Header

Blog Archives

Alambre de pavo

Alambre de pavo

Una de mis celebraciones favoritas durante el año es Thanksgiving pero me cuesta que mi familia coma pavo y siempre sobra muchísimo. Hoy les traigo un alambre de pavo para aprovechar esas sobras con las que muchas veces no sabemos qué hacer.

A los caribeños casi siempre nos gusta más hacer carne de cerdo y a otros les gusta tanto el pavo que lo repiten en Navidad. Por si acaso, aquí les dejo una receta de pavo que hice para Baby Center y una de cerdo asado en cazuela por si repiten esta carne para fin de año.

El alambre es muy común en las taquerías mexicanas. Lo probé por vez primera cuando conocí a mi esposo y siempre me trae muy buenos recuerdos. Según el libro La gran cocina mexicana, es un plato original de Sonora, uno de los estados con mayor producción de carne mexicana y su nombre alude a las brochetas con que solían prepararse, aunque en muchas ciudades se prepara a la plancha o en un sartén, como este que les traigo.

Alambre de pavo

Se puede hacer desde cero pero yo suelo hacerlo más con las pechugas de pollo al horno que hacemos cada semana. También puedes hacerlo de carne de res o carne de cerdo. A estos dos últimos, no dejo de ponerle el chorrito de salsa inglesa que lleva la receta. Suele servirse con guacamole.

Este plato da para 6-8 tacos.

Ingredientes

1 1/2 taza de carne de pavo cortada en cubitos del tamaño de un bocado
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento amarillo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla morada
1 taza de queso Mozzarella semiseco rallado
1 taza de queso Cheddar o Pepper jack rallado
Tortillas para servir
Tu salsa mexicana preferida

Cómo preparar alambre

Preparación

Corta los pimientos y la cebolla en cuadritos tamaño bocado, similar al tamaño de los cubitos de pavo. Colócalos con el pavo en una sartén a fuego medio. Mezcla y ve calentando poco a poco, moviendo a cada rato durante 8-10 minutos. No hace falta ponerle grasa porque los pimientos y la cebolla irán soltando su jugo y no se pega, además transfieren ese jugo a la carne de pavo o si lo hacen con pechuga de pollo, también.

Baja el fuego a casi el mínimo, espolvorea el queso por encima y tapa durante 2-3 minutos.

Calienta las tortillas mientras tanto y resérvalas para que mantengan calientes.

Coloca porciones del alambre en las tortillas y ponle por encima tu salsa favorita.

Tacos de alambre de pavo

¿Qué te parece? ¿Hay otras recetas mexicanas que te interesa aprender a hacer?

Tacos de pescado con salsa de mango

Tacos de pescado con salsa de mango

Tacos de pescado con salsa de mango

Este sábado estaba trabajando de casa y paré para preparar algo de comer con mi esposo y nos decidimos por estos tacos de pescado con salsa de mango, fresquísimos y ligeros, ideales para estos calores y facilísimos de hacer. Además, saludables.

Tengo muchísimo trabajo y he estado demasiado fuera de casa últimamente. Este fin de semana me di cuenta que hacía casi un mes no publicaba nada en el blog y a apenas he pasado a visitar algunos blogs amigos. Siento mucho la ausencia. He tratado de estar activa en las redes sin mucho resultado. En las noches llego y tengo 80+ notificaciones en mi Facebook personal y he tenido que optar por perderme los chismes y los chistes. Creo que lo más constante en estos días han sido las recetas rápidas que comparto por Instagram.

La salsa de mango la puedes usar también para servir sobre pescados sin necesidad de armarte tacos. Con salmón es muy rica. El mango lo puedes sustituir por fresas, piña o melocotones. Si no te gusta ponerle frutas dulces a la comida salada, te recomiendo hacerla con col morada. A mí me fascina esta última. La col le da mucha gracia a los tacos de pescado y el morado los hace mucho más vistosos.

Tacos de pescado con achiote y salsa de mango

Tacos de pescado con achiote y salsa de mango

El pescado que he usado es pez gato (catfish) pero puedes hacerlos con tilapia u otro pescado blanco que no sepa muy fuerte. El Swai, tan económico y fácil de encontrar por acá es una buena opción. De la textura y el grosor de los filetes, dependerá el tiempo que lo cocines.

El achiote le da un sabor muy rico al pescado y como ven en las fotos, tremendo color.

Esta receta da para 6 tacos y está lista en menos de media hora.

Ingredientes

Para la salsa:
1 mango mediano
1/4 de una cebolla morada grande
1/2 taza (apretadita) de cilantro
Sal
1/4 cdta de salsa verde El Yucateco
1 cda de aceite vegetal
1/2 cdta de jugo de limón

Para el pescado:
6 filetes pequeños de pez gato
1 1/2 cda de pasta de achiote El Yucateco
Sal

Salsa de mango para tacos de pescado

Salsa de mango para tacos de pescado

Preparación

Corta el mango en cubitos pequeños y pica bien la cebolla y el cilantro. Ponle sal al gusto, añade el resto de los ingredientes, mezcla bien y deja reposar.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C). Cubre una bandeja resistente al horno con papel encerado.

Ponle sal al gusto a los filetes de pescado.

Calienta unas 3 cucharadas de agua y disuelve en ellas la pasta de achiote. Aplica al pescado con ayuda de una brocha de cocina. Coloca los filetes en la bandeja y cocínalos al horno durante 10 minutos. Si son gruesos, 12 a 15.

Mientras tanto, calienta las tortillas en un comal y guárdalas en un paño para que mantengan la temperatura. Les recomiendo los tortilla warmers de Imusa. De lo mejor que se ha inventado.

Salsa de mango

Salsa de mango

Advierto que no es un post pagado por ninguna de las marcas que menciono. Son productos con los que he trabajado antes que me han encantado y se han quedado en casa.

Tacos de chicharrón con salsa verde

Hemos quedado fascinados en casa con estos tacos de chicharrón de Enrique Olvera, que es el chef elegido en el reto Cooking the Chef de este mes y que seguro muchos conocen de Pujol. Y si no, pueden pasar por el post que reúne las recetas que han preparado mis colegas blogueras y de paso indagar más sobre su impresionante carrera.

No voy a negar que me asusté un poco al ver quién era el chef seleccionado, pero encontré estos tacos súper sencillos que por un lado me recordadon los tacos callejeros de México y por otro a mi abuelita cubana, que adoraba ponerle chicharrones a los potajes y comérselos luego ya ablandados. Por otra parte, el contraste de las texturas de estos con los que se le espolvorean al final me parecía genial y efectivamente, resultó delicioso.

He estado perdida hace días con viajes, catarros y por último, hoy, la presentación de mi libro en la Biblioteca Central de Los Ángeles, un landmark de esta ciudad del oeste de Estados Unidos. La semana que ahora comienza tengo un viaje de trabajo, por lo que tendrán que seguir esperando en mi banco de fotos varias recetas ya retratadas que tengo muchas ganas de compartir con ustedes.

Para estos tacos de chicharrones usé unos chicharrones naturales que preparan en un mercado cerca de casa. Olvera recomienda que tengan buena calidad y poca carne. O sea, lo que vamos a usar son los llamados cueritos. Trata que sean lo más naturales posible.

La receta original la pueden leer en inglés en Food & Wine. Yo hice algunas variaciones. La más notoria fue sustituir la crema agria (sour cream) por crema mexicana y la salsa verde que he empleado es de la marca Frontera. Si quieres usar una salsa hecha en casa aquí tienes la mía.

Da para 6 tacos.

Ingredientes

1/2 libra de chicharrones gruesos y tostados
1/3 de taza de agua
16 oz (2 tazas) de salsa verde
Sal
6 tortillas de maíz o integrales calentadas
3 cdas de crema mexicana (usé Cacique)
Berro (watercress) para adornar

Preparación

Separa un puñado de chicharrones y tritúralos toscamente. No tienen que quedar regularmente triturados y puedes hacerlo con un procesador de cocina. Reserva.

En un sartén grande a fuego alto, combina el resto de los chicharrones con el agua y ve moviéndolos a cada rato hasta que se humedezcan y se suavicen, unos 3 a 5 minutos. Añade la salsa verde y baja el fuego a medio. Cubre los chicharrones con la salsa, moviendo a cada rato. Cocina otros 5 minutos, hasta que la salsa se espese. Rectifica la sal. En mi caso, no le puse.

Divide los chicharrones entre las 6 tortillas, ponle a cada uno media cucharada de crema, adórnalos con unas cuantas hojitas de berro y espolvoréalos con los chicharrones triturados.