Header

Blog Archives

Pizzetas de hot dogs

Pizzetas de hot dogs

Hoy vuelvo a sacar inspiración del viaje a Japón (acabada de llegar de Madrid) y les traigo un plato nada japonés, unas pizzetas de hot dogs. La idea surgió del Sōsēji doggu (viene del ingles sausage dog), una salchicha o hot dog envuelta en pan, que venden en los kombini (de convinience stores) que hay en todas las ciudades japonesas a cada tres pasos.

Este tipo de tiendas son una de las mejores opciones para comer barato cuando andas por allá, por la variedad de productos a buen precio que puedes encontrar en ellas. Hay varias cadenas, entre ellas, 7 Eleven, Family Mart, Lawson y Sunkus. Ahí puedes comprar bebidas (algunas bien raras para los occidentales como es Pocari Sweat), alimentos listos para comer fríos y calientes, artículos de primera necesidad como pan o leche; así como alchol, cigarrillos, revistas, medias, camisas, corbatas, alguna medicina, chocolates y no sé cuantas cosas más. Cuesta creer cuánto colocan en esos espacios relativamente pequeños. Además, es el lugar para ir al baño cuando andas en la calle, como en Italia o en España son los bares.

Preparan comidas muy curiosas y bien presentadas, como el tosto tamago que les enseñé a hacer en los principios del blog. También venden sushi, bentos, yakisoba, sopas instantáneas, pollo frito (karaage), que vienen de maravillas para comer algo ligero y barato durante tus vacaciones, de paso entre una atracción turística y la siguiente, pero también para comprar cualquier cosita que se te olvidara comprar en el mercado, o se acabe inesperadamente, si vives allá.

Por cierto, los supermercados también son una buena opción para comer barato si visitas Japón. El surtido de alimentos listos para comer es increíble y al final del día rebajan lo que les va quedando.

Psando a la receta que nos ocupa hoy, les puedes agregar otros vegetales, untar el pan de aceite para hornearlo o servirla con los ingredientes clásicos para servir un hot dog, mayonesa, mostaza, kepchup, lo que te guste ponerle encima. Estos míos son una versión bastante light y quedan con un sabor suave. Los pueden servir con ensalada si se sienten demasiado culpables, pero un hot dog de vez en cuando no mata a nadie. Les encantarán a los niños. Son ideales para una noche de ver películas en casa o para llevar a picnics, a la playa, o la piscina, así como para una fiesta con los peques.

Pizzetas de hot dogs

Ingredientes

Aceite en espray Pam o el que prefieras
1 masa para pan francés de Pillsbury (o tu masa de pan preferida)
1/4 de taza de harina
1/2 taza de queso mozzarella rallado
4 hot dogs
3 tomaticos rojos
1 tomaticos amarillos

Preparación

La masa de Pillsbury no debes estar congelada. Mejor que se mantenga a la misma temperatura que la compras en el mercado.

Precalienta el horno a 350°F (180°C) y forra una bandeja con papel de horno o de aluminio. De ser necesario, unta con aceite en espray la superficie.

Espolvorea la harina sobe una superficie lisa y corta la masa cilíndrica de Pillsbury en 4 partes iguales. Aplasta un poco una de mas masas con los dedos y luego estírala con el rodillo de modo que quede con un grosor de poco más de 1 cm (1/2 pulagada). Ponle por encima 1 cuarto del queso rallado, 1 hot dog y unas mitades de tomate. Colócalo en la bandeja. Has lo mismo con el otro tercio de los ingredientes.

Mete la bandeja al horno durante 17-20 minutos.

Cuando estén listos, deja que se refresquen unos minutos sobre una parilla.

Puerco salteado a la japonesa. Butadon.

Este post es patrocinado por el National Pork Board y DimeMedia, pero la receta y las opiniones con 100% mias.

Butadon. Puerco salteado a la japonesa

La receta que les traigo hoy la tienen que probar sin falta todos los amantes de la carne de cerdo. El Butadon, no es más que puerco salteado a la japonesa, servido sobre arroz blanco, una receta  que aprendí en mis pasadas vacaciones. Por supuesto, hice mi propia versión para ustedes, con ajo y jengibre. En Japón este plato tiene un sabor más suave. El corte de la carne allá también es diferente. En la soleada Miami, la temperatura aún está algo caliente, pero lo suficientemente fresca para disfrutar de este plato con puerco (Pork) que es todo comfort food.

No te asustes por los ingredientes no son tan raros como el otoño en la ciudad del sol. Tanto el mirin como el sake los venden hoy en casi todos los mercados, pero si no los encuentras, visita algún mercadito de productos asiáticos seguramente los encontrarás. Son de lo más común.

Por su parte, Pork te inspira con carne de cerdo fresca para preparar platos variados, divertidos, fáciles de hacer y sobre todo, deliciosos. El “Porknóstico” te ayuda a planificar tus comidas con anticipación y te inspira a crear nuevas formas de servir el cerdo, una de las carnes preferidas de muchos de nosotros; que además se cocina en pocos minutos.

Este plato da para 4 y está listo en unos 20 minutos, pero antes de cocinarlo y cortar los vegetales, debes adobar la carne durante media hora.

adobar cerdo

Te recomiendo usar lomo de cerdo, que es una carne supertierna. Le pides al carnicero que se lo corte con la máquina y luego, de ser necesario, lo pican en tiritas de un dedo de ancho. También puedes cortar bien finito unas chuletas o cualquiera de los cortes con menos cantidad de grasa. Yo he salteado la carne con aceite de sésamo para acentuar el sabor japonés del plato, pero puedes hacer tu versión con menos calorías, salteando la carne directamente en la sartén.

Carne de cerdo

Ingredientes

2 lb de lomo de cerdo
1/2 taza de salsa soya
1 cda de mirin
1 cda de sake
2 cdas de azúcar glas
1 cda de ajo rallado
1 cda de jengibre rallado
1 cda de aceite de sésamo (puede ser con picante)
1 cda de aceite vegetal
2 tazas de cebolla blanca cortada en juliana
2 tazas de champiñones o portobello cortados en rueditas.

Preparación

Coloca las tiritas de cerdo en un Ziploc y sazónalas con una mezcla hecha con los siguientes 6 ingredientes. Ponlo en el refrigerador media hora o de un día para otro.

Para cocinarlo, coloca un wok o una sartén en el fogón a fuego alto. Agrega los aceites y caliéntalos bien. Incorpora la carne, escurriendo un poco el adobo (desechas lo que quede) y cocínala unos 3 minutos, moviéndola seguido, hasta que cambie de color. Añade entonces la cebolla y los hongos, mezcla bien todo, y sigue cocinando durante 10 minutos, hasta que la cebolla esté bien tierna y la salsa espesa. Si ves que se está secando mucho, baja el fuego a medio.

Sirve con arroz japonés acabadito de hacer y ponle por encima, cebollinos picaditos, togarashi o una yema de huevo cruda.

Te va a encantar.

Sigue el paso a paso en este video y compártelo con tus amigos, que este puerco hay que probarlo.

Y prepárate para el #Porknostico del otoño participando para ganar una sombrilla a través de DiMeMedia.net.

Coles de Bruselas a la naranja

Coles de Bruselas a la naranja

Este post es parte de una campaña patrocinada por Kikkoman y Latina Bloggers Connect; pero las recetas, las opiniones y el amor por esta marca, es todo mío.

A mucha gente le parece que las coles de Bruselas tienen un sabor muy fuerte, pero estas a la naranja y con el sabor de la salsa soya Kikkoman, merecen que los que se niegan a probarlas le den una oportunidad. Este vegetal es anticancerígeno y tiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, acelera el metabolismo y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Se pueden preparar al vapor y algunos se las comen crudas, pero mi forma favorita de consumirlas es salteada, ya sea cortadas a la mitad o bien picaditas, e incluir entre los ingredientes con los que la cocino la salsa de Kikkoman. En casa no compro otra salsa soya. Es mi preferida por mucho. Le realza el sabor a todos los ingredientes a los que se la agregas y, además, le da un color doradito a la comida que me fascina.

En mis visitas a Japón hemos parado en casa de nuestra mamá japonesa y ella hace maravillas en la cocina con vegetales y salsa soya, tanto usando el método kimpira, lento y fabuloso, como salteando, que lleva menos tiempo de cocción y da magnífico resultado. Mucha gente piensa que allá sólo se come sushi, ramen y sopa miso, pero en las casas se preparan todo el tiempo guarniciones como esta. El sushi se come una o dos veces por semana y aunque predomina la comida japonesa en el menú diario, también se consumen platos occidentales como pastas, hamburguesas o pizza.

Esta especie de ensalada tibia que les traigo hoy es una guarnición ideal para acompañar carnes, pescados, tofu o pollo. Se puede servir caliente o a temperatura ambiente y puedes sustituir la cebolla por cebollinos o puerro, y también pueden probar la receta con col o repollo, como la prepara mi esposo, que espero me de la receta para compartirla con ustedes pronto.

A mis amigas amantes de las recetas rapilentas, les cuento que en esta les va a lleva más cortar las coles que lo que van a pasar frente al fogón, que serán sólo 5 minutos.

Da para 4.

Coles de Bruselas a la naranja

Ingredientes

1 lb (450 g) de coles de Bruselas
1 cebolla morada mediana
2 cdas de aceite de maní (cacahuate)
2 cdas de salsa soya Kikkoman
1 cda de jugo de naranja
1 cdta de ralladura de naranja

Preparación

Lava las coles de Bruselas y quítales las hojas exteriores si están maltratadas. Escúrrelas y córtalas bien finitas o pásalas por la mandolina. Reserva en bol.

Corta las cebollas en juliana, bien finitas. También se puede hacer con la mandolina. Reserva en el mismo bol de las coles.

Calienta una sartén grande o un wok y agrega el aceite. Calienta bien el aceite y agrega las coles y la cebolla. Sofríe, removiendo constantemente, para que se cubran del aceite los ingredientes, durante 3 minutos aproximadamente, hasta que se pongan tiernos, pero no tanto . Apaga el fuego y agrega la salsa soya Kikkoman y el jugo y la ralladura de la naranja. Mezcla bien todo. Sirve en un plato o una bandeja.

¿Y tú, a qué guarnición le pondrías salsa soya?

Coles de Bruselas a la naranja

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kikkoman. The opinions and text are all mine.