Header

Blog Archives

Coles de Bruselas a la naranja

Coles de Bruselas a la naranja

Este post es parte de una campaña patrocinada por Kikkoman y Latina Bloggers Connect; pero las recetas, las opiniones y el amor por esta marca, es todo mío.

A mucha gente le parece que las coles de Bruselas tienen un sabor muy fuerte, pero estas a la naranja y con el sabor de la salsa soya Kikkoman, merecen que los que se niegan a probarlas le den una oportunidad. Este vegetal es anticancerígeno y tiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, acelera el metabolismo y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Se pueden preparar al vapor y algunos se las comen crudas, pero mi forma favorita de consumirlas es salteada, ya sea cortadas a la mitad o bien picaditas, e incluir entre los ingredientes con los que la cocino la salsa de Kikkoman. En casa no compro otra salsa soya. Es mi preferida por mucho. Le realza el sabor a todos los ingredientes a los que se la agregas y, además, le da un color doradito a la comida que me fascina.

En mis visitas a Japón hemos parado en casa de nuestra mamá japonesa y ella hace maravillas en la cocina con vegetales y salsa soya, tanto usando el método kimpira, lento y fabuloso, como salteando, que lleva menos tiempo de cocción y da magnífico resultado. Mucha gente piensa que allá sólo se come sushi, ramen y sopa miso, pero en las casas se preparan todo el tiempo guarniciones como esta. El sushi se come una o dos veces por semana y aunque predomina la comida japonesa en el menú diario, también se consumen platos occidentales como pastas, hamburguesas o pizza.

Esta especie de ensalada tibia que les traigo hoy es una guarnición ideal para acompañar carnes, pescados, tofu o pollo. Se puede servir caliente o a temperatura ambiente y puedes sustituir la cebolla por cebollinos o puerro, y también pueden probar la receta con col o repollo, como la prepara mi esposo, que espero me de la receta para compartirla con ustedes pronto.

A mis amigas amantes de las recetas rapilentas, les cuento que en esta les va a lleva más cortar las coles que lo que van a pasar frente al fogón, que serán sólo 5 minutos.

Da para 4.

Coles de Bruselas a la naranja

Ingredientes

1 lb (450 g) de coles de Bruselas
1 cebolla morada mediana
2 cdas de aceite de maní (cacahuate)
2 cdas de salsa soya Kikkoman
1 cda de jugo de naranja
1 cdta de ralladura de naranja

Preparación

Lava las coles de Bruselas y quítales las hojas exteriores si están maltratadas. Escúrrelas y córtalas bien finitas o pásalas por la mandolina. Reserva en bol.

Corta las cebollas en juliana, bien finitas. También se puede hacer con la mandolina. Reserva en el mismo bol de las coles.

Calienta una sartén grande o un wok y agrega el aceite. Calienta bien el aceite y agrega las coles y la cebolla. Sofríe, removiendo constantemente, para que se cubran del aceite los ingredientes, durante 3 minutos aproximadamente, hasta que se pongan tiernos, pero no tanto . Apaga el fuego y agrega la salsa soya Kikkoman y el jugo y la ralladura de la naranja. Mezcla bien todo. Sirve en un plato o una bandeja.

¿Y tú, a qué guarnición le pondrías salsa soya?

Coles de Bruselas a la naranja

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kikkoman. The opinions and text are all mine.

Calamares teriyaki

Este post es parte de una campaña patrocinada por Kikkoman y Latina Bloggers Connect; pero las recetas, las opiniones y el amor por esta marca, es todo mío.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

El sábado pasado comimos estos calamares teriyaki antes del pescado y la ensalada de almuerzo y su sabor me trasladó a las izakayas (bares de tapas) japonesas. Pronto nos vamos a Japón y ya estoy entrando en ambiente con su comida. Uy, y como me gusta comer en los sitios de tapas cuando ando por allá. Es que los aperitivos son mis comidas favoritas.

Lo mejor de estos calamares es que son facilísimos de hacer y llevan pocos ingredientes. La salsa Kikkoman Teriyaki Marinade no requiere de mucho más a su lado para que la comida quede exquisita. Es ideal para marinar carnes, pescados y mariscos y como la salsa soya original de esta marca, durante su elaboración se deja reposar varios meses para que desarrolle ese sabroso y suave sabor que las caracteriza, su aroma sin igual y su color marrón rojizo.

La salsa teriyaki ha sido my popular en Japón desde su creación. En Estados Unidos y Hawái se usa también añadiéndole jengibre, azúcar moreno, piña o cebollinos para crear platos deliciosos.

Algo que tal vez no sabes, es que el glaseado que le da esta salsa a la comida es lo que ha inspirado su nombre, pues “teri” quiere decir brillo. “Yaki”, es cocinado a la parrilla. Otras comidas japonesas con yaki en su nombre son tacoyaki, las bolitas con pulpo en medio; yakitori, los pinchos de pollo y; okonomiyaki, los pancakes de vegetales que se cocinan a la parrilla.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

Ya no demoro más la receta de hoy, que se cocina en 5 minutos. Sin embargo, debes marinar los calamares media hora antes.

Ingredientes

1 lb de calamares (5 o 6 unidades) limpios
3 oz (aproximadamente 100 ml) de salsa Kikkoman Teriyaki Marinade
1 cdta de jengibre rallado
1 cda de aceite de maní (cacahuate)
1 cdta de aceite de sésamo
Ichimi togarachi (o en su lugar pimienta de Cayena)
1 limón

Preparación

Lava bien los calamares y córtalos en aros de 2/3 de pulgada (1.5 cm). Colócalos en un Ziploc y añade la salsa Kikkoman Teriyaki Marinade que habrás mezclado bien con el jengibre rallado. Cierra bien el nylon y mételo al refri media hora.

Pasado ese tiempo, escurre los calamares usando un colador, mientras calientas un sartén o wok a fuego alto y en este los aceites mezclados. Incorpora los calamares y cocínalos 4 minutos, removiendo seguido el wok para que se cocinen parejos. La salsa les dará su glaseado y se habrá evaporado casi totamente entonces.

Coloca los calamares en una bandeja y espolvorea sobre ellos el ichimi. Rocíalos con jugo de limón.

Es una de las formas más ricas en que he comido los calamares. No dejes de probarlos.

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kikkoman. The opinions and text are all mine.

Tortilla de wakame

tortillaHh

Esta tortilla de wakame es para los amantes del alga. Sabe fuerte, delicioso, japonés. La receta la encontré en una revista llamada Chopsticks NY, que dan gratis en mi lugar preferido de Nueva Jersey (después de la casa de mis amigos, por supuesto), Mitsuwa, un mercado meramente japonés frente al cual me gustaría vivir. Esta revista anuncia negocios nipones del área, siempre trae artículos interesantes y reseñas de productos de este país que adoro, además de algunas recetas. Mi amiga Eida me las va guardando y cuando nos vemos siempre me tiene unas cuantas. Así que prepárense que vienen más receticas raras.

El wakame es esa alga que casi siempre te encuentras en la sopa miso. Suele comprarse seca e hidratarse en unos minutos, antes de consumirse, aunque siempre puedes comprarla como parte de un plato ya listo para comer, como es el caso de las ensaladas de algas que venden en la sección de sushi de muchos mercados norteamericanos, donde algunos le llaman todavía seweed, a pesar de que desde los 70 en casi todo el mundo se conoce con su nombre japonés.

Se dice que el wakame ayuda a quemar grasas, que es anticancerígena, rica en proteínas y en omega-3. Ayuda a tener el pelo y la piel bien cuidados, purifica la sangre y mantiene en buen estado el intestino.

Esta tortilla se prepara en pocos minutos y es personal. Puede acompañarse con unas tostadas calenticas con mantequilla.

Aunque en algunas culturas no se cocina con el aceite de sésamo, en Japón es muy común y yo no quise alterar la receta y lo he hecho tal cual. Me encanta el sabor que le da a los alimentos. De todos modos, el sabor del alga puede ser suficiente para ti y puedes no sólo usar aceite vegetal, sino eliminarlo por completo usando una sartén antiadherente para preparar este plato.

tortilla-de-wakame-v

Ingredientes

2 cdas de wakame seco
2 huevos
2 cebollinos
1 cda de leche
1 cdta de aceite de sésamo
Sal
Pimienta

Preparación

Coloca las algas secas en agua que las cubra durante 5 minutos. Se abrirá y puede que tengas que cortarla más chica, pero antes escúrrela bien.

Corta los cebollinos en pedazos pequeñitos y agrégalos junto al wakame a los huevos batidos con la cucharada de leche.

Salpimienta al gusto. Con cuidado al agregar la sal, que las algas son ya saladas.

Calienta una sartén pequeña y agrega el aceite. Cuando se caliente el aceite, añade la mezcla para la tortilla y cocínala a tu gusto. A mí me gusta término medio y la freí un par de minutos a fuego medio por un lado, moviendo la sartén para que el huevo fuera a los bordes. Antes que se dorara, le doblé los bordes y cuando se doró un poquito, la volteé y la terminé de dorar por el otro lado.

Atrévete a probarla, que es deliciosa y muy nutritiva.

¿De qué era la tortilla más rara que te has comido? ¿Y la más rica?