Header

Blog Archives

Restaurantware, precioso, práctico y biodegradable

Este post ha sido patrocinado por Restaurantware pero las opiniones, las fotos y las recetas son mías.

resturantware

Los que me conocen saben cómo me gusta hacer fiestas en casa y aunque en el último año han sido escasas por tanto trabajo que he tenido haciendo mi libro de cocina cubana, alguna que otra hemos tenido. A veces hasta sin razón me invento un brunch como el que les traigo hoy, con sólo mi familia y una zambullida en la piscina. Este es del domingo pasado y fue un placer servirlo con los platillos de bambú y los absorbentes de papel con diseños de colores de Restaurantware, preciosos, prácticos y biodegradables.

Con más de 10 años sirviendo la industria de restaurantes y enfocados en cuidar el medio ambiente, Restaurantware ofrece productos reciclables al alcance de la mano y del bolsillo, que encontré perfectos para mis tradiciones y llegaron a casa en la misma semana. Con los platos y cucuruchos de bambú me sentía en el Caribe y los absorbentes le dieron un toque especial a la ocasión. Sus productos me parecen geniales para fiestas o para llevar a la playa o a los picnics. Aunque ellos, por supuesto, venden también a restaurantes. ¿Se imaginan pedir una orden de tostones en un restaurante y que te los traigan en esos cuencos de bambú? ¿O unos camarones empanizados con coco en esos cucuruchos? ¿Y batido de mamey o de mango con esos absorbentes de colores? Si tuviera un restaurante de comida cubana, sin dudas usaría sus productos cada día para servir a mis clientes.

regalos

Restauranware ofrece servicio especializado a restaurantes, caterers y top chefs, con personal especializado en guiarlos en su compra online y los pedidos son enviados el mismo día. Su marca es sinónimo de fiabilidad y se sienten orgullosos de servir sin intermediarios tanto grandes eventos y hoteles de lujo como fiestas privadas, a nivel nacional y en el extranjero.

¿Fanáticos del control o fanáticos de descuento? En cualquier caso, proveedores de productos ecológicos de gran diseño, como estos platillos de bambú, que además de biodegradables son más fuertes que el acero.

No los voy a dejar sin las dos recetas de estas fotos. Ambas están buenísimas para el verano y se preparan en un dos por tres.

sandwiches

Para los sándwiches usé:

Pan italiano de 5 granos
Salsa romesco comprada hecha (se puede hacer en casa en unos minutos)
Capicola
Mozzarella fresca
Arúgula o lechugas
Tomates
Aceite de oliva

Pon las cantidades al gusto, con el romesco en una tapa del pan y en la otra aceite de oliva. Si quieres, ponle un poquito de sal al pan cuando le eches el aceite.

Agua de melón

Y para el agua de melón (así llamamos la sandía en Cuba y en Venezuela le dicen patilla):

2 tazas de cuadritos de melón sin semillas
2 cdas de jugo de limón
1 puñado de frutos del bosque o moras
1 puñado de hojas de menta
1 vaso de agua con gas (tipo Perrier o San Peregrino)

Mezcla los 2 primeros ingredientes en la batidora. Pasa el jugo por el colador o chino. Vierte en una jarra y agrega los frutos del bosque (yo le puse frambuesas amarillas, rojas y moras), las hojas de menta y el agua con gas. Remueve y agrega hielo y azúcar al gusto, si es que quieres ponerle.

Si quieres saber más sobre Restaurantware o encontrar ideas para tus fiestas, síguelos en Facebook, Instagram o Pinterest.

10 formas de usar las sobras de pollo

sobras de pollo

El pollo es una de las carnes más socorridas, no es caro y es saludable. En casa consumimos bastante y a veces hasta cocinamos una cantidad grande de pechugas el sábado o el domingo para tenerlas a mano entre semana. Estas son algunas de las 10 formas de usar las sobras de pollo en mi casa. Me encantaría saber cómo las usas tú, que siempre viene bien variar los platos de nuestras cocinas.

Aquí en Estados Unidos en muchos mercados venden pollos enteros asados de $5 a $7 y es muy común comprar uno antes de llegar a casa, sobre todo cuando se nos hace tarde y no queremos llegar a comenzar a cocinar. Nos comemos un pedazo y luego no sabemos qué hacer con el resto. Aquí también vienen al caso estas 10 variantes que espero te ayuden en tu día a día.

Pizza-buffalo-de-pollo

1 – Ensalada – Entero o cortado en cuadritos, especial para una ensalada Caesar o la famosa Waldorf.

2 – Pies, empanadas o quiches – Si ya tienes el pollo cocinado y compras la masa hecha, pueden estar listos en media hora y son ideales para comer con ensalada de lechugas durante el verano o los brunchs del fin de semana. Yo hago uno pasando el pollo por el procesador y me quito unos cuantos minutos de encima de cortarlo; pero mi preferido es una receta turca llamada pilaf con velo.

3 – Pizza – combinándolo con tus ingredientes favoritos puedes crear una pizza con salsa Alfredo o Buffalo.

Croquetas de pollo

4 – Croquetas – Una de las formas en que más lo usaba mi abuelita. Y mi amiga Isbel las hace de muerte lenta. No te puedes perder su receta.

5 – Causa limeña – Las causas son divinas con pescados y mariscos, pero mi madre no los come y prefiero preparársela con pollo.

causita

6 – Pastas – A mí no me gusta mucho ponerle pollo a las pastas, pero si es en una ensalada fría con macarrones, me la como toda. Para la pasta Alfredo, que tanto le gusta a todos, les recomiendo esta receta light.

7 – Cuscús – Este es mi nuevo vicio ya sea en las noches o para llevar al trabajo. Adoro el cuscús, sobre todo porque está listo para comer en 5 minutos. Le pongo vegetales y pollo por encima y a disfrutar de un plato colorido y delicioso en menos de 1/4 de hora.

8 – Sándwiches – Le pones un poco de pesto tradicional o el de tomates marinados a un pan italiano, agregas lechuga, queso mozzarella y pollo y voilà! ¡Tremendo sándwich!

pesto de tomates secos

9 – Comida mexicana – En unos tacos con vegetales salteados, tostadas con lechuga y crema por encima, quesadillas con salsa de melocotón o de mango a un lado, enfrijoladas y enchiladas. Muchísimas opciones deliciosas. Moraleja, siempre ten pollo, tortilla y salsa en el refrigerador.

10 – Arroz frito – Tanto las sobras de pollo como las de carne, son buenísimas para juntar con sobras de arroz y preparar una comida china casera en minutos, mucho más sana y deliciosa que la que encargamos.

 

Sándwich de croqueta preparada

sandwich de croqueta preparada

La croqueta preparada es un sándwich cubano de Miami, lo cual quiere decir que es un plato que tiene todo a su favor para ser cubano, pero que en Cuba no se comía así.

Según he averiguado, antes -para los cubanos antes quiere decir antes del 59-, las croquetas preparadas se servían en restaurantes y cafeterías con galletas de soda y entremés de jamón y queso, como merienda o aperitivo. Nunca con pan. Aunque en casa cualquiera comía pan con croqueta. Después de esa fecha algo tan simple como un sándwich de jamón y queso casi siempre ha sido un lujo en nuestra isla. Mientras que en el exilio cuando pides croquetas siempre vienen con contra de galletas, al menos en los restaurantes cubanos.

Ya para mi generación, el pan con croqueta era parte del menú de cafeterías o merenderos en Cuba, pero así como suena, pan con croqueta y nada más de por medio, al pelete. La masa de las croquetas que las fábricas del gobierno preparaban para vender en esos establecimientos (también pertenecientes al gobierno) tenía tanta harina y tan poca carne que se pegaban al cielo de la boca y fueron bautizadas como “croquetas del cielo”.

En Miami, ha renacido la comida cubana. A esta ciudad del sur de la Florida se han mudado muchas de las tradiciones isleñas y muchos platos se han reinventado en y con la memoria del exilio. El tema da para un libro y no quiero desviarme más de este modo tan rico de servir la croqueta que se ha convertido en un sándwich muy popular en las cafeterías miamenses y se come a cualquier hora del día, incluyendo el desayuno.

La próxima vez que pases por acá, ten en cuenta que este sándwich se puede pedir hasta por la ventanita de los restaurantes, que suele el sitio en el que pedimos la comida para llevar, los pastelitos, las papas rellenas, las empanadas y sobre todo, la colada de Café. O también puedes prepararla en casa.

Foto de Jason Margolis, tomada de Public Radio International.

Foto de Jason Margolis, tomada de Public Radio International.

Las claves para hacer la mejor croqueta preparada no sólo está en la calidad de los ingredientes, sino en prensar y calentar el sándwich en un grill o plancha para panini. Si untas el pan por fuera con mantequilla queda mucho más sabroso, pero también tiene más calorías. Tú decides.

Ingredientes

Pan cubano o baguette
Jamón York o de pavo, en lascas
Croquetas de jamón, carne o pollo
Queso suizo o Cedar, en lascas
Mayonesa
Mostaza (prefiero Dijon)
Kétchup
Mantequilla (opcional)

En algunos sitios le ponen además lascas de lechón asado y cebolla.

croqueta preparada

Preparación

Corta el pan a la mitad transversalmente, unta por dentro por un lado con mayonesa y por el otro con kétchup y mostaza. Coloca jamón y queso a gusto y las croquetas en medio de estos. Unta el pan por fuera con mantequilla y coloca en el grill, presionándolo sin que se salga la croqueta, hasta que esté coradito y tostado.

Servir con tu refresco preferido, malta o batido de frutas.