Header

Blog Archives

Calamares teriyaki

Este post es parte de una campaña patrocinada por Kikkoman y Latina Bloggers Connect; pero las recetas, las opiniones y el amor por esta marca, es todo mío.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

El sábado pasado comimos estos calamares teriyaki antes del pescado y la ensalada de almuerzo y su sabor me trasladó a las izakayas (bares de tapas) japonesas. Pronto nos vamos a Japón y ya estoy entrando en ambiente con su comida. Uy, y como me gusta comer en los sitios de tapas cuando ando por allá. Es que los aperitivos son mis comidas favoritas.

Lo mejor de estos calamares es que son facilísimos de hacer y llevan pocos ingredientes. La salsa Kikkoman Teriyaki Marinade no requiere de mucho más a su lado para que la comida quede exquisita. Es ideal para marinar carnes, pescados y mariscos y como la salsa soya original de esta marca, durante su elaboración se deja reposar varios meses para que desarrolle ese sabroso y suave sabor que las caracteriza, su aroma sin igual y su color marrón rojizo.

La salsa teriyaki ha sido my popular en Japón desde su creación. En Estados Unidos y Hawái se usa también añadiéndole jengibre, azúcar moreno, piña o cebollinos para crear platos deliciosos.

Algo que tal vez no sabes, es que el glaseado que le da esta salsa a la comida es lo que ha inspirado su nombre, pues “teri” quiere decir brillo. “Yaki”, es cocinado a la parrilla. Otras comidas japonesas con yaki en su nombre son tacoyaki, las bolitas con pulpo en medio; yakitori, los pinchos de pollo y; okonomiyaki, los pancakes de vegetales que se cocinan a la parrilla.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

Ya no demoro más la receta de hoy, que se cocina en 5 minutos. Sin embargo, debes marinar los calamares media hora antes.

Ingredientes

1 lb de calamares (5 o 6 unidades) limpios
3 oz (aproximadamente 100 ml) de salsa Kikkoman Teriyaki Marinade
1 cdta de jengibre rallado
1 cda de aceite de maní (cacahuate)
1 cdta de aceite de sésamo
Ichimi togarachi (o en su lugar pimienta de Cayena)
1 limón

Preparación

Lava bien los calamares y córtalos en aros de 2/3 de pulgada (1.5 cm). Colócalos en un Ziploc y añade la salsa Kikkoman Teriyaki Marinade que habrás mezclado bien con el jengibre rallado. Cierra bien el nylon y mételo al refri media hora.

Pasado ese tiempo, escurre los calamares usando un colador, mientras calientas un sartén o wok a fuego alto y en este los aceites mezclados. Incorpora los calamares y cocínalos 4 minutos, removiendo seguido el wok para que se cocinen parejos. La salsa les dará su glaseado y se habrá evaporado casi totamente entonces.

Coloca los calamares en una bandeja y espolvorea sobre ellos el ichimi. Rocíalos con jugo de limón.

Es una de las formas más ricas en que he comido los calamares. No dejes de probarlos.

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kikkoman. The opinions and text are all mine.

Cuscús con pollo y tzatziki

Cuscus con pollo y tzatziki

Después de 2 meses sin poder participar en el reto Cooking the chef, regreso al ruedo para compartir con ustedes este cuscús con pollo y tzatziki del chef elegido este mes, uno de mis favoritos, Jamie Oliver. Ya había hecho esta receta en casa hace un tiempo y no me pude resistir a repetirla, a pesar de tener 4 libros de recetas de donde escoger. Es del libro Las comidas de Jamie en 15 minutos y la verdad es que no soy tan rápida como él y me ha llevado mis 30 minutos.

Hice también su tarta de leche del libro Comfort Food, pero se me hizo imposible sacarle buenas fotos por eso de lo poco que duran los fines de semana y terminó en la oficina, como un postre memorable para mis colegas y mis jefes que estaban de visita. En el Instagram pueden ver la foto.

Para los que no conozcan a Jamie Oliver, les cuento que comenzó a cocinar desde niño en el pub de sus padres en Reino Unido. Cuando terminó sus estudios comenzó la carrera de cocinero y pronto fue contratado para la serie Naked Chef (El chef desnudo). Luego abrió su primer restaurante, revolucionó el menú de las escuelas en su país y la comida casera. En la actualidad, con apenas 40 años, tiene una cadena de restaurantes, colecciones de productos alimenticios, una revista que lleva su nombre y un proyecto que me encanta, Jamie´s Food Revolution, en el que los invito a participar.

ctc1

En Cooking the chef participamos alrededor de 60 blogueras, que hacemos recetas de un chef determinado y que son publicadas el 5 de cada mes. Si quieres saber más sobre el proyecto, puedes hacer click aquí. Y para ver todas las recetas de Jamie que hemos cocinado este mes, pasa por acá.

Vamos a la receta, que da para 4. Es un plato inolvidable que todos deberían probar y ya me contarán en qué tiempo lo tienen listo. Yo hice varios pequeños cambios y así va.

Cuscus con pollo y tzatziki

Ingredientes

Para el Tatziki:
1 taza (250 g) de yogurt griego bajo en grasas
1/2 pepino
El jugo de 1/2 limón
1/2 manojo de hojas de menta fresca, picadita
Unas ramitas de eneldo fresco para adornar

Para el pollo:
2 pechugas de pollo
Sal
Pimienta
Perejil seco
Eneldo seco

Para el cuscús:
1 taza de cuscús (el mío tiene ese color porque es uno de tomate que compré en NY)
1/2 ají pimiento verde
1/2 ají pimiento rojo
1 pizca de guindilla seca
1/4 de cebolla morada grande
1/2 manojo de eneldo fresco
2/3 de taza de petit pois (guisantes) de lata, lavados y escurridos
1/3 de taza de aceitunas kalamata o negras sin hueso, cortadas a la mitad
El jugo de 1/2 limón
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/3 de taza (aproximadamente 40 g) de queso feta desmoronado

Cuscus con pollo y tzatziki

Preparación

Usa la parte de los orificios grandes de un rallador o guayo y ralla el pepino para el tzatziky. Colócalo, con una abundante pizca de sal, en un colador para que se le escurra el agua.

Cocina el cuscús según las instrucciones del fabricante. Es sólo poner a hervir el agua que indique, agregarle sal y mantequilla o aceite si lo deseas, así como el cuscús, removerlo, taparlo y ponerlo fuera de la candela unos 5 minutos. Después de los cuales lo removerás con un tenedor para que quede desgranado.

Filetea las pechugas bien finitas, adóbalas al gusto con los ingredientes listados y colócalas en 2 sartenes antiadherentes. Cocínalas 5 minutos por cada lado, volteándolas sólo una vez. Córtalas en tiras y resérvalas de modo que se mantengan calenticas. Las puedes freír o hacer al horno si prefieres.

Escurre el pepino rallado usando la manos y mézclalo con los demás ingredientes del tzaziki. Reserva.

Pasa los ajíes, la guindilla, la cebolla y el eneldo por la batidora o el procesador de alimentos hasta lograr una pasta. Riégala en el fondo de una bandeja o un plato grande. Agrega los petit pois y las aceitunas. Rocíalo con el jugo de medio limón y el aceite. Incorpora el cuscús y remueve bien todo. Coloca las tiras de pechuga de pollo y el queso feta sobre el cuscús.

Sírvelo poniendo en medio o a un lado el tzatziki para echarle por encima en el momento de servirlo.

Cuscus con pollo y tzatziki

Macaroni & Cheese con salsa Caruso

Macarroni & Cheese Caruso

La salsa Caruso es de origen uruguayo. Unos dicen que fue creada para agasajar al famoso tenor italiano Enrico Caruso cuando visitó Montevideo en el año 1915; otros que fue creada en un restaurante de esta ciudad en 1950 y que el gran cantante nunca llegó a probarla. De lo que no hay dudas es de que es deliciosa, fácil de hacer y una de las recetas más famosas de Uruguay. Hoy te invito a probarla en estos Macaroni & Cheese.

Como es una salsa tan cremosa, aunque usualmente se sirve con ravioli o tagliatelle, me pareció perfecta para unos macaroni and cheese. Esta es mi versión light, pero puedes hacerla usando nata líquida (heavy cream) y leche en lugar de leche evaporada. La receta original lleva extracto o caldo de carne para dale sabor en vez del agua en la que se remojan los hongos, que he empleado porque me encanta su gusto delicado a la vez que se hace notar.

En cuanto a los hongos, se puedes usar frescos o secos como he hecho yo. Se vale usar cualquier hongo comestible. Si usas unos secos, ten en cuenta que tienes que ponerlos en remojo con agua tibia aproximadamente media hora antes de usarlos. Yo siempre tengo hongos secos en la despensa y me sacan de un montón de apuros.

Este plato está listo en media hora y da para dos. Para hornearlo puedes usar cazuelitas individuales o un solo recipiente del tamaño de un molde para quiches.

Mac & Cheese con salsa Caruso

Ingredientes

1 oz de Fungi Porcini secos
200 g de pasta, yo usé ziti
¾ de taza de leche evaporada
¾ de taza del agua en que se remojan los hongos
¾ de taza de jamón, cortado en cubitos
1 cucharada de maicena (fécula de maíz y en inglés corn starch)
Sal
1 pizca de pimienta
1 pizca de nuez moscada (opcional)
¼ de taza de queso parmesano rallado
2 cucharadas de panko o pan rallado

Preparación

Pon los hongos en un cuenco y vierte sobre ellos 1 taza de agua tibia. Déjalos reposar en ella 20 a 30 minutos. Cuela el agua por si los hongos han soltado algo de tierra. Seca con cuidado los hongos usando un paño o papel toalla.
Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Cocina la pasta según las instrucciones del fabricante. Cuando las eches en el agua hirviendo, pon a calentar la leche evaporada en una cazuela mediana con ¾ de taza del agua de los hongos. Mezcla la maicena con el otro cuarto de agua de los hongos y cuando comience a hervir la leche, vierte la mezcla en la cazuela y sigue moviendo más o menos durante 1 minuto, hasta que la salsa cuaje. Ponle sal al gusto, la pimienta y la nuez moscada. Remueve bien e incorpora el queso rallado. Sigue moviendo y una vez derretido el queso, la salsa estará lista.

Para entonces deberá estar lista también la pasta, al dente. Escúrrela y mézclala con la salsa. Vierte en dos cazuelitas resistentes al horno y espolvoréale una cucharada de panko por encima a cada una. Hornea durante 10 minutos.

Sirve caliente.

Se puede acompañar con una ensalada de espinacas o arúgula.