Header

Blog Archives

Coliflor al azafrán

Hace unos meses cené con mi amiga Linda en un restaurante en Nueva York y pedimos un plato con coliflor que ella ya había probado y adoraba. Desde entonces lo adoro también, pero no me ha quedado igual a la que recuerdo. Más bien tengo que volver a este sitio a saborearla nuevamente a ver qué se me ocurre. O tal vez se apiadan de mí y me dan la receta. Mientras tanto, voy a seguir preparando esta coliflor al azafrán, que he terminado preparando tomando un poco de aquí y otro de allá.

El restaurante donde probamos el “crispy coliflower” se llama Balaboosta, que en Yiddish quiere decir esposa perfecta, madre maravillosa, ama de casa, cocinera, amable anfitriona. El lugar tiene pocas mesas y les recomiendo reservar. Es muy acogedor y te sientes como invitado a casa de unos amigos. Cuando pruebes los platos de estación con ingredientes locales que prepara su dueña y chef de raíces israelitas Einat Admony’s, te sentirás ya como que estás en familia. Les recomiendo mucho también la bruscheta de berenjena ahumada.

La coliflor se ha puesto muy de moda en los últimos años y espero aprovechen mucho este modo de prepararla. Es muy fácil. Básicamente el horno hace todo el trabajo. Se puede servir de entrada o como guarnición. Hace poco la serví con róbalo al limón y fue un éxito. Da para 4 y está lista en 1 hora aproximadamente.

Coliflor al azafrán

Ingredientes

1/2 taza de pasas (usé doradas)
2 cdas de alcaparras
1 cdta de azafrán
1/3 de taza de agua hirviendo
1 coliflor mediana cortada en floretes
4 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
Sal
Pimienta

Preparación

15 minutos antes de comenzar a preparar el plato, pon las pasas y las alcaparras en dos cuencos con agua, para suavizar las primeras y para quitarle un poco la sal a las segundas.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Coloca el azafrán en un cuenco grande y adiciona el agua hirviendo. Añade el resto de los ingredientes y mezcla bien todo. El mejor modo es con las manos.

Vierte todo en un recipiente resistente al horno y cúbrelo con papel aluminio. Hornea 40 minutos. A mitad del proceso retira del horno, revuelve, cúbrelo otra vez y sigue horneando los otros 20 minutos.

La coliflor debe suavizarse un poco, pero no tanto. Debe mantener algo de su textura crocante.

Se puede servir caliente o a temperatura ambiente.

Si amas la coliflor, tienes que probar el arroz de coliflor.

Patatas a la riojana

Patatas a la riojana 3

Patatas a la riojana

¿Papas o patatas? Una de las disyuntivas en las que me vi cuando mi libro estaba casi listo. La editorial que lo publicaba es española y en Cuba le decimos papas y no patatas a este tubérculo tan versátil. Yo quería ser auténtica y quería ponérsela fácil a los editores y su público. Al final decidimos incluir ambos modos de llamarlas, pero hoy en el blog, como este plato es español, vamos con “patatas a la riojana” para disfrute de españoles, cubanos y todos los amigos del mundo que me hacen el honor de pasar por el blog.

Este es un guiso muy popular en España y se puede preparar más o menos picante. Un clásico en el que las papas también se acompañan con carnes o pescado. Ajusta el picante a tu gusto jugando con las medidas del pimentón o adicionando un poco de guindilla si lo prefieres. Para mí usar pimentón picante es suficiente. Si no te gusta muy fuerte, reduce a la mitad el pimentón picante.

Usé vino de Jerez pero se vale emplear vino blanco o vino seco cubano. Da para 4 o 5 raciones si se sirve como tapa y para 2 o 3 como plato principal. Eso sí, debe quedar siempre caldoso para comerlo con cuchara. Además, mojar el pan en la salsa es la gloria.

Pongan a enfriar las cervezas y vamos con la receta.

Patatas a la riojana 2

Patatas a la riojana

Ingredientes

2 libras de papas (o patatas)
Sal
¾ de taza de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo, bien picadito
½ cebolla blanca grande, bien picadita
1 pimiento rojo, cortado en tiritas
½ cdta de pimentón dulce
1 cdta de pimentón picante
2 chorizos riojanos, en rueditas
¾ de taza de vino de Jerez (Sherry Wine)
1 cda de perejil, picadito

Preparación

Pela las papas y córtalas en pedazos de 1 pulgada (3cm aproximadamente).

Calienta el aceite a fuego medio-alto en una cazuela mediana y añade las papas. Muévelas a cada rato y cuando comiencen a dorarse, unos 5 minutos después, añade el ajo y la cebolla. Baja el fuego a medio. Rehoga durante 3 o 4 minutos y agrega el pimiento y el pimentón. Remueve bien y rehoga unos 3 minutos más.

Adiciona el chorizo y el vino. Cuando el vino se evapore, vierte 1 taza de agua en la cazuela, de modo que cubra las papas. Baja el fuego a medio-bajo y sigue cocinando unos 15-20 minutos, hasta que las papas estén tiernas. Remuévelas a cada rato con cuidado, para que no se rompan.

Sirve caliente, espolvoreado con el perejil picadito.

Abre esas cervezas bien frías. ¡A disfrutar de estas papas o patatas a la riojana!

patatas a la riojana 1

Patatas a la riojana

Tapenade

Tapenade. Receta

El tapenade no es más que una pasta hecha con aceitunas, alcaparras, anchoas y aceite de oliva que algunos dicen tiene origen italiano (específicamente romano) y otros que es del sur de Francia (de La Provence). Se sirve de entrada, acompañada de pan o vegetales crudos.

Al igual que el pesto, a mí me encanta usarlo en sándwiches y wraps; así como para rellenar pechugas de pollo o pavo. También le pongo a veces un poquito por encima a algunas ensaladas. Con la que hace mi marido queda divino.

Su sabor es excepcional. Es de esas recetas mediterráneas sencillas y deliciosas. Ideal para las fiestas o para si de pronto te llega visita y no tienes nada que brindarle, pues está lista en un par de minutos. Yo acostumbro a hacerla los fines de semana y me dura unos 3-5 días guardada en el refri y cubierta de aceite de oliva.

Esta semana que entra estaré compartiendo por Instagram recetas con flatbread en un reto de 6 días, que comienza el lunes y termina el sábado, así que si no me siguen todavía en esta red, vayan ahora mismo para allá.

Cómo hacer tapenade

Prepara tapenade en casa

Ingredientes

1/2 taza de aceitunas Kalamata
1/2 taza de aceitunas rellenas de pimientos
1 cdta. de alcaparras
1 filetico de anchoa de lata
1 ramita de perejil
1 diente de ajo
1/2 cdta. de orégano seco
1/2 cdta. de vinagre de Jerez
1/4 de taza de aceite de oliva

Preparación

Escurre bien las aceitunas, las alcaparras y las anchoas.

Lava y seca el perejil.

Coloca todos los ingredientes menos el aceite de oliva en la batidora o el procesador de alimentos. Tritura. Añade el aceite de oliva poco a poco, para que emulsione.

Da una taza aproximadamente.

Sirve con pan.

Si no lo consumes todo el mismo día, pon lo que quede en un frasco de cristal (puedes ser el de las aceitunas) con tapa y cubre la pasta con aceite de oliva antes de guardarla en el refrigerador.