Header

Blog Archives

Tezukuri hamu katsu sando. Sándwich de jamón empanizado

tezukuri hamu katsu sandwhich de jamon empanizado

Comencemos por traducir el título del post, que es el nombre del plato que les traigo hoy. Sería sándwich de jamón empanizado, pero literalmete es: Tezukuri (hecho a mano); hamu (de jamón); katsu (de tonkatsu, este con jamón sería su versión económica); y sando (de sandoitchi, como se dice sándwich en japonés). El tonkatsu es un filete de cerdo empanizado cuya receta he publicado en los inicios del blog, que suele servirse con arroz, tsukemono y una salsa especial. También es muy popular como parte de los sándwiches o en katsu-karē , el plato del que les conté la semana pasada.

Este sándwich lo probé en Kamakura. Queríamos ver demasiadas cosas en un día y no quisimos sentarnos a comer en ningún restaurante, por lo que entramos a un konbini (convenience store) y compramos algunas chucherías para sentarnos en cualquier sitio unos minutos y seguir la ruta.

Japón está lleno de este tipo de tiendas. Hay varias cadenas. Las más famosas son 7-Eleven, Am/Pm, Sunkus y Lawson. Son una opción maravillosa para comprar comida lista no sólo cuando estás apurado, sino también cuando estás tratando de no gastar mucho.  Los precios son inmejorables. Aparte de los sándwiches venden onigiris (bolitas de arroz); takoyaki (frituras de pulpo); sushi; spaguetti, bento boxes variados, entre otras cositas ricas (ver foto #2). Además de comida venden casi todo lo que te pueda pasar por la cabeza, bebidas con y sin alcohol, dulces, chips, galletas, aderezos, aceite, vinagre, sopas instantáneas, camisas, corbatas, medias de hombre y de mujer, hilo de coser, revistas, cigarrillos, ceniceros, lapiceros, libretas de notas, libros, manga, sombrillas, etc… También tienen cajeros automáticos y (muy importante) es el sitio para ir al baño cuando la necesidad te sorprende en plena calle. Aunque debo decir que si hay un sitio en el mundo en el que los baños abundan, es en Japón.

combini

Pero vamos a la receta, que es muy sencilla y está lista en unos minutos. Para 2 sándwiches:

Ingredientes

2 lascas finitas de jamón cocido
2 cdas de harina
1 huevo batido
2/3 de taza de panko
Aceite vegetal para freír
1 tomate
1 hoja de lechuga
4 rebanadas de pan de molde (con o sin corteza)
Mayonesa y mostaza a gusto

Preparación

Prepara 3 cuencos medianos, uno con la harina, otro con el huevo y el tercero con el panko. Pasa el jamón por cada uno en ese mismo orden, para empanizarlo. Calienta bien el aceite y fríe en el los bisteques, de modo que queden cubiertos completamente, por unos 3-4 minutos, hasta que se doren. Cuando estén listos, escúrrelos sobre papel toalla para eliminar el exceso de grasa.

Mientras, corta la lechuga y el tomate, unta el pan con la mayonesa y la mostaza (tuéstalo antes si así lo prefieres). Arma el sándwich colocando el jamón en medio y córtalo a la mitad o en cuartos. En los konbini suelen cortarlos a la mitad formando dos triángulos.

Son deliciosos. Puedes añadirles unas rodajas de huevo hervido si te apetece.

Si quieres ver las fotos de ese día en Kamakura, visita este álbum que he publicado en la página de Facebook. Es una ciudad preciosa, con templos y santuarios impresionantes.

Los invito también a leer mi más reciente post en Baby Center, unas papillas para bebés que hasta mi esposo y yo hemos disfrutado.

papillas papa bebes

Sándwich italiano y ganadores del sorteo

sandwich-lacocinadevero

En los últimos días ando un poco perdida de la blogosfera, entre los amigos y las compras navideñas. Hice un paro en el trabajo y me ha venido de lo mejor el cambio de actividades. Aquí estoy de vuelta. Me imagino que muchos están igual de atareados y por eso les comparto hoy este sándwich sencillísimo con pan ciabatta, arugula, prosciutto, parmesano y aceite de oliva.
El sábado pasado anuncié en Facebook los ganadores del Sorteo de esta Navidad y quería compartirlo con los lectores del blog.
Ya van en camino las cajas con los regalos.
arroz imperial aylin
El primer lugar fue de Ailyn Sánchez, de Cocina que te cocina, que cocinó el arroz imperial.
congri
El segundo de María Paula, una niña de 10 años que vive en New Jersey, hija de una seguidora del blog, María Antonia Cabrera Arus, autora de Cuba Material. María Paula hizo arroz congrí.
yemitas
Y el tercero para Ana María Fleites, seguidora de la página del blog de Facebook, que ha tenido la paciencia de preparar las yemitas.

Uy, acabo de caer en cuenta que las tres recetas son cubanas. Jajaja. Felicidades a las ganadoras y mil gracias por participar.

Gracias también a María O. Alvarez, colega de Baby Center, que participó con 2 fotos y 3 recetas; así como a todos los que votaron en esta ocasión. Pueden ver el resto de las fotos aquí.

Regreso a clases

Regreso a clases
Ya casi toca el regreso a clases y otra vez llega el momento de preparar la lonchera con la merienda  para los niños. Es muy importante balancear los alimentos: poner frutas y vegetales para proveer vitaminas; incluir carbohidratos, pues los niños gastan mucha energía;  proteínas,  muy importantes en esa etapa de la vida; algún lácteo, pues poseen grasas y calcio;  y un dulce, aunque sea pequeñito,  para consentirlos un poco.
 
Si andas apurada, puedes elegir manzanas, plátanos o cualquier fruta fácil de pelar o morder. Si dispones de unos minutos más, haz unas bolitas de melón o sandía, como estas que aparecen junto a las uvas. (Se hacen con una cucharilla boleadora). La combinación de frutas de colores contrastantes, hará el platillo más atractivo. Con unos pinchitos simpáticos, comerlos será como un juego para ellos.
  
Meriendas escolares - Frutas
 
El melón rojo o sandía es ideal para jugo y también para hacer “paletas”. Estas últimas se preparan picando una tajada de forma triangular. Le haces una hendidura en el medio a la cáscara con un cuchillo pequeño y por ahí introduces la paleta.
 
Es preferible preparar los jugos en casa, pues los del mercado suelen tener demasiada azúcar. Recomiendo mezclar las frutas en la batidora sin adicionar agua o azúcar, a no ser que la mezcla quede muy espesa. El de la foto está hecho con 8 zanahorias baby y 4 naranjas pequeñas. No hizo falta ponerle azúcar porque la hortaliza contrarrestó el ácido del cítrico, ni agua porque el jugo de la naranja proveía el líquido necesario.  Además, es un modo de “esconderle” los vegetales a esos niños que se niegan a comerlos. A otros les encantan y puedes prepararle un topper con vegetales cortados en diferentes formas y acompañarlos con una salsita de yogurt sazonado con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Ten en cuenta que si compras las frutas y vegetales cuando están en temporada, te saldrán más baratas.
lonchera con bagel de salmón
Es muy difícil imaginar una lonchera sin un sándwich. Para que no sean siempre igual, pica el pan y el queso con un molde y dales una forma diferente. (El pan del borde, en vez de tirarlo a la basura lo puedes usar luego para hacer pudín). Usando pan picado en rebanadas extrafinas, el bocadillo puede tener  varios pisos y se convertirá en una merienda novedosa. Si a tus hijos les gusta el pescado, le puedes preparar un minibagel con queso crema y salmón ahumado, una combinación que seguro seguirán disfrutando a lo largo de sus vidas.
 
A muchos niños lo que más les gusta de la comida es el dulce. Una de mis amigas le prepara a su hija flanes pequeños, pues es casi el único modo de hacer que coma huevos, esa importante fuente de proteína. Otra, prefiere darles a sus hijos rollitos de jamón y queso en lugar del sándwich habitual, pero les da de postre arroz con leche, en el que encuentran los carbohidratos que necesitan y de paso toman leche, que no les hace mucha gracia sola.
 
sanchich de pan extrafino
 
Te sugiero dos postres rápidos de elaborar. La timba, mi dulce preferido cuando era niña, que no es más que una lasca de dulce de guayaba en barra entre dos pedazos de queso fresco. Y una  minitarta de chocolinas, que se prepara mojando levemente las galletas de chocolate en leche tibia y alternando capas de galletas con una mezcla a partes iguales de sour cream (crema agria) y dulce de leche.  (Este es el dulce debes prepararlo la noche antes). Tanto el dulce de leche como el de guayaba se pueden encontrar en cualquier mercado del sur de la Florida.
 
Espero te resulten útiles estas ideas y te invito a compartir las tuyas en los comentarios de este post.