiente. Va bien de desayuno, merienda o postre.

He usado mantequilla de coco porque se me había acabado la mantequilla sin sal. Le dio un toquecito muy sabroso. Dejo a tu elección qué usar.

Da para 12 raciones pequeñas o 9 medianas. Lleva media hora de preparación y 45 minutos al horno.

Recuerda que a la hora de hacer postres con huevo y mantequilla, estos deben estar a temperatura ambiente en el momento que comienzas a batir los ingredientes. Así que sácalos del refri con antelación.

brownies-de-chocolate-3

Brownies de higos

Ingredientes

2.5 oz de chocolate amargo
1 cda de mantequilla o aceite en spray para engrasar el molde
Harina para engrasar el molde
5 cucharadas de mantequilla de coco a temperatura ambiente
3/4 de taza de azúcar glas
3 huevos medianos a temperatura ambiente, separadas yemas y claras
1 yema de huevo
1/4 cdta de canela en polvo
1 pizca de sal
1 taza de harina
8 oz de higos

Preparación

Precalienta el horno a 265⁰F (130⁰C). Corta el chocolate en pedacitos y colócalo en un molde resistente al horno. Pon el recipiente en el horno para que se derrita el chocolate. Unos 15 minutos. También puedes derretir el chocolate al baño María.

Puede que parezca que no está derretido el chocolate porque mantenga su forma, pero una vez que lo remueves con una paleta y queda una crema homogénea, estará listo. Mantenlo tibio.

Mientras se derrite el chocolate, engrasa el molde y enharínalo. Corta parte de los higos en cuadritos para mezclar con la masa y parte a la mitad para adornar como ves en las fotos.

Sube la temperatura del horno a 350⁰F (180⁰C).

Usando una batidora eléctrica, bate la mantequilla un par de minutos antes de agregar el azúcar. Bate un par de minutos más, hasta que la mezcla se ponga clarita. Agrega las yemas, la canela, la sal y el chocolate. Pasa la masa a un bol o usa otro bol para el próximo paso.

Bate las claras hasta que estén a un punto de nieve suave. Ve agregándolas a la mezcla con chocolate en tres partes, alternando con la harina y con movimientos envolventes.

Añade los cubitos de higo a la masa y viértela en un molde de brownies. Dale unos golpecitos contra la meseta al molde para que no queden burbujas de aire en la masa. Adorna con las mitades de higos, con el interior de estos hacia arriba.

Hornea durante 45-50 minutos.

Cuando esté listo el brownie, sácalo del molde con cuidado no quemarte y ponlo sobre una parrilla para que se refresque un poco antes de servir.

Dura un par de días fuera del refri. Si es que sobra algo de la primera…

brownies-de-chocolate-2

Brownies

Receta inspirada en la Torta di cioccolato con le pere (Torta de chocolate con peras) del libro Italian Kitchen, de Anna del Conte.

Si te gustan los postres de chocolate, te recomiendo mucho mi tarta de chocolate.

Pastel de bizcocho seco

pastel de bizcocho seco

Pastel de bizcocho seco – #Cooking the Chef

Tengo unos cuantos libros de Martín Berasategui y pensé que iba a ser difícil elegir la receta para el reto Cooking the chef inspirado en este chef español, pero tenía un pedazo de un butter loaf cake que había dejado mi tío, que anda de visita unos meses por casa y se había ido con mi madre a pasar unos días, así que me decidí por este pastel de bizcocho seco a falta de postre para el fin de semana.

Es delicioso. Sobre todo tibio y acompañado de helado de vainilla, pero también frío al día siguiente estaba buenísimo.

Lo más cerca que he estado de este chef fuera de los libros fue en Madrid en octubre pasado. Salí a cenar con mi esposo y un amigo a un restaurante en el centro donde uno de los cocineros se le parece muchísimo y por unos minutos, nuestro amigo y el dueño del local me hicieron creer que se trataba de Berasategui. Fue muy divertido. Yo estaba emocionadísima y la verdad, la comida había estado requetesabrosa. Para conocer un poco más a este chef vasco -Berasategui, no el doble-, pueden visitar esta página.

Ahora vamos con esta receta de aprovechamiento que les va a encantar por su textura y sabor, además de por lo fácil de preparar. Yo le agregué unos pequeños besitos de chocolate que le hicieron mucha gracia. Y en lugar de armañac usé Cointreau.

En lugar del bizcocho seco pueden usar pan de molde. En ese caso, es necesario adicionar azúcar a la mezcla de nata y huevos.

psatel-de-bizcocho-seco

Pastel de bizcocho seco de Martin Berasategui

Ingredientes

2/3 de un loaf de bizcocho seco
2 cdas de mantequilla
5 huevos
1 taza de nata líquida (whipping cream por acá)
1 chorro de Cointreau
1 cdta de extracto de vainilla
1 puñado de besitos de chocolate

Preparación

Corta el bizcocho en dados de 2 cm.

Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio y agrega los dados de bizcocho. Tuéstalos durante 15 minutos aproximadamente, hasta que se doren un poco.

Mientras, precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C) y bate los huevos con la nata, el licor y la vainilla en un bol.

Coloca los dados en el fondo de un molde -yo usé un Pyrex cuadrado de 9 pulgadas (23 cm). Es importante que cubras bien el fondo.

Vierte la mezcla con nata y huevos sobre el bizcocho. Adiciona los besitos de chocolate y hornea durante 20 minutos. La superficie debe quedar cuajada.

Refresca sobre una parrilla.

Queda tan rico que dan ganas de hacer un bizcocho sólo para usarlo luego en esta receta. La he tomado del libro “Martín Berasategui te ayuda a cocinar“.

¿Te animas a probarlo?

pastel de bizcocho

Pastel de bizcocho seco

ctc1

Barritas de limón y arándanos

barritas de limon y arandanos

Barritas de limón y arándanos

Cuando saqué del molde la tarta que luego cortas para convertirla en barritas, se me rompió. De errores también está lleno el camino de la cocina y la única forma de salvarnos de ellos es no cocinar. Ya saben que es raro el día que yo no cocino y que para mí no hay nada como la comida casera. Estas barritas de limón y arándanos no serán las más bellas que has visto, pero sí las más ricas que podrías probrar.

Las he hecho muchísimas veces, siempre sin arándanos, y nunca las había podido retratar. Y es que se hacen tan rápido que es uno de esos postres que preparo a última hora muchos fines de semana cuando tengo visita, a veces cuando ya está listo el resto de la comida, y vuelan.

Estas barritas son muy vistosas y la combinación de sabores es divina. La parte superior queda que parece cuajada de limón, los arándanos revientan suavemente en tu boca y la costra de abajo es gloriosa como pudieran ser las galletas de mantequilla más sabrosas que te hayas comido. Es difícil comerse sólo una. Más bien dan ganas de comerse de una sentada las 16 que salen con esta receta. Si la culpa te invade puedes hacer 24 pequeñas barritas, lo cuál sería genial de fingerfood en una fiesta, pero igual te vas a comer dos tres, te lo advierto.

Ingredientes

2 tazas de harina
1/2 taza de azúcar glas
2 barritas (1 taza) de mantequilla sin sal, ya en pomada
1 pizca de sal
4 huevos
1 1/2 taza de azúcar
1/3 de taza de jugo de limón (unos dos limones)
1/4 de taza de harina
La ralladura de un limón
1 taza de arándanos (blueberries)
Azúcar glas para adornar (opcional)

barritas de limon

Barritas de limón

Preparación

Importante: antes de exprimir los limones, rállalos.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C). Cubre un molde rectangular de 13 X 9 pulgadas (31 X 23 cm aproximadamente) con papel encerado.

Para hacer la masa de las barritas, o sea, la parte de abajo, mezcla los cuatro primeros ingredientes con una batidora eléctrica tipo KitchenAid a velocidad medio-baja hasta que quede una masa compacta. También puedes hacerlo en el procesador de alimentos con cuidado de no pasarte batiendo. Echa la masa en el molde forrado, presionando hacia el fondo y asegurándote que quede todo cubierto y más o menos a la misma altura. El mejor modo es con las manos, pero puedes hacerlo con una espátula.

Hornea 25 minutos. Hasta que comience a dorarse. Retira el molde del horno y déjalo reposar sobre una rejilla.

Bate los huevos con el azúcar y el jugo de limón. Agrega el cuarto de taza de harina y la ralladura de limón. Vierte la mezcla sobre la masa que habías horneado, riega sobre ella los arándanos con cuidado no te salpiques y hornea otros 20 minutos.

Coloca el molde sobre una rejilla y deja que se refresque al menos unos 20 minutos. Retira el papel del molde. Ponlo sobre una superficie plana y corta en barritas. Servir a temperatura ambiente.

También pueden servirse frías. Prepáralas con antelación. Duran hasta 3 días en el refri, pero en este caso debes dejar que se refresquen otro poquito.

Si te gustan las recetas con limón vas a adorar también esta pasta.

barritas

Barritas de limón y “blueberries”