Header

Blog Archives

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

¿Se acuerdan de los coquitos acaramelados? Eso parecen estas albóndigas de pollo en salsa Buffalo que he preparado especialmente para el Super Bowl pero que si le agarran la vuelta, estoy segura que se convertirán en una tapa frecuente para ver cualquier deporte o llevar a cualquier fiesta.

Lleva muchos ingredientes pero la receta es nada complicada. Ya verán.

En ella mezclo los sabores de Cuba, Puerto Rico, México y Estados Unidos. Es un plato bastante sano, si tenemos en cuenta que las albóndigas se hacen al horno y que puedes elegir un picadillo de pollo bajo en grasas.

Pero sin culpas, que el Super Bowl es una vez al año.

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

La salsa queda glaseada, brillosa y pegajosa. En inglés esta receta se llamaría Sticky Buffalo Chicken Meatballs o algo por el estilo.

Da para 16 albóndigas del tamaño de una pelota de golf.

Ingredientes

Para el sofrito crudo:
10 hojas de culantro
2 dientes de ajo
1/2 cebolla morada mediana
1/2 pimiento rojo
1 ají cubanelle
1 ají cachucha
1 cdta de comino en polvo
1 cdta de pimentón dulce

Para las albóndigas:
1 lb de picadillo de pechuga de pollo
1 taza de panko
1 huevo
1/3 de taza de sofrito crudo
1/2 cdta de sal
2 cdas de aceite (el que quieras)

Para la salsa Buffalo:
2/3 de taza de salsa Buffalo (yo usé Frank’s)
1/2 taza de azúcar moreno
El jugo de una lima (el limón verde)

Para la salsa de blue cheese:
1/2 taza de blue cheese desmoronado
2 cdas de crema mexicana
2 cdas de agua

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Preparación

Pon todos los ingredientes del sofrito crudo en la batidora, el procesador de alimentos o el NutriBullet y has una pasta con ellos. No vas a usar todo. Así que mezcla 1/3 de taza con el picadillo de pollo, el panko, la sal y el huevo. El mejor modo de hacerlo es con las manos. Asegúrate de que las tienes limpias. Reserva el resto para otra receta. Puedes usarlo en un guiso, una sopa o un potaje.

Pon las 2 cucharadas de aceite en un cuenco del que se te sea fácil tomarlo para untarte las manos con él, pues cada 3 albóndigas más o menos te debes engrasar las manos para darle forma sin que te peguen en las manos y para que queden parejitas.

Precalienta el horno a 450⁰F (230⁰C).

Cubre una bandeja resistente al horno con papel aluminio o con uno de esos pliegos de silicona que se usan para el horno. Ve haciendo albóndigas del tamaño de una pelota de golf y colocándolas en la bandeja. Hornea 10 minutos.

Mientras tanto, haz la salsa. Une todos los ingredientes en una sartén o una cazuela mediana y los cocina a fuego medio unos 10 minutos. El azúcar debe desleírse totalmente y la salsa debe reducirse casi a la mitad.

Cuando estén las albóndigas y la salsa se encuentre en su punto (más o menos coinciden), echa las albóndigas en la cazuela. Cocina unos 4-5 minutos, moviendo la cazuela con fuerza para que las albóndigas se vayan volteando y cubriéndose con esa salsita Buffalo mejorada, rica y pegajosa. Traten de no mover las albóndigas o háganlo con cuidado para que no se maltraten, aunque no son fáciles de romper.

Albóndigas de pollo en salsa Buffalo

Quedan jugosas por dentro con ese sofrito crudo y pegajosas por fuera, aunque no se pegan entre ellas.

Por último bate los ingredientes de la salsa de blue cheese que es lo mejor que se ha inventado junto con el apio para acompañar lo que cocines con salsa Buffalo. Si no tienes crema mexicana, te recomiendo esta otra forma de preparar la salsa.

Si tienen dudas con algunos utensilios e ingredientes, pueden consultar mis recomendaciones en Amazon.

Comparte esta receta en tus redes para que la tengas a mano el domingo.

¿Te gusta el fútbol americano o sólo la fiesta, los comerciales, la música, los amigos y la comida del Gran Juego?

Tacos de pescado con salsa de mango

Tacos de pescado con salsa de mango

Tacos de pescado con salsa de mango

Este sábado estaba trabajando de casa y paré para preparar algo de comer con mi esposo y nos decidimos por estos tacos de pescado con salsa de mango, fresquísimos y ligeros, ideales para estos calores y facilísimos de hacer. Además, saludables.

Tengo muchísimo trabajo y he estado demasiado fuera de casa últimamente. Este fin de semana me di cuenta que hacía casi un mes no publicaba nada en el blog y a apenas he pasado a visitar algunos blogs amigos. Siento mucho la ausencia. He tratado de estar activa en las redes sin mucho resultado. En las noches llego y tengo 80+ notificaciones en mi Facebook personal y he tenido que optar por perderme los chismes y los chistes. Creo que lo más constante en estos días han sido las recetas rápidas que comparto por Instagram.

La salsa de mango la puedes usar también para servir sobre pescados sin necesidad de armarte tacos. Con salmón es muy rica. El mango lo puedes sustituir por fresas, piña o melocotones. Si no te gusta ponerle frutas dulces a la comida salada, te recomiendo hacerla con col morada. A mí me fascina esta última. La col le da mucha gracia a los tacos de pescado y el morado los hace mucho más vistosos.

Tacos de pescado con achiote y salsa de mango

Tacos de pescado con achiote y salsa de mango

El pescado que he usado es pez gato (catfish) pero puedes hacerlos con tilapia u otro pescado blanco que no sepa muy fuerte. El Swai, tan económico y fácil de encontrar por acá es una buena opción. De la textura y el grosor de los filetes, dependerá el tiempo que lo cocines.

El achiote le da un sabor muy rico al pescado y como ven en las fotos, tremendo color.

Esta receta da para 6 tacos y está lista en menos de media hora.

Ingredientes

Para la salsa:
1 mango mediano
1/4 de una cebolla morada grande
1/2 taza (apretadita) de cilantro
Sal
1/4 cdta de salsa verde El Yucateco
1 cda de aceite vegetal
1/2 cdta de jugo de limón

Para el pescado:
6 filetes pequeños de pez gato
1 1/2 cda de pasta de achiote El Yucateco
Sal

Salsa de mango para tacos de pescado

Salsa de mango para tacos de pescado

Preparación

Corta el mango en cubitos pequeños y pica bien la cebolla y el cilantro. Ponle sal al gusto, añade el resto de los ingredientes, mezcla bien y deja reposar.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C). Cubre una bandeja resistente al horno con papel encerado.

Ponle sal al gusto a los filetes de pescado.

Calienta unas 3 cucharadas de agua y disuelve en ellas la pasta de achiote. Aplica al pescado con ayuda de una brocha de cocina. Coloca los filetes en la bandeja y cocínalos al horno durante 10 minutos. Si son gruesos, 12 a 15.

Mientras tanto, calienta las tortillas en un comal y guárdalas en un paño para que mantengan la temperatura. Les recomiendo los tortilla warmers de Imusa. De lo mejor que se ha inventado.

Salsa de mango

Salsa de mango

Advierto que no es un post pagado por ninguna de las marcas que menciono. Son productos con los que he trabajado antes que me han encantado y se han quedado en casa.

Salsa verde

salsa verde

Siempre vamos a celebrar el Super Bowl en casa de mi amigo José Miguel y este año le dedicamos la fiesta a la comida mexicana. Para esta fiesta preparé la salsa verde que les traigo hoy.

Esta salsa va bien con huevos, pollo, cerdo o pescados. Se las recomiendo mucho para chips, chilaquiles, tacos o enchiladas. Tendrían que sustituir la salsa roja y el mole de las recetas que les acabo de linkear con la salsa verde.

Su ingrediente principal son los tomatillos o tomates de cáscara, un tomatico verde pequeño rodeado por una envoltura que parece de papel y se le desprende cuando está maduro. Se utiliza mucho en la comida mexicana y tienen un sabor muy fresco.

Da 2 tazas.

Ingredientes

4 tomatillos, pelados (de ese “papel”) y enjuagados
2 chiles poblanos, toscamente picados
2 chiles jalapeños, toscamente picados
1 cebolla roja pequeña, toscamente picada
3 dientes de ajo
3 cdas. de aceite vegetal
1/2 taza de cilantro
1 cda. de miel
Sal
Pimienta

salsa verde mexicana

Salsa verde mexicana

Preparación

Precalienta el horno a 400°F (200°C).

Coloca los tomatillos, los chiles, la cebolla y el ajo en una bandeja resistente al horno, cúbrelos con el aceite y salpimienta. Mete la bandeja al horno y ve dándole vueltas a los ingredientes a cada rato hasta que todo esté dorado, durante 20-30 minutos. Retira del horno y deja que se refresque.

Vierte el contenido de la bandeja en un procesador de alimentos o la batidora, agrega el cilantro y tritura todo.

Si está muy espesa, añade un chorrito de agua. Sazona con miel y salpimienta otra vez si fuera necesario.

Si tratas la salsa con cuchara de madera, porcelana o plástico; y si la envasas en un recipiente que se cierre herméticamente, puede conservarse en el refrigerador hasta 2 semanas y calentarla a la hora de comer si la comida en que la vas a usar lo requiere.