Header

Blog Archives

Korozott

IMG_7386

Otra de las recetas del cookout húngaro que nos dejó encantados a todos fue esta pasta de quesos. Es facilísima de hacer e ideal para comer con tostadas, galletas saladas o pan; así como para rellenar ajíes o huevos hervidos.

Los Pumpido, esa familia húngaro-cubana que tanto apreciamos y de los que tanto aprendimos ese día, la trajeron hecha y ahora me han pasado la receta. Les confieso que mientras tanto yo he estado intentando prepararla y me han salido algunas pasticas ricas, pero no como esta. Me imagino que el resto de la tropa del cookout estará esperando al receta con ansiedad porque nadie podía parar de comerla con galleticas.

Da una cantidad considerable, pero puedes hacerla con confianza pues dura hasta 3 semanas en el refrigerador. Y repito, va a ser difícil parar una vez la prueben. Mejor desde el principio la reparten en varios pozuelos.

Para la sazón no les dejo cantidades pues mis amigos insisten en que lo ideal es que cada cual le de su toque personal. El picante que deseen con la paprika, que le da además la coloración naranja y deben hechar sin miedo; y toda la alcaravea que deseen, pues es el ingrediente secreto que cierra con broche de oro este plato delicioso.

Muy importante, los quesos y la mantequilla deben estar a temperatura ambiente antes de comenzar a prepararla. Lo demás es pan comido -con korozott.

Ingredientes

1 lb (16 oz) de queso de cabra (de untar, lo venden en mercados húngaros)
1 lb (16oz ) de requesón (cottage cheese) no importa si es fino o grueso
2 barritas de mantequilla con sal
8 oz de crema agria (sour cream)
2 cebollas moradas grandes, ralladas, o picadas en el procesador
Sal
Polvo de paprika húngara
Pimienta molida (poca, opcional)
Alcaravea (caraway) molida
Mostaza

Preparación

Mezcla los quesos con la mantequilla y la paprika. Bate bien todo. Debe quedar cremoso. Agrega las cebollas y mezcla bien. Luego el resto de los ingredientes y sigue mezclando. Ponla en el refrigerador un par de horas y listo. Puedes adornarla con cebollinos o alcaparras en el momento de servir.

No dejen de prepararla para su próxima fiesta, que les garantizo un éxito total.

Arroz a la húngara

arroz a la hungara

Ya muchos de ustedes saben que cada mes nos reunimos un grupo de amigas en mi casa para cocinar comida de un país determinado. A finales de mayo nos reunimos para cocinar comida húngara. Ha sido un día superespecial con la visita de unos amigos húngaro-cubanos que viven en el centro de La Florida. Son todos un amor y disfrutan cocinar y comer bien tanto o más que los “comelones habituales”. Ellos llevaron la batuta esta vez y todos aprendimos muchísimo de una comida de la que apenas conocíamos un par de platos.

Este lo preparó Anita, basada en la receta de la web Vinos y recetas. No es un plato tradicional húngaro, según nos explicó nuestra maestra, pero estaba divino y nos encantó la decoración de nuestra amiga con los colores de la bandera de Hungría. Para hacerlo necesitas un molde ondo. El tiempo de preparación es de 45 minutos.

Ingredientes

300 g de arroz de grano largo
2 cdas de paprika
300 g de carne de cerdo, cortada en cuadritos pequeños
100 g de jamón, cortado en cuadritos pequeños
3 salchichas, cortadas en rueditas
1 cebolla, picadita
1 col mediana, cortada en pedazos medianos
Sal
Pimienta negra molida
4 cdas de mantequilla
Para adornar: parte de la parika, yogurt griego y cebollinos (sólo la parte verde) picaditos

Preparación

Hierve el arroz en agua con sal durante 12 minutos. Escúrrelo, enjúagalo con agua fría, espolvoréalo con pimienta y parte de la paprika. Resérvalo en un sitio en el que conserve el calor.

Corta la col toscamente, en pedazos medianos y hiérvela igual que el arroz. Mientras tanto, pon a calentar la mitad de la mantequilla en un sartén y pocha la cebolla a fuego medio, unos 5 minutos. Cuando la col esté lista, escúrrela y saltéala con la mantequilla.

En otro sartén, calienta el resto de la mantequilla y saltea la carne. En cuanto esta cambie de color, agrega sal a gusto, el jamón y la salchicha.

Ya con todo listo, ha llegado el momento de montar el plato en el molde. Pon una capa con la mitad del arroz, una con la col, otra con las carnes ycierra con el resto de arroz. Presiona los ingredientes contra el fondo para que quede compacto. Desmóldalo en un plato grande o una fuente y adórnalo a tu gusto.

Tips

Si el arroz se te ha enfríado un poco, mete el molde al horno 10 minutos a 350°F (180°C).